Etiquetas

martes, 25 de abril de 2017

"La auténtica historia de las Minas del rey Salomón" - Carlos Roca

Ante todo y sobre todo debo reconocer que las "Minas del rey Salomón" es uno de mis libros de juventud favorito. Tengo en casa una edición de 1940 editada por Seix y Barral con ilustraciones de Junceda. Sin duda es una de las novelas de aventuras más grandes de la historia de la literatura. Rider Haggard, su creador, se basó en algunas historias coloniales del Imperio Británico en tierras de África y más puntualmente en la figura de un cazador y aventurero británico llamado Frederick Selous. Ya podréis imaginar que cuando descubrí el libro que hoy reseño, cayó en mis manos sin pestañear siquiera. Para más razones, este pequeño ensayo está escrito por Carlos Roca, uno de los grandes especialistas del África colonial británica del momento en nuestro país y del que ya he leído tres o cuatro de sus publicaciones. Su manera de narrar la historia, su afán de divulgación y crítica de una época llena de aventureros, matanzas, batallas y expediciones, llega bien al lector y le envuelve de aquel espíritu romántico, que rodeó la época victoriana del último cuarto del siglo XIX.

El autor nos embarca en una serie de acontecimientos históricos sucedidos en el sur del continente africano. Me refiero a la separación de los Matable de su tronco principal  Zulú, las expediciones organizadas por Cecil Rhodes al territorio al que luego llamará Rodesia, las dos guerras Matabele, el eco de las guerras Boers y el empeño de una serie de aventureros, que bajo el auspicio del Imperio británico, colonizaron un territorio inmenso, que terminaría llamándose Zimbabue. Con la excusa, algo forzada, de encontrar las fuentes en las que Haggard se basó para escribir su libro "Las minas del rey Salomón", Carlos Rocas desarrolla en apenas 250 páginas la existencia independiente de los Matabele, su exilio a tierras más al norte y su caída frente a los expedicionarios blancos. Apenas dos décadas de existencia libre.

Para ello, se remonta al reino de Shaka Zulú, su desarrollo y la posterior emigración de los Matabele. Después de que el Imperio Británico se enzarzaba en la guerra con los Zulúes, un pequeño contingente de colonos organizados en milicias se dirigieron al norte llamados a buscar prados, oro y nuevos asentamientos, hasta chocar con los Matabele. Su líder Cecil Rhodes, un magnate que soñaba con la unión de toda África bajo el poder británico blanco, financió en 1893 una misión para derrotar a aquellos nativos a los que acusaba de romper un pacto de no agresión. A partir de este acontecimiento y a lo largo de cuatro o cinco años, se desarrollaron dos guerras Matable, en las que los impis formados por miles de guerreros y los laager de los colonos se enfrentaron en desigualdad de condiciones en una guerra, sobre la que caía la larga sombra del conflicto bóer. Es en esta parte del ensayo donde aparecen las cabalgadas de las tropas montadas de irregulares, los enfrentamientos de pequeños grupos de colonos por defender sus granjas, pero también la caída de un pueblo guerrero ante el poder de las armas de fuego, sobre todo las novedosas ametralladoras. Durante las dos campañas, apenas seis mil hombres, entre tropas de colonos, tropas imperiales y nativas, redujeron un territorio seis veces más grande que las Islas Británicas y derrotaron no solo a los Matabele sino también a los Shonas.

Carlos Roca, no sólo detalla los acontecimientos con gran detalle y emoción, sino que también, disecciona brevemente a los protagonistas de aquellos hechos. Por un lado los líderes nativos como el rey Matabele Lobengula y por otro los artífices de la expansión blanca como Cecil Rhodes, su mano derecha Leander Starr Jameson o el fundador de los boys scouts, Robert Baden-Powell y muchos más. El título de este libro puede llevar a engaño, ya que su relación con la novela de Haggard es meramente formal, ya que con esta excusa, Roca lo que realmente hace es introducir al lector en el conflicto que rodeó la formación del territorio de Rodesia y las guerras que mantuvieron los expedicionarios y colonos británicos con los indígenas asentados en aquellas tierras. Simplemente por asumir esta misión, su lectura vale mucho la pena, ya que las guerras zulúes siempre han ocultado otros grandes acontecimientos sucedidos en aquel territorio de África del sur, que no dejan de ser especialmente interesantes y por qué no, emocionantes. 

Las aventuras de Rhodes y sus hombres no encumbran, por un lado su valor, ni por otro la despiadada superioridad racial impuesta a los nativos. Roca pretende, con objetividad, narrar las historias personales de sus protagonistas. Todo lo demás queda a expensas del lector. Lo que sin ninguna duda está claro es que Haggard, con la publicación de su novela en 1885, acercó al público más joven y al lector avezado, a las misteriosas y lejanas praderas de un continente que finalmente fue objeto de guerras, matanzas y gloriosas aventuras. En definitiva, un libro breve, pero interesante. 


lunes, 24 de abril de 2017

"Ghost in the shell"

Basada en el célebre manga creado en 1989 por Masamune Shirow, esta película dirigida por Rupert Sanders, no es la primera versión realizada para cine hasta ahora, ya que anteriormente se realizaron dos versiones en animación, pero sí es  la primera interpretada por actores y actrices de carne y hueso. Debo avanzar que desconozco tanto el cómic como las dos películas animadas, con lo que mi criterio no está contaminado con comparaciones con el original, casi inevitables para el aficionado. Rupert Sanders realiza una película visualmente estimable, llena de imágenes impactantes, lo cual no nos debe sorprender, ya que el director proviene del mundo de los efectos especiales, como lo demuestra su gran trabajo en la estimable película "Blancanieves y la leyenda del cazador". Posteriormente se lanzó a dirigir la secuela de ésta, en la que se pudieron descubrir las debilidades de un novato con cierto potencial. Y dicho y hecho, creo ver que con la película que hoy reseño, Sanders, logra convencer al espectador en su evolución tras la cámara, logrando cierto empaque en la pantalla  y buenas expectativas de futuro.
Está ambientada en un futuro en el que tecnología y los avances en seres sintéticos, robótica e inteligencia artificial, dominan el día a día de la sociedad en la que, Mayor una sintética a la que le implantaron el cerebro de una joven llamada Moroko Kusanagiun, lidera un grupo de investigación policial tecnológica. Varios investigadores científicos de un laboratorio que investiga la modificación y mejora de los humanos por medio de la implantación de medios tecnológicos y artificiales son asesinados impunemente y sin dejar pistas. La investigación lleva a Mayor y sus subordinados a reconocer como el origen de estas muertes una gran capacidad y dominio de las redes por las que el criminal se mueve y manipula su entorno. Mientras, Mayor se replantea su pasado real y humano, en el que fue una persona normal y que le llevará inexorablemente a recordar y acercarse a su verdadero origen.
La película resiste bien un metraje no excesivamente largo. La trama resulta interesante. La búsqueda en el pasado de Mayor se entrecruza con la investigación de los asesinatos, con un ritmo interesante, ni muy lento ni muy acelerado, salpicado eso sí, de escenas de acción y tiroteos bien filmados y con unas coreografías convincentes. Además, como parece ser también incluye el manga original, la crítica y análisis de la manipulación cerebral y la intervención de inteligencia artificial y modificaciones sintéticas en los cuerpos humanos, llena diálogos en los que la protagonista indaga en el porqué de su existencia y lugar en una civilización de la que ella es una guardián férrea y hasta entonces fiel. Pero lo mejor de la película es su estética futurista y los efectos. Es cierto que en algunas fases, sobre todo al final del film, algunos efectos digitales chirrían un pelín, pero en general la ambientación y la utilización de una visión futurista tecnológicamente avanzada crea en el espectador una visión tan impactante como atractiva. 
Muchos echan en falta más profundidad filosófica y existencial en la cinta, como producto basado en un cómic manga en el que estos factores son claves para entender el producto. Pero qué queréis que os diga, sin conocer el producto original, yo salí más que convencido y entretenido. Ya he comentado lo que opino de la evolución del director. Desde luego la participación de Scarlett Johansson es clave. Su interpretación, físicamente es convincente y cumple bien soportando el peso de la película. Pilou Asbaek está correcto en el papel de compañero de Mayor y la breve pero clave aparición de Michael Pitt funciona. Pero llamo sobre todo la atención en los papeles secundarios de una siempre elegante y bella Juliette Binoche y en un gran, grandísimo Takeshi Tikano, fantástico en el el rol de mando y protector de Mayor. En definitiva una película en mi opinión entretenida y en algunos momentos apabullantemente adictiva, en su imagen y ambientación. Otra cosa pensarán los adictos al manga original y versiones animadas, pero eso ya es otro cantar. 





viernes, 21 de abril de 2017

La foto del viernes - París - Puente Alejandro III

 
París.
Puente de Alejandro III.
Inaugurado en 1900 en ocasión de la celebración de la Exposición Universal de París. Abundantemente decorado, las diferentes representaciones escultóricas representan imágenes dirigidas a hermanar a Francia y Rusia, aliados en el entramado de acuerdos entre ambos países entre finales del siglo XIX y principios del XX. En este caso, las figuras en bronce representan a las ninfas fluviales.

jueves, 20 de abril de 2017

"Life"

El director Daniel Espinosa continúa su aventura americana, tras "El Invitado" y la mediocre "El niño 44", presentando una película de género ambientada en el espacio, más puntualmente, en la Estación Espacial Mir. El grupo de astronautas que habitan la estación reciben un vehículo lunar con fragmentos y muestras de la superficie de Marte. Sorprendentemente, en una de ellas, descubren una célula inerte que podría demostrar la existencia de vida en el planeta rojo.  Sin embargo, tras las pruebas realizadas, las cosas no salen como esperan y sus esperanzas se convierten en una carrera por su supervivencia.
No descubro nada a estas alturas si repito lo que se ha comentado sobre esta película en distintos foros. Su similitud con "Alien, El octavo pasajero" es casi insultante. Aún así su primera media hora funciona a la perfección. Aún sabiendo que la Estación Mir se va a convertir en un callejón sin salida para sus habitantes, la verdad es que el espectador sufre y disfruta de la presentación de los protagonistas y como no, del elemento marciano. Sin embargo, a partir del momento en que la situación escapa de las manos de la variopinta e internacional tripulación, la trama se desbarata y cae en situaciones manidas y poco sorprendentes. La únicas razones que compensan de alguna manera los cien minutos de metraje, sean quizás, además de esos treinta primeros minutos, un final acorde con lo que se podía esperar de la película en un principio.  
Los actores completan unas actuaciones sin fisuras y la ambientación y presentación técnica de la película es sin duda lo mejor de esta producción. De todas maneras, es salir del cine y olvidarla por completo. Sus similitudes con Alien y otras películas del género terminan por avocar la cinta al olvido. ¿Realmente hacía falta completar una producción de esta entidad para presentar un producto final tan soso y repetitivo? Creo que no, la verdad. Bien por Jake Gylenhaal y Rebeca Ferguson, quienes completan un buen trabajo, e incluyen algunos diálogos que buscan justificar  y dar sentido a una película normalita y prescindible.

martes, 18 de abril de 2017

"Tutankamón"

Mini serie que revela las aventuras y desventuras del equipo arqueológico que descubrió en 1922 la tumba del joven faraón Tutankamón, hijo de Akenatón y renovador de las tradiciones existentes antes de la revolución religiosa de su padre. El arqueólogo Howard Carter logró el patrocinio del lord británico George Herbert de Carnarvon y a lo largo de tres años excavó en el Valle de los Reyes en búsqueda de la tumba de  algún faraón, del que confiaba que su último lugar descanso no hubiera sido expoliado a lo largo de los siglos. 
Esta producción no solo se centra en la búsqueda y excavación de la tumba, sino que también desarrolla las relaciones sentimentales de Carter, primero una arqueóloga del Metropolitan Museum de Nueva York, quienes estaban también haciendo excavaciones en el Valle, así como con la hija de su patrocinador Carnarvon. Además y quizás resulte lo más interesante, la serie cuenta las complicaciones creadas durante aquellos  años previos en los que se desarrollan la 1ª Guerra Mundial, el protectorado británico tras la guerra y la rebelión del pueblo egipcio en la búsqueda de  su independencia. Además muestra al espectador el extricto control del Departamento de Antiguedades Egipcio a la hora de evitar que ninguno de los tesoros de la tumba descubierta salieran del país. No falta el intrusismo de la prensa a la hora de crear bulos alrededor del descubrimiento, como la existencia de una maldición o el deseo de los británicos por llevarse el tesoro y al tumba fuera de Egipto. Pero sobre todo, lo que marca el funcionamiento de la expedición es la necesidad imperiosa de financiación, algo no tan difícil de conseguir en primera instancia, pero sí de mantener mientras no se logran resultados visibles que insten a mantener la excavación abierta.
Es cierto que la serie presenta todas estas tramas con cierto buen nivel de exactitud y entretenimiento, ambos factores claves mantener el interés del espectador. Lástima que su ritmo flojeé en algunos momentos y las actuaciones no sean lo necesariamente convincentes. El producto resulta interesante para el aficionado a Tutankamón y su descubrimiento, pero ni siquiera Sam Neill en el papel de Lord Carnarvon logra una interpretación reseñable. Los demás actores flojillos, incluido un blando Carter, encarnado por el actor Max Irons. Las actrices femeninas cumplen sin llamar la atención. En definitiva una producto correcto dirigido a un público al que interese la historia dramatizada del descubrimiento y excavación de la tumba de Tutankamón. Poco más.

viernes, 14 de abril de 2017

La foto del viernes - Pamplona - Cristo Alzado y Dolorosa

Catedral de Pamplona
Pasos procesionales del Cristo Alzado y La Dolorosa.
El paso del Cristo se encuentra recogido todo el año en la Hermandad de la Pasión y la imagen de la Virgen en la Parroquia de San Lorenzo. Ambos, el primero el Miércoles de Ceniza y el segundo una semana antes del Viernes de Dolores, son trasladados a la Catedral donde permanecen hasta el Viernes Santo, día en que se unen, junto al resto de pasos procesionales de la Hermandad, a la gran Procesión que se celebra todos los años en Pamplona.
http://www.semanasantapamplona.org/    


martes, 11 de abril de 2017

"The Walking Dead" - Temporada 7 (Segunda Parte)

