Etiquetas

jueves, 3 de diciembre de 2015

"Deuda de honor" (The Homesman)

Sobre las veteranas y curtidas espaldas de Tommy Lee Jones hay una cantidad importante de buenas películas y un Oscar de Hollywood. Pero además y en un entorno más cercano y menos conocido, este actorazo ha dirigido, con la que hoy reseño, cuatro películas. De corte íntimo y de una manera bastante artesanal en el tratamiento de personajes y sobre todo de los guiones, ejemplos contundentes de cómo plasmar en la pantalla complejas personalidades con mucha profundidad, Tommy Lee Jones ha tenido la capacidad de dirigir películas de gran calidad cinematográfica. Dos de ellas se han realizado para televisión y otras dos para cine. Su anterior trabajo realizado para la gran pantalla, fue la muy estimable, "Los tres entierros de Melquiades Estrada", película ganadora de varios premios en 2005.
La que hoy reseño y que ha sido recientemente estrenada, nos traslada a la inmensidad de una árida y yerma Nebraska, a mediados del siglo XIX. En este territorio fronterizo viven una pocas familias. En tres de ellas, sus mujeres han perdido la cabeza por la dureza y soledad de aquellos terrenos e incluso han perdido hijos u otros familiares cercanos, debido a la pobreza, enfermedades y lo extremo de la zona en la que viven. El párroco de la comarca decide enviarlas al este para que reciban mejor atención, devolviéndolas a sus casas. Para ello se ofrece voluntaria una mujer soltera, trabajadora y ordenada, que vive sola en una granja y con la que ningún hombre quiere casarse. Para su viaje contará con la ayuda de un vaquero al que salva de morir ahorcado. Ambos iniciarán un viaje hacia el este en el que se encontrarán con bandidos, indios y sobre todo una pradera tan dura como insondable.
Tommy Lee Jones ha compuesto una película llena de bellos paisajes, para lo que ha gozado de una gran fotografía, como de un elenco de mujeres, actrices, que logran aportar estupendas interpretaciones y muchos matices. Mary Bee Cudy, la joven soltera, enmarca en su personaje una superviviente, que ante la soledad decide embarcarse en un largo y peligroso viaje. Hilary Swank logra una actuación contundente por su sequedad y frialdad. La soledad de la protagonista se plasma en los ojos de la actriz. No es un papel fácil, no. Las tres mujeres que han perdido la razón están interpretadas por Grace Grummer, Miranda Otto y Sonja Richter. Y cierra el círculo el propio Tommy Lee Jones en un papel que le viene como anillo al dedo. Un viejo exmilitar, con flecos de forajido y truhán, que se ve forzado a acompañar a Mary Bee. Durante el viaje, los personajes nos avanzan su personalidades y búsquedas en la vida... Su objetivos son bien diferentes. Por un lado buscar marido, por otro, terminar la labor de acompañar al carromato y cobrar el dinero prometido. Sin embargo estos fines, se unen en uno solo, que es mantener vivas y llevar a su destino a las tres desgraciadas mujeres. Ello les hace compartir vínculos hasta extremos forzados por las circunstancias del viaje.
Tommy Lee Jones demuestra de nuevo su capacidad y dominio de la cámara, no solo técnicamente, sino que además logra trasladar al público historias y personajes con mucha enjundia, con sus fortalezas y debilidades, todo ello compaginado con la puesta en escena del territorio y sus paisajes, testigos presentes de una historia, en la que la misión resulta el nexo de todos los protagonistas. Un relato visual lleno de sensibilidad, amistad, pero también poblado de la gran compañera de estos personajes... la soledad. Esta es una de esas películas que se ven con calma, disfrutando de los paisajes, de una íntima y preciosa bso, de los diálogos y sobre todo, de una historia llena de humanidad y dureza, todo ello notablemente dirigido por la mano del siempre sólido Tommy Lee Jones. 

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me encantan esas pelis de las praderas, que dejan pasar el tiempo.

      Eliminar
  2. A mi tambien me gustan mucho, iré a verla este puente si puedo.

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me gustan mucho, iré a verla este puente si puedo.

    ResponderEliminar