Etiquetas

lunes, 20 de julio de 2015

Viena - Pabellón de la Secesión

En 1897 un grupo de artistas entre los que se encontraban el pintor Klimt y el arquitecto Olbrich, fundaron el grupo llamado Secession. Su manifiesto consagraba las ideas de una modernidad contemporánea y artística. La construcción de su sede en Viena, causó un gran escándalo por su diseño y mentalidad. Su exposición de 1902 dedicada a Beethoven fue una de las más famosas. Klimt creó un gran friso dedicado a su 9ª sinfonía, el cual se puede visitar y disfrutar en la sede en la que se expuso originalmente y se recolocó en una sala especial en 1986. Por supuesto, el friso no se puede fotografiar, pero acompaño a las fotos de su exterior, edificio obra de Olbrich, con otras sacadas de internet de la obra de Klimt. Justo al lado podemos encontrar una estatua dedicada a Marco Antonio, esculpida en bronce por Arthur Strasser.













2 comentarios:

  1. Un importantísimo capítulo en la historia del arte, sin duda... Cómo bullía el 1900 en materia de cultura, qué panorama formidable debía ofrecer a los contemporáneos (o bien espantable, si los gustos eran tradicionales).

    Estupendas fotos, Iñigo. Una curiosidad: había visto imágenes del edifico de Olbrich, ciertamente, pero no había tomado nota de los caracteres orientales en la fachada (buen observador estoy hecho).

    Gracias por compartirlas.

    Rodrigo, el de Hislibris

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un edificio que es una joya, por cierto poco visitado y fuera de las rutas de los turistas del montón, con perdón.

      Eliminar