Etiquetas

lunes, 30 de junio de 2014

"Los huesos de invierno (Winter´s Bone)" - Daniel Woodrell

En 2010 se presentó en el Festival de Sundance una película cuyo guión proviene de esta novela que hoy reseño, escrita por Daniel Woodrell. Y tras su visionado, me quedé con las ganas de hacerme con el libro en cuestión. Pues bien, tras leerlo, considero que la película es una buena versión del libro, pero sin duda, las sensaciones que este han dejado en mi imaginario, superan con creces la visión cinematográfica. Woodrell es un escritor bien considerado en EEUU. Denomina su obra como "Country Noir" y retrata con suma frialdad y crudeza, personajes, situaciones y ambientes muy propios del profundo norteamérica, que encarnan los estados de Misouri o Kansas, entre otros. Traslada a papel, la supervivencia diaria, la importancia de la familia y la lealtad de los habitantes de poblaciones tan herméticas y desconocidas, que parecen proceder de otros tiempos.

Y esto marca la historia de la protagonista de la novela "Winter´s bone". Ree Dolly, es una joven, perteneciente a la gran familia de los Dolly, el gran clan que subsiste en la zona, entre fabricantes de metadona, casas semiderruídas en los boscosos montes donde se desarrolla la historia y familias emparentadas. La ley del silencio campa por encima de todo y  el invierno hace de la cotidianidad de los días un reto frente al frío, el hambre y la soledad. 

Un día, el padre de Ree desaparece. El sheriff le informa que si su padre no se presenta en el juzgado en una semana, perderá su casa y las tierras que la rodean, ya que presentó como fianza estas propiedades para salir de l cárcel después de un asunto de drogas. A cargo de su madre, enferma desde hace años y dos hermanos pequeños, Ree se lanza a los caminos de la comarca para encontrar a su padre antes de que le  quiten lo único que tiene, su hogar. A partir de aquí iniciará un viaje en el que se las tendrá que ver con lejanos familiares, poblachos de chapa y maderas, donde la nieve tapa los innumerables agujeros de esos hogares, personajes en los que la fidelidad y el silencio es la única ley suprema, y donde la honradez es un bien escaso y delicado. La pobreza, el frío, la miseria campan en el territorio, pero el clan familiar, esta para proteger y castigar todo lo que suceda en el entorno, para bien o para mal. Y Ree, frente a estos peligros, kilómetros de nieve, el miedo a perderlo todo y la responsabilidad ante un futuro muy oscuro, tomará decisiones que la llevarán a poner en peligro la estabilidad de la tradición más profunda y antigua de los Dolly.

Con una gran capacidad descriptiva, no solo de los hechos y situaciones, sino también de una naturaleza agreste, dura y traicionera, Woodreel, relata en este duro alegato a la valentía de una joven, la realidad de  una comunidad basada en el miedo y la violencia. Las escopetas, la brutalidad y el odio, campan en las páginas de este libro, con una frialdad y sequedad, difíciles de digerir. Las escenas que se suceden oprimen el alma del lector y no escatiman en detalles desagradables y crudos. He aquí donde se basa la calidad de este escritor, que no escatima en medios para transmitir sentimientos y realidades. Su prosa directa, cabalga a lo largo de esta novela que recomiendo fervientemente. Aunque llena de miseria y tristeza, es un alegato a la valentía de la protagonista, estrella sin excusas de esta historia de supervivencia.  

viernes, 27 de junio de 2014

Desperta Ferro - "1714. El fin de la Guerra de Sucesión Española"

El fin de la guerra de Sucesión española, con la conquista de Barcelona en septiembre de 1714, precisamente hace 300 años, es el tema del último número de la edición de Historia Moderna de la revista Desperta Ferro. Y será por su aniversario, por la situación ambiental y política en la actual Cataluña, o simplemente por la importancia histórica de aquella guerra y el cambio de dinastía en la España del siglo XVIII, por lo que la revista ha editado un número extenso en detalles y en historicidad, basado en los precedentes y rendición de Barcelona durante la guerra en la península.

Si bien, las fuerzas borbónicas y austracistas, no declinaban sus aspiraciones en la lucha por el trono más deseado de Europa, una vez que el Archiduque Carlos accedió al trono del Sacro Imperio, la balanza comenzó a desequilibrarse en el territorio peninsular a favor de los borbones. Precisamente los primeros artículos versan sobre estos precedentes, que situaron a Cataluña en una difícil posición, como único enclave resistente y pro austracista en 1713 y 1714. Si a esto añadimos la retirada de Gran Bretaña, hasta ahora fiel aliado en la causa del aspirante Carlos, dejan a una Cataluña abandonada frente a la presión de las tropas de Felipe de Borbón. Con esta introducción que nos adentra en la idiosincrasia del asunto catalán en la guerra de Sucesión, los editores de Desperta Ferro nos plantean la situación del ejército en Cataluña y la formación de tropas tanto regulares como irregulares, incluida la aportación en Barcelona de los gremios y estamentos. Tres artículos se centran en los pormenores y en el asedio de la ciudad Condal. Desde la presión de las tropas hispanos francesas en las tierras catalanas, hasta el propio asedio de Barcelona, bajo el mando, primero de Populi y después de Berckwick, sin perder de vista la aportación del ingeniero militar Verboom en el propio sitio de la ciudad. Por último, pero no menos importantes, sendos trabajos que intentan visualizar el conflicto desde distintos aspectos más sociales o culturales. Muy interesante la visión realizada por mi buen amigo Oscar González Camaño de la historiografía del sitio y sus consecuencias posteriores en el pensamiento catalán. También curiosos, los artículos sobre la labor de los notarios durante los meses de asedio y sobre la situación de los exiliados austracistas tras la derrota.

Llamar la atención en el esmero de los responsables de la revista en la representación de planos y mapas para explicar el proceso de los acontecimientos. como siempre, extraordinarios. Un oportuno trabajo de investigación, con un gran valor documental y de investigación sobre un asedio, que tuvo sus consecuencias y que marcó en Cataluña a las generaciones siguientes en su relación social, cultural y política, en su foro interno, tanto como en sus relaciones con Madrid, como centro del poder  dinástico de la monarquía española.

jueves, 26 de junio de 2014

"Historias de Filadelfia"

Gran película de enredos y sociedad, que viene bien visionar de vez en cuando, para poder disfrutar de un espléndido guión de Donald Ogden Stewart, que sin duda el gran director George Cukor supo exprimir hasta la última gota y crear un portento de comedia, panacea del género en los años 40.
La historia gira alrededor de una joven rica y caprichosa, separada de su anterior marido y en ciernes de tomar segunda nupcias con un personaje que resultará un arribista consumado. Si a esto unimos una oscura historia de faldas del padre de la protagonista, la intrusión de dos periodistas de una revista de sensacionalismo rosa y la aparición del ex-marido, todo confluirá en la condensación de mil y un encuentros y desencuentros en las 24 horas anteriores a la boda. 
El trío formado por Katherine Hepburn, Cary Grant y James Stewart realizan una de las más completas, surrealistas y divertidas interpretaciones vistas en la historia del cine. Su actuaciones llenas de cinismo, sentimiento y cierta hipocresía, definen la realidad de las diferencias de clase y la falsa irrealidad de la alta clase norteamericana. Cukor traslada a la pantalla la visión de la vida agridulce de una sociedad en la que la única manera de conocer como viven los ricos se refleja en las revistas de cotilleo, a la que ciertos personajes arribistas, pretenden acercarse mediante lazos conyugales. Así mismo, la visión idealizada de la clase alta, pretende ser destruida y humanizada por parte del reportero encarnado por Stewart, que poco a poco, irá descubriendo que sus miembros, a pesar del alto standing en el que se mueven, también sufren, se enamoran y carecen de seguridad emocional. 
Mediante la confusión de sentimientos frente a la boda que se avecina, Cukor logra plasmar en la pantalla una comedia en la que la sofisticación, la guerra de sexos y las relaciones familiares coronan a su director y actores, a la cúspide de esta creación cinematográfica. La imagen de una mujer moderna e independiente, frente a las formas y banalidades de una sociedad marcada por el machismo encuadran con una visión divertida y no poco crítica la trama del film. El uso de la cámara con sus giros y movimientos continuos de los intérpretes, a lo que se une, un guión ágil, hacen de esta película un compendio de gags bien ensamblados, con los que el director trata con gracia y elegancia, ciertos temas tabú de la época. De ineludible visionado, la película es un ejemplo de cómo la comedia llegó a ser la reina de las películas de Hollywood en los años 30 y 40, gracias a personajes tan míticos como George Cukor. 


miércoles, 25 de junio de 2014

"Juego de tronos" - Temporada 4

Sin duda, esta temporada de "Juego de Tronos" es la que más acontecimientos importantes y más muertes de personajes principales, han acontecido en lo que llevamos de la serie, exceptuando la sorprendente e impactante muerte de Ned Stark en la primera temporada y la Boda de Sangre de la tercera. El ritmo algo lento de la tercera temporada se ha visto revolucionado con una serie de acontecimientos que no han permitido ningún tipo de descanso al espectador, tanto por los sucesos acaecidos como por la inclusión de duelos a muerte espectaculares y grandes batallas. Todo ello ha dotado a esta temporada de un adictivo interés en los seguidores, acrecentando el mito de esta serie, ya no solo por su guión, sino también por su grandilocuencia y espectacularidad.
Dentro de la variedad de tramas urdidas por George R. R. Martin, me quedo con tres o cuatro en esta temporada. Por supuesto, lo sucedido en la proclamación de Joffrey como rey en Desembarco del Rey y los posteriores acontecimientos, han marcado el devenir de los Lannister. Los lazos familiares, en cuyo foco se encuentra Tyrion, se desequilibran entre Tiwyn, Cersei y Jaime, complicando aún más las relaciones entre ellos. 
Por otro lado, y casi tan importante como la anterior, la trama generada alrededor de Jon Nieve a su regreso al Castillo Negro, nos ofrecerá, por fin, el ataque al Muro por los salvajes del Norte y un impresionante capítulo protagonizado en su totalidad por la batalla. El liderazgo de Nieve parece inevitable y más con la llegada al Muro, en el último capítulo, de un personaje de referencia en la serie.
Los supervivientes hijos e hijas de los Stark consiguen abrirse camino ante las dificultades, pero sin llegar a las metas que pretenden obtener. Su peregrinaje continúa en tierras desoladas y entre gente extraña. Sansa huye de Desembarco del Rey y encuentra alianza con un conocido personaje poderoso y ambicioso. Mientras tanto Arya y Bran corren diversas aventuras, en las que perderán a alguno de sus compañeros de viaje.
Por último y no menos importante, Danaerys sigue con su espectacular conquista de reinos, pero tendrá que hacer una pausa para aprender a gobernar e implantar justicia, mientras sus dragones crecen demasiado deprisa, haciéndose casi ingobernables.
En su conjunto, repito que, esta fase de diez capítulos recién terminados es posiblemente, junto a los de la primera temporada, los que han creado más expectación. El hecho de que en cada capítulo prácticamente haya muerto un personaje importante, demuestra la complejidad del guión y sobre todo, que el espectador no puede encariñarse de ninguno de ellos, pues Martin no tiene ningún problema en hacerlo desaparecer de un plumazo. He aquí la gracia de la serie. Si a esto sumamos un poderoso guión lleno de traiciones, golpes de mano, teorías políticas con las que los personajes pretenden hacerse con el poder de una tierra devastada por la guerra y duelos y batallas muy bien dirigidos y coreografiados, tenemos el cocktail perfecto para que esta serie siga creciendo en posteriores temporadas. Que así sea.

martes, 24 de junio de 2014

"Los Pájaros"

Hace meses reseñé una película que contaba la experiencia de la grabación de la película "Los Pájaros". En ella se explicaba la dureza del rodaje y la especial y extraña relación de Hitchcock y Tippi Hedren. Llamaba especialmente la atención, la dureza del rodaje y el agotamiento psicológico de la actriz frente a la personalidad y la rutina de trabajo del excéntrico director. Hoy ha llegado la hora de dedicar una reseña a esta rompedora y especial película, estrenada en 1963, que de una manera inconsciente creo un escuela, un tipo de cine, en el que los animales con los que convivimos en el planeta se rebelan frente a la forma de vida humana.
El argumento es más que conocido. Una joven libertina y caprichosa llamada Melanie e interpretada por Tippi Hedren, tiene un surrealista encuentro en un pajarería con un apuesto abogado llamado Mitch Brenner. Sin dudarlo, Melanie decide regalarle un par de periquitos que el joven iba a comprar a su hermana pequeña. Al no encontrarlo en su apartamento decide llevárselos a su casa de fin de semana en Bahía Bodega. A partir de su llegada, los pájaros de la zona empiezan a tener un comportamiento más que extraño, generando el pánico en este pueblo de pescadores.
El planteamiento de Hitchcok no varía en exceso de otras películas suyas. El papel principal recae en una joven rubia, independiente con cierto carácter, alrededor de la cual se crean situaciones especiales, rodeadas de suspense. En este caso, la premisa resulta de lo más inocente. Los primeros 20 minutos en los que la protagonista decide dirigirse a la casa del abogado, son de los más inocentes. El suspense es muy simple. La escena en la que se dirige en barca, para dejarle los periquitos es magistral y sin embargo solo es un mero pretexto para presentar el primer ataque de los pájaros. La expectación sobre la actitud de los pájaros, se va presentando a cuenta gotas. El director entremezcla, los ataques de los cada vez más numerosos pájaros, con diálogos, en los que los personajes nos van revelando su carácter, sus relaciones y sus miedos. Hitchcock materializa en los diferentes actores y actrices diferentes situaciones personales, que con cuatro pinceladas quedan perfectamente representados, más por lo que no cuentan de ellos, que por lo que dicen. El abogado, joven apuesto, que vive entre San Francisco y Bodega Bay. El influjo de su madre es importante. Esta mujer, recelosa vigilante de todo lo que rodea a su hijo, se encuentra entre los celos frente a las novias del hijo y el miedo a quedarse sola, ya que enviudó hace años y todavía no se ha recuperado de semejante golpe. Y por último, la tercera mujer en discordia. La maestra del pueblo, en otro tiempo novia del abogado, que tras visitar el pueblo, se afincó como maestra, pero soltera para siempre y sin compromiso.
Mientra los pájaros van provocando cada vez más disturbios y ataques, la población, sobre todo en la escena del bar del pueblo, realiza un análisis, entre coherente e histérico del por qué de estos ataques y su solución. El toque ecológico no podía faltar. El hombre está destruyendo su entorno. Otros echan la culpa a la recién llegada. Y algunos proponen matar a todos los pájaros del mundo. Realmente este diálogo junto a otros, como el ya comentado de la pajarería o el que se desarrolla alrededor de una supuesto baño de la protagonista en una fuente de Roma, conjugan una serie de situaciones vanguardistas y surrealistas, en las que parece que el director nos está tomando el pelo, si bien están guionizadas soberbiamente y aportan un toque sublime a la película. 
No puedo terminar la reseña sin apuntar dos cosas más. Por un lado el uso novedoso y tan especial de los efectos especiales. La visión de los cuervos y gaviotas en la película resulta aterradora, tanto cuando se encuentran vigilantes alrededor de las casas, como cuando realizan sus ataques, ya sean al aire libre o en las habitaciones de la casa de los protagonistas. Francamente impactantes. Por otro, y poniendo la guinda en el pastel, el final abierto de la película. Sorprendente y muy de la marca del director, con el que nos presenta la ignorancia sobre el futuro que se cierne en la tierra. ¿Seguirán los pájaros atacando a la humanidad o habrá resultado su ataque un aviso de un futuro incierto? Sin duda gran colofón para una película única y sorprendente.

lunes, 23 de junio de 2014

"El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde" - Robert L. Stevenson

Stevenson es conocido mundialmente por "La Isla del Tesoro" auténtica obra maestra de aventuras, que junto a "Flecha Negra" o "El Señor de Ballantree", hacen de este escritor uno de los más importantes escritores de historias de aventuras de corte histórico. Además su obra modela ensayos, cuentos, novelas de viajes y otros géneros. Sin duda uno de sus libros más festejados es el que hoy reseño, obra cumbre de terror, que navega en la psicología humana y el equilibrio entre el bien y el mal.

La historia la cuenta un afamado abogado llamado Utterson, que nos narra una historia rocambolesca sobre un médico amigo suyo, que le encargó levantar testamento a favor de un personaje oscuro y repelente. El médico era el Dr. Jekyll y su heredero el Mr. Hyde. En diferentes tramos de la novela Utterson va desgranando las distintas noticias que se suceden alrededor de Hyde. Su mal humor, su nada respetuoso comportamiento por sus congéneres, su aspecto tenebroso y casi fantasmagórico, van haciendo que nuestro abogado muestre su rotundo rechazo al testamento. Paralelamente y gracias a otros amigos mutuos, irá descubriendo en el Dr. Jekyll un comportamiento y abandono cada vez más extraño. Unas cartas finales demostrarán a nuestro protagonista lo insondable del ser humano y su bipolaridad más extrema, ante los acontecimientos provocados por el Dr. Jekyll en sus investigaciones más secretas.

Sin duda, Stevenson, logra escarbar en la personalidad humana, demostrando la bipolaridad de todo individuo. Su novela realiza un profundo estudio de la realidad del hombre, que se equilibra en el bien y el mal, gracias a una moralidad impuesta y controlada en la sociedad victoriana en la que se sitúa la historia. Disfrazada de cuento de terror, esta novela pretende demostrar que todos y cada uno de nosotros poseemos la posibilidad de elegir, de realizar el bien, controlado por una ética propia o impuesta por nuestro entorno, junto a la característica puramente humana de actuar dirigidos por el libre albedrío, el descontrol y el total desorden en la vida.

Stevenson, en sus tres cuartas partes primeras, nos relata desde la tercera persona del abogado los sucesos que se producen alrededor de Jekyll y Hyde. Crea un fuerte suspense, una ambientación cargada de misterio y de terror, utilizando como escenario las calles londinenses del Soho y sus noches cerradas y oscuras de niebla y misterio. Sin embargo en su última parte, por medio de sendas cartas, el autor nos resuelve el misterio, con la narración terrible, extrema y absolutamente solitaria del propio Jekyll/Hyde. Y he aquí que la forma de narración torna diferente, pasando del tratamiento terrorífico de un cuento de suspense, al estilo casi ensayístico del retrato de la personalidad humana. El investigador va desgranando el por qué se sus estudios, cómo va perdiendo el control sobre su creación, el poder de atracción del libre albedrío, el sufrimiento de su mente ante la degradación de su cuerpo, y al final su absoluta rendición ante la personalidad de Mr. Hyde, aunque deja que su moral, la realidad del Dr. Jekyll, obtenga su último acto de valor.

Creo que esta obra es de obligada lectura, porque, por un lado, sintetiza perfectamente el suspense, dominado por el ritmo justo, y además por el conocimiento del ser humano, en su bondad y su maldad. Cumbre de la literatura victoriana, por su humanidad y su terrorífica ambientación.


viernes, 20 de junio de 2014

Ben Harper - "Childhood Home"

Veinte años hace de la publicación del primer disco de Ben Harper y desde entonces este cantante/trovador, ha tocado todos los palos de la música americana. En este, su último trabajo, graba en estudio un intimista álbum junto a su madre Ellen, jugando con sencillas y profundas canciones al más estilo folk. Un trabajo que supura cariño, sentimiento y sobre todo, mucho hogar.




jueves, 19 de junio de 2014

"Mad Men" - Temporada 7 (1ª parte)

Veteranísima y muy premiada serie de la productora AMC, "Mad Men" ha llegado a la séptima temporada gracias a un elenco de actores y actrices muy equilibrado, una temática diferente a todo lo realizado hasta ahora, una excelente ambientación y sobre todo un esmerado guión que entrelaza las tramas más personales con el devenir de la empresa de publicidad, sobre la que se centra la vida de los protagonistas. A estas alturas no entraré a definir las personalidades y excentricidades de todos ellos, porque sus historias son casi nuestras y sus debilidades y fortalezas son de todos conocidos. Lo interesante de cada temporada es como cada uno de ellos y ellas, se enfrentan ante las disyuntivas y situaciones que los guionistas de las serie les presentan en cada capítulo.
Dejamos la anterior temporada a Don Draper fuera de la empresa, castigado por los demás socios a tomarse unas vacaciones, mientras algunos de ellos esperan firmemente quitárselo de encima. La situación de Draper no es la deseada. Sigue en la publicidad, pero se encuentra huérfano sin poder jugar en el equipo al que ha pertenecido toda la vida y por otro lado, su relación con su esposa, Megan, no termina de cimentarse, entre Nueva York y Los Angeles. Peggy Olson, por fin tiene el puesto deseado en la compañía, pero aún así la sombra de Draper le acompaña en cada trabajo que realiza. En un momento dado, Don goza la posibilidad de volver a su trabajo, pero bajo la supervisión de Peggy y aceptando duras condiciones, y es aquí cuando se viven verdaderas escenas de calidad, en las que Peggy protagoniza una terrible lucha por defender su visión de como presentar el proyecto de una marca de comida rápida... y no cuento más. Esta situación en la empresa juega paralela al acontecimiento de la llegada del hombre a la luna en 1969. 
Precisamente la idea original de abrir sucursal en California, no termina de cuajar, Pete Campbell y Ted Chaough difieren en sus posturas. La empresa no se define en un mercado cada vez más duro y la presión interna para que Draper deje la sociedad obliga a tomar una determinación que quizás salve  a los socios de una autodestrucción anunciada. El último capítulo culmina con la buena noticia de la salvación de la sociedad, con Draper incluido, pero sufrirá la baja de uno de los más queridos y veteranos socios de la empresa, que se despedirá con un precioso y edificante número musical, tan emocionante como sorprendente, que pondrá el prefecto colofón al final de esta media temporada de 7 capítulos, a la espera de los que depare su segunda parte, venidera el próximo año. 
La serie sigue disfrutando del estilo elegante, diferenciador y con clase que la ha definido desde el principio. Los años sesenta están por finalizar. La guerra de Vietnam continúa, Neil Amstrong ha llegado a la luna, los hippies campan por EEUU a sus anchas, a pesar de lo que piensen sus familias más tradicionales, el racismo sigue aflorando en la vida cotidiana, las empresas se fusionan y globalizan y por ello, la empresa de nuestros protagonistas busca una salida en la modernidad. Los ordenadores se infiltran en la vida de las oficinas, las alianzas empresariales juegan en un mundo cada vez más pequeño y la visión de las familas más desestructuralizadas empieza a aparecer en la sociedad norteamericana, donde la mujer cada vez tiene más fuerza y espacio en el entorno laboral.
Y todo ello tiene su espacio en una serie que siempre ha sabido describir la sociedad que avanza con el devenir de los años, paralelamente a las vivencias de la empresa de publicidad protagonista de la serie. Un producto que avanza pausadamente, sin armar mucho ruido, pero que ha ensamblado una estructura de tanta solidez argumental, que resulta francamente refrescante y apasionante seguir día a día las interioridades de sus protagonistas y sus éxitos profesionales. 

miércoles, 18 de junio de 2014

"Black Hills"

Yermo Ediciones ha vuelto a hacerlo. La aparición de este recopilatorio de la historia creada por Yves Wolfs y Marc-Rénier en 2009, ha sido uno de los acontecimientos más importantes en el mundo del cómic, del último mes. Editado con una calidad significativa tanto en el papel como en la presentación del tomo, "Black Hills" bien merece un momento de atención. Aúna los cuatro tomos que componen la historia que protagonizan el pistolero Lewis Kayne, el fotógrafo francés Armand Lebon, los miembros de la nación india Siux y por encima de todo, las inmensas praderas y los insondables parajes del centro/oeste de los EEUU. Todos ellos auténticos protagonistas de una historia real y verídica sucedida a finales del siglo XIX.
La trama nos sitúa en 1890. El terrible asesinato de la esposa india y el hijo del explorador Lewis Kayne son el detonante de esta historia. Tiempo después la aparición del fotógrafo francés, Armand Lebon, en aquellas tierras para fotografiar a las tribus indias y su modo de vida, harán que estos dos personajes comiencen un viaje por los territorios inhóspitos que sirven de hogar a sus verdaderos habitantes. Las políticas de realojo del gobierno americano, que pretende trasladar a los Siux dentro de reservas controladas por la burocracia y comisarios blancos, además del estallido de levantamientos contra las tropas de caballería, como sucedió no hace mucho en Little Big Horn, protagonizan los sucesos del fotógrafo y su guía, los cuales terminarán tomando partido en aquella guerra de guerrillas donde los EEUU indudablemente llevan las de ganar. Acontecimientos execrables, como el sucedido en Wounded Knee, marcarán el devenir de Kayne y Lebon, entre la venganza por el asesinato de su esposa y el compromiso de apoyo a los indios rebeldes, marcando el destino de ambos personajes.
Basado en hechos reales y con ayuda del nieto del fotógrafo francés, Yves Swolfs ha creado una historia realmente conmovedora, donde la venganza, el compromiso y sobre todo, las grandes llanuras donde los nativos pretenden vivir a pesar del gobierno de EEUU, centran la historia que ocupa este sobresaliente cómic. Si además, Marc-Renier es capaz de llevar a papel la belleza arrebatadora del territorio indio, con sus grandes paisajes y extensiones casi infinitas, la historia logra alcanzar tonos de épica. Las masacres sobre los indios, la política reservista de un gobierno demasiado lejano y carente de sensibilidad y los deseos de venganza de un hombre que perdió a su familia, monopolizan una obra bella, no solo por su forma, sino también por su insondable fondo. De una belleza tan triste como evocadora, el escenario de los últimos pieles rojas, juega en paralelo con la búsqueda de justicia de los dos protagonistas. Ciertamente pura historia americana.


martes, 17 de junio de 2014

"La leyenda del samurai" (47 Ronin)

El binomio creado por el director Carl Erik Rinsch y el actor Keanu Reeves, ha llevado a la pantalla la historia tradicional japonesa de los 47 Ronin. Esta leyenda fuertemente asentada en la cultura japonesa, cuenta la historia de la venganza protagonizada por 47 ex samuráis de un señor japonés, que tras cometer una supuesta y voluntaria agresión ante un funcionario del Shogun, es obligado a suicidarse. En esta situación sus samuráis pasan a convertirse en Ronin, guerreros sin amo. Un año después, estos vengan a su señor y posteriormente se presentan ante el Shogun, que les honra con el castigo del suicidio por su acto honorable en defensa del recuerdo del señor fallecido.
Si a esta historia de honor, venganza, amistad y justicia, le unimos ciertos detalles fantásticos y toques mágicos, nos encontramos con la película que hoy reseño, "La venganza del samurai". El director hace que uno de estos ronin sea un mestizo, encontrado de niño en las tierras del clan, en el cual, lo toman a su servicio. Ya adulto, y tras la deshonra del suicidio, formará parte del grupo que volverá de su exilio para vengar a su señor. Y este personajes es precisamente el protagonizado por Keanu Reeves. Entre lo mágico y lo humano, su capacidad para reconocer la magia y el mal, ayudará a los ronin en su objetivo.
Su estilo oriental, junto a una notable ambientación, hace que la película respete en esencia la historia que representa, lo cual no significa que los destellos mágicos y fantásticos, entendiendo la intención de convertir esta épica en una historia fantástica, aporten un toque novedosos y no especialmente molesto. Es más, los efectos especiales que acompañan determinadas escenas están bastante logrados, engranando bien con la historia, ya que aporta más de lo que distorsiona. Si añadimos el toque épico de una historia llena de acción, venganza, espadas y honor, el resultado es más que decente, logrando crear una película llena de aventuras y toques fantásticos, más que digna.
A pesar de la poca capacidad de un Reeves bastante hierático, logra realizar un personaje que sin ser excesivamente protagonista, aporta el toque fantástico a la historia sin entorpecerla. Su personaje se completa con un elenco totalmente japonés, que representa a la perfección la cultura del país del sol naciente, con sus samuráis, su magia y leyendas sobre el bien el mal y como no, espléndidas batallas muy bien coreografiadas. Una buena película de entretenimiento, que no descubre nada nuevo, pero que juega bien con la clásica tensión y lucha entre el bien y el mal.


lunes, 16 de junio de 2014

"Los amigos de Eddie Coyle" - George V. Higgins

Nacido en 1939 y fallecido en 1999, Higgins fue uno de los grandes escritores exponenciales de la novela negra o policiaca, desde que publicó en 1970 la novela aquí reseñada. Fue tal su éxito, que siempre que publicaba un nuevo libro, inevitablemente la crítica y los lectores lo comparaban con su opera prima.

La trama ronda alrededor del protagonista Eddie Coyle, un pequeño delincuente Boston que, pendiente de una sentencia por un delito cometido en New Hampshire, juega entre sus trabajos con la delincuencia y cierto acercamiento a los defensores de la ley para conseguir evitar volver a la cárcel. Entre tanto, y siempre con la presencia de nuestro protagonista, se suceden robos a bancos, tráfico de armas, hippies revolucionarios, las "Panteras Negras", la mafia y el FBI. Todos los sucesos terminan entrelazándose alrededor de los entresijos, relaciones y amistades que rodean a Eddie, un personaje perdido en la inmensidad de una tela de araña que inevitablemente le llevará a derroteros no deseados.

Dos factores ensalzan esta novela. No, tres siendo realista. Por un lado, el factor extensión. Esta novela goza de tener pocas páginas, y la verdad es que no necesita ni una más, como también no le sobra ni una menos. En segundo lugar, nos encontramos con el tratamiento de los personajes. Escasamente seis o siete son los que protagonizan junto a Eddie este relato, y cada uno representa un papel dentro de la historia. Ninguno excesivamente claro ni limpio, forman parte de un elenco de figuras, que se mueven entre la fidelidad, las dudas y la traición, en donde la figura del chivato y las mafias, cuyo brazo armado es el asesino a sueldo, profundizan entre las dudas y devaneos de nuestro verdadero protagonista, Eddie Coyle. Y por último, y no menos importante, la estructura de la novela, compuesta de capítulos cortos, rapidísimos diálogos, pocas descripciones, escasamente la de los robos, y frases cortas. Este conjunto de características hacen de este libro una lectura fulgurante, llena de tensión y acción, involucrando al lector de una manera tan salvaje y directa, que no es fácil salir de sus páginas. No puedo evitar comparar esta novela con "El poder del perro", escrita en 2005 por uno de los exponentes actuales del género negro, Don Winslow, seguro heredero de la dialéctica y de la capacidad  de contar historias de Higgins.

Lo dicho, muy recomendable libro, de corta extensión y lectura rapidísima. Lección de como escribir sobre el género negro, sin tapujos, mediocridades ni exceso de palabras. Directo al grano.

viernes, 13 de junio de 2014

"Hannibal" - Temporada 2

Vibrante, sorprendente, brillante, mareante e incluso cargante, son adjetivos que vinieron a mi cabeza a lo largo del visionado de la primera temporada de "Hannibal". Esta serie diferente y novedosa, nos presentó en su primera temporada, una visión nueva y renovada de la figura de Hannibal Lecter, aquel asesino intelectual y culto que protagonizó hace unos años una serie de películas, basadas en los libros de Thomas Harris. En esa temporada Hannibal es interpretado por Mads Mikkelsen, logrando una interpretación tan oscura como desasosegante, muy en la línea de su personaje. El papel de Will Graham, investigador del FBI y alma gemela, dotado de una visión escrutadora de los crímenes cometidos, está interpretado por Hugh Dancy. Por último y cerrando el trío protagonista, el jefe del FBI, Jack Crawford y padrino de Graham, lo encarna el actor Laurence Fishburne.
El último capítulo de la primera temporada, deja a Will Graham encerrado en un manicomio, acusado de los asesinatos investigados. Lecter ha sabido manipular su mente y los detalles que rodean las muertes, por lo que el FBI, ha tomado a Graham como el asesino que no es, hasta el punto, que él mismo duda de su propia inocencia. La segunda temporada comenzó, con nuevos asesinatos decorados con una estética muy compleja y especial, como venía siendo costrumbre en al serie. Con Graham en el manicomio y Hannibal Lecter colaborando con el FBI. Lo importante de esta temporada es la evolución psicológica de Graham, que lucha por convencerse a sí mismo de su inocencia, después por demostrarla al FBI y por último, y no menos importante por desenmascarar al propio Hannibal para lo que tendrá que disfrazarse del ser que Hannibal anhela que sea, creando un  complot, una simbiosis entre ambos protagonistas, logrando diálogos brillantes. El juego de engaño que sobrevuela cada capítulo, en los que sendos personajes colaboran al despiste, logran atrapar al espectador. 
Si a esto añadimos nuevos asesinos, que de una manera u otra colaborarán con Hannibal y Graham como herramientas de su propia defensa o venganza y la aparición de nuevos personajes, que nos recuerdan su aparición en alguna de las películas llevadas al cine, el resultado logrado, es potencialmente superior a la temporada anterior. Desde luego la serie no abandona la aparición de la simbología que acompaña a los personajes principales, como paralelos a su propio ser. El gran ciervo o el ser oscuro y cornudo, misterioso y casi místico, que aparecen ciertos capítulos, conjugan una imaginería clave en la tendencia visual de la serie. 
Como decía, una temporada con una fuerte capacidad visual, casi mística. Conjuga las tramas con un guión, menos complejo que la temporada anterior, pero no por ello menos profundo y sólido. Respecto a las interpretaciones, el trío protagonista cumple perfectamente las espectativas creadas, acompañado de una actuación, sino clave, si importante de la actriz Caroline Dhavernas, interpretando a la Dra. Alana Bloom. Su aportación basada en su lucha interna entre su amistad por Graham y su velado pero real deseo por Lecter, logra hacerse un hueco en la trama compleja del juego de asesinatos y psicología de los personajes.
La banda sonora y el montaje logran definitivamente crear el ambiente deseado y de suspense que la serie pretende imponer al televidente. Su final brusco, brutal y terrible, genera muchas dudas sobre como continuará la tercera temporada, aportando una expectación importante sobre su devenir. ¿Qué nos deparará el futuro? Una temporada difícil de superar, consolidado la impresión la marca de "diferente" en una serie referente por su individualidad y, por qué no, intelectualidad.

jueves, 12 de junio de 2014

"The Normal Heart"

1981, Nueva York. La comunidad gay esta logrando presentarse ante la sociedad como una realidad viva. Su manera de demostrarlo, además de que algunos ya no se esconden, es defender la libertad sexual, herramienta que usan para luchar por el derecho a su propia tendencia ante una sociedad que todavía les mira mal y les considera diferentes. En esos momentos de libertad y en algunos casos de libertinaje, comienza a aparecer en el entorno de la comunidad gay una extraña enfermedad, de la que los médicos no solo no tiene explicación, sino que además ocultan y evitan. El problema es que es mortal, afecta al sistema inmunológico y en un principio, ataca unicamente a homosexuales. Acaba de aparecer en el mundo el SIDA.
Este film televisivo de HBO, cuenta con la participación, en su papel protagonista, del actor Mark Ruffalo, que encarna a un escritor y guionista de televisión, homosexual, que ante la aparición del llamado cáncer gay, toma protagonismo junto a otros miembros de la comunidad de Nueva York. Poco a poco van perdiendo amigos, amantes y parejas, en un proceso terrible, donde pocos médicos les atienden y en un escenario donde las instituciones, el gobierno y la sociedad, cierra los ojos y da la espalda al sufrimiento del mundo homosexual. Una de las doctoras que desde el principio se presta a atender a los enfermos esta interpretada por Julia Roberts, tomando el papel de una inválida mujer en silla de ruedas, pero luchadora y defensora de los derechos de sus pacientes, ante la incomprensión de la comunidad de médica y de las administraciones americanas de las que depende la sanidad del país.
La película tiene un doble planteamiento. Por un lado, el papel de una comunidad que se asocia y lucha por sus derechos, donde nuestro protagonista, Ruffalo, tiene un papel más beligerante y problemático que sus compañeros, resultando en algunos momentos realmente incomodo. El hecho de que el mundo gay tenga que reconocer que la enfermedad proviene de las relaciones sexuales, ataca su pilar de lucha, con la que sus miembros defienden su tendencia, que tanto les ha costado reclamar como propia y libre. Por otro, las historias íntimas de amistad y amor, que se van destruyendo ante el avance de esta mortal enfermedad. Las dudas, las fidelidades y el miedo a padecerla, sobrevuelan la realidad personal y sentimental de los protagonistas. 
Un película muy realista y dura, en la que se refleja el abandono de la administración de EEUU, mientras que Europa se investigaba y se tomaba ciertas decisiones para luchar contra el posteriormente llamado SIDA. Un apunte, Reagan aprobó un presupuesto para la investigación de la enfermedad en 1985, cuatro años después de su aparición, y con miles de muertos enterrados. Aún así el dinero destinado era muy escaso. Pasarán años, para que el mundo tomara en serio uno de los males más mortales de nuestra historia más cercana, y frente al que nunca hay que bajar los brazos.




miércoles, 11 de junio de 2014

The Black Keys - "Turn blue"

Después de triunfar mundialmente con un disco pletórico y completo como "El Camino", ¿qué se puede esperar del nuevo trabajo del dúo estadounidense?  Su nuevo álbum  suena bien, se identifica con el sonido del grupo, pero algo ha cambiado. Aunque cueste un poco hacerse a sus nuevas canciones, este disco promete perdurar, aunque no logra la perfección de su anterior disco.


martes, 10 de junio de 2014

"Dolor y dinero"

Nadie diría a primera vista, que estamos ante una producción de Michael Bay. Director especializado en películas de acción trepidante y personajes en la línea de héroes estereotipados, Bay se adentra en una historia diferente, adentrándose en la parodia, protagonizada por personajes con halo de perdedor y presentando un film basado en hechos reales, sucedidos en los años 90 en plena fiebre del cuerpo musculoso y las salas de fitness.
La trama gira alrededor de un profesor personal de un gimnasio. Su cabeza no hace más que darle vueltas a como lograr conquistar el sueño americano. Se rodea de gente musculosa, mujeres bellas y el culto al cuerpo en general, pero le falta algo más importante, poder y dinero. Para ello no se le ocurre otra cosa que planear un secuestro, junto a dos cómplices de lo más curiosos y estrafalarios. Desde el mismo momento del secuestro una serie de situaciones descabelladas y sorprendentes, que muestran en forma de sátira y parodia unos hechos, que realmente rodearon la temeraria aventura de esta banda tan peculiar.
El argumento y el guión no entran dentro de las habituales tramas de las películas de Michael Bay. Sin embargo, algunos detalles que se observan a lo largo de la película son inexcusablemente suyos. El montaje, está lleno de movimientos rápidos de cámara, de ritmo y escenas de acción, no muchas pero de la marca Bay, mucho colorido y claridad en todas las escenas y sobre todo, testosterona a raudales. Sin embargo el director, ahonda en otros factores que hasta ahora no había tratado. Los protagonistas a pesar de su ilusión y ganas en lograr triunfar, son auténticos perdedores, zafios, patosos y ciertamente caricaturescos. La crítica a una sociedad en la que el culto a la belleza y al dinero dominaba la imagen de los años noventa, también es novedosa, y la verdad es que funciona, en una películas con más fondo de lo que parece, donde los vicios y defectos de una sociedad capitalista lastrado por la superficialidad, dominan la personalidad de los personajes.
Respecto a los actores, un convincente Mark Wahlberg protagoniza con cierta soltura el papel protagonista, acompañado por Anthony Mackie y Dwayne "The Rock". Llamo la atención en dos papeles secundarios , pero que aportan calidad e interés a la película. Por un lado un brillante Tony Shalhoub interpretando al desgraciado pero irreductible secuestrado y por otro un magnífico Ed Harris, en un papel sosegado, más secundario pero importante para la resolución de la película. Reconozco que en un principio este film no parezca demasiado atrayente, pero la sátira de una sociedad decadente, su estilo de comedia, junto al estilo inconfundible de Bay, logran crear un cocktail interesante y curioso. No os perdáis el primer minuto y medio de la película. Impactante...



lunes, 9 de junio de 2014

"En las trincheras" - Gaziel

El periodista Agustí Calvet, cuyo seudónimo era Gaziel, fue uno de los más importantes profesionales de la información de principios de siglo, no solo por su aportación profesional con el periódico "La Vanguardia", sino también, en su ámbito internacional, sobre todo por su trabajo como corresponsal en la IGM, realizando no solo una importante labor periodística, sino también, por su faceta más literaria, aportando densidad y profundidad a sus artículos más comprometidos.

En este año de recuerdo por el centenario del comienzo de la Gran Guerra, no solo se han publicado estupendos ensayos, acerca del origen, causas y acontecimientos acontecidos a lo largo de 1914 a 1918, sino que además, han aparecido una serie de libros, con diversidad de artículos periodísticos o literarios acerca de lo sucedido en aquellos años en la guerra. Recopilaciones de artículos y escritos de Valle-Inclán, Blasco Ibañez y otros periodistas y escritores españoles que fueron testigos de la guerra, llenan las estanterías de las librerías. Uno de los libros editados en este género y quizá uno de los más importantes es el que recopila una serie de artículos de Gaziel, cuando, siendo reportero de La Vanguardia, transita en el frente del bando aliado, informando sobre lo acontecido en los campos de batalla. Tras la guerra, este periodista y escritor recopiló en varios volúmenes los artículos publicados durante el conflicto, con los siguientes títulos: "Narraciones de tierras heroicas", "En las líneas de fuego" "De París a Monastir" y "El año de Verdún".

El libro que tratamos hoy recopila una serie de artículos seleccionados, para completar un texto no excesivamente extenso pero que aglutina diferentes visiones, que nos dan una idea, lo más completa posible, sobre la situación en el frente aliado y sus consecuencias en la población, en las propias tropas y en el planteamiento general y anímico de la guerra. En primer lugar y por orden cronológico, nos traslada a finales de 1914 y principios de 1915, a la zona del Marne, donde poco antes se había taponado la gran ofensiva alemana comenzada en verano del 14. En otra serie de crónicas, el autor nos describe la situación terrible de las trincheras, el continuo bombardeo de las lineas y la capacidad técnica, militar e industrial de los aliados, sobre todo desde la visión francesa. Un tercer capítulo, y uno de los más impactantes, trata sobre la retirada serbia hacia Grecia, debido al terrible avance de los búlgaros. En este caso las descripciones sobre los refugiados resultan muy impactantes. Ya en 1916, las crónicas sobre Verdún, reflejan las posiciones en la zona, y su reflexiones frente a la visión de miles de cadáveres del campo de batalla y de los heridos que llenan los hospitales. Y por último, en otro muy descriptivo y claustrofóbico relato, Gaziel relata la especial situación de las zonas subterráneas y de las minas colindantes al frente enemigo, zona de guerra, en la que la falta de aire y espacio, protagonizan la angustiosa situación de las tropas de la zona de Argonne.

En definitiva, un conjunto de artículos escritos con gran detalle y estilo, en los que el autor no solo plasma la realidad de los acontecimientos, sino que además se implica con el uso de la analítica y crítica de un avezado escritor, que es capaz de poner negro sobre blanco, a las espeluznantes consecuencias de una guerra que superó todas las expectativas de destrucción, salvajismo y terror. Con un estilo muy descriptivo y cercano, la visión del frente aliado, sobre todo el francés, resulta especialmente realista. 

Llama la atención, la crónica dedicada al frente serbio, donde el periodista explica la situación desesperada de los refugiados que huyen de una Serbia derrotada y abandonada por los aliados, frente al empuje de los búlgaros. No solo la nieve y el duro invierno de las montañas complican este frente. También el total pánico de la población civil, en un campo de batalla particularmente duro, donde el odio casi racial que encontramos en los Balcanes, protagoniza una guerra en la que los más indefensos son víctimas de la crueldad de los ejércitos y de las  angustiosas consecuencias de represalias y de los combates. 



viernes, 6 de junio de 2014

"Mud"

Jeff Nichols dirigió en 2012 este film protagonizado por el renacido y redescubierto Matthew McConaughey. Su argumento se traslada al estado de Arkansas, a un pueblo que se sitúa en una zona de pantanos y afluentes del Mississipi. Un par de chavales de catorce años, surcan los acuíferos a la búsqueda de aventuras y un día descubren en una isla, un barco encaramado e la copa de un árbol, posiblemente producto de las terribles inundaciones del huracán Katrina. Cuando lo abordan descubren que está ocupado por un personaje muy particular. Con apariencia de fugitivo, Mud les cuenta que necesita su ayuda para contactar con una mujer que pronto visitará el pueblo. A partir de este hecho, los muchachos se embarcan en una historia llena de peligros y misterios, a la vez que van descubriendo el paso a la madurez y la verdadera dureza de la vida.
Esta película que cabalga entre una road movie y el suspense que se va desarrollando conforme conocemos el pasado del protagonista, es también la trayectoria, que especialmente uno de los dos chavales, llamado Ellis, vive en su fuero interno debido a los problemas en su ámbito familiar y al descubrimiento del amor más adolescente. La verdad, la confianza, la fidelidad y la amistad, se presentan ante la vista del joven, como algo inquebrantable, mientras, debido a su aventura, corre auténtico peligro. Y sin embargo, todas esos ideales corren el riesgo de no significar nada debido a la amistad que le va uniendo al personaje de Mud.
Sin duda alguna, Nichols homenajea al más puro Tom Sawyer o Hulckelberry Finn. El protagonismo de estos jóvenes, que corren aventuras junto a la vida cotidiana del río Mississipi, junto a la aparición de personajes oscuros, llenos de violencia y pasados insoldables, son el recuerdo de las obras imperecederas del Mark Twain, que podemos atisbar en esta película, 
Esta película se rodea de un halo que recuerda al mejor cine independiente, con una fotografía más que interesante, que describe las vivencias a la orilla del gran río, una banda sonora muy ajustada, que aporta, un ritmo sosegado pero lleno de tensión, a una película que me ha sorprendido por su calidad visual y argumental. McConaughey, realiza una gran interpretación, que es, sin duda, el punto de partida, a una serie de actuaciones realmente reveladoras de la capacidad del actor. Las apariciones de Reese Witherspoon y Sam Shepard, muy logradas y ajustadas. Sorprendente descubrimiento del joven Ty Sheridan, al que ya pudimos ver actuar en "El árbol de la vida" de Malick, que realiza una actuación más que convincente, prometiendo un futuro muy interesante en la interpretación.  En su conjunto, esta cinta ha sido una agradable sorpresa, que no dejo de recomendar.