Etiquetas

martes, 30 de enero de 2018

"Clase Letal" - Tomo 5

El tomo cinco de la serie de comics "Clase Letal" da apertura al nuevo curso escolar de la famosa escuela para asesinos, dirigida por el misterioso y estricto Maestro Lin. Tras la terminación del primer curso con "los trabajos de fin de curso" más sangrientos y mortales que se hayan conocido, los supervivientes que ahora pasan a segundo, siguen luchando no solo por el liderazgo del centro, sino también por sus supervivencia. Por un lado Shabnam y sus seguidores afrontan el nuevo curso con cierta seguridad en su grupo de élite. Por otro, la siempre solitaria Saya, tiene el encargo de formar a una nueva alumna, llamada Zenzela, lo que conlleva aguantar a sus compañeros de primero, mientras el recuerdo de Marcus no termina de diluirse. Pero ecos de Japón y de su familia, la situarán en el objetivo de nuevas y sanguinarias experiencias.
Bien, bien. Ya tenía ganas de meterle mano a la nueva entrega de la que considero una de las mejores series de la actualidad en el universo de los cómics. La presenta historia comienza con un nuevo curso. Siguen algunos viejos conocidos, los que no han muerto hasta ahora y quienes afrontan el segundo curso con la seguridad de saberse superiores. Y por otro lado, esta nueva etapa hace que Remender nos presente nuevos personajes, quienes vienen a ocupar de alguna manera, los huecos dejados por tanto estudiante asesinado, troceado y desmembrado en capítulos anteriores. Si bien, todo en el guion nos suena a conocido después de cuatro fantásticos tomos, es cierto que el comienzo del curso, da aire nuevo a las tramas, presentando luchas de poder y ego, además de diferentes y novedosos caracteres e intereses entre los protagonistas. Si además, estos se cruzan con viejos conocidos y los creadores de la serie afrontan el recuerdo de algunos desaparecidos, con atisbo de regreso, el resultado sigue aportando interés, dinamismo y sobre todo, mucha sangre y venganza.
Respecto al dibujo de Craig y al color de Boyd, poco nuevo que decir al respecto de mis anteriores reseñas. Ambos forman un gran equipo y su resultado es una pasada de dinamismo, composición y presentación de personajes y ambientes.  Su acierto tanto en escenas de acción, como en las que simplemente los protagonistas se encuentran conversando en una sala del colegio, una habitación o un bar de mala muerte, claman por el absoluto control y dominio de espacios y situaciones, perfectamente equilibradas al ritmo del guion de Remender. El uso de color por parte de Boyd, no hace sino acompañar el salvaje dibujo de Craig, en un juego a tres manos, digno de contemplar y disfrutar. Es difícil leer en la actualidad un cómic tan entretenido, acompañado de un dibujo tan acorde al ritmo del guion. Una gozada ver que la calidad del cómic se mantiene tras cinco tomos. Y repito, es muy de agradecer la inclusión de nuevos personajes de lo más variopinto. Desde el rockabilly vietnamita, pasando por el heavy de la RDA, una joven africana  de la que nadie conoce su oscuro pasado y el hijo de un jefe nativo de una reserva americana. Parece que todos ellos y algunos más nos van a hacer pasar en grande... Una gozada.

lunes, 29 de enero de 2018

Desperta Ferro - "Las Guerras Astur-Cántabras"

Cuando los directores de la revista Desperta Ferro ofrecen algún número de su publicación dedicado a momentos históricos acontecidos en nuestra península y que profundizan en nuestro pasado, consiguen atraer nuestra atención de manera muy especial. La Guerra de la Independencia, la Guerra Civil del 36, la confrontación Carlista, o como no, el pasado de Cartago y Roma en Hispania, son algunos de los elementos históricos que se han abordado con objetividad y gran detalle, para disfrute de los lectores. Dicho esto, el hecho de regresar a la querida y atrayente época romana y, más aún, a un momento no especialmente documentado y del que todavía quedan por descubrir muchos datos, como son las Guerras Astur-Cántabras, ofrece una oportunidad inexcusable para hacerse con el número del mes de enero de éste recién estrenado 2018.

jueves, 25 de enero de 2018

"Psicosis"

Como ya comenté este martes, la semana pasada se celebró en Pamplona la IV edición de los ciclos, conferencias, mesas redondas y encuentros con la novela negra actual. Paralelamente se proyectaron una serie de películas realizadas a lo largo de la historia y dedicadas a los asesinos en serie... Como cierre de este ciclo se proyectó la película de Hitchcock "Psicosis", con el aliciente de que la Orquesta Sinfónica de Navarra interpretaba, durante su metraje y en directo, la banda sonora compuesta por Bernard Herrmann. Estaba claro que no podía faltar a semejante evento y el resultado, francamente, valió mucho la pena, no solo por la oportunidad de ver en pantalla grande y en VOSE una de las míticas películas del maestro del suspense, sino por disfrutarla con la interpretación de una bso tan carismática y además con interpretada en directo... Gran iniciativa.  
Todo el mundo ha visto alguna vez en su vida esta película. La trama comienza con el robo por una empleada de una inmobiliaria, de una importante cantidad de dinero tras la venta de una propiedad. Interpretada por la bellísima Janet Leigh, el personaje mantiene un secreto idilio con un apuesto hombre y la idea de huir con él, de su entorno más cercano y comenzar una nueva vida, le lleva a salir de la ciudad con el dinero robado. Una tormenta y la llegada de la noche le obliga a hospedarse en un solitario motel, lejos de la autopista. Su nombre, Motel Bates. Poco más que añadir y explicar de una trama, en principio basada en un robo, que conforme avanza la película nos adentra en el misterioso y retorcido universo del joven Norman Bates, demostrando el impresionante manejo del suspense y el desarrollo de historias, del maestro Hitchcok. 
El director comienza la película con esta sencilla idea. Desde el momento en que la joven se encarga de coger el dinero siguiendo las instrucciones de su jefe, con la primera intención de ingresarlo en la cuenta de la inmobiliaria, la mente del maestro del suspense comienza a manejar a su antojo la voluntad de la protagonista y a insuflar a su alrededor la ambientación necesaria para que el espectador no descanse ni un minuto hasta el final de la película. La sencillez con la que una simple trama enfocada en un robo, desemboca en uno de los grandes thrillers psicológicos de la historia, es asombrosa. Con los simples elementos de una tormenta en la noche y un motel lejos de la carretera, junto al que se encuentra una extraña mansión en lo alto de una colina, Hitchcock construye una sugerente y terrorífica historia. A partir de esta estructura, el manejo del guion se sumerge en los diálogos, las miradas y la profundización en una mente tan confusa como compleja.  
Anthony Perkins, encarnando a Norman Bates, juega con la inocencia y simpatía de un joven solitario, la atracción que siente por las mujeres hermosas y su relación con su madre. Factores tan manidos en los thrillers actuales que apenas sorprende a los cinéfilos en la actualidad. Sin embargo, allá por 1960, puede entenderse el shock que pudo producir la proyección de esta película en una sociedad, por lo general bastante conservadora. La convivencia de la doble personalidad en una mente maltratada y enferma, aliñada con un importante componente sexual, tuvo que sorprender al público de aquella época. Quizás esto justifique, la explicación del caso, que un psiquiatra realiza al final del metraje de la película. Este último cuarto de hora, parece casi forzado. Desde luego en la actualidad, posiblemente no hiciera falta explicar el caso en sí, pero en 1960, debido a la novedad de la trama, Hitchcock decidiera  acometer un enfoque psiquiátrico para explicar el caso. 
Pero es que además, el director acompaña este guion con su habitual y magistral manejo de la cámara. Los primeros planos, el movimiento de la cámara con la que se aleja y acerca con precisión a objetos y personas de una manera tan característica, o simplemente el seguimiento que realiza de sus actores y actrices, en escenas en las que ni siquiera hace falta introducir una frase, sino que la imagen lo dice todo, se mezclan con algunos apasionantes e intrigantes diálogos, en los que segundas intenciones o mensajes escondidos guían al espectador hacia lo más oscuro y recóndito del pensamiento del protagonista. El diálogo de Perkins y Leigh desarrollado en el saloncito del motel, o el interrogatorio que el detective privado plantea a Norman en la recepción, son de antología. Las palabras siguen un proceso, acompañado de miradas tan incriminatorias como esquivas. Por lo demás, qué decir de la escena de la ducha... imperecedera e impactante. Por cierto, hace años se estrenó una película, de un desconocido director llamado Sacha Gervasi cuya trama desarrolla el rodaje de "Psicosis" con actores tan conocidos como Anthony Hopckins, Helen Mirren, Scarlett Johanson y Jessica Biel. La reseñé en mi blog por lo interesante de los entresijos de la filmación y las relaciones complejas de los actores y actrices con el director allá por 1960... por si os interesa os dejo el enlace... "Hitchcock"
En definitiva, el visionado de la película en pantalla grande, con la banda sonora interpretada en directo y escuchando las voces originales de los protagonistas, resultó casi una experiencia mística, novedosa, como observar la película por primera vez, y provocando en el espectador sensaciones casi nuevas, más palpables que cuando estas en el salón de tu casa...  Bien por la iniciativa de la organización de la Semana Negra de Pamplona, la Filmoteca de Navarra y la Orquesta Sinfónica de Navarra. Por cierto, celebrar una interpretación perfecta y tan espléndida como exacta. Solo termino por comentar, que esta IV edición del ciclo dedicado a la novela negra es la última como director del novelista Carlos Bassas. Su labor ha sido encomiable a lo largo de estos años y solo queda agradecer su dedicación. Cede su puesto a la también escritora, Susana Rodríguez Lezaun, a la que solo queda desearle la mejor suerte.  

martes, 23 de enero de 2018

"M. El vampiro de Düsseldorf"

La semana pasada se celebró en Pamplona la IV edición de "Pamplona Negra", semana dedicada a la novela del género negro y policiaco, organizado por Fundación Baluarte y coordinado hasta este año por el escritor Carlos Bassas. A las conferencias, mesas redondas, talleres y eventos literarios, se añade una interesante oferta dedicada al cine gracias a la colaboración con la Filmoteca de Navarra. La temática de este año ha estado dedicada a los "Serial Killers" y ofreció cuatro películas del género de alta calidad. Además de la que hoy reseño, se pudo disfrutar de "El Cebo", película a la que no pude acudir, "El silencio de los corderos" y una sesión especial de "Psicosis" en la que la Orquesta Sinfónica de Navarra se hizo cargo de interpretar su bso en directo, de la que publicaré reseña este jueves. Por supuesto todas ellas fueron presentadas en VOSE y en el caso de la primera, perfectamente recuperada y restaurada.
Dirigida en 1931 por Fritz Lang, cuando todavía lo hacía en su Alemania natal, trata sobre un secuestrador y asesino de niñas y la investigación que la policía realiza para localizar su sastro. La ciudad donde se producen estos crímenes vive asustada y temerosa de lo que sucede, y la presión policial no solo resulta muy opresiva para el ciudadano de a pie, sino que además, las mafias y organizaciones de delincuentes ven que su quehacer fuera de la ley, resulta cada vez más complicado de realizar. Por ello, se organizan para encontrar y atrapar al asesino.
Muchos son los aspectos a alabar en esta producción. Por supuesto la capacidad en la dirección de un gran Lang. Su técnica a la hora de componer las escenas, manejar la cámara y mover sus personajes y extras en encuadres complejos y muy bien montados, es extraordinaria. Desde luego, todavía quedan en su metraje no pocos vestigios del no tan lejano cine mudo. La expresividad en los gestos y expresiones de los actores, como el uso de la cámara en planos muy cercanos intérpretes, junto a expresionistas encuadres de luces y sombras, conforman una película técnicamente impecable. Los  hechos que se suceden, sobre todo en lo relativo a los asesinatos, no se ven, pero se imaginan, se intuyen, dejando a la imaginación los detalles, mientras las escenas transcurren en una pretendida normalidad. La impaciencia de la madre que espera a su hija al inicio de la película, el trabajo de los policías o la labor de los delincuentes que buscan al asesino, juegan con sucesiones de escenas en las que sobran las palabras y prima la acción o las miradas.
Por otro lado, es muy interesante ver como el director traslada  a la pantalla tan detalladamente el trabajo policial. Parece que estamos viendo un CSI de los años treinta, tan complejo y exhaustivo como lo permiten las técnicas de la época. De la misma manera, la organización de los delincuentes bajo el mando de auténticos capos del negocio fuera de la ley, abruma por su orden, capacidad de resolución y obediencia jerárquica. Y por último, no debemos olvidar el retrato que Lang realiza del criminal. Su modus operandi y sobre todo su situación mental. El seguimiento que realiza la cámara de su reacción frente a las víctimas y la táctica de acercamiento y control sobre ellas asusta de verdad. 
Pero lo que realmente me ha sorprendido de la película, además de lo dicho anteriormente, es el pretendido mensaje de la película. Por un lado, como parece que dijo el director, su intención es convencer a las familias y las madres, de que su obligación es cuidar y proteger a sus hijos e hijas. Pero además hay un claro mensaje, en referencia a la responsabilidad del asesino, en cuanto su intencionalidad y voluntariedad en la comisión del asesinato. Es decir, en clave a discernir si hay o no voluntad implícita en el hecho realizado por una persona con enfermedad mental. Y por derivación la responsabilidad ante la ley, ante un posible castigo. No destriparé el final de la película, pero la clave entre ajusticiar al delincuente con la pena máxima o atender a su pretendida situación mental, toman mucha importancia en el mensaje final de la película. Sin ir más lejos, Lang estaba en contra de la pena de muerte, y tal como nos contó en el momento previo a la película el director de la Filmoteca Navarra, cuando Goebels vio el film y comentó que era el prototipo deseado para defender esta pena máxima, el director comenzó a pensar seriamente en huir de Alemania ante la presencia cada vez más importante de un naciente partido nazi.
En definitiva, una gran película, que por cierto no había tenido la ocasión de ver antes de esta ocasión, y de la que disfruté al cien por cien. Su actualidad aún teniendo más de ochenta años esta insultantemente presente y sin duda es una de las joyas de la cinematografía europea de todos los tiempos. Muy recomendable no solo por su estética y dirección sino también por su mensaje, nada pueril ni anticuado.



lunes, 22 de enero de 2018

Yuja Wang (piano) - Chamber Orchestra of Europe - Beethoven, Mendelssohn, Chopin

La noche del pasado miércoles 17 de enero, quedará en la mente de todos los que acudimos al concierto de la pianista Yuja Wang en Baluarte de Pamplona, como una de esas veladas musicales a recordar. Acompañada de la Orquesta de Cámara de Europa, esta concertista nacida en China hace treinta años, interpretó obras de Beethoven, Mendelssohn y Chopin, presentando al espectador un puro y clásico concierto del periodo del romanticismo. 

jueves, 18 de enero de 2018

"El instante más oscuro"

El director Joe Wright llevaba unos años peligrosamente despistado en su caminar creativo en la dirección de películas. Su última producción, "Pan (Viaje a Nunca jamás)" realizada en EEUU en 2015 y de tan triste recuerdo, por el absoluto dislate creativo, tan penosamente colmado de efectos digitales y pésimo en cuanto a las interpretaciones, dejó una profunda herida en mi recuerdo. Entonces, me preguntaba dónde había quedado la magnífica y elegante visión, que éste director británico había demostrado en producciones tan estimables como "Orgullo y prejuicio", "Expiación" e incluso la injustamente maltratada "Anna Karenina". A pesar de la estimable "Hanna" su paso por EEUU no ha dejado una profunda huella en su carrera, por lo que se agradece de especial manera su regreso a Gran Bretaña, para realizar su nueva película. Y lo ha hecho a lo grande, centrándose en una de las grandes figuras de la historia de aquel país, como es Winston Churchill y reencontrándose con un periodo que ya abordó, aunque desde otro punto de vista, con perfección y acierto en su película "Expiación". 

martes, 16 de enero de 2018

"El gigante enterrado" - Kazuo Ishiguro

La última novela Kazuo Ishiguro  publicada justo un año antes de ser proclamado nuevo Premio Nobel de Literatura de 2017, muestra al lector un cambio formal, una nueva visión narrativa, en definitiva, un paisaje diferente respecto a lo que nos tenía habituados. Traslada al lector a la mítica época del rey Arturo, a una Britania colmada de leyendas, caballeros, dragones y duendes. Y sin embargo, en el fondo, Ishiguro nos enfrenta a sus ya habituales preocupaciones vitales. La soledad, el amor y memoria de tiempos pasados, vuelcan en su literatura páginas de notable envergadura y profunda humanidad.

El recuerdo del reino de un Arturo ya desaparecido, nos emplaza en las  Islas Británicas en paz donde conviven britanos y sajones, después una guerra sangrienta que aparecerá reiteradamente en la memoria de los protagonistas. Una pareja de ancianos britanos deciden salir en busca de su hijo, al que no ven hace años. El paso del tiempo y la niebla producida por el aliento de un dragón llamado Quering, hace que su memoria falle y duden de su viaje. Sin embargo y conforme avanzan, van recordando detalles de su pasado. En su camino se cruzan con un guerrero sajón llamado Wistan,  un joven refugiado llamado Edwin y con el anciano caballero Sir Gawain. Todos ellos tomarán el mismo camino, que les llevará hacia la colina del gigante enterrado, donde se dice pernocta el dragón. Su travesía les llevará a vivir diferentes aventuras, mientras todos ellos buscan un sentido a su viaje.

Pero no nos enfrentamos a una novela de aventuras, en absoluto. Este paisaje casi mítico, en el que Ishiguro construye su historia, es solo una metáfora de un viaje vital. Los dos ancianos, Axl y Beatrice, construyen su pasado conforme avanzan en su camino, y el encuentro con sus nuevos compañeros, servirá para reencontrar una memoria escondida entre la niebla y el tiempo dejado atrás. Una dolencia desconocida abate el espíritu de Beatrice, mientras su amante marido, ahonda en un pasado al que teme, mientras ambos se dirigen con paso firme hacia lo que el destino les depara. Ellos miran juntos hacia su destino, pero Edwin, Wistan y Sir Gawain, son figuras que remarcan un cambio de época, un movimiento que cambiará la historia de Britania. Mientras el anciano Gawain cae en la decadencia por su edad y vivencia de un pasado glorioso, Wistan trae consigo aires de venganza y conquista, mirando a un futuro no tan lejano, del que Edwin será protagonista como miembro una nueva generación en aquellas tierras. Las diferentes pruebas y combates a los que se enfrentan, nos localizan en un mundo que camina en el filo de la navaja, entre la legendaria Camelot y la oscura pero incipiente invasión y dominio sajón.

"El gigante enterrado" no es en absoluto una novela fácil. Su literatura, aún siendo notable y en algunos momentos brillante, cae en cierta reiteración por su referencia al pasado, la desmemoria y el camino por andar de los protagonistas. La travesía de los protagonistas es continuada y constante, pero su narrativa, en algunos, momentos cae en cierta irregularidad, realizando altos en el camino, que en mi opinión, dificultan la experiencia lectora. Sin embargo el, en algunos momentos, trabajoso acto de su lectura, logra su premio, cuando el lector alcanza las últimas cien páginas de la novela. En ellas, el autor, despliega su máxima expresión en cuanto a sentimiento y belleza. El viaje emprendido por unos y otros, logra encontrar su destino, fluyendo en estas páginas, la metáfora de la vida que creo que el escritor quiere transmitirnos. Es un libro, que no debe dejarse a medias, porque es en el fin del camino, donde el lector encuentra sentido y medida a esta novela.  

lunes, 15 de enero de 2018

Dolores O´Riordan - Descanse en Paz

Acabo de enterarme del fallecimiento de la líder y cantante de The Cranberries, Dolores O´Riordan a los 46 años. Una de esas voces irresistibles y tan peculiares que volcaron su fuerza y personalidad allá por los años 90... de lo mejorcito de aquella década. Irrepetible.







"Godless" - Miniserie

1880. Un pueblo minero localizado en el oeste de Norteamérica pierde en un accidente a la mayoría de sus hombres, dejando el pueblo lleno de viudas y niños. Un sangriento forajido llamado Frank Griffin mantiene aterrorizado al territorio con sus ataques a pueblos, trenes y ranchos. Cuando uno de sus hombres más cercanos, llamado John Goode, le traiciona, se inicia una caza sin descanso. Goode se refugia en el rancho La Belle, propiedad de una viuda, quien convive con su hijo mestizo y su suegra india, mal viviendo de la cría de caballos en una tierra tan seca como recóndita. Y mientras la ley, de la mano de individuos valientes y firmes, pero siempre en franca minoría, siguen la pista del malvado Griffin, con la intención de acabar con sus cabalgadas.
Este el argumento más o menos resumido de una de las series del pasado otoño estrenadas en Netflix. Siempre se agradece el esfuerzo por las cadenas de televisión por ofrecer un western al viejo estilo clásico, lleno de bandoleros, tiroteos, solitarios marshalls y mujeres indómitas. Desde luego la serie, compuesta de siete capítulos de sesenta minutos, en principio cumple con creces la estructura, presencia y trama típica de este género. Los tres primeros capítulos presentan la situación de un territorio inhóspito, continuamente amenazado por Griffin, interpretado por un gran Jeff Daniels, sin duda lo mejor de la serie. Si a esto añadimos una fantástica fotografía y una producción potente con la que la visión del western y su entorno, lleno de praderas e inmensos paisajes, llena el imaginario del aficionado más exigente, tenemos, un producto interesante y coherente.
Sin embargo, conforme avanza la serie y al llegar al cuarto y quinto capítulo, cuando la tormenta y el destino sangriento de los personajes va apareciendo en el horizonte, parece que la serie se alarga, quedando en suspenso la continuidad de una trama, que va convirtiéndose inexplicablemente, en un conjunto raro de poses, miradas al horizonte y situaciones algo impostadas. La trama se retuerce en una serie de incomprensibles vueltas de tuerca, perdiendo cierta coherencia dramática. En los dos últimos capítulos, como era de esperar, la serie pega un fuerte tirón, especialmente en su séptimo, con un tiroteo tan impresionante como grandilocuente y hasta cierto punto, bastante fantástico. Así, consigue dejar cierta buena impresión final, una serie que si bien prometía mucho, termina sin cuajar del todo. A pesar de sus buenas intenciones, parece más interesada en crear un icono fotográfico, que una convincente entramado dramático.
Como he dicho, avalar el buen hacer de un gran Jeff Daniels, en su papel del malvado forajido. Tanto Jack O´Connell como Michelle Dockery, ambos protagonistas, no terminan de cuajar en una historia romántica, bastante increíble. Mejor, mucho mejor, algunos secundarios, con buenas interpretaciones de Scott McNairy, Merritt Wever o en un papel pequeñito, el siempre interesante Sam Waterston. En definitiva es una pena que una serie que contaba con firmes cimientos para convertirse en un gran western, diera la impresión de que a pesar de tener una primera estructura bien construida, no supiera sacar más partido de ella. Aún así se agradece el esfuerzo y se ve con interés.

jueves, 11 de enero de 2018

"Kiev. 1941" - David Stahel

El reconocido historiador neozelandés y profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur, David Stahel, es un especialista en el Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial. Ha escrito multitud de libros dedicados a este sector que enfrentó a las tropas del Eje con los ejércitos soviéticos. Ediciones Salamina, ha publicado recientemente su ensayo en el que analiza la invasión de Ucrania en 1941 y particularmente la Batalla de Kiev.

martes, 9 de enero de 2018

"Cámara Obscura"

Allá por el año 2004 Norma Editorial publicó una serie de historias creadas a dos manos entre el guionista Roger Seiter y el ilustrador Cyril Bonin, tituladas "Fog" y desarrolladas en el Londres Victoriano, alrededor de dos detectives de Scotland Yard. Las tramas llenas de misterios y, sobre todo, el inconfundible dibujo de Bonin, me fascinaron. Esta colección de seis tomos de línea europea, están entre mis preferidos de mi biblioteca, en lo que se refiere al cómic europeo. Pues bien, recientemente la editorial Ponent Mon ha publicado un tomo, esta vez, de la mano de Bonin tanto en el guion como en el dibujo, con el que como os podéis imaginar, me he hecho rápidamente.
De nombre "Cámara obscura", este cómic nos traslada a la Francia de principios del siglo XX, y específicamente a un palacete de la alta burguesía. El robo de tres cuadros en el que aparecen representados los antepasados de la familia, hará que un inspector de la policía intervenga en la investigación, adentrándose en el pasado de los dueños de la casa y el seguimiento de pistas entre los bajos fondos en los que se mueven los ladrones de obras de arte. A lo largo de 96 páginas, la historia se mueve entre las pesquisas del inspector y los adelantos técnicos y de transporte que el nuevo siglo XX ha traído a la sociedad francesa. Artilugios voladores, coches que cada vez corren a más velocidad y nuevos inventos se intercalan en una trama, en la que encontramos una historia de misterio y suspense, dirigida de la mano de un tradicional y perspicaz inspector de policía. Sus métodos e inteligencia hacen que las pistas vayan surgiendo en un guion muy entretenido, con el que recordamos el estilo clásico de un Poirot o un Sherlock Holmes.

Pero lo que me hizo lanzarme a la compra de este tomo fue el característico y para mí, espléndido dibujo de Bonin. Su estilo casi caricaturesco, unido a una perfecta ambientación histórica, hacen que su obra me resulte altamente atractiva e interesante. Las escenas presentan un total dominio tanto en interiores como exteriores, de la misma manera que la presencia de automóviles de época y otros artefactos, indican su preparación profunda para plasmar en el papel un trabajo lleno de detalles e historia. En definitiva una tomo de los que me gustan al nivel de cómic europeo. Un trabajo firme en el guion y con ese estilo tan personal de los ilustradores franceses que los hacen tan peculiares y atractivos. Muy recomendable.


lunes, 8 de enero de 2018

"Wind River"

Taylor Sheridan es el guionista que se encuentra tras producciones tan interesantes como las serie "Los hijos de la anarquía" o las recientes películas "Sicario" o "Comanchería". En 2017 decidió dar el salto a la dirección, de la que no se preocupaba desde un discreto estreno en el año 2011. La expectación no es de extrañar tras sus nominaciones en el apartado del guion de amabas películas recibidos en los dos últimos años. 

viernes, 5 de enero de 2018

La foto del viernes - Praga - Convento Sta. Inés de Bohemia - Galería Arte Nacional

Praga.
Convento Santa Inés de Bohemía.
En un entorno con edificios que van desde el siglo XIII al XX, este complejo conventual, ahora desacralizado, contiene en su interior la colección de Arte Medieval de Bohemia de la Galería Nacional Checa, mientras que en sus jardines se muestran obras escultóricas modernas. 
Un enclave lejos de las masas de turistas y en el que se puede descansar en paz y relajarse.

miércoles, 3 de enero de 2018

"Peaky Blinders" - Temporada 3

Con mucho retraso y a sabiendas ya está estrenada su cuarta temporada, me lancé a visionar las historias de la familia Shelby, los gánsters de Birmingham más conocidos de la televisión. De tan solo seis capítulos, la temporada tercera, se adentra en el complejo mundo de los exiliados rusos, que tras la Revolución Comunista, han huido de su país y aspiran a mantener una guerra con el soviet instaurado en la Madre Rusia. Una compra de armas y su negociación, por mediación de los Peaky Blinders, llevará a la familia a sumergirse en un peligrosísimo mundo de alianzas, traiciones y marcos revolucionarios.

martes, 2 de enero de 2018

"Vikingos" - James L. Nelson

Mediados del siglo IX de nuestra era. Los mares del norte de Europa son presa habitual de los barcos provenientes de Noruega y Dinamarca, desde donde los llamados vikingos, asolan las costas de las Islas Británicas. Hasta tal punto es su actividad en aquellas tierras, que si bien, en otros tiempos, simplemente hostigaban y robaban en las costas y en los cauces de los ríos, cada vez resulta más habitual su establecimiento en aquellos territorios a los que llegan. Es el caso de Irlanda. La novela que hoy reseño se desarrolla en aquellas tierras en las que reyezuelos de comarcas y pequeños territorios, luchan entre ellos por el poder total de la región.