Etiquetas

jueves, 23 de enero de 2014

"Las flores de la guerra"

El director chino Zhang Yimou, nos traslada a la ciudad china de Nankin, cuando en 1937 y durante la invasión japonesa, la ciudad es conquistada y devastada. Desgraciadamante este episodio es recordado por la barbarie aplicada por los nipones contra la población china. La película esta basada en una novela escrita por Yan Geling y basada en hechos