Etiquetas

domingo, 24 de mayo de 2015

"La casa de los cerezos" - L.G. Morgan

Un misterio que rodea una casa, extrañas apariciones, un joven de 13 años y un jubilado ejerciendo de detectives y el barrio de Hortaleza en Madrid, son los protagonistas de esta novela, que se desarrolla en la capital a principios de 1981. 
 
El chaval protagonista, llamado Daniel, vive con su abuela, mientras su madre trabaja fuera de la ciudad. Un día, escucha la conversación de dos vecinas, sobre una serie de circunstancias sorprendentes que suceden en una casita del barrio. Vencido por su curiosidad, decide investigar por su cuenta, coincidiendo en su interés con el Sr. Antón, un anciano viudo, vecino de la casa en cuestión. Ambos irán deshaciendo el nudo que rodea el misterio que sobrevuela el lugar. Mientras tiran del hilo, Daniel irá rememorando su infancia casi olvidada y el pasado de su madre.
 
He disfrutado mucho de la lectura de esta libro por varias razones. Sin duda, es una novela adictiva, entretenida y llena de misterio. La autora, de la que muchos de sus gustos y aficiones vemos reflejados en el protagonista, Daniel, tiene la capacidad de plantearnos una historia que juega con la intriga de la búsqueda del pasado, mezclado con la aparición de elementos extraños y misteriosos. Pero no se queda solo en esto. Porque L.G. Morgan, seudónimo de la escritora, plasma en negro sobre blanco, una estupenda descripción, de Madrid. La capital estaba en continuo crecimiento. Surgen barrios, y construcciones nuevas. Y alrededor de todo ello, un vecindario que vive el día a día en aquellas calles. Y es precisamente aquí, donde tengo que felicitar a la autora por su capacidad de contar historias humanas, conjugándolas con fases del siglo XX, por las que los protagonistas han desarrollado sus vidas. Mientras se cuenta la historia de misterio y suspense casi fantasmagórico, L.G.Morgan, aprovechando las vivencias de Daniel y el Sr. Antón, nos describe ciertas situaciones, de las primeras décadas del siglo XX, de la guerra civil española, los años 70 y la realidad del barrio en los 80. Personajes profundos, muy humanos y con un trasfondo sentido y real, forman un conjunto clave en la cimentación de la historia contada en el libro.
 
Pero no debemos olvidar, que la trama gira alrededor de un misterio, que aunque en un principio parece ajeno a los personajes de la novela, sin quererlo, sin buscarlo, coinciden en un momento clave en sus vidas. El hilo conductor que avanza a lo largo de las 200 páginas, va recogiendo en el camino, apariciones, sensaciones, sentimientos y recuerdos, de un pasado no tan lejano, pero que marcaron la infancia de aquellos quienes comparten protagonismo. El suspense se desarrolla con cierto orden y se mantiene hasta bien avanzada la lectura. Es cierto, que algunos flecos no están cerrados a la perfección y que se generan algunas dudas al finalizar el libro. Sin embargo el conjunto resulta notable, enlazando en tan pocas páginas, sentimientos personales, actores con cierta hondura y sobre todo unas experiencias casi extrasensoriales que enlazan la infancia con la realidad. No puedo, de todas maneras, dejar de comentar, que tras terminar el libro, no termina de convencerme la portada del mismo, especialmente encaminada a reflejar la historia "fantasmal" y no tanto, lo que en mi impresión debiera potenciarse en la novela, es decir, el pasado de una casa llena de misterio y vivencias que marcaron la infancia de uno de los protagonistas, en un Madrid lleno de realidades sociales y traumáticas, para los protagonistas.    

Recomendable a los que les gustan las historias se suspense, de fantasmas y misterios, pero también a quien quiera leer una trama sobre personas y las consecuencias de un pasado en sus vidas. Se lee de un tirón y es clara la capacidad escritora de L.G. Morgan, experta en crear relatos cortos, donde es una auténtica profesional, que atesora una buena participación y colaboración en libros recopiladores de éste género y de la que espero que continúe en la senda de la novela y las historias más extensas.

2 comentarios:

  1. Una estupenda reseña, honesta, profunda y muy de agradecer por mi parte por el cariño que destila. Mil gracias, Íñigo ;-)

    ResponderEliminar