Etiquetas

sábado, 31 de diciembre de 2016

FELIZ 2017


Seguro, segurísimo, que este Año Nuevo que mañana comienza, será mejor que el viejo y ya en desuso 2016. Por ello os deseo lo mejor y mucha salud, para este año 2017. Que nos traiga lo que buscamos y si no es así, como mínimo,  que no nos traiga lo que no deseamos. Felíz Año Nuevo, ah!!! y muchas, muchísimas buenas lecturas.

viernes, 30 de diciembre de 2016

La foto del viernes - Trujillo - Patio de Armas del castillo

Trujillo
Vistas de la entrada al Patio de Armas del castillo. De origen árabe fue reformado durante la edad de oro de Trujillo, entre los siglos XV y XVI.

jueves, 29 de diciembre de 2016

"The Walking Dead" - Temporada 7 (Primera Parte)



Séptima temporada y seguimos con la serie TWD, en este caso con la primera parte de la misma, compuesta por ocho capítulos, como viendo siendo habitual. No creo que una serie tuviera tantas expectativas en el estreno de su primer capítulo como en esta entrega. El hecho de que el grupo de Rick y parte de los habitantes de Alejandría y Top Hill, en el cómic llamada La Cumbre, se vieran copados por Los Salvadores de Negan tras el último capítulo de la pasada temporada imprimió en los seguidores ansia plena. Esta situación dejaba abierto el comienzo de la presente, a sabiendas de que uno de los protagonistas moría sin remedio. Y así fue. No uno sino dos de ellos. Pero no por ello a algunos nos cogió de sorpresa, teniendo en cuenta que el desarrollo de la serie sigue, si bien no al dedillo, la estela del cómic de Kirkman. En esta primera parte de la temporada, AMC nos presenta las consecuencias de aquel hecho entre los protagonistas y la aparición de una nueva comunidad llamada EL Reino, liderada por Ezequiel. 

El nivel de los capítulos, a excepción de uno de ellos, ha resultado muy bueno. La figura de Negan ha sido trasladada a la pantalla sin perder un mínimo de fuerza, sadismo e inteligencia con respecto al original. Su capacidad de manipulación y control de su entorno causa efectos devastadores en los protagonistas y les plantea, a alguno de ellos, ceder ante las pretensiones del líder de Los Salvadores, a sabiendas de que eso significa perder su independencia. Desde luego, como sucedió en los cómics, el factor de los muertos vivientes, poco o nada aporta a un problema que se ha vuelto eminentemente humano y de pura supervivencia y control de la situación por parte de los distintos grupos de supervivientes. La situación es crítica. Y todos y cada uno de los protagonistas sufren en sus carnes la influencia de Negan. Unos para buscar venganza, otros para enfrentarse a él y no hincar la rodilla y los más, agachar la cabeza y lograr sobrevivir ante la avalancha sangrienta y autoritaria de Los Salvadores. Como dice uno de sus miembros... "Todos somos Negan" y ante esto, no cabe otra cosa que o rendirse o unirse en la batalla. Y es aquí a lo que nos enfrenta esta primera parte de la temporada. Negan, sin duda es el gran personaje de la temporada y si no me equivoco, sobre él hablaremos mucho y largo a partir de ahora. Increíble Jeffrey Dean Morgan en su interpretación. Acojona.
Un  solo pero a esta entrega  y que en mi opinión no tiene disculpa, es el capítulo número seis, protagonizado por el personaje de Tara. Francamente no entiendo su inclusión y resulta totalmente prescindible. No aporta nada y además está francamente mal dirigido y peor interpretado. Por lo demás todo vanaglorias. La duda interna de Rick es de las que hace época. La presencia de Daryl en manos de Negan, es una de las historias de supervivencia más duras que he visto en televisión. La tortura psicológica resulta brutal. Maggie sufre en su interior, pero resiste. Carl es un superviviente nato y busca venganza. Rosita lo mismo, con la compañía  de un siempre dubitativo Eugene. Y Sasha busca aliviar a su entorno de la mejor manera que sabe. Por otro lado Carol y Morgan, van por libre planteando otras disyuntivas, pero siendo el próximo nexo de unión del grupo con los supervivientes de El Reino.
En definitiva, una de las temporadas más completas y emocionantes de la serie, a la espera de lo que viene en su segunda entrega a partir de febrero de 2017. Se acerca la gran batalla entre las comunidades de supervivientes. No veo que llegue la hora...






martes, 27 de diciembre de 2016

"Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra" - John Irving

Periodo de entreguerras. Nueva Inglaterra. Un orfanato en una pequeña población de Maine. Un médico junto a tres enfermeras de cierta edad, se ocupan de cuidar a los huérfanos que mujeres solitarias e indefensas han dejado a su cuidado tras el parto. Otras, sin embargo, deciden no llevar a cabo el alumbramiento y se someten a un aborto bajo el cuidado del doctor Wilbur Larch. Su labor, lleno de ternura y amabilidad, ofrece a estas mujeres que llegan con un gran pesar al orfanato, la opción de tener un hijo al que dejarán en sus manos y al que habrá que buscar una familia de adopción, o la oportunidad de sufrir un aborto, con todas la seguridad para su salud y sin hacer más preguntas. La decisión es de la mujer que allí llega. Uno de esos huérfanos, Homer Wells, ya con cierta edad y sin haber conseguido ser adoptado, es la mano derecha en los partos del médico. Sin embargo decide no participar de los abortos.
 
A partir de esta premisa, John Irving, realiza una panorámica brillante de una época, los años previos a la 2GM y durante la confrontación, en las tierras de Maine, contando las circunstancias de la vida en el orfanato y la búsqueda de un sentido en la vida del joven Homer, tras salir de su mundo cercano a Larch, para vivir la experiencia de la vida en una plantación de manzanos cerca de la costa. Durante la lectura de sus seiscientas y pico páginas, el escritor logra, con calma y de manera detenida, que conozcamos, entre otras cosas, las experiencias que llevaron al Dr. Larch a dedicarse a lo que él considera una misión en la vida. Su reflejo es un joven Homer, que si bien adora a su maestro, entra en ciertas contradicciones con respecto al aborto, por lo que decide descubrir por sí mismo una vida que irremediablemente le llevará a enfrentarse con el objeto de su huida, además de alcanzar su madurez y una vida nueva, quizás más plena.

El paisaje humano y de personajes que presenta Irving en la novela, se encuentra lleno de matices, puntos de vista, reflexiones y planteamientos ante la vida y las circunstancias de los protagonistas frente a los accidentes y novedades en su día a día. La guerra, las temporadas de la recogida de la manzana, sus relaciones con los temporeros de color y sus propias reglas en una vida de trabajo y sufrimiento, además del amor y sus complicaciones. Pero sobre todo, Irving nos confronta con la idea y el hecho del aborto y el derecho a abortar en condiciones y con seguridad, en un tiempo donde la higiene y las condiciones sanitarias, más la mentalidad de una sociedad hermética y ciega ante ciertos casos, no ayudaba nada. Este hecho real y lleno de situaciones complejas para la mujer, en las que en muchos de los casos, es ella la que peligra ante los desaprensivos y el riesgo de una operación que les puede llevar a la muerte, se enfrenta directamente con la ética y la moral de quien considera que el aborto es el asesinato de un ser vivo. He aquí la confrontación de dos derechos, dos libertades, frente a la que por medio de Larch, Irving toma partido, de una manera razonada, diría que bondadosa, en la figura del entrañable y querido personaje del médico. Homer juega en esa disyuntiva y la vida le hará descubrir que aunque huérfano su destino no olvida su origen y su misión.

Si bien alguno de sus tramos me resultó algo lento, creo Irving que busca en un ritmo pausado y detallado, que el espíritu de la novela termine calando en el lector, mediante descripciones someras de personajes y de los paisajes de Nueva Inglaterra y Maine. Su creación y estudio de personajes, sobre todo a nivel de carácter y personalidad es notable. La ambientación de aquellos años 30 y 40 traslada al lector sin margen de error a una sociedad marcada, en algunos casos por la pobreza y la indefensión de la mujer en los sectores más humildes de la sociedad, en contraposición con la visión más pulcra, limpia y rica de las plantaciones de manzanos llenas de aire limpio y cierto desahogo. Todo ello para terminar demostrando que las dificultades frente a un embarazo no deseado son siempre iguales, pero divergentes en su resultado, dependiendo la posición social, la decisión de la madre y con quien termine compartiendo médicamente el destino del que, finalmente nacerá para vivir en un orfanato o el que terminará por no nacer. Independientemente de lo que el lector piense sobre el aborto, lo cual es muy libre de hacer, dependiendo de su conciencia o creencia, la lectura de este libro es recomendable por su riqueza, amplitud de miras y sobre todo, profundidad en los protagonistas. Todo ello muestra un escenario rico en matices y literariamente notable.


lunes, 26 de diciembre de 2016

Cáceres - Trujillo

Trujillo vio nacer a Pizarro y Orellana, entre otros muchos conquistadores, muchos de ellos anónimos, que exploraron el continente americano durante el siglo XVI. Su conjunto histórico es tan evocador como pleno de arquitectura religiosa y civil, que muestran su pasado lleno de glosas, guerras y orgullo. Es un auténtico placer pasear y perderse por sus calles, encontrando a nuestro caminos iglesias, conventos, casas señoriales y una impresionante castillo de origen árabe, construido con restos de sillares romanos de todo el territorio cercano. Queden como muestra de su categoría y nobleza, las siguientes fotos.
 











viernes, 23 de diciembre de 2016

FELIZ NAVIDAD

Como ya es tradición desde que abrí este blog, os deseo una muy Feliz Navidad. Espero que celebréis una gran Noche Buena y que la disfrutéis con los vuestros, con los que más queréis y más os quieren. Paz y Amor.

La foto del viernes - Mérida - Museo Romano

Mérida.
Museo Romano.

jueves, 22 de diciembre de 2016

"Rogue One"

Sería inútil a estas alturas explicar la trama de una película de la que ya se ha contado prácticamente todo. El estreno fue hace una semana y a nadie se le escapa la razón de la película y su lugar dentro del universo de Star Wars. Aún así, a fuerza de mantener la misma dinámica que manejo en todas mis reseñas no puedo dejar de resumir en cuatro líneas la trama de Rogue One. La película se sitúa justo antes del comienzo del capítulo IV de la saga, el titulado "La Guerra de las Galaxias. Una Nueva Esperanza". Los protagonistas son un grupo de combatientes rebeldes que roban los planos de la Estrella de la Muerte, tal como se cuenta a lo largo del capítulo IV, antes del ataque final a la estación imperial. A partir de esta premisa, el director Gareth Edwards, al que ya conocemos por sus irregulares películas Monsters (2010) y Godzilla (2014), crea una película llena de guiños al universo de las películas de Star Wars, con bastante libertad en personajes y tramas, pero atado a los enlaces directos que debe respetar, conforme a sus conexiones con La Nueva Esperanza.
Para ello, conforma un grupo de protagonistas, que alrededor de la joven Jyn Erso, interpretada por Felicity Jones, se irán uniendo a los rebeldes, cada uno de ellos por sus propias motivaciones, para llevar a cabo el ataque por conseguir los planos de la Estrella de la Muerte. Esos personajes lo conforman un joven capitán de la inteligencia rebelde llamado Cassian Andor, encarnado por Diego Luna, un par de monjes del planeta Jedha, un robot imperial recuperado para la causa rebelde y un piloto de carga imperial renegado que comparte una información trascendental para los rebeldes y la joven Jyn. Enfrente, en el entorno imperial, aparece un malvado director llamado Orson Krennic, antiguo conocido del padre de Jyn, un magnificamente recuperado digitalmente Peter Cushing como Moff Tarkin y en un par de apariciones, el mítico Darth Vader. 
En su primera hora se presenta la trama, los personajes y las circunstancias que les llevarán a enfrentarse con el Imperio. En mi opinión, esta primera parte adolece de ritmo y logra a duras penas, ensamblar e hilar a todos a los protagonistas para conseguir su unión en la misión a la que se presentan voluntarios. Es verdad, que son muchos los nuevos personajes que hay que presentar al espectador y difícilmente se puede profundizar más en cada uno de ellos en una hora de metraje. Si bien casi todos ellos resultan algo planos, sobre todo ambos protagonistas, Jyn y Cassian, el director logra más o menos su objetivo, aunque conforme avanza la película no logré empatizar en exceso en los personajes, a excepción de la pareja de monjes, que me parecieron los  papeles más redondos. Uno de ellos, ciego, busca con desesperación la ayuda de la Fuerza. El otro, confía más en su armamento que en creencias olvidadas. Sin embargo, ambos se complementan a la perfección y en mi opinión, resultan los personajes más frescos y emotivos de la peli. 
Sin embargo y de manera sorprendentemente agradable, la segunda hora de la película logra crear en el ambiente un auténtico halo de aventura, emoción y acción. Presentada como una compleja operación militar, que recuerda mucho en su estructura a las películas clásicas de comandos de la 2º Guerra Mundial, la cinta afronta la misión con buen ritmo y sobre todo un notable montaje, que hace de esta parte del metraje una auténtica gozada visual, llena acciones espectaculares, combates emocionantes y otra vez, grandes duelos entre las naves imperiales y rebeldes, que recuerdan a los mejores momentos de la primera trilogia (IV, V y VI) de Star Wars. Sus escenas consiguen mantener al espectador pegado a las butacas, aún conociendo y esperando el resultado final de la operación. 
En definitiva tengo sensaciones encontradas. Su primera parte, aunque necesaria, resulta falta de ritmo y aparece ligeramente deshilada y con cierta falta de cohesión narrativa. Sin embargo, en su segunda hora, remonta el vuelo a niveles notables, convirtiéndose en un film bélico al más puro cine clásico.  Aún así, hay que puntualizar, que los personajes parecen bastante planos. Por otro lado los detalles de ambientación son fantásticos ya que enlazan a la perfección con la entrega IV, tanto en vestuario, tipos de naves, mobiliario e incluso con la aparición de algunos personajes que recuerdan algunos aparecidos en La Nueva Esperanza. Las escenas de batalla entre los cazas rebeldes e imperiales recupera el estilo clásico de la trilogía clásica. Además, aún manteniendo cierta independencia narrativa, consigue presenta cierta libertad con respecto de la línea principal, abriendo y presentando nuevas situaciones o personajes. Interesante la idea de un frente rebelde extremista, comandado por el personaje de Forrest Whitaker, como el radical Saw Gerrera, fuera del control de la rebelión oficial. 
En definitiva, una cinta que va de menos a más, que llega en sus minutos finales a llenar de placer y nostalgia al aficionado a la saga clásica, con lo que el resultado oculta un comienzo algo titubeante. ¿Hay que verla? Por supuesto que sí... con cierta condescendencia en sus limitaciones, pero sabiendo que el conjunto, aunque imperfecto, funciona con un gran tramo final lleno de honor, esperanza, amistad, emoción, sacrificio y compromiso. 

martes, 20 de diciembre de 2016

"Nosotros, los muertos"

Imaginad un mundo, una edad media, en la que la Peste Negra no solo ha asolado Europa, sino que además, sus habitantes se han convertido en muertos vivientes ávidos de carne fresca. Imaginad que la América Precolombina lo fue siempre, ya que Colón no llegó jamás a conquistar aquel continente y quienes llegaron allí, se convirtieron en la diversión de los indígenas e imperios que allí gobernaban. Imaginad que los Incas se hicieron con el poder en toda América, sojuzgando a Aztecas, Mayas y a los nativos del norte, convirtiéndose en el imperio más antiguo y longevo del planeta. Imaginad que el Este está libre de la muerte viviente y pretende hacerse con toda la tierra conocida. Si a todo esto le incluyes máquinas voladoras, una guerra por el poder en el Imperio Inca y un viaje por el mundo en busca de la Fuente de la Vida, te encuentras con este tomo integral tan sorprendente como imprescindible, escrito por Darko Macan e ilustrado por un contundente y siempre efectivo Igor Kodey y editado en España por ECC ediciones.
La verdad es que el argumento resulta de lo más curioso. La cultura occidental ha caído rendida ante la muerte, mientras allende el océano los Incas gobiernan con mano dura y de manera sangrienta un continente en el que Mayas, solo sirven para divertir las fiestas y la cama de los mandatarios, y los Aztecas forman parte del ejército que los sacerdotes y generales Incas manejan a su albedrío desde hace años con la ayuda y apoyo de la cultura Han, proveniente de China, que son quienes en la sombra y gracias al conocimiento de la pólvora y las máquinas que vuelan dominan un mundo de guerras sangrientas, muerte y en Europa miedo y desesperación. La búsqueda de la vida eterna y la lucha de poder lleva a un pequeño grupo de aventureros a cruzar el océano, plantarse en Europa y descubrir las miserias de un continente enfermo, muerto, en el que las guerras son eternas e interminables... Mientras, los protagonistas aprenderán lo que es el miedo, amar, odiar, respetar y huir.
Con un guión rotundo y un dibujo que recrea con gran fidelidad ambientes, trajes y personajes, los autores se envuelven en una ucronía, una historia, con mezcla de fantasía, un poco de steampunk y muertos vivientes, mientras ahonda en las miserias humanas y las relaciones entre vencedores y vencidos. El dibujo de Kordey es espectacular y muy realista en retratos, uniformes y ambientación. Sin duda este tomo hubiera merecido un formato europeo, mucho más grande del que han publicado, para que el lector hubiera disfrutado de la gran cantidad de detalles de que gozan sus ilustraciones. Una historia en donde el poder de las armas, el sexo y la supervivencia hace que en el trascurso de un viaje que tiene mucho de iniciático y búsqueda, los autores indagan en un pasado que no se realizó, en un intercambio muy interesante de conquistadores y conquistados. Francamente genial. Un detalle más... ese final abierto, pendiente de cerrar es una lástima, ya que parece que el tomo es concluso y nos deja a todos con ganas de más. Una lástima.


lunes, 19 de diciembre de 2016

Badajóz - Mérida - Museo Romano

Inaugurado en 1986, fue obra del arquitecto navarro, Rafael Moneo. En este impresionante edificio se guarda la colección de hallazgos arqueológicos de Augusta Emérita. El conjunto no hace más que realzar la estupenda colección de mármoles y restos romanos, aportando su impronta y personalidad, en la que las formas, que quieren recordar a una gran basílica romana y su construcción en ladrillo rojo, forman uno de los conjuntos museísticos más importantes del país. Estas fotos que expongo son solo un pequeño ejemplo de su espacio y concepción.