Etiquetas

lunes, 2 de septiembre de 2013

"The Girl"


El pasado junio reseñé una película titulada "Hitchcock"" interpretada por A. Hopkins y H. Mirren y que trataba sobre las circunstancias que rodearon el rodaje de "Psicósis" y contaba las relación matrimonial del director con Alma, su esposa y colaboradora. Casualmente o no, en ese mismo año 2.012, la cadena HBO realizó otro biopic dedicado al rey del suspense, pero en este caso nos cuenta la realización de las dos películas que protagonizó Tipi Hedren, "Los Pájaros" y "Marnie, la ladrona", que son justamente los films que dirigió tras "Psicosis".

Esta película realizada exclusivamente para su distribución en la cadena HBO, nos cuenta la relación de Hitchcock con la hasta el momento de rodar "Los pájaros", modelo de profesión, Tippi Heldren. Mientras que en la película anteriormente reseñada, la descripción del director no ahonda excesivamente en su personalidad, sino más bien en su relación matrimonial, "The girl" pretende diseccionar el temperamento y las debilidades del director utilizando la referencia de su relación con la actriz.

Es bien conocida la afición casi mística y enfermiza de Hitchcok por las mujeres jóvenes y rubias. No hay más que constatar cuales son sus actrices fetiche a lo largo de su filmografía. Lo que el director Julian Jarrold pretende en este film es, demostrar que el realizador británico se obsesionó y enamoró de tal manera de Tipi Heldren, que el acoso que recibió la actriz durante el rodaje de las películas fue casi insoportable. La manía del director de contar chistes verdes en el rodaje, de alto componente sexual, la presión sobre la actriz a la hora de rodar ciertas escenas, la crueldad del trato en el set de rodaje, aparecen constantemente a lo largo de la película. Los problemas sexuales y afectivos de Hitchcock centran la trama de una película, que utiliza como excusa el rodaje de sendos films con la actriz Tipi Heldren,  y que será foco de sus deseos y sueños más oscuros. La cual, por cierto, rescindió su contrato, tras rodar la última escena de "Marnie, la ladrona".

Las actuaciones resultan muy creíbles, especialmente la realizada por el actor Toby Jones, con un espectacular trabajo de maquillaje e interpretación muy superior al realizado por A. Hopkins. Destila contención, tristeza, melancolía y casi depravación. Al respecto de Sienna Miller en el papel de T. Hendren, a pesar de su poco parecido físico con la actriz, creo que el esfuerzo realizado por interpretar su papel, recibe cierta recompensa por la calidad del trabajo final.

Un película en algunos momentos densa, con tramos algo lentos, que quiere remarcar el componente sexual de la personalidad de Hitchcock y la tensión generada en los rodajes de sus películas. A lo mejor, este intento de psicoanalizar al director, se escape en algunos momentos a una realidad que desconozco. Sin embargo la película resulta muy interesante, sobre todo para los aficionados al director británico. 



2 comentarios:

  1. A poco que esté bien, seguro que está mejor que la peli de Sacha Gervasi sobre el gordito.

    ResponderEliminar
  2. El tratamiento es diferente. Es mucho más oscura.

    ResponderEliminar