Tras las grandes expectativas generadas en la primera parte de esta temporada, solo puedo comenzar esta reseña diciendo que los ocho últimos capítulos de la 7ª temporada de The Walking Dead han sido absolutamente decepcionantes y, en mi opinión, no han podido generar más que aburrimiento y desidia al espectador hambriento de emoción. 
Con "Los Salvadores" fuertemente posicionados bajo el liderazgo de Negan y con el grupo de Rick vencido y muy marcado con la pérdida de sus compañeros, comenzaba esta segunda entrega. La posición de Rick implica pasar un calvario desde su derrota ante Negan, frente al grupo de supervivientes que hasta ahora comandaba con seguridad. También Daryll, en manos de Negan, sufre un auténtico infierno. Pero nada comparable a la pena de Sasha y Magge. Mientras y siguiendo otro camino, que finalmente les conducirá a la reunificación final con el grupo, Morgan y Carol, mantienen sus diferencias en diferentes frentes, a la hora de enfrentarse con la realidad y la muerte que les rodea. En el Reino, poco a poco, irá creciendo la necesidad de plantar cara a Negan, mientras, los asentamientos de Alejandría y Top Hill intentan recuperar la normalidad, primero hincando la rodilla ante Los Salvadores, para después ir tomando posiciones, frente a un posible encuentro armado. Finalmente, personajes como Rosita, Tara o Eugene buscan su lugar entre la venganza de unos y la búsqueda de seguridad de otros.
Sin embargo, incluso aportando los guionistas nuevos supervivientes y alianzas, francamente, la serie no ha conseguido sacarme de una continua sensación de sopor y aburrimiento. De los ocho capítulos presentados, prácticamente se salvan dos o tres. Los demás aportan poco o nada a una trama anodina en la que además, una figura tan interesante como Negan no ha sido bien aprovechada. Es más, creo que solo ha intervenido en la mitad de los capítulos. Y para darme todavía más la razón, en mi opinión el último capítulo, tan deseado en esta temporada, el que prometía cierta acción, resulta mal dirigido, soso y peor planificado.  En definitiva, me quedo con las tramas de las publicación del cómic, no solo por su continuidad, mucho mejor ensamblada, sino también por su guión más rotundo y robusto, que sin duda sonroja a la mediocridad de la serie de televisión. Veo muy difícil que me reenganche en la 8ª temporada. La sensación de pérdida de tiempo ha sido determinante y ante la gran oferta actual de series de calidad, me rindo sin remedio.

lunes, 10 de abril de 2017

"John Wick"

Keanu Reeves decidió hace tiempo, interpretar una o dos películas al año. Bien es verdad, que la calidad de sus últimos films, no es la de antaño y que la selección de papeles, resultan la mar de peculiares. En su momento ya reseñé su película de 2013, "La leyenda del samurai". Un año después, protagoniza la película que hoy reseño. Dirigida por un par de nuevos e independientes directores, su trama no resulta de por sí, nada especial ni novedosa. Un asesino a sueldo de mafia rusa, ya retirado, enviuda tras morir su mujer de una lenta enfermedad. En su vida, solo queda un Buick clásico de los 70 y un pequeño perrito cachorro, ultimo recuerdo de su esposa fallecida. Tras sufrir un asalto en su casa, en el que matan al perro y roban su coche, el ex asesino, decide volver a coger sus armas para buscar venganza, por la pérdida de los más importantes recuerdos de su mujer.
Como podéis observar, una trama sencilla, ya muy manida y especialmente repetida en el ámbito del género del cine de acción. Sin embargo, los directores David Leitch y Chad Stahelsky, aportan a la película un diseño elegante, buenas y coreografiadas escenas de acción y sobre todo, un carácter muy peculiar y distintivo del protagonista. Llama la atención el buen uso de la cámara y la contundencia y el buen montaje en las escenas de acción y tiroteos. Reeves tuvo que prepararse a conciencia, tanto físicamente como en la práctica de técnicas de tiro. El resultado es muy impresionante y aporta calidad a una película, que de por sí no resalta por su trama. Además, el film está tratado con elegancia, otorgando al mundo de los asesinos y la mafia, cierta deontología, como por ejemplo sucede en el hotel donde los profesionales de este oficio, pueden reunirse y hospedarse, sin miedo a ser atacados durante su estancia. Si lo hicieran, deberían ser fuertemente castigados. 
En definitiva, una película al uso, típica del género de acción y mafia rusa, que resalta por el tratamiento elegante y muy trabajado de los directores y como no, por el carácter peculiar y especial del protagonista. Comentar la interesante, aportación de William Dafoe y una selección de canciones muy atractiva. Sin ser llamativa, es un producto que ha dado buen resultado y Reeves, ya esta preparando la segunda parte de lo que posiblemente se convierta en una trilogía. A mi me apetece y mucho. Ya veremos.

viernes, 7 de abril de 2017

La foto del viernes - Padua - San Antonio y Monumento de Gattamelata

Padua.
Basílica de San Antonio.
Monumento ecuestre del condotiero Gattamelata.
Una de las grandes ciudades del Véneto italiano. Reúne la famosa Universidad, así como esta Basílica románica dedicada a San Antonio de Padua. Y con que preeminencia destaca la escultura del famoso condotiero Gattamelata de Donatello, símbolo del poder militar de estos generales mercenarios que dominaron los campos de batalla de Italia en los siglos XIV y XV. 

jueves, 6 de abril de 2017

"Taboo" - Temporada 1

1814. Un funeral en Londres. El hijo del fallecido, creído fallecido en ultramar, aparece para heredar unas tierras en Norteamérica. Su medio hermana y su marido son los primeros sorprendidos, pero además, la Corona, la Compañía de las Indias Orientales y EEUU, desean hacerse con ese territorio, clave para controlar las rutas marítimas y de comercio americanas. Y mientras tanto, los Estados Americanos se encuentran en plena en guerra con Inglaterra.
Con esta premisa la cadena FX ha presentado la primera temporada de esta miniserie protagonizada y producida por Tom Hardy. Su distribución en España ha corrido a cargo de HBO y rápidamente se ha hecho un hueco entre las mejores series de lo que va de temporada. La apuesta ha sido importante por la calidad de los intérpretes y el gran trabajo de ambientación realizado en la serie. Visualmente tiene gran potencia e impacto. No solo por el vestuario y diseño de producción, absolutamente espectacular, sino también por la realización de un buen guión plagado de historia, sobre todo por las lucha de poder entre la Corona inglesa y la CIO y la implicación en la trama de la guerra entre Inglaterra y sus antiguas colonias. Los intereses creados, el espionaje y la lucha de poder, plagan los ocho capítulos. En su trasfondo, el problema de la esclavitud, ilegal en Inglaterra, la conspiración y la corrupción, aparecen entremezclados con una trama que nace en el oscuro pasado del protagonista. Si además incluimos un poco de magia de tierras lejanas y un pasado lleno de misterio y mestizaje, tenemos un cocktel más que interesante.
Tom Hardy está inmenso. Su poder ante la cámara resulta a veces excesivo, apabullante. Pero al contar con los factores que antes he comentado su imagen, aunque y omnipresente, no sólo no desmerece en la serie, sino que se hace imprescindible. Le acompañan un magnífico, como siempre, Jonathan Pryce, inmenso en su papel de presidente de la CIO; Oona Chaplin en el papel de la misteriosa hermana de Hardy; David Hayman, como el fiel sirviente de la familia Delaney; Stephen Graham como cómplice en las andanzas y engaños de Hardy; Michael Kelly como agente de los EEUU en Inglaterra; Tom Hollander como un curioso e interesante alquimista; o Franka Potente, encarnando a una prostituta de la zona portuaria de Londres... Todos conforman un elenco muy equilibrado.  
En mi opinión una de las grandes series de la temporada que, viendo su final, augura una segunda entrega. Su presencia, ambientación y guión hacen de ella una de esas producciones caras y efectivas que resultan tan bien en la pequeña pantalla... y todo, de la mano de Tom Hardy, quien ha tomado parte en su creación y producción, junto al siempre influyente Ridley Scott. 

martes, 4 de abril de 2017

Viuda Negra - "La más buscada de S.H.I.E.L.D." - 100% Marvel HC - Tomo 1

Meses después de que el tándem formado por Waid y Samnee anunciaran el final de su paso por el Daredevil y el fichaje como nuevo equipo creativo de la Viuda Negra, ya se ha publicado el primer tomo de esta nueva serie. Además Panini lo ha integrado en formato HC, es decir en tapa dura, dándole una impronta más sugerente e interesante, aunque creo no esencialmente necesaria. Esta nueva etapa surge tras una espera de casi tres años, tras la última aparición en solitario de la Viuda Negra de la mano de Noto y Edmonson. Ambos realizaron un gran trabajo creativo, especialmente de la mano de un Noto magnífico. http://elpuentelejano.blogspot.com.es/2016/03/100-marvel-viuda-negra-tomos-1-2-y-3.html


En esta nueva reaparición del personaje de la mano de Waid y Samnee a los que les rodea un cierto halo de éxito tras su paso por Daredevil, la Viuda Negra regresa a tramas afines a su servicio en SHIELD, como activa miembro y más cercana de lo que estuvo en su anterior etapa al universo de los Vengadores. En este caso un extraño y misterioso personaje llamado el León Herido, juega con chantajear a la agente con revelar ciertos turbios y secretos asuntos de su pasado como agente soviética y alumna aventajada de la escuela de agentes en la que aprendió su profesión, la llamada la Sala Roja. Esto la llevará a denegar de SHIELD y volverá a ser perseguida por sus antiguos aliados y a enfrentarse en solitario a todo a quien se cruce en su camino. Gracias a este argumento, nos enteramos de detalles de su pasado en el "otro bando" aclarando sus orígenes, siempre tan oscuros y misteriosos.
Por lo demás qué decir del trabajo de Waid y Samnee que no sepamos y hayan demostrado anteriormente en su paso por el universo de Daredevil. Bueno quizás, sí se remarca alguna diferencia. La trama en la Viuda Negra y también su coloración en las viñetas toma un tono más oscuro, mucho más serio que en su paso por el Diablo de Hell´s Kitchen. También es verdad que Daredevil daba la opción de retomar su vis más humorística, mientras que la agente Romanov goza de un pasado más misterioso y oscuro. Por ello quizás, la trama tenga un toque noir que no dotaron a Matt Murdock. Paralelamente los colores negro y rojo dominan las increíbles viñetas de un siempre notable e inteligente Samnee. Esto convierte las violentas luchas y la historia de fondo, en un túnel por el que nuestra protagonista tiene que profundizar en su pasado. De todas maneras el equipo de creadores ha adoptado estas señas de identidad a la perfección aportando nuevas historias y ramificaciones para que esta serie se consolide en el tiempo. Así sea.

lunes, 3 de abril de 2017

Desperta Ferro - "Lawrence de Arabia"

El número 20 de Desperta Ferro de la sección de Historia Contemporánea, dedica sus páginas a plantear al gran público, las implicaciones de T. E. Lawrence en Arabia durante la 1ª G.M. Pero sobre todo, a sentar las bases que los propios árabes plantearon frente a su deseo más preciado de independencia, ante la dominación turca y las pretensiones occidentales. No puedo esconder mi debilidad por la figura de Lawrence de Arabia. Hace ya unos cuantos años me fascinó la lectura de su obra "Los siete pilares de la sabiduría" en cuyas páginas no solo narra las campañas que protagonizó en Arabia junto a los Hachemitas en una guerra por expulsar a los turcos de un territorio lleno de tribus enemistadas, desiertos y paisajes extremos, odios y resquemores, sino que también muestra de manera sentida el deseo de unificar y conceder a los árabes un país, una nación. De su victoria frente al Imperio Otomano dependería este sueño. Pero también de los intereses de franceses y británicos en su visión geopolítica de un territorio tan deseado como extenso. 
Es indispensable conocer la situación previa real del mundo árabe en los años previos a la 1ª G.M. Para ello, el primer artículo de este número sitúa al lector ante el panorama incierto de un territorio dominado desde Constantinopla por los turcos bajo su Imperio en declive, unido gracias a una larga y fina línea de ferrocarril. Será en Hedjaz donde los hijos de Hussein ben Alí, plantarán las semillas de una revuelta árabe que aprovechará el inicio de la guerra, la situación en Constantinopla, tras la toma de poder de los "jóvenes Turcos" en 1913, así como la alianza de los turcos con Alemania y Austria en el conflito. La gran influencia occidental en la zona estaba liderada por los británicos, que en un principio, no consideraban del todo necesaria la revuelta árabe, debido a sus experiencias con la Yihad y sus consecuencias. Las diferentes alianzas de finales de siglo XIX y del principios del XX, hacían muy sensible no solo la zona en cuestión sino también la implicación nacionalista  en las raíces árabes independentistas. Tras describir la estrategia británica en Oriente Próximo, el siguiente artículo da pie a presentar el origen de la revuelta en el Hedjaz, el inicio del tibio apoyo británico a Faisal y Abdalá, hijos de Hussein ben Alí y sobre todo la intervención de Lawrence y el uso de las guerrillas árabes en su lucha privada por recuperar Medina y conquistar Aqaba. Los limitados avances británicos en Palestina y Basora y el golpe de mano sobre Aqaba, cambiaron las tornas en la manera de ver, por parte de los británicos, una revuelta a la que apoyaron, en interés de ganar la guerra y también por sus propia visión estratégica en la zona. 
Para julio de 1917, la situación presentaba una gran rebelión árabe con importantes resultados militares. Era hora de ir sentando las bases de cómo quedaría el territorio tras la guerra. El artículo titulado el Acuerdo Sykes-Picot y el reparto de Oriente Próximo, marca las pautas tomadas inicialmente a la vista del deseo árabe de tener su propia nación y la evolución/involución de esta idea por parte de los países occidentales, principalmente Inglaterra y Francia. Esto generará no solo conflictos y desilusiones en Faisal y Lawrence, sino que creará, con el paso del tiempo, el origen del complejo asunto de Palestina y la creación del Estado de Israel, en base a la Declaración Balfour. A partir de septiembre de 1917, como describe el siguiente artículo, la guerra de raids y guerrillas de Lawrence contra la línea férrea turca y sus fortines, dará lugar, un año después, a la conquista de Damasco. Los dos últimos artículos revelan al lector la figura más personal de T. E. Lawrence, así como su real y decisoria participación en la rebelión árabe y los posteriores acuerdos y desplantes de occidente realizados tras la guerra, a un pueblo que reclamaba una nación propia. La larga sombra de Francia e Inglaterra marcarán los años postreros, con la creación de países artificiales como Irak o Siria, bajo mandato y patronazgo occidental, mientras Lawrence, frustrado volvía a su país, para morir años después en un accidente de motocicleta.  
Ciertamente nos encontramos ante un número excepcional, que descubre al neófito la figura de Lawrence de Arabia y el desarrollo de la 1ª G.M mundial en el Próximo Oriente y, complementa al aficionado más asentado, con distintas piezas del puzzle complejo desarrollado desde el levantamiento árabe de 1916 hasta la demarcación de fronteras en el territorio. Insisto en recomendar, al que se pueda mostrar interesado el personaje y su participación en este conflicto, la lectura de su obra "Los siete pilares de sabiduría", un libro colmado con hechos que tuvieron lugar en estos años, como la implicación de las tribus, los británicos y sobre todo la posición del propio autor ante el conflicto. Su lectura no solo es de gran interés histórico, sino también literario, os lo aseguro. ¡Ah! y por cierto, quiero felicitar en su labor, a mi buen amigo y director de la sección de Hª Contemporánea de Desperta Ferro, Javier Veramendi B. Todo un especialista.

jueves, 30 de marzo de 2017

"Camino de Perdición"

Tras su espléndido debút cinematográfico con su película "American Beauty" con la que maravilló a propios y extraños, Sam Mendes estrenó en 2002 una historia menos rompedora, más lineal, pero igualmente llena de calidad y elegancia en su propuesta. Michael Sullivan, mano derecha del Sr. Rooney, líder de un clan irlandés, durante los años de la Depresión y periodo de entre guerras en EEUU, es fiel a su protector y buen padre de familia. Durante la visita a un socio contrabandista de whisky, junto al hijo del Sr. Ronney, los acontecimientos se aceleran y se produce un asesinato, del que por desgracia es testigo el hijo de Sullivan. A partir de éste momento y debido a la inestabilidad y debilidad de el heredero del clan, la vida de Sullivan y su hijo se convertirá en una huida hacia la venganza y el acercamiento de ambos proscritos.
Debo puntualizar que en los últimos 15 o 20 años, de vez en cuando, el cine norteamericano recupera historias que nos recuerdan los años de la prohibición y las mafias, logrando realizar películas de auténtica calidad. Sin duda, es un género conocido, querido y bien tratado en una cinematografía que se toma estos temas como parte inherente a su historia más cercana. Sam Mendes quiso acercarse a esta temática, remarcando tres de los factores que casi siempre ha dominado en su carrera como director. 
Por un lado, los guiones, bien construidos, en los que los actores pueden mostrar sus dones interpretativos. Las tramas están construidas con un buen ensamblaje y dejan fluir las escenas frente a un espectador que en general termina por dejarse llevar. En este caso la historia sobre Sullivan y sus encuentros y desencuentros con la mafia, en la que se juega con la fidelidad a sus protectores y su amor a la familia, con cierto aroma conseguir hacer justicia en su persona, se junta con la historia paralela de acercamiento con su hijo, en contraposición con la relación del Sr. Rooney y su heredero. Las relaciones familiares en los irlanderes católicos, son muy robustas y forman parte de la clave de la película. El descubrimiento por parte del hijo de Sullivan, del oficio del su padre, marcará un cariño redireccionado por su huida hacia ninguna parte. Si a esto, sumamos la visión de la venganza, Mendes habrá conseguido plantear en su guión unas bases más que sólidas.
En segundo lugar, resulta clave la elección de los actores, algo de lo que el director siempre puede presumir. Tom Hanks y Paul Newman realizan unas interpretaciones medidas, sublimes... La actuación de Newman fue su última aparición en la gran pantalla y le valió la nominación a mejor actor secundario. No puedo olvidar el trabajo del joven Taylor Hochelin y la notable y desasosegante interpretación de Jud Law, casi siempre en estado de gracia.
Por último y básico en su filmografía, es el dominio de Mendes en el apartado técnico de sus película. En este caso, sin duda la fotografía es un actor principal en la cinta. Ganadora del Oscar de aquel año, el trabajo de Conrad L. Hall es brillante. Si a esto sumamos la banda sonora de Newman, un diseño de producción elegante y perfecto, y el tratamiento perfeccionista del sonido y de los efectos sonoros, tenemos un conjunto de características que solo suman a la dirección y trabajo de un gran e intimista director. Espero que tras su incursión, no del todo acertada en mi opinión, en el personaje de James Bond, Mendes vuelva sus ojos a sus orígenes para volver a presentarnos, como nos tenía acostumbrados, grandes historias envueltas en su halo de elegancia y perfección.

martes, 28 de marzo de 2017

"Sherlock" - Temporada 4

Cuarta y parece que última temporada de esta serie dedicada a un Sherlock Holmes ambientado en el presente e interpretado pro el ya carismático Benedict Cumberbatch y su inseparable compañero Watson, encarnado por Martin Freeman. Como suele ser habitual, la temporada constó de tres capítulos de largo metraje. Después del parón de la serie en 2014 y el episodio especial de la Navidad de 2015, este terna de capítulos cierran y muy bien el recorrido de los personajes a lo largo de sus temporadas. Tampoco voy a negar, que aunque en general ha tenido un nivel alto, sobre todo en lo que se refiere a producción, montaje y actuaciones, es cierto que, debido a la valentía de los guionistas, también ha gozado de cierta irregularidad a nivel de trama en alguno de sus capítulos. Pero su modernidad y pericia lo compensa de pleno.
El comienzo de la temporada 4ª me dejó un pelín frío, con el desarrollo de la historia centrada en el matrimonio de Watson y especialmente en el pasado de su esposa, Mary Morstan. Si bien la trama busca un desenlace que provoque de manera abrupta cierta colisión entre Sherlock y Watson, quizás el caso y el método que gira en torno al personaje interpretado por Amanda Abbington, se desvíe de cierta línea narrativa asumida por la serie en los casos del insigne detective.  Sin embargo, esto se subsana con un excelso segundo capítulo, en el que vemos a Sherlock volcado en la investigación de un asesino múltiple. Aquí sí que reconocemos la brillante, paranoica y compleja mente del brillante Holmes. Además aprovecha para introducir un nuevo personaje femenino, al que poco a poco iremos descubriendo hasta concluir la temporada en un tercer capítulo en el que toma protagonismo la familia de Sherlock y su pasado lleno de recuerdos y desencuentros de la infancia. Mantiene un interesante juego de rol y pistas junto a su hermano Mycroft, en una peculiar partida por sobrevivir, en la que no podía faltar la larga sombra de Moriarty.
En definitiva una despedida que conforma un estilo, una calidad y un sello propio en esta producción británica, que difícilmente podremos olvidar, básicamente por la increíble labor de un Cumberbatch intachable. Quedará marcada en nuestra mente su interpretación, así como la de su compañero Freeman. Ambos han logrado recuperar y modernizar a unos fantásticos Holmes y Watson, en un juego de casos, pesquisas y locura, magníficamente rodados. Bravo.

lunes, 27 de marzo de 2017

"Odiseo. El Retorno" - Valerio Massimo Manfredi

Más de un año después de la lectura de su primera parte, he afrontado con ilusión la lectura del segundo libro de Manfredi dedicado a la figura de Odiseo y en este caso a su regreso a su hogar, Itaca. El escritor traslada el poema del ciclo troyano dedicado al regreso del rey Odiseo, a una redacción más cercana narrativamente hablando, en la no solo se narran las aventuras y desventuras que tuvo que pasar  el protagonista en su trayecto a casa, sino también una historia llena de sentimiento, interiorización y una mística propia de una época como la Edad del Bronce tan oscura como atractiva. 

Como bien sabéis, tras la destrucción de Troya, Odiseo junto a sus guerreros supervivientes, embarca en siete naves para regresar a su tierra natal. En el trayecto, cruzan una niebla densa y misteriosa para llegar a una isla donde él y parte de sus hombres son hechos prisioneros por un cíclope llamado Polifemo. Gracias a su astucia, logran escapar no sin antes, herir en el único ojo del gigante. Mientras embarcan y huyen de la isla, el cíclope, hijo de Poseidón, lanza al hijo de Laertes una maldición que lo perseguirá durante toda la travesía y evitará durante más de diez años que pueda regresar a Itaca con su mujer e hijo. A partir de este momento, Odiseo y sus hombres sufrirán grandes desventuras, naufragios y peligros. Llegarán a una isla poblada de gigantes caníbales, cruzarán el mar bajo el canto de las sirenas, se enfrentarán a remolinos, tormentas y monstruos marinos e, incluso, Odiseo tendrá dulces y secretas relaciones con Circe y Calipso. Pero solo él sobrevivirá a todos estos peligros, gracias a la ayuda de la diosa Atenea, llegando a tierra de los Feacios, donde disfrutará de sus reyes, grandes anfitriones y del cariño de la bella Nausícaa. Finalmente, gracias a este pueblo de navegantes, logra regresar a Itaca, eliminar a los pretendientes de su hermosa esposa Penélope y disfrutar de su hijo Telémaco y su padre Laertes. Sin embargo, es aquí donde Manfredi se desvía de la línea más oficial tomando  como premisa el Canto XI, para cumplir la profecía que en la puerta del Hades le vaticinó Tiresios. Deberá recorrer un largo recorrido con un remo al hombro, para anular la maldición que sobre él pesa... Cumplirá su otra Odisea por tierra, hasta llegar a las tierras de los hielos y encontrarse con sus hombres y con su destino.

Manfredi, vuelve a tomar la figura de Odiseo para narrar en primera persona su viaje de vuelta a casa. El autor entrecruza los fantásticos sucesos que sufre en sus carnes el protagonista, con intensos soliloquios en los que el recuerdo de su familia, la fuerte alianza de hermandad que le une con sus hombres y la estrecha relación que disfruta con su diosa Atenea, quien le protege en distintos momentos de la novela. La maldición lanzada por Polifemo le persigue en cada momento, línea y párrafo del libro. Si bien la primera parte del libro pueda resultar simplona, conforme el autor avanza en la historia, su personaje y la narrativa que lo rodea gana en profundidad y consistencia. La humanidad del personaje se aferra al recuerdo de su amada Penélope y el regreso a su reino. Es cierto, que el ritmo y la narración resulta más intimista y personal que la que protagonizó la primera entrega de la guerra de Troya. Sin embargo, no por ello, la novela pierde intensidad y estilo narrativo, que en mi opinión sigue resultando poderoso y firme en su redacción.

La impresión que me produce su lectura es que el escritor, pretende plasmar en la figura de Odiseo un cambio generacional y de época histórica. Como bien dice en la "nota del autor" al final del libro, la estancia en Troya y la vuelta de los reyes a sus tierras, produce una serie de cambios, que provocan la serie crisis de la Edad del Bronce. La muerte de una generación completa de jóvenes y la desintegración de algunos de los reinos debido a la ausencia de sus líderes y sus guerreros, dice Manfredi, es uno de los signos claros que junto a terremotos y otros factores, pudieron llevar a oscurecer una época dorada de la historia. La metáfora de lo sucedido a un Odiseo deseoso de volver a su tierra y las dificultades que tuvo en su camino, refleja una crisis, en la que ni los dioses, a pesar de perdurar en el imaginario de esos pueblos, pudo evitar.

Odiseo vuelve a Itaca, se comporta siempre como un líder, durante y después del trayecto, prevaleciendo en él el deber como rey y marido. Su venganza es cruel y sanguinaria, pero como dice en el libro, es también lícita, a pesar de ahogar en sangre su palacio y hogar. Tras ello, no duda en purgar su maldición, curiosamente para cumplir un destino ya conocido. Pero como hombre duda, sufre y sobre todo siente. Una figura tan grande en el imaginario del mito de Homero, como humana en la literatura de Manfredi. Buen colofón, que completa este segundo libro, recomendable para adentrarse en el mito, gracias a la humanización del personaje realizada por el escritor.