Etiquetas

lunes, 20 de julio de 2015

Viena - Pabellón de la Secesión

En 1897 un grupo de artistas entre los que se encontraban el pintor Klimt y el arquitecto Olbrich, fundaron el grupo llamado Secession. Su manifiesto consagraba las ideas de una modernidad contemporánea y artística. La construcción de su sede en Viena, causó un gran escándalo por su diseño y mentalidad. Su exposición de 1902 dedicada a Beethoven fue una de las más famosas. Klimt creó un gran friso dedicado a su 9ª sinfonía, el cual se puede visitar y disfrutar en la sede en la que se expuso originalmente y se recolocó en una sala especial en 1986. Por supuesto, el friso no se puede fotografiar, pero acompaño a las fotos de su exterior, edificio obra de Olbrich, con otras sacadas de internet de la obra de Klimt. Justo al lado podemos encontrar una estatua dedicada a Marco Antonio, esculpida en bronce por Arthur Strasser.