Etiquetas

jueves, 15 de octubre de 2015

"Momentos estelares de la humanidad" - Stefan Zweig

Sin duda el libro más famoso de Stefan Zweig, "Momentos estelares de la humanidad" es un conjunto de relatos históricos situados en momentos claves de la historia. Como dice el autor "Lo que por lo general transcurre apaciblemente de modo sucesivo o sincrónico, se comprime en ese único instante que todo lo determina y todo lo decide". Catorce puntos en la historia, catorce protagonistas, quienes con una decisión tomada en un minuto, en un segundo, consiguen marcar un página importante, un hito en la inmensidad de la historia.

Sin embargo, no encontramos meras narraciones históricas, con cierto aire épico y sublime. Zweig aporta literatura y profundidad humana al mero hecho histórico. Su completo conocimiento del alma humana, sus deseos e intereses, hacen de estos relatos, auténticas radiografías de los personajes que la protagonizan. A éste fondo literario y universal, le unimos la fantástica manera de contar del autor cada una de las escenas. Ahondando en la personalidad de los sujetos de estos hitos históricos, Zweig no solo narra los hechos sucedidos, sino que se adentra en el por qué y las razones que les pudieron llevar a tomar las decisiones que les situaron en un lugar de la historia. Esta fusión de fondo y forma, crea un conjunto de pequeñas joyas literarias, que trasladan al lector a un buen número de situaciones con las que disfrutar y extasiarse con la historia de la humanidad.

El autor viaja desde la antigua Roma de Cicerón del 44 a.C., hasta la visita del presidente Wilson a la Europa de postguerra en 1919. Entre medias nos lleva de viaje, en sus distintos capítulos a la Bizancio de 1453, al descubrimiento del Pacífico en 1513, al Londres de Haendel de 1741, a la Francia revolucionario de 1792, al 18 de junio de 1815 en Waterloo, al viaje realizado por Goethe en 1823, a la fiebre del oro en California en 1848, a San Petersburgo, a la colocación del telégrafo en el océano Atlántico en 1858, a los últimos días de Tolstoi en 1910, al Polo Sur en 1912 o al viaje de Lenin a Rusia en 1917. Todos ellos, momentos en los que determinados personajes, unos más conocidos que otros, toman decisiones que marcarán un instante histórico que perdurará con los años.

Tras leerlos detenidamente, concebimos en nuestra mente un conjunto regular, complejo y muy coherente de ciertos hitos. En algunos de ellos, el autor, usa poesía, en otros la forma teatral, aunque la mayoría se ve instrumentado por la forma del relato corto narrativo. Es bien cierto, que Zweig profundiza en ciertos personajes más que en otros. Sin duda, al autor se siente muy identificado con algunos de ellos. Cicerón, Haendel, Goethe, Tolstoi o Wilson, son aquellos en los que más se sumerge en sus personalidades, llegando a trasladar su pensamiento a sus actores. El momento histórico en el que son escritos estos relatos, 1927, marca un periodo de entreguerras en los que el deseo de paz y de no repetir los errores de la Primera Guerra Mundial, se ven trasladados a algunos de los relatos, en los que la idiosincrasia  y ciertos pensamientos del autor más actuales, se trasladan a otros momentos de la historia. Otros de los relatos, parecen más la consecución de unos hechos y actos, sin más interés que contar el suceso histórico, pero eso sí, con literatura y narrativa, marca de la casa.

Sublime en recorrido, sentida en profundidad y siempre con la característico estilo tan humano y sensible de escribir de tan insigne autor. No estaría de más que este libro entrara en el circuito escolar como lectura obligatoria. Con relatos cortos, instructivos, tanto históricamente como literariamente, lograrían captar al estudiante hacia el gusto por la cultura y el conocimiento humano, reglas básicas en las que se tendría que basar la educación de cualquier país democrático y actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario