Etiquetas

lunes, 8 de septiembre de 2014

Desperta Ferro - "Los Tercios en el siglo XVI"

Que una revista especializada como Desperta Ferro, además de mantener las tiradas de Historia Antigua, Moderna y últimamente Contemporánea, publique de vez en cuando números especiales sobre una temática especial, es loable e incluso envidiable. Si además lo hace con la calidad habitual y sobre un tema tan cercano a nuestra historia como son los Tercios, el resultado es francamente notable.

Efectivamente, el último especial versa sobre los Tercios en el siglo XVI, cuando la corona hispana, bajo el emperador Carlos V y después, bajo su hijo Felipe II, era la potencia por excelencia en Europa. Un territorio tan extenso y diverso, necesitaba de una organización administrativa y militar suficientemente poderosa como para controlar y vigilar con suficiente capacidad todo el territorio. Y el brazo armado del gobierno recaía en los famosos Tercios. Su origen proviene de la reconquista y de la necesidad de tener un ejército permanente y maniobrable para acudir a  las conquistas fuera de la península, ya sea en Italia o en el norte de Africa. Su evolución imparable, como el primer ejército permanente desde las legiones romanas, y la revolución organizativa y armamentística, hicieron de él invencible.

En un buen número de artículos, Desperta Ferro nos traslada desde los orígenes de los Tercios, pasando por su composición, administración, sus frentes militares en Europa, tácticas y como no la visión que de ellos se tenía tanto internamente como fuera de España. En sendos artículos, se explica las raíces peninsulares del Tercio y su evolución en la política expansionista de la corona hispánica. Además otros articulistas tratan sobre su estructura, desde el reclutamiento, origen de las tropas y la sanidad. No olvidemos el sentimiento religioso dentro del ejército, como brazo armado del reino defensor del catolicismo en el mundo occidental y sus contradicciones, así como su imagen en la literatura. Y por último, y perfectamente detallado, las tácticas militares, la capacidad de movilidad en un frente que iba desde Italia a Holanda y como ejemplo de todo ello, la explicación de una operación de combinación de armada e infantería, en Flandes durante 1575, donde la estructura organizativa junto al valor intrínseco de las tropas, eran capaces de campañas a primera vista imposibles. Un espléndido número, que amalgama lo mejor de una centuria labrada alrededor de los Tercios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario