Etiquetas

jueves, 26 de marzo de 2015

"Relatos de Sevastopol" - Lev N. Tolstoi

Tolstoi participó como oficial de artillería en la defensa de Sebastopol durante la guerra de Crimea. A lo largo de tres etapas, bien diferenciadas en el libro, el autor ruso, nos cuenta el desarrollo y la evolución del sitio sobre la ciudad. Desde una primera etapa en los primeros momentos del asedio, hasta la rendición de la ciudad, frente a las tropas francesas.

La visión de un joven Tolstoi, escruta desde cierta inocencia y no poca crítica, los factores de la oficialidad y la tropa que defiende los bastiones de artillería y las trincheras que rodean la ciudad. Por un lado está una élite nobiliaria que forma el entramado de los oficiales, que juegan a la guerra, desde la soberbia del rico hombre, que se encuentra lejos de sus tierras y que poco tiene que perder, hasta la postura del soldado y de los jóvenes oficiales que, estando en el frente, cara a cara con la muerte, equilibran su posición entre el miedo a la muerte y el cumplimiento de las órdenes encomendadas.

Sin duda, Tolstoi, con un punto de vista, en cierta manera periodístico, pero sobre todo, tomando como perspectiva, la condición humana de los protagonistas de estas tres historias, analiza las diferentes posturas de aquellos, frente a su participación en la guerra. Jóvenes oficiales que se ven impulsados por su posición social y condición familiar, a acudir a la guerra, entre el miedo a demostrar su propia cobardía y la querencia a mostrar una valentía, no demasiado pródiga entre gran parte de la oficialidad de la ciudad. Esta prefiere, disfrutar de la retaguardia a enfrentarse en el frente de batalla, no solo a su enemigo, sino a las propias tropas, sacrificadas en pro de un Imperio, lleno de padrinos, favoritos y sobre todo mucha soberbia. Están, quienes intentan cumplir con su deber de militar, pero se ven coaccionados por un entorno, poco proclive al sacrificio, para desgracia de una tropa, maltratada y sacrificada.

El autor juega con las ideas de cobardía y valentía, del honor, el cumplimiento del deber, frente a quien prefiere disfrutar de su privilegiada situación, pero siempre, pretendiendo ser lo que no se es, aparentando lo que debe ser, frente a lo que realmente se es. Las apariencias, la soberbia... campan en una ciudad, que poco a poco cae en la desesperación de los bombardeos y las cargas de fusilería. Tolstoi, nos describe, no solo una batalla, un asedio, sino también, los sentimientos que sobrevuelan sobre los defensores de la ciudad, sus deseos, apariencias y sensaciones, frente a la realidad de la guerra y la teatralidad del deber, a veces, disimulado. 

2 comentarios:

  1. Tolstoi siempre expresó su crítica hacia las desigualdades sociales de su país. Aquí, en este libro, se aúnan el relato de un espectador privilegiado, con la magnífica prosa del maestro ruso.

    ResponderEliminar