Etiquetas

jueves, 28 de mayo de 2015

Desperta Ferro - "Juliano el Apóstata"

El nº 29 de la sección de Historia Antigua de Desperta Ferro se embarca en mostrarnos la fascinante figura de Juliano El apóstata. Emperador perteneciente a la familia de los Constantinos, solamente gobernó durante 3 años, muriendo en batalla, enfrentándose a las tropas persas en las orillas del Eúfrates. Pero por lo que más llama la atención, es por su intento de recuperar el paganismo como religión, sino oficial, si en la corte, en un imperio ya dominado por el cristianismo, e inmerso en los primeros conatos de herejías. Si a esto unimos, la situación de los territorios imperiales a mediados del siglo IV, nos adentramos en un momento fascinante, en el que grandes cambios se suceden y sucederán, en los que Juliano a permanecido en la memoria de la historia.
En primer lugar, para marcarnos el territorio en el que nos movemos, los redactores de la revista, nos sitúan en la posición en la que se encuentra el Imperio a mediados del siglo IV. Roma, a pesar de ser la capital administrativa, va perdiendo poder a favor de una nueva Constantinopla. Esta división, unida a la ya tradicional costumbre de dividir el poder entre varios césares, aunque bajo la plenipotencia de un sólo emperador, nos da pistas del devenir de un futuro más complejo y crítico del Imperio. Imprescindible y en cierta manera complejo, el siguiente artículo sobre la dinastía constantiniana, en la que se explica cómo Juliano llegó al poder. Guerras civiles, asesinatos, persecuciones, intrigas y exilios rodean años de inestabilidad. Saltándome el orden de la revista , llego al artículo, que en mi opinión mejor define la política y filosofía de gobierno de Juliano. Precisamente ahonda en el estudio del momento en el aspecto religioso, entre el paganismo y el cristianismo. Las circunstancias que rodearon la intención de Juliano de volver a los ritos paganos y el por qué no llegó a cuajar su intento. Extraordinario trabajo de Ramón Teja, divulgador y claro en sus explicaciones... muy de agradecer. Para finiquitar el aspecto social y político de éste número, se plantea la posición en el Imperio de los bárbaros, no solo en las fronteras, sino como instrumento de comercio, intercambio monetario, influencia y sobre todo, como parte integrante de un ejército cada vez menos romano. La estampa que acompaña el artículo es una creación de la ilustradora Sandra Delgado. Su imagen de lo cotidiano, los detalles en las vestiduras, en el día a día, componen una de las mejores ilustraciones de las que hemos gozado de la revista. Una gozada. 
Recuperando el orden de los artículos de la revista, nos acercamos a los planteamientos militares y estratégicos de aquellos años del siglo IV, bajo el mando de Juliano. Las jerarquías del ejército, su "barbarización", su situación en las fronteras y su movilidad, son factores claves para entender su posición en el Estado. Precisamente, al acudir Juliano a la Galia, para hacer frente a las tribus de germanos que cruzan el Rhin, éste demuestra su capacidad estratégica en la batalla de Estrasburgo, logrando una importante victoria. Tras ello, y después de la rebelión de las tropas, frente a la orden de Constancio II de mandar tropas a Asia, Juliano se hace con el poder total del Imperio. De ahí la importancia de mantener la clientela y fidelidad de un ejército altamente "barbarizado". La situación del Imperio, termina por desembocar inevitablemente en el enfrentamiento con el Imperio Persa, en el que Juliano, participando en batalla, morirá por la herida de un venablo. Siempre quedará la duda de si su muerte fue provocada por el enésimo complot por atentar contra su vida. Su lucha contra la cristiandad, los entresijos imperiales y las intrigas, sobrevuelan una muerte que acortó un reinado de apenas tres años. 




2 comentarios:

  1. Aun no he podido ni leer una página, llevo un mes y algo con las lecturas casi en mínimos. Y no por falta de ganas. :(

    ResponderEliminar