Etiquetas

lunes, 4 de mayo de 2015

Soria - Monasterio de San Juan del Duero

Recientemente he tenido la suerte de disfrutar de un pequeño viaje de tres días en los que he recorrido las tierras de Soria. Gratamente sorprendido, me dispongo a publicar una tanda de reseñas sobre distintos lugares y emplazamientos de una provincia que, definitivamente me ha encantado y a la que prometo volver cuando pueda.

Comienzo mi andadura en el Monasterio de San Juan de Duero o también conocido como Arcos de San Juan del Duero. Justo antes de cruzar el emblemático río castellano para entrar en la capital soriana, nos encontramos con este monasterio Hospitalario, fundado alrededor del siglo XII, por estos monjes caballeros, posiblemente provenientes de Tierra Santa. Sin duda, es una de las obras románicas más importantes de la península. Dos características llaman la atención. Por un lado el claustro, de forma irregular, que goza de una anormal y extraordinaria disparidad de arquerías. Su gusto oriental y exótico, lo hace excepcional. Por otro lado, en el interior de la iglesia de una sola nave, podemos disfrutar de dos templetes o baldaquinos adosados a sus muros, a modo de iconostasio, con sendas cúpulas y sostenido por columnas rematadas por vistosos capiteles.














9 comentarios:

  1. Sólo he estado una vez en San Juan de Duero, pero llegué allí después de comer y casi se me hace de noche... y era verano.

    ResponderEliminar
  2. Sabía que os iba a encantar. Tierras castellanas que han inspirado a los poetas. Las fotos son estupendas, un placer que las compartas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu seguimiento. Efectivamente, nos encantó Soria... y pensamos volver pronto. Ya he ido preparando 6 o 7 entradillas fotográficas que iré publicando próximamente.

      Eliminar
  3. Los claustros son mi debilidad. La séptima foto me la he puesto de fondo. Gracias por compartirlo Iñigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También son mi debilidad. Gracias a ti por leerme.

      Eliminar
  4. Iñigo has estado en Soria, la provincia que adoro, y a la que me escapo cada vez que puedo.

    San Juan de Duero lo visité por primera vez con quince años y desde entonces he ido muchas, muchas veces, y siempre me ha fascinado. Preciosas fotografías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había pasado muchísimas veces por la provincia, dirección al sur, pero nunca me había parado, ni un día. Me habían hablado muy bien y la verdad es que todas las recomendaciones se han quedado cortas. Lo he disfrutado mucho.

      Eliminar