Etiquetas

martes, 30 de diciembre de 2014

Desperta Ferro - "La guerra Franco-Prusiana (I). El ocaso de Napoleón III"

El último número de este año de la sección de Historia Moderna de la revista Desperta Ferro, está dedicado a la Guerra Franco-Prusiana. En este caso, y dada la importancia del conflicto que abarcó desde julio de 1870 a mayo de 1871, se ha decidido presentar en esta entrega una primera parte, que concluye con la rendición de Metz y con un Napoleón III obligado a abdicar y desterrado en Alemania.

Este número combina a la perfección la visión militar, de movimientos de ejércitos y batallas, con algo tan importante como la influencia de los avances tecnológicos como la estructura organizativa de la administración militar de ambos contendientes. Y no es casualidad que los sucedido en esta guerra se relacione directamente con el contexto histórico en el que nos encontramos. Las anteriores guerras de Crimea, Prusiano-Austriaca y de la Secesión Americana, hicieron que el concepto de confrontación militar evolucionara de manera revolucionaria. Si a esto añadimos la difícil relación histórica entre ambos países, sobre todo desde las guerras napoleónicas en el comienzo del siglo XIX, la preeminencia de Prusia en el contexto germano, ampliando su influencia en la zona, aprovechándose de la ya creciente debilidad austriaca, y como no, los deseos imperiales de un decadente Napoleón III, el resultado nos hace desembocar en un conflicto que cambiará las tornas de influencia y predominio en la Europa continental y tendrá importantes consecuencias durante los siguientes 70 años.

Tres artículos tratan precisamente sobre lo comentado anteriormente. Por un lado las circunstancias que empujaron a Napoleón a lanzarse en una aventura nada fructífera. Las presiones internas, pudieron obligar al emperador a buscar una "guerra buena". Por otro lado la realidad en el exterior, con una creciente influencia fuera de sus fronteras, le obligó a plantar cara a la creciente Prusia. Casualmente la última "causa belli" utilizada por Francia para iniciar la guerra, fue la aspiración de  Leopoldo de Hohenzollern al reinado en España. Precisamente en otro artículo se explica la evolución de Prusia, un país poderoso pero pequeño, en un entorno lleno de pequeños estados, a los que poco a poco logró influenciar, para desencanto de una decadente Austria. Además, los avances estructurales del ejército de Prusia, la nueva situación de su artillería y el uso ferroviario, influyeron abiertamente hacia la victoria germana.

En el resto de los artículos, la revista revisita las primeras batallas, desde julio a octubre, con un estudio promenorizado de Wissembourg y Froeschwille, el asedio de Metz y la decisiva batalla de Sedán. La mala coordinación de los franceses, la indecisión de sus mandos y la endeble estructura de sus ejércitos, provocaron la invasión prusiana en Francia y el cambio de un ejército previamente invasor, a defensor en una situación que en pocos meses dio un vuelco en el marco europeo. Un estupendo número, bien explicado, coordinado y fundamentado, con un fuerte carácter didáctico y complementado con estimables mapas, que explica las causas y el desarrollo del conflicto durante la segunda mitad de 1870.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario