Etiquetas

miércoles, 7 de enero de 2015

"El hundimiento" - Joachim Fest

Llevaba muchos años con ganas de leer este libro, escrito por Joachim Fest en el 2000. Las referencias eran muy buenas y no voy a engañar a nadie si digo que el visionado de la película del mismo nombre, que interpretó Bruno Ganz en 2004, me animó definitivamente a hacerme con ella. Como seguramente ya sabe el lector, el ensayo desarrolla lo últimos días de vida de Hitler en su bunker de Berlín, rodeado de su más  cercana camarilla. La presión ejercida por los soviéticos en todos los frentes y la derrota total en los campos de campaña, hicieron que el iluso sueño destructivo del canciller, acabará entre las ruinas y los incendios de la capital del tercer Reich, con su suicidio. 

Lo significativo de esta obra, es su brevedad. Sus escasas 250 páginas, pueden parecer pocas, para tratar un tema tan interesante. Fest aúna concreción y detalle. No solo por tratar los últimos días del Führer y su desarrollo, sino que además el autor es capaz, de intercalar ciertos capítulos en los que analiza de manera fugaz, pero no por ello menos acertada, las consecuencias del mandato de Hitler y de la sin razón de sus apuestas y sus divagaciones sin sentido, durante la 2ª Guerra Mundial. Ya sean sus decisiones políticas o bélicas, todo lo que rodea la figura de este personaje, se rodea de vaivenes en sus decisiones, de sueños destructivos y por encima de todo y todos, su prepotencia crepuscular  y mesiánica. 

Estos análisis, casan a la perfección con el estudio puntual y muy bien estudiado de los distintos documentos que Fest ha tenido la oportunidad de localizar, realizando casi hora a hora, la descripción en el bunker del séquito de Hitler. Los momentos de euforia, en los que todavía algunos confiaban en el contraataque de las tropas alemanas, se mezclan con las realidad de un fin tan cercano e irremediable. A la terrible presión ofrecida por los miles de soldados soviéticos, cabe añadir, las traiciones de algunos de los hombre fuertes del Reich. Hitler se sentirá abandonado por Himmler y Goering, fieles colaboradores de años de tiranía, que ya pensaban en ocupar el puesto de su canciller. Si a esto añadimos que el propio líder Nazi se sentía de por sí, acorralado y traicionado en todos los frentes de su ejército y gobierno, su decisión primaria de luchar hasta la muerte, se reconvirtió en la idea mística, de evitar se mostrado en público como un trofeo, muerto o vivo, en las grandes explanadas del Kremlin. Su suicidio y posterior incineración de su cuerpo, no tenía más fin que la de destruir con su propia destrucción, un estilo de gobierno y de sueño, que debía morir con su creador. 

Joachim Fest, narra las diferentes reacciones de los personajes alemanes del momento. Algunos mandos de la Wehrmacht, prefirieron ordenar la retirada y el auxilio de los habitantes de Berlín con su tropas, para conseguir llegar al frente occidental y así rendirse a los angloamericanos. Otros, fieles a Hitler prefieren resistir en la capital, con tropas, en su mayoría de las SS, conformadas por soldados extranjeros y el apoyo de jóvenes y ancianos reclutados a última hora. En el bunker, Goebbles y su familia, se suicidarán como su canciller. Por supuesto Eva Braun, amante de Hitler, morirá junto a él. Otros intentarán, en grupos más o menos organizados, huir de la devastación . Algunos simplemente se beberán y comerán los últimos restos de la riqueza gastronómica del Führer, abandonándose ante la inminente llegada de los soviéticos. El almirante Donitz, será el sucesor legítimo de algo que dejará de existir entre los días 30 de abril (muerte de Hitler) y la rendición de Berlín, el 2 de mayo. A partir de esos días, su misión sería simplemente firmar la rendición definitiva de Alemania.

Recomendable por varias razones. Su brevedad, su claridad en los datos y sobre todo, el análisis del momento y del personaje en cuestión. Reseñar, finalmente, la cantidad de documentación que el autor ha logrado reunir, acercándonos datos, momentos y relaciones que durante muchos años, han estado ocultas en archivos y colecciones particulares. Si no una obra definitiva, si señera.

2 comentarios: