Etiquetas

sábado, 27 de abril de 2013

"El Hobbit: Un viaje inesperado"


¿Cual hubiese sido el resultado de la película "El Hobbit: Un viaje inesperado" si finalmente la hubiera dirigido Guillermo del Toro? La verdad es que es una pregunta que me hice la primera vez que la vi en el cine y me la he vuelto a hacer cuando la he visto en pantalla pequeña. Sin duda alguna, pienso que hubiera sido una película diferente, pero sin ninguna duda no creo que más espectacular. Más oscura, más profunda, quizás, pero no creo que llegara a tener la magnitud de fuegos artificiales de la versión de Peter Jackson.

La película no da respiro en toda su duración de dos horas y cuarenta minutos. Desde el prólogo donde ya nos presenta lo sucedido alrededor de los enanos y el dragón Smaug, hasta la última secuencia de la cinta, el ritmo es trepidante, y por que no decirlo, está salpicado de bastantes momentos humorísticos, sobre todo al inicio de la película. Por otro lado, en comparación con "El señor de los anillos", resulta un película más ligera, incluso diríamos más infantil. El propio relato original de "El Hobbit" obliga a que el guión tome una perspectiva más de película de aventuras, sin la profundidad y la oscuridad de la trilogía de Tolkien. Sin ir más lejos el propio escritor declaró en su momento, que  iba dirigido a un público más infantil. Por ello, creo que la ampliación de escenas y personajes que vienen tomados de los apéndices de la Trilogía de Tolkien, en mi opinión enriquecen la película.

Respecto a los actores, por supuesto la presencia de Ian McKellan como Gandalf, otorga un peso específico importante  a la película. Y sin duda la elección de Martin Freeman, resulta de los más acertada. Su perfil de Bilbo Bolsón, se identifica perfectamente con el personaje literario.  Respecto a los enanos poco añadir. Sus trabajos se basan más en un magnífico maquillaje y peluquería, a cuenta además de que es difícil darles cierta notoriedad individual, ya que hablamos de un grupo protagonista de 13 enanos. Obviamente el principal, que encarna a Thorin, escudo de roble, el actor Richard Armitage, lleva el peso de la interpretación, cumpliendo perfectamente las espectativas.

Los efectos especiales están al nivel de la anterior trilogía de Jackson, mejorando en mi opinión, aspectos puntuales, como por ejemplo, el personaje de Golum, más expresivo, si cabe que anteriores ocasiones. Además en este primer episodio se recrea a los tres trolls protagonistas de la escena más divertida y escatológica de la película, sin olvidar la creación del Gran Trasgo, en mi opinión estupenda.

Otra cosa es referirnos a la utilización del sistema 3D HFR. En mi opinión tiene sus pros y sus contras. Desde luego, a nivel de las escenas con gran profundidad en las que la velocidad de los movimientos no es demasiado rápida, el sistema es una absoluta maravilla. Las escenas iniciales de la película en el reino de los enanos, o la secuencia final de las grandes águilas, resultan espectaculares, haciendo que este sistema merezca la pena en termino general a lo largo de toda la película. Sin embargo, cuando susceden escenas de acción rápida y trepidantes, como en las entrañas de las Montañas Nubladas, la supervelocidad del sistema en 48 fps en vez el ordinario de 24 fps, da una sensación de vértigo o mareo, que en mi opinión generan una visión no demasiado nítida de las escenas. Sin ir más lejos, al ver la película en pantalla de televisión, disfruté más de estas escenas de acción que en el cine. Pero la magnitud de estos efectos 3D HFR en una película de este calado a nivel de grandes espacios, paisajes y espectacularidad, compensan el esfuerzo del director.

En definitiva, una película muy entretenida, quizás mas ligera que la trilogía "ESDLA", pero indudablemente nos encontramos con un gran fuego de artificio, que en mi opinión, no tiene más pretensión, que llevarnos a un mundo de fantasía durante la duración de la cinta. Y de verdad, que lo consigue. Ahora solo queda esperar las dos películas siguientes, que completarán la nueva trilogía.



6 comentarios:

  1. En mi opinión, El Hobbit es muy inferior a El Señor de los Anillos. Primero, por esa inclinación al público infantil, y segundo, porque la alarga excesivamente, a mi se me hizo pesada. Y soy forofa de Tolkien. Pero esta peli, que tiene muy buenos momentos, sin embargo no me convenció.

    ResponderEliminar
  2. Teniendo en cuenta la novela, que a fin de cuentas es la base del guión, poco más hay que rascarle. Es meramente un cuento, un historia de viajeros en busca de un tesoro. El problema en todo caso es que el director quiere emular ESDLA con menos material. A pesar de aprovechar los Apéndices de Tolkien.

    ResponderEliminar
  3. Yo la disfruté mucho aunque no llegue a la altura de las anteriores. La vi en 2D y posteriormente en 3D HR y quedé maravillado con la calidad de imagen y de movimiento, tanto que para las siguiente iremos a verla directamente así. Un placer volver a la Tierra Media de manos de Peter Jackson

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que yo también me lo pasé bien en las dos ocasiones y no faltaré a los siguientes estrenos. Seguro.

    ResponderEliminar
  5. Yo sólo puedo achacarle a Jackson que nos meta tres partes de El Hobbit, que sí, que mola, que nos lo pasaremos en grande, que disfrutaremos de las imágenes, la música, los protagonistas, sus aventuras y todos estamos deseando ver cómo será Smaug, pero eran necesarias tres pelis para contarnos El Hobbit?

    De todos modos, debo reconocer que me lo pasé en grande y que la he visto dos veces más.

    Salud Íñigo.

    ResponderEliminar
  6. Bienvenido por estos lares. La verdad es que quizás no hacía falta tres pelis... Pero si nos va a regalar aventuras tan entretenidas, bienvenidas sea. Desde luego yo no me las perderé.

    ResponderEliminar