Etiquetas

jueves, 13 de marzo de 2014

"Shackelton, el indomable" - Javier Cacho

El subtítulo de este ensayo, escrito por EL científico Javier Cacho, reza: El explorador que nunca llegó al Polo Sur. Y es cierto, que el irlandés Ernest Shackelton, nacido en 1874 y fallecido en 1922, a pesar de ser conocido por sus exploraciones en la Antártida, nunca consiguió llegar la Polo Sur, es más ni tan siquiera consiguió alcanzar con éxito sus objetivos en las distintas expediciones que participó. Sin embargo y a pesar de ello, es uno de los más grandes exploradores de la historia, no solo por su audacia y capacidad de superación, sino por lograr regresar siempre, en condiciones terribles y casi inhumanas, y llevar de vuelta a casa al conjunto de sus tripulaciones. Por todo ello, la vida y aventuras de Shackelton, son dignas de estudio y en este caso, de una agradable lectura.

Tras el éxito de su libro "Amundsen - Scott: Duelo en la Antártida", Javier Cacho nos presenta un ensayo amplio y muy detallado de la vida de otro de los grandes exploradores de este continente helado. No quiero desbaratar al futuro lector, la vida y exploraciones de Ernest Shackelton, tal como nos la cuenta Cacho. Para ello lo mejor sería hacerse con este magnífico libro. Sin embargo no puedo dejar de anotar ciertas fases de su vida, tan importantes para él, como para la historia de las exploraciones. 

En 1901 formó parte de la expedición de Scott con el Discóvery, siendo una de las tres personas llegaron en aquella época más cerca del Polo Sur. Desgraciadamente, su estado salud hizo que su retorno fuera anterior a la expedición, aunque esto le hizo protagonizar gran número de conferencias y actos en Gran Bretaña. A partir de este viaje, parece que las relaciones con el capitán Scott nunca volvieron a ser buenas, lo que le marcará en su futuro. Tras unos años de devaneos empresariales y pólíticos, organizó su propia expedición en el "Nimrod" entre 1908 y 1909, consiguiendo llegar al punto más cercano al Polo, a menos de 100 millas y además algunos de sus hombres, hollaron el Polo Sur magnético. De vuelta a Londres, pasó algunos años dando conferencias, pero los problemas económicos le perseguían, por sus deudas de la anterior expedición. En agosto de 1914, justo al comenzar la 1ª GM, embarca en el "Endurance" para intentar la hazaña de cruzar la Antártida de norte a sur, expedición que le hará célebre, no por su conquista, que no es obtenida, si no por su capacidad de supervivencia y liderazgo. Tras perder el barco entre los hielos, regresó a la civilización, sin perder ni uno solo de sus hombres. Su última expedición en el "Quest", ya bien entrada su cuarentena, buscaría explorar y cartografiar las islas que rodean la Antártida.

Javier Cacho nos presenta a un hombre invencible ante la adversidad, jovial con sus compañeros y duro en el mando cuando era necesario, irreductible frente a los peligros de los hielos, las tempestades y las larguísimas caminas en el desierto blanco de la Antártida. Como bandera, siempre ondeaba el espíritu de la hermandad del mar, donde no había enemigos, sino logros que finalizar y tierras que descubrir. Llevando el esfuerzo a niveles sobre humanos, siempre lideraba a sus hombres sin desfallecer, su vida fue una continua lucha contra las adversidades. Por un lado, las que se le presentaban en sus exploraciones, luchando contra los medios naturales... pero también las de su vida cotidiana. Pero en su vida adulta siempre hubo problemas económicos, contó la desconfianza de las instituciones británicas, ante un hombre sin freno y sin límites, no faltaron los problemas legales de su hermano, además de que aunque en principio, mantenía un matrimonio feliz, Shackelton, prefería la acción del mar y de sus expediciones a la sosegada vida familiar en su querida Gran Bretaña.

El ensayo es absolutamente adictivo y esta escrito con una agilidad y una claridad, que genera tal afán de lectura, que ésta resulta muy agradable y entretenida. No sólo las aventuras de este explorador, producen la sensación de querer leer más, sino que Cacho es capaz de contagiarnos el amor a las expediciones, sinsabores, heroicidades y superaciones de Shackelton y sus hombres. Un gran libro imprescindible para los amantes del género de viajes y vidas de héroes sin aliento. La última frase del diario del explorador rezaba: "En la creciente oscuridad del crepúsculo vi una estrella solitaria cernirse como una joya en la bahía". Así, este enamorado de la poesía y de lo desconocido, sellaba de la manera más romántica y literaria una vida de llena de retos y superaciones. 

2 comentarios:

  1. Javier Cacho, el autor, se ha dejado él mismo la piel en aquel infierno de hielo que es la Antártida, como jefe de las campañas científicas que desarrolla allí España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se, lo se y le sigo puntualmente en Facebook. Tengo muchas ganas de verle esta tarde.

      Eliminar