Etiquetas

jueves, 29 de diciembre de 2016

"The Walking Dead" - Temporada 7 (Primera Parte)



Séptima temporada y seguimos con la serie TWD, en este caso con la primera parte de la misma, compuesta por ocho capítulos, como viendo siendo habitual. No creo que una serie tuviera tantas expectativas en el estreno de su primer capítulo como en esta entrega. El hecho de que el grupo de Rick y parte de los habitantes de Alejandría y Top Hill, en el cómic llamada La Cumbre, se vieran copados por Los Salvadores de Negan tras el último capítulo de la pasada temporada imprimió en los seguidores ansia plena. Esta situación dejaba abierto el comienzo de la presente, a sabiendas de que uno de los protagonistas moría sin remedio. Y así fue. No uno sino dos de ellos. Pero no por ello a algunos nos cogió de sorpresa, teniendo en cuenta que el desarrollo de la serie sigue, si bien no al dedillo, la estela del cómic de Kirkman. En esta primera parte de la temporada, AMC nos presenta las consecuencias de aquel hecho entre los protagonistas y la aparición de una nueva comunidad llamada EL Reino, liderada por Ezequiel. 

El nivel de los capítulos, a excepción de uno de ellos, ha resultado muy bueno. La figura de Negan ha sido trasladada a la pantalla sin perder un mínimo de fuerza, sadismo e inteligencia con respecto al original. Su capacidad de manipulación y control de su entorno causa efectos devastadores en los protagonistas y les plantea, a alguno de ellos, ceder ante las pretensiones del líder de Los Salvadores, a sabiendas de que eso significa perder su independencia. Desde luego, como sucedió en los cómics, el factor de los muertos vivientes, poco o nada aporta a un problema que se ha vuelto eminentemente humano y de pura supervivencia y control de la situación por parte de los distintos grupos de supervivientes. La situación es crítica. Y todos y cada uno de los protagonistas sufren en sus carnes la influencia de Negan. Unos para buscar venganza, otros para enfrentarse a él y no hincar la rodilla y los más, agachar la cabeza y lograr sobrevivir ante la avalancha sangrienta y autoritaria de Los Salvadores. Como dice uno de sus miembros... "Todos somos Negan" y ante esto, no cabe otra cosa que o rendirse o unirse en la batalla. Y es aquí a lo que nos enfrenta esta primera parte de la temporada. Negan, sin duda es el gran personaje de la temporada y si no me equivoco, sobre él hablaremos mucho y largo a partir de ahora. Increíble Jeffrey Dean Morgan en su interpretación. Acojona.
Un  solo pero a esta entrega  y que en mi opinión no tiene disculpa, es el capítulo número seis, protagonizado por el personaje de Tara. Francamente no entiendo su inclusión y resulta totalmente prescindible. No aporta nada y además está francamente mal dirigido y peor interpretado. Por lo demás todo vanaglorias. La duda interna de Rick es de las que hace época. La presencia de Daryl en manos de Negan, es una de las historias de supervivencia más duras que he visto en televisión. La tortura psicológica resulta brutal. Maggie sufre en su interior, pero resiste. Carl es un superviviente nato y busca venganza. Rosita lo mismo, con la compañía  de un siempre dubitativo Eugene. Y Sasha busca aliviar a su entorno de la mejor manera que sabe. Por otro lado Carol y Morgan, van por libre planteando otras disyuntivas, pero siendo el próximo nexo de unión del grupo con los supervivientes de El Reino.
En definitiva, una de las temporadas más completas y emocionantes de la serie, a la espera de lo que viene en su segunda entrega a partir de febrero de 2017. Se acerca la gran batalla entre las comunidades de supervivientes. No veo que llegue la hora...






No hay comentarios:

Publicar un comentario