Etiquetas

jueves, 30 de agosto de 2018

Desperta Ferro - "Spínola y la Guerra de Flandes"

El número 35 publicado en julio, correspondiente a la línea de Historia Moderna de la publicación Desperta Ferro, está dedicado a la figura de Ambrosio Spínola, figura clave en Flandes durante el gobierno del archiduque Alberto y su esposa Isabel, hija de Felipe II,  a principios del siglo XVII. Su ambición, visión militar y cercanía con Isabel Clara Eugenia, lo situó en el centro neurálgico de una guerra que ya duraba ya cuatro décadas, como figura clave tanto en el campo militar como en la dimensión más diplomática que derivaría en la Tregua de los Doce años firmada en 1609. Este número engloba la figura de Spínola desde su llegada a Bruselas en 1603 hasta la firma del tratado, abordando su pasado en Génova, su relación con las cortes de Bruselas y Madrid, así como su intervención en el sitio de Ostende y las campañas militares de 1605 y 1606.
 
Un primer capítulo aborda el periodo de diez años que transcurre entre la muerte del gran general y gobernador de Flandes, Alejandro Farnesio en 1592  y la llegada de Ambrosio Spinola a Bruselas en 1603. EL fallecimiento del insigne Duque de Parma provocó un importante número de ofensivas holandesas por recuperar territorio y ciudades claves que habían sido perdidas bajo el mando de Farnesio. La situación en Flandes comenzó a ser especialmente delicada, sobre todo, durante los años en los que el gobierno de Bruselas quedó vacante. Con la llegada de Alberto, archiduque de Austria, la situación no mejoró, especialmente debido a su ausencia durante los esponsales con la hija de Felipe II, Isabel. Sin embargo, este hecho fue uno de los detonantes de la cesión de la soberanía a los nuevos conyugues en la pretensión de España por suavizar las relaciones con las provincias holandesas y acercar términos sumamente alejados. Sin embargo, la falta de financiación provocó no pocos motines en las tropas católicas, forzando nuevas ofensivas que llevaron a la pérdida de Dunkerque y la derrota en Nieuwpoort, obligando al archiduque Alberto a lanzar un órdago forzando con el sitio de Ostende. 
Tras esta importante introducción, el número de Desperta Ferro nos presenta la figura de Ambrosio Spínola, genovés y perteneciente a una importante mercantil y noble familia, con una importante presencia en los cargos públicos de su territorio natal y enfrentada no pocas veces con la familia Doria. La política interior en Génova, no especialmente favorable en aquellos años a los Spínola y la presencia y posterior muerte del hermano mayor de Ambrosio en Flandes, al mando de la flota al servicio de Felipe II, llevaron a nuestro protagonista a ofrecer su persona, espada y finanzas a la causa católica en Bruselas. Nos saltamos el artículo dedicado a Ostende, que luego recuperaremos, para recomendar la lectura del que dedica sus páginas al cambio de estrategia de la Monarquía Hispánica en el frente de Flandes. La guerra continuaría desangrando las arcas y las tropas hispanas y aliadas, si los católicos no lograban arrinconar militarmente a los holandeses y para ello, la iniciativa debería pasar por Bruselas. Felipe III, el Duque de Lerma y el Archiduque Alberto, de la mano de Ambrosio Spínola, lanzaron una serie de campañas a fin de lograr su pretensión... la firma de una paz duradera en condiciones favorables para la corona española.
 
En cuatro artículos especialmente detallados y ricos en información, movimientos estratégicos y asedios espectaculares, se desarrollan el sitio sobre la ciudad de Ostende, la batalla de Mülheim y las campañas de 1605 y 1606 comandadas por Spínola, en general con resultados bastante fructíferos a nivel de victorias y plazas conquistadas, pero desgraciadamente, no especialmente definitivos para la causa. La falta de financiación por parte de Madrid, los motines y el fuerte liderazgo de Mauricio de Nassau, provocaron la búsqueda de una paz, que sin llegar a ser definitiva, daría una tregua importante a ambos contendientes y al territorio, durante al menos doce años. En un último artículo se intenta explicar los dimes y diretes diplomáticos que se desarrollaron en la negociación de la Tregua de los Doce Años. La independencia de las Provincias Unidas, la cuestión de la religión, la cuestión de la soberanía española en los territorios, así como la prolongación o no de la paz entre Holanda y la Corona Hispánica allende los mares, fueron algunos de los escollos con los que tuvieron que lidiar en la negociación.  Además la iniciativa tomada por el Archiduque Alberto, su esposa Isabel y Spínola, estaba maquillada de un fuerte componente diplomático, a expensas de la corroboración y apoyo de Madrid, algo que a la larga y años después, conllevó graves divergencias especialmente con el Conde Olivares y la nueva política de Felipe IV en Flandes, pero eso ya es otro asunto... 
Buen número. Interesante en su presentación y contenido, al que recomiendo añadir para su comprensión, la lectura de la biografía Spínola. Capitán General de los Tercios que este año ha publicado Esfera de los Libros de la mano del escritor y diplomático José I. Benavides. Muy interesante en el análisis de la faceta diplomática del italiano y la compleja relación entre Madrid y Bruselas durante aquellos conflictivos años, previos y posteriores a la Tregua de los Doce años.



miércoles, 29 de agosto de 2018

Aretha Franklin - Descanse en Paz

Estando de vacaciones, justo el 16 de agosto, me enteré de la triste noticia. Acababa de fallecer Aretha Franklin por culpa de un cáncer de páncreas. Desarmado de ordenador y con un sentimiento de tristeza por la muerte de la gran voz y diva del soul, he dejado pasar un par de semanas para preparar un sentido y representativo homenaje en mi blog. Vaya por ella.






martes, 28 de agosto de 2018

"Trust" - Miniserie

Mini serie que consta de diez capítulos y que relata el secuestro del nieto del millonario del petroleo Paul Getty. FX Productions, de la mano del guionista Simon Beaufoy y con la colaboración de Danny Boyle, desarrolla los misterios, desencuentros, tropiezos y meteduras de pata que se sucedieron en esta historia verídica de lo más estrambótica y extraña. Las situaciones se suceden entre errores de cálculo por parte de los organizadores del secuestro, la desidia del patriarca Getty y el sufrimiento de la madre del chaval. John Paul Getty III vivía con su madre y esposa de  Getty II en Italia tras su divorcio. El crío de dieciséis años vivía la buena vida del sueño hippie de principios de los años setenta. Tras su secuestro, una serie de enredos, desentendidos y choques familiares en el clan, hace que lo que parecía un simple ajuste de cuentas valorado en unos pocos miles de dólares, se convierte en la noticia del año.
Al tratarse de una serie, su productora y directores se explayan en el desarrollo del secuestro, desde el punto de vista de secuestradores, la familia más cercana y el imperio de Getty, situado en Inglaterra. Los acontecimientos se suceden cual una odisea, en la que el inocente joven pasa de manos en manos, en una epopeya que le hará encontrarse en varios momentos entre la vida y la muerte y adentrarse en el oscuro y naciente mundo de la mafia calabresa. Mientras el joven sufre una auténtica historia de terror en la Italia más profunda y su madre se ve incapaz de solucionar el asunto desde Roma, John Paul Getty y su clan, entre vivencias estrafalarias y mieles de grandeza y servilismo, se enfrenta a la situación desde la lejanía, como si de un juego o un simple asunto empresarial se tratara. 
Entre un asunto y otro, los capítulos de la serie nos van desgranando las personalidades casi novelescas de los protagonistas, tanto de la mafia y sus compinches, como de la familia del secuestrado. En este apartado, es increíble el ego y el modus vivendi del entorno más cercano del patriarca y la huida sin fin de algunos de sus hijos, así como el casi risible harén de mujeres que mantiene a su alrededor. El dinero sin fin de la fortuna del millonario hace que este personaje viva en un mundo surrealista, casi inimaginable, del que nos dan firme testimonio sus concubinas y especialmente, su mayordomo y secretaria personal. 
Uno de los grandes aciertos de la serie son sus intérpretes, empezando por un rotundo Donald Sutherland en el papel del millonario. Su encarnación en Getty es tan demoledora como llena de sarcasmo. El nieto está interpretado por un extraordinario y semi desconocido Harris Dickinson. Su madre es la siempre convincente Hilary Swank. Y en uno de los papeles más sorprendentes tanto de la serie como de su carrera, Brendan Fraser interpreta a un solucionador americano a sueldo de Getty I. Su encarnación resulta tan fresca y carismática, como que sirve de guía al espectador en la trama tortuosa y en algunos momentos trágica del secuestro. Llamo la atención en un espléndido Silas Carson en el papel del mayordomo del excéntrico millonario, plano crítico de su vida en la mansión Getty en el personal y familiar. Además, excelente el elenco de actores italianos, sin quienes no podría darse forma a la epopeya del secuestro en Italia. Los capítulos localizados en el dominio calabrés, representan el punto álgido de la serie. Extraordinarios.
En definitiva una serie que, en mi caso, me ha llevado en volandas capítulo a capítulo, manteniendo continuamente la tensión y ofreciéndo una visión firme, crítica y analítica de una época que llevó a Italia hacia las redes de la mafia, mientras el imperio Getty crecía económicamente, pero se disolvía en su entorno creado a fuerza de artificio, dinero y falsedad. En mi caso no queda más que recomendar su visionado, en este caso desde la plataforma de HBO.

lunes, 27 de agosto de 2018

"Al servicio del Imperio" - Pedro Santamaría

Año 70 d.C. Jerusalén cae tras el asedio de Roma. Bajo el mando de Tito, hijo del emperador Vespasiano, cuatro legiones arrasan la capital de Judea. Una cohorte formada por menos de la mitad de los cuatrocientos ochenta jóvenes que fueron reclutados en la lejana Cantabria hace cinco años, participan del asalto. Su nombre, Cohors II Cantabrorum. Precisamente, dos de esos jóvenes cántabros, Noreno y Arán, son los protagonistas de la última novela publicada por Pedro Santamaría, quien retoma como premisa las tierras cántabras, para trasladar al lector a una nueva aventura por la historia. Generaciones después de la gran victoria de Augusto sobre las últimas tribus rebeldes y belicosas de la cornisa cantábrica, el Imperio Romano, gobernado por Nerón, recluta en todas sus tierras conquistadas cohortes de auxiliares a los que enviar al otro extremo del Imperio luchar en lejanas guerras. Los protagonistas, en su afán de aprender del enemigo y vengar la derrota de sus abuelos, se enrolan, sin saber lo que la historia les depararía y desconociendo que su promesa de fidelidad a Roma les compromete a veinticinco años de su vida. Bajo el entrenamiento y la dura disciplina de un veterano de la ya desaparecida Cohorte I Cantabrorum, llamado Marcelo, y de la mano de sus compañeros, los protagonistas se formarán en la difícil vida del legionario y viajarán hasta Judea, donde vivirán bajo el mando del prefecto Valerio, la primera gran revuelta judía.

jueves, 23 de agosto de 2018

Daredevil - Volumen 2 - Marvel Saga 60 - "Al Diablo lo que es del Diablo" - Tomo 17

Este tomo nº 17 de Daredevil de la colección Marvel Saga publicado por Panini Cómics, reúne los números  94-99 del Volumen 2 USA, cuyas grapas fueron publicadas en 2007 en España.  En nuestro país, esta historia de seis capítulos de la serie ordinaria (incluyendo la introducción dibujada por Lee Weeks) fue publicada en tres grapas que fueron numeradas del nº 23 al 25 de la edición de Marvel Knigths: Daredevil Volumen 2. Con estos números, continua la etapa de Ed Brubaker al guion y Michael Lark al dibujo, excepto la intorducción. Por cierto, espectaculares las cinco portadas de las grapas que forman la trama principal, dibujadas por Marko Djurdjevic.
Sigo repasando las etapas de Daredevil que Panini está publicando en el formato Saga, releyendo las grapas correspondientes a cada publicación. En la trama titulada "Al Diablo lo que es del Diablo" encontramos a Daredevil de nuevo libre en Nueva York, luchando por recuperar el control del Hell´s Kitchen, tras su periplo por la cárcel y su corto viaje por Europa, mientras intenta mantener vivo su matrimonio con Milla Donovan. En su doble función de abogado y héroe, atiende un extraño caso con la defensa en los tribunales de Melvin Potter, en un turbio tema de asesinatos. El sinsentido de los actos realizados por el Gladiador, dirige los pasos de Daredevil a la caza del origen de hechos tan inexplicables, en los que parece participar otra vez, una mano oscura desde las sombras de la ciudad. Mientras, la relación con Milla se resquebraja entre la incomprensión de ella y la dedicación total por recuperar el control del barrio, del otro. Y entre medias, reaparece aquella extraña mujer que conoció en París en su último encuentro con Vanessa Fisk, llamada Lily Lucca. Creo que todavía descubriremos muchos más secretos en la vida de esta mujer en próximos capítulos.
Brubaker, tras el tomo anterior, en el que resolvió los entuertos heredados y enredados en las etapas anteriores, retoma de alguna manera las historias negras y de suspense que han rodeado la figura de Daredevil. Su toque noir, salpicado de las intervenciones de un protagonista como Melvin Potter, demuestra que un guión bien hilado aprovecha lo mejor de cualquier villano, ofreciendo al lector una trama con un buen toque de la especialidad del guionista. En este caso realiza un buen trabajo, entrecruzando los actos y la violencia especialmente sangrienta desatada por Gladiador, con la historia sentimental, casi dramática de Milla Donovan. Respecto al dibujo y lápices, Lark ofrece un cuadro impresionante de escenas en tonos oscuros, como es habitual en él, conjugado con un buen número de viñetas llenas de acrobacias, acción y violencia. Su capacidad en el dibujo acompaña a las mil maravillas al guión de Brubaker. Por si fuera poco, la grapa de introducción en este tomo, escrita por el mismo guionista y dibujada por Weeks, no desentona en absoluto con los lápices de Lark y además presenta un perfecto y muy necesario resumen de los hechos que han plagado la relación de Matt y Milla desde sus orígenes hasta la previa a la trama que ocupa estas páginas. Todo ello, por otro lado muy acertado. En conjunto, un gran tomo, por el nivel del guión y como no, por el alto rendimiento de sus ilustradores.






martes, 7 de agosto de 2018

"La buena reputación" - Ignacio Martínez de Pisón

Recomendado y regalado por un buen amigo, hace ya tiempo en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Madrid, este libro nos sitúa en Melilla en los años 50, precisamente cuando ya se rumoreaba el fin del Protectorado Español por tierras marroquíes. Los protagonistas son Manuel y Mercedes, un matrimonio formado por una mujer cristiana y un hombre judío. Situados en una posición holgada en la ciudad española, juntos centrarán esta novela, cual saga familiar, en la que Martínez de Pisón, presenta la lector treinta años en la vida de la pareja, su familia y descendientes, hasta una tercera generación. Sus vidas fluirán entre la ciudad autónoma, Málaga y Zaragoza, planteando negro sobre blanco, una especie de círculo vicioso que los llevará, de la mano de sus experiencias vitales, a emprender viajes, que resultan ser huidas de un entorno familiar no siempre pleno y deseado, pero que difícilmente logra alejarse mucho de su origen territorial y familiar. Los negocios, la familia y los recuerdos hacen que, de una manera u otra, su destino no logre desprenderse de aquella Melilla de los años 50.

Martínez de Pisón divide la novela en cinco grandes capítulos, si bien podrían haber sido seis. Dos son protagonizados por los padres Manuel y Mercedes. El primero, empresario con fortuna, no podrá olvidar su origen judío y mantendrá una importante relación con su pueblo en los años de la pérdida del Protectorado, algo que le marcará para toda la vida. Mientras, Mercedes, vivirá una vida cuyo foco principal es ella misma y sus circunstancias, y que goza de cierta ceguera de lo que en realidad pasa a su alrededor y su familia.  Le sigue un tercer capítulo, en le que Miriam, la hija mayor del matrimonio, centra la historia familiar de nuestros protagonistas. Ella es la gran protagonista de la familia, nexo de unión entre los abuelos y nietos, y también de la que podría también protagonizar otro capítulo, su hermana pequeña, la rebelde Sara. Miriam, es la gran sacrificada, la hija mayor y responsable. La que lo deja todo por la familia. Sobre ella pivota en gran parte esta saga familiar, sobre todo, a partir del primer tercio de la novela. Y para terminar otros dos grandes capítulos en los que Elías y Daniel, hijos de Miriam, cierran el círculo, de la mano de las nuevas generaciones, en el que Melilla, vuelve a centrar la vida de la familia protagonista.

A lo largo de más de seiscientas páginas, el autor desgrana cual Benito Pérez Galdós, la vida de esta familia de manera realista y sobre todo planteada con un importante fondo histórico. Se escuchan los ecos del franquismo, sin caer en superficiales dictámentes políticos que despisten la redacción y evolución de los protagonistas. Se palma, de manera importante, la evolución y avances en los derechos de la mujer en la sociedad española. Se intuyen, con bastante impronta los problemas sobrevenidos de la situación en Melilla y la presencia de la vecina Marruecos. Mientras los protagonistas crecen en sus problemas y querellas familiares, el país evoluciona social y económicamente. Y precisamente lo cotidiano cobra importancia en cada uno de los escenarios en los que se desarrollan sus vidas de manera realista, otorgando a la novela de un rango social que refleja la evolución y la situación de un país a lo largo de tres décadas.

Lo banal, lo personal, lo cotidiano, cobra importancia en forma de recuerdos, amores, desarraigo, complacencia, sueños o simplemente en la elección que toman abuelos, padres e hijos, a la hora de vivir día a día una vida que les es propia, pero que sigue atada a una familia de manera inexorable y a veces, artificial. Cada uno de los personajes, en un universo tan personal como individual, ve la vida de manera diferente. Los extractos en los que los protagonistas, especialmente Miriam, se plantea su vida, cobran importancia en un caleidoscopio de vivencias, en las que sin embargo, cada uno de ellos, oculta deseos y recuerdos, sin compartirlos con sus seres más cercanos, pero a su vez, más lejanos. La familia no forja amistades. A veces fuerza cariño, respeto y convivencia. Pero también exige esfuerzo y perdón. 

En todos estos detalles y sentimientos a flor de piel, se fija Ignacio Martínez de Pisón, recreando un completo escenario, en los que traslada, de manera impecable y con una prosa fluida y a su vez muy profunda, una fotografía vívida, traslúcida y sin florituras, de un país, de una sociedad y de una familia, que abarca más de treinta años y tres generaciones.