Etiquetas

jueves, 31 de marzo de 2016

Desperta Ferro - "La guerra de Granada"

Justo en el límite entre el Medievo y la Edad Moderna, esos años que marcan un antes y un después en la historia de España, es donde nos sitúa este número de Desperta Ferro. La Guerra de Granada, diez años diez (1482-1492), que se desgranan en una serie de artículos. Las campañas de Isabel y Fernando, por conquistar el último feudo musulmán, el reino Nazarí, de la península, focalizan un número marcado por la obra de Miguel Angel Laredo Quesada, experto investigador, quien junto a otros expertos, se presenta un profundo trabajo de investigación de una época, unas gentes y unos avances que marcaron el devenir de la historia moderna en España y  Europa.
Precisamente, este autor, presenta con su artículo, los precedentes de la guerra, marcados por el declive del reino de Granada y el fin de las guerras que marcaron a Castilla a lo largo de gran parte del siglo XV. Precisamente, el tercer artículo, enlaza a la perfección, con el comienzo más o menos oficial de la guerra de Granada, a partir de 1481 con el detonante de la toma de Zahara por los Nazaríes y posteriormente como respuesta cristiana, con la de Alhama en 1482. Las razias y pequeños encuentros de frontera, que se habían sucedido con cierta normalidad en los años anteriores, dieron paso a la excusa perfecta para los Reyes Católicos, para tomarse en serio la conquista final y eliminación definitiva del reino de Granada en territorio peninsular. Estos dos artículos vienen acompañados de un gran mapa explicativo de las diferentes etapas de conquistas y enfrentamientos en nuestra actual Andalucía oriental. Con permiso, salto al séptimo capítulo en el que se cierra, con la explicación de los dos últimos años de campaña, la definitiva conquista del Granada. En estos dos años, el cerco termina por ahogar toda resistencia. Dejo para esta última parte de la reseña, los artículos dedicados puntualmente a la parte militar de una época marcada por los cambios en la manera de enfrentarse en una guerra, marcada por los avances tecnológicos y la evolución organizativa de los ejércitos y los soldados. En este caso, el bando perdedor, además de lo que se ha explicado respecto al declive de un reino, también iba rezagado con respecto a la armada castellana. Esta decadencia está plasmada en lo artículos dedicados al ejército nazarí y sus fortificaciones. Importantes, los dos restantes, que están dedicados a la evolución de los ejércitos castellanos hacia una estructura moderna, dependiente de la monarquía y no tanto de la nobleza y las órdenes militares, así como a la gran importancia de la artillería, auténtico punto de inflexión en esta confrontación.
Un número especialmente importante para definir las causas y consecuencias de una guerra en la que más de un factor marcará el devenir de lo que en poco tiempo se convertirá en el Reino de España y su potencial en Europa. Las tácticas, los avances tecnológicos y la nueva mentalidad del poder de la monarquía, encuentran un caldo de cultivo, sino definitivo, si incesante en la conquista de Granada. Remarcar, para finalizar la importancia de los estudios del profesor Miguel Angel Laredo Quesada, del que ya hace tiempo, reseñé en este blog su libro "La guerra de Granada", manual que le hubiera venido bien consultar a Henry Kamen, para escribir el capítulo correspondiente a la conquista de Granada, en su mediocre biografía dedicada a Fernando el Católico.

http://elpuentelejano.blogspot.com.es/2013/07/la-guerra-de-granada-miguel-alngel.html




martes, 29 de marzo de 2016

Navarra - Ujué

El Santuario - Fortaleza de Santa María de  Ujué, se encuentra ubicado en la villa del mismo nombre, en la zona media de Navarra, muy cerca de Olite. Situado en zona fronteriza, el poblamiento data del siglo IX. Ya desde entonces en el lugar se coronaba una fortaleza que controlaa durante la historia del Reino de Navarra, desde la llanura de la zona media hasta los pasos que llevaban al Pirineo, en zona limítrofe a las tierras aragonesas. Ujue y su Santuario gozan de la predilección de dos reyes de Navarra de la Casa de Evreux, Carlos II y Carlos III, durante el final del siglo XIV y principio del XV, momento en que la villa y su entorno, viven momentos de apogeo.

Su enclave cercano a Pamplona y su elevada localización, lo hacen proclive a recibir visitas del turismo cultural, artístico, religioso y gastronómico. Hace unos años el Santuario gozó de una rehabilitación importante, convirtiéndolo en una de las visitas más ricas y fructíferas de la zona. Si a su historia y riqueza románica y gótica, unimos la tradición de comer, en sus restaurantes y asadores, buenas migas y exquisita carne, hacen la visita, un hecho inevitable. 












viernes, 25 de marzo de 2016

La foto del viernes - Pamplona - Catedral - Carlos III y Doña Leonor y Cristo Alzado al fondo.

Pamplona.
Catedral.
Jueves Santo.
Esculturas yacentes del sepulcro de Carlos III el Noble y Doña Leonor de Trastámara.
Al fondo, el paso procesional del Cristo Alzado, de la Hermandad de la Pasión, espera solitario, su salida en la Procesión que se celebra hoy Viernes Santo por la tarde.
 

martes, 22 de marzo de 2016

"Rashomon"

Dirigida por Akira Kurosawa en 1950, esta película emblemática del director y del cine japonés, cuenta lo sucedido en un camino del bosque durante la Edad Media. Un monje, un leñador y un peregrino  comentan durante una fuerte tormenta, el juicio celebrado aquel día. Tras la aparición de un señor feudal muerto, encontrado por el leñador, durante el juicio, los distintos protagonistas testificarán aportando diferentes visiones, matices y trayectorias de lo sucedido.
El director plantea al espectador mediante las diferentes versiones, las características del ser humano, sus defectos y adicciones, con las que los personajes pretenden justificar los hechos. La bajeza humana, el honor, la envidia, la lujuria y el asesinato, son algunas de las facetas testimoniadas en la consecución de las diferentes escenas que se motivan tras el encuentro de un famoso ladrón, con el señor feudal que viaja con su esposa por el bosque. Kurosawa se sumerge de manera metódica en los vicios de sus personajes, trasladando a la pantalla lo más oscuro y viciado de la condición humana. La justificación de los hechos, las excusas recurrentes y la capacidad para acusar al prójimo de los hechos acaecidos, rodean con un halo de vicio y corrupción a los tres personajes.
Con un comienzo de una brillantez cinematográfica inigualable en el que Akira muestra con unos movimientos de cámara geniales, el deambular del leñador antes de encontrar un cadáver, el director japonés, presenta una obra maestra llena de tempo en su narrativa, en el que, el uso de las sombras y luces del bosque parecen plasmar los claroscuros del alma humana. La escenografía del suceso, representada de cuatro maneras diferentes, nos da a entender la maestría del director, para mostrar los diferentes perfiles y lados de la condición humana. Su muestra es dura y contundente.
A pesar de él, y de la terrible acusación que pesa sobre la humanidad, Kurosawa, por medio de dos de los personajes, es capaz de mostrar confianza en el alma más misericordiosa del ser humano, creando una auténtica fábula en la que no pierde su apuesta por lo bueno y lo justo. Una auténtica clase magistral de cómo representar en la pantalla lo mejor y lo peor de los hombres, demostrando su condición de maestro en la narración. Puede resultar en algunos momentos especialmente pausada y repetitiva, sobre todo teniendo en cuenta el estilo propio del cine japonés, pero es indudable que nos muestra una lección en  la realización de los personajes y la trama. Indudablemente una película que brilla en la obra del maestro Akira Kurosawa.
  

lunes, 21 de marzo de 2016

"1177 a. C. El año en que la civilización se derrumbó" - Eric H. Cline

En éste mismo blog, reseñé el ensayo de Cline dedicado a la guerra de Troya. Su lectura me dejó un hondo poso y en cuanto me enteré de la publicación del que hoy reseñó, no tardé ni un minuto en hacerme con él. Las causas son varias, pero sobre todo, me agradó y sorprendió la facilidad con la que el autor estructura sus libros, analizando los descubrimiento y conocimientos, alrededor de una época tan mítica como misteriosa, como es la Edad del Bronce en el Mediterránero oriental. En aquel libro dedicado a Troya, no solo se dedicó a analizar arqueológicamente e históricamente un hecho rodeado de misticismo y épica, sino que también se acercó a descubrir, el por qué del derrumbamiento de grandes civilizaciones, como los hititas, micénicos, minóicos, asirios... alrededor de finales del siglo XII a.C. Pues bien, en esta obra que hoy presento, Cline se lanza a tratar aquellos misteriosos sucesos que llevaron a semejante cataclismo. De manera lo más concisa posible, aporta dato a dato las posibles causas,  tanto económicas, climatológicas, militares o diplomáticas, que rodearon tal hecho.

Este ensayo se encuentra dividido en cinco grandes capítulos bien diferenciados. Un imprescindible prólogo, presenta las líneas generales de unos hechos sustanciales en la historia, que marcan el declive y derrumbamiento de prácticamente todas las grandes culturas del mediterráneo oriental a finales del siglo XII a.C. Bien es verdad, que Egipto pervivió a tal proceso, pero es indudable que sufrió en sus tierras y costas, algunas características propias del proceso que se estudia aquí. Los estudios arqueológicos, tanto en el análisis de las murallas, restos encontrados y morfología de las distintas capas de los diferentes yacimientos, junto al descubrimiento de las famosas tablillas de barro encontradas en varias poblaciones, no solo ayudan sino que marcan los tiempos, relaciones y sucesos que acontecieron en los siglos previos a la gran crisis. Cline, apoyándose en una impresionante bibliografía y en un gran conjunto de estudios arqueológicos, es capaz reconstruir temporalmente este fantástico puzzle de piezas.

En los tres siguientes capítulos, 1, 2 y 3, el autor se embarca un concentrado estudio de los siglos previos a lo que para él y muchos otros estudiosos es el fin de una gran era. Porque lo que parece indudable, y Cline logra demostrar, es la existencia de grandes civilizaciones o culturas, interelacionadas entre sí, ya sea de manera económica, diplomática o militar, protagonizando lo que podríamos llamar, una situación real de relaciones internacionales, paralelas a las actuales. Con esta premisa, la búsqueda de la explicación de la debacle sucedida en el siglo XII a.C todavía resulta más impresionante y misteriosa. Para ello, estos capítulos dedicados a los siglos XV, XIV y XIII a.C. plasman, basándose en documentación y datos arqueológicos, todas estas relaciones, demostrando el alto grado de globalización alcanzado entre los imperios Hitita, Micénico, Egipcio y Asirio, así como de la gran importancia estratégica y política de estas civilizaciones.

Para finalizar, en los capítulos 4 y 5, se sumerge directamente en el análisis de lo que pudo suceder en el siglo XII a.C y el conjunto de las posibles causas del fin de la Edad del Bronce. Para ello, en primer lugar, Cline analiza de manera geográfica cada uno de los yacimientos que declinaron o desaparecieron durante este siglo. Ugarit, Megido, Hattusa, Troya, Pilos, Micenas y otros poblamientos de Mesopotamia, Chipre o Egipto, son estudiados de manera pormenorizada, encontrando cierta casuística y proceso similar en determinados signos de destrucción, abandono o catástrofe. Será en el 5º y último capítulo, donde Cline, pretende asimilar todo lo estudiado en las páginas anteriores y resolver el este gran misterio. Para ello, describe cada una de las posibles causas de manera individual. Terremotos, cambio climático, rebeliones, invasiones, descentralización y ascenso del comercio privado y la aparición de los Pueblos de Mar, terminan convergiendo en el derrumbe sin remedio de un gran sistema global y de poder económico y militar. La explicación la plantea en una posible Teoría de la complejidad, donde se podrían aunar todas y cada una de estas causas de manera concatenada e interrelacionadas en el fin de la gran Edad del Bronce.

Un libro exhaustivo. En algunos momentos algo repetitivo, sobre todo debido al estudio separado e individual de las distintas culturas, lo  que lleva a tratar, inevitablemente, los mismos asuntos en varios momentos del ensayo. No por ello, se hace una lectura pesada, ni mucho menos. Su claridad en la explicación, el orden cronológico y por supuesto, el dominio del autor sobre este periodo histórico, hace de esta lectura, un apasionante recorrido por la misteriosa y casi inescrutable y mítica Edad del Bronde y su colapso, focalizado en el año, tan simbólico como plausible, 1177 a.C. 

viernes, 18 de marzo de 2016

La foto del viernes - Navarra - Castillo de San Francisco Javier - Javierada

Navarra.
Castillo de San Francisco Javier
Javierada 2016.
Un año más hemos cumplido con el santo recorriendo los casi 50 kilómetros que separan Pamplona de Javier. Ambientazo en el camino, buen almuerzo y comidica en Liédena. Emocionante, como siempre, la llegada al Santuario y la visita a la capilla de San Francisco Javier. Como navarro y antiguo alumno de los jesuitas, estos momentos son únicos.
Fue un precioso día ventoso y frío, y disfrutamos de un hermosísimo cielo azul.
El próximo año repetimos, fijo.  

jueves, 17 de marzo de 2016

"Dallas Buyers Club"

Años ochenta. El sida hace acto de presencia en los EEUU. El objetivo mediático se posa en los homosexuales, que serán las primeras personas en enfermar y morir. La sociedad norteamericana no está preparada para esta epidemia y no duda en tratar como apestados a los homosexuales. Más aún, esto sucederá en los estados más profundos y rurales del país. Por otro lado y como respuesta a esta situación, los laboratorios médicos comienzan a experimentar con nuevos y a veces nocivos productos. Los intereses que atesoran no solo son terapéuticos y médicos. También hay oscuros intereses económicos y de control, en los que participan, tanto las empresas privadas, como los hospitales públicos y la administración. Los controles son férreos, pero muchas veces, a base de prohibir, negar la atención y finalmente dejar morir a convalecientes afectados por el sida.
El director Jean Mac-Valleé, se aventura en una película basada en la vida de Ron Woodroof, para explicar al espectador las situaciones rocambolescas que sucedieron aquellos años ochenta a los millones de enfermos de sida de EEUU. Woodroof, era un cowboy de rodeos, drogadicto, mujeriego y bebedor, que un buen día descubre tiene sida. Encarnado por un fantástico y muy convincente Matthew McConaughey, este personaje deberá enfrentarse, no solo a su entorno, que lo señala como homosexual, dentro de un mundo en el que la masculinidad es una seña de identidad, sino que además se enfrentará al hecho de tener que medicarse con un producto llamado AZT, que en dosis importantes es más un destructor de la vida, que un salvavidas para conservarla. En su afán por sobrevivir y hacer negocio, algo que no se puede dejar de lado, el protagonista cruza la frontera con México y contacta con un médico que le enseña una serie de recetas y medios por los que reducir el daño del sida en el cuerpo. La cuestión, es que algunos de estos medicamentos no tiene permiso en EEUU, por lo se embarcará en una empresa para conseguir importar productos para ayudar a enfermos de sida, y lograr reducir el uso del AZT en ellos. A todo esto le ayudará un homosexual travesti, encarnado por Jaret Letto y una doctora sensibilizada en este asunto, interpretada por Jennifer Garner. 
Desde luego, además de una historia interesante, en la que se vislumbra el mal uso de las normas médicas por la administración de los EEUU y el drama sufrido por los afectados por el sida, arrinconados como apestados por la sociedad en general, la película goza, sobretodo de dos grandísimas interpretaciones masculinas. McConaughey y Letto, logran plasmar en cuerpo y alma, la situación psíquica y física, provocada por el sida, debido al sexo sin protección y la droga intravenosa. La capacidad de estos actores para convertirse físicamente en enfermos de sida, demuestra el compromiso de ambos en llevar a la pantalla semejante proyecto. Sus miedos, desesperanzas e ilusiones por sobrevivir, completan unas actuaciones que les concedió finalmente dos merecidos Oscar a mejor actor y actor secundario. 
Una película dura, pero realista, que pone el punto de atención no solo en los enfermos, sino también en la administración encargada de la obtención y dispensación de medicinas en EEUU y su total falta de tacto, delicadeza y empeño, en comparación con los avances obtenidos en otros continentes, donde el control se suavizó, solo por lograr la búsqueda de una solución a la lacra del sida y sus efectos devastadores.


martes, 15 de marzo de 2016

"La Pasión según San Mateo de J.S. Bach" - J.E. Gardiner - English Baroque Soloists & Monteverdi Choir

Una de las grabaciones de las que tengo en casa, a la que más cariño tengo, es sin duda, el triple CD publicado en 1987, con la Pasión según San Mateo de Johann Sebastian Bach, en la versión de John Eliott Gardiner. Ver en directo a este maestro de la dirección, junto al English Baroque Soloists y al Monteverdi Choir, era un acontecimiento al que no podía faltar. Por cierto, encontré grandes diferencias en la versión del año 87 y la que se interpretó y pude disfrutar en el Auditorio Baluarte de Pamplona. La experiencia, madurez y personalidad del director marcaron las diferencias de casi treinta años entre ambas interpretaciones. La experiencia resultó sorprendente y altamente didáctica, sobre todo por lo que concierne al director y su manera de entender e interpretar en la actualidad,  la obra maestra de Bach. No por casualidad es uno de los mayores conocedores de sus composiciones. Hace escasamente un año, en mayo de 2015, la editorial Acantilado publicó su libro "La música en el castillo de Cielo", donde analiza la obra del compositor alemán en un vasto ensayo de casi 800 páginas.
Gardiner presentó a los espectadores de Baluarte, una versión altamente controlada y estructurada por sus directas y continuas directrices. A excepción de los dos solistas, el Evangelista y Cristo, a los que el maestro confiaba con cierta libertad, sus intervenciones y la consecución de sus piezas, en general, no había entrada, cambio rítmico o nota que no fuera indicada por el director. Con más bien, un ritmo lento, la obra se desarrolló y manifestó ante el espectador, no como una interpretación teatralizada, en el sentido de demostración de dotes musicales, sino más bien, como una lección del mensaje que Bach quisiera dar sobre la Pasión y Muerte de Jesús al público al que dirige su obra. Con esto quiero decir que la interpretación de Gardiner me pareció más didáctica, más emotiva, más como una experiencia humana, que trasciende lo musical. Por ello, me llamó la atención, sobre todo, la consecución de las arias de los distintos solistas que intervinieron en la velada. Sus versiones parecieron diferentes a lo que hasta ahora había oído. No me sonaron tan cantadas, sino más bien contadas. Los fraseos y las palabras que acompañan las melodías fueron mostradas como un mensaje a trasladar al creyente, en este caso oyente, que en origen, acudía a la iglesia en Semana Santa. 
Esta interpretación obliga al espectador a analizarla y a escucharla como un conjunto cerrado, independientemente de las intervenciones unilaterales de solistas, coro y orquesta. Aún así, vayamos por partes, en lo que a esto respecta. Tanto el tenor Mark Padmore, en su papel de Evangelista, como el barítono, Stephan Lodges, en su interpretación de Cristo, estuvieron  notables, especialmente el primero, con una presentación clara, bien fraseada y en algunos momentos, brillante. El Monteverdi Choir, resultó en conjunto un coro lleno de voces jóvenes, entre las cuales, percibí cierta falta de potencia en los bajos, pero en conjunto y a pesar de carecer en algunos momentos, en mi opinión, de cierta rotundidad y volumen, culminaron una velada correcta. Reseñar el acompañamiento y buen hacer, al inicio y final de la obra, de la Escolanía del Orfeón Pamplonés. Respecto a los intérpretes solistas del coro, me remito a la juventud de casi todos ellos. Su buen hacer en la técnica suplió algunas carencias en las voces, que no creo dignas de mención. Finalmente la orquesta, mejor dicho, las dos orquestas en las que se dividió en el escenario la English Baroque Soloists, uno de los grupos referencia de la música antigua en el mundo, interpretó con detalle, gusto y elegancia una gran Pasión instrumental. En mi opinión, junto a Sir John Eliott Gardiner y el tenor Evangelista, lo mejor de la noche.
Por concluir, repetir que la Pasión que disfruté en el Auditorio Baluarte de Pamplona, resultó una experiencia diferente por su desarrollo e interpretación. El alma y la personalidad de Gardiner se desbordó en las indicaciones y en la dirección de la obra, marcando su referencia musical en total armonía, a lo que podría haber sido el espíritu original de Bach y su obra. Como dice él mismo en su libro... "Mi propio enfoque se basa en la convicción de que se puede lograr una negociación entre la acción y la meditación, no mediante la sustitución de un conjunto de rituales por otro, sino a través de un considerado despliegue de las fuerzas musicales en el seno de  una iglesia o una plataforma de conciertos". Una velada emotiva, cargada de la personalidad de Sir John Eliott Gardiner, y por ello, memorable. 



  


lunes, 14 de marzo de 2016

Chris Robinson Brotherhood en concierto

En su reciente gira por España, Chris Robinson, lider de The Black Crowes, aterrizó con su actual grupo, en la Sala Zentral de Pamplona. Junto al teclista Adam MacDougall, también perteneciente a The Black Crowes, el guitarrista Neal Casal, el bajista Mark Durron y el batería Tony Leone, Crish, presentó un buen número de canciones del repertorio de su no tan nueva banda.
Quién esperaba encontrar algún referente de los trabajos compuestos para "The Black Crowes", tuvo dificultades para encontrar alguna referencia, a excepción de alguna de las baladas, en las que Robinson sigue aportando su estilo y melodías. En general, el concierto en Zentral, planteó al aficionado lo mejor y lo peor de una típica Jam Band. Las canciones derivaron entre psicodelia y sonidos rockeros, mucha improvisación, sobre todo por parte del extraordinario Neal Casal y del teclista, compañero de andanzas de Chris, Adam MacDougall. Si bien las melodías desaparecían conforme avanzaban las canciones, el nivel de técnica y pasión de los miembros del grupo, planteó a los que allí estábamos, brillantes solos y momentos que recordaban a los setenta. Su estilo entre el folk, el sonido más sureño y la psicodelia, campó toda la noche en la Sala Zentral. 
No fue el mejor concierto que he escuchado, ni mucho menos, y en algunos momentos la improvisación, tomaba caminos inescrutables. En definitiva un concierto técnicamente bueno pero irregular en el conjunto de las casi 20 canciones que interpretaron. Salí con la idea de que casi todos los cortes del concierto sonaron parecido... ¿Marca de la casa o un camino sin definir?






viernes, 11 de marzo de 2016

jueves, 10 de marzo de 2016

"The last kingdom" - Temporada 1

La BBC es una de esas grandes productoras que han apostado por la calidad en sus producciones. En este caso y basándose en la novelas históricas escritas por Bernard Cornwell, dedicadas a las invasiones danesas en las Islas Británicas durante el siglo IX y en el reino de Wessex se incubaba el futuro de la unión de los reinos sajones bajo el liderazgo de Alfredo el Grande, en 2015 se estrenó la primera temporada de la serie "The last kingdom".
Un señorío sajón asentado en Northumbria es atacado por una nueva invasión danesa. Solo el joven heredero es tomado vivo como vasallo. Años después, un opositor a su señor danés organiza un ataque a su casa y asesina a todos sus moradores, excepto al joven sajón y otra sierva sajona. Su destino le lleva a huir al sur, a Wessex, el único reino capaz de enfrentarse a la dominación danesa en toda la isla, mientras su mente espera un mejor momento para vengar la muerte de su protector y la recuperación su señorío en Northumbria. Mientras, vende su espada al rey que se convertirá en el futuro Alfredo el Grande, rey, líder y futuro de la unión de los pueblos sajones frente al invasor danés.
Serie corta, de ocho capítulos. Sin haber leído ningún libro de esta serie de Cornwell, en le estructura y trayectoria de los capítulos se intuye el desarrollo y la mano del gran autor inglés. Sin duda uno de los grandes novelistas históricos. La serie trata con bastante fidelidad y realismo una época histórica, crucial para el desarrollo de la historia de Inglaterra. Utilizando un personaje ficticio, el autor y por ende la serie, cuenta los hechos que se sucedieron a lo largo de la segunda mitad del siglo IX, en la que una gran invasión de los pueblos daneses, llegaron a dominar prácticamente toda la isla, a excepción del reino del sur. La figura de Alfredo el Grande, equilibrada entre el poder terrenal de su dominio en el reino y el poder celestial, aportado por el apoyo de la iglesia cristiana, logra converger contra el dominio de un pueblo danés fuerte, pagano e imparable que ha doblegado a todos y cada uno de los reinos sajones.
Altamente entretenida, con una contextualización bastante fiel a la historia, eso sí, entremezclando ficción y realidad, "The last kingdom" consigue presentar al espectador un producto interesante, decentemente ambientado y bastante entretenido, donde el amor, la tierra, la sangre y el honor, juegan por el equilibrio del poder del que será el futuro de Inglaterra durante los dos siguientes siglos, puntualmente hasta el año 1066, en el que los normandos invadirán Inglaterra. Fiel a los textos de Cornwell y guiándose de una estructura histórica fiable, esta serie muestra el camino de cómo una novela histórica debe trasladarse a la pantalla, con la convicción de realizar un producto medianamente serio y a la vez entretenido. Eso sí, valorando siempre, el porcentaje de ficción y aventura que tiene en su metraje.


martes, 8 de marzo de 2016

"100 % Marvel - Viuda Negra" - Tomos 1 - 2 y 3 - Edmonson - Noto


En 2014, el tandem formado por el guionista Nathan Edmonson y el dibujante Phil Noto se hicieron cargo de la que hasta el momento es la trama más larga publicada hasta ahora por Marvel para el personaje de la Viuda Negra. En España esta colección se ha publicado en 3 tomos de 100% Marvel, englobando 20 grapas, 18 de ellas perfectamente hilvanadas y las dos últimas como un perfecto colofón a la andadura de estos dos creadores. Precisamente en diciembre de 2015 llegó a las tiendas el tercero y último tomo, de la que es sin duda una de las historias más entretenidas y mejor dibujadas alrededor de la espía venida de Rusia más famosa de Marvel.
La historia y trama de estos números sobrevuela a la Viuda Negra fuera de los Vengadores y realizando una serie de misiones de espionaje. Su finalidad, por un lado expiar los pecados de su pasado en el que trabajó para la Rusia Soviética y por otro, ajustar cuentas de manera particular. Sin embargo, una organización secreta y todo poderosa intenta manipularla y en su caso acabar con ella. A lo largo de sus operaciones secretas, va descubriendo una trama que la pone en un objetivo peligroso y que la ata a un pasado para olvidar. En su camino se cruza con el Soldado de Invierno, Ojo de Halcón o Daredevil, con quienes compartirá alguna de sus preocupaciones, pero de quienes termina huyendo. Su misión es solo de ella, y ella sola, debe terminarla. Con la ayuda de su abogado Isahias, tendrá que lograr solucionar el enigma que la persigue. 
Como he dicho al principio, Edmunson y Noto, han logrado construir una auténtica historia de espionaje, operaciones secretas, asesinatos y peligrosas misiones, apartándose totalmente del mundo de los super héroes y afianzando la trama en el pasado de Natasha como espía soviética y sus habilidades como agente secreto. Si el guión muestra ramalazos de lo mejor de las historias de espionaje y agentes secretos, el dibujo pone a esta historia en niveles de auténtica brillantez. Gracias a Marvel, hay que agradecer que el tandem creativo, complete sin cortes, toda la colección, porque sin duda, la historia lo merece. El dibujo de Noto es delicado, firme y absolutamente hipnotizante y completa junto a Edmonson una saga que perdurará en la mente de los aficionados a la heroína venida del frío.