Etiquetas

martes, 30 de enero de 2018

"Clase Letal" - Tomo 5

El tomo cinco de la serie de comics "Clase Letal" da apertura al nuevo curso escolar de la famosa escuela para asesinos, dirigida por el misterioso y estricto Maestro Lin. Tras la terminación del primer curso con "los trabajos de fin de curso" más sangrientos y mortales que se hayan conocido, los supervivientes que ahora pasan a segundo, siguen luchando no solo por el liderazgo del centro, sino también por sus supervivencia. Por un lado Shabnam y sus seguidores afrontan el nuevo curso con cierta seguridad en su grupo de élite. Por otro, la siempre solitaria Saya, tiene el encargo de formar a una nueva alumna, llamada Zenzela, lo que conlleva aguantar a sus compañeros de primero, mientras el recuerdo de Marcus no termina de diluirse. Pero ecos de Japón y de su familia, la situarán en el objetivo de nuevas y sanguinarias experiencias.
Bien, bien. Ya tenía ganas de meterle mano a la nueva entrega de la que considero una de las mejores series de la actualidad en el universo de los cómics. La presenta historia comienza con un nuevo curso. Siguen algunos viejos conocidos, los que no han muerto hasta ahora y quienes afrontan el segundo curso con la seguridad de saberse superiores. Y por otro lado, esta nueva etapa hace que Remender nos presente nuevos personajes, quienes vienen a ocupar de alguna manera, los huecos dejados por tanto estudiante asesinado, troceado y desmembrado en capítulos anteriores. Si bien, todo en el guion nos suena a conocido después de cuatro fantásticos tomos, es cierto que el comienzo del curso, da aire nuevo a las tramas, presentando luchas de poder y ego, además de diferentes y novedosos caracteres e intereses entre los protagonistas. Si además, estos se cruzan con viejos conocidos y los creadores de la serie afrontan el recuerdo de algunos desaparecidos, con atisbo de regreso, el resultado sigue aportando interés, dinamismo y sobre todo, mucha sangre y venganza.
Respecto al dibujo de Craig y al color de Boyd, poco nuevo que decir al respecto de mis anteriores reseñas. Ambos forman un gran equipo y su resultado es una pasada de dinamismo, composición y presentación de personajes y ambientes.  Su acierto tanto en escenas de acción, como en las que simplemente los protagonistas se encuentran conversando en una sala del colegio, una habitación o un bar de mala muerte, claman por el absoluto control y dominio de espacios y situaciones, perfectamente equilibradas al ritmo del guion de Remender. El uso de color por parte de Boyd, no hace sino acompañar el salvaje dibujo de Craig, en un juego a tres manos, digno de contemplar y disfrutar. Es difícil leer en la actualidad un cómic tan entretenido, acompañado de un dibujo tan acorde al ritmo del guion. Una gozada ver que la calidad del cómic se mantiene tras cinco tomos. Y repito, es muy de agradecer la inclusión de nuevos personajes de lo más variopinto. Desde el rockabilly vietnamita, pasando por el heavy de la RDA, una joven africana  de la que nadie conoce su oscuro pasado y el hijo de un jefe nativo de una reserva americana. Parece que todos ellos y algunos más nos van a hacer pasar en grande... Una gozada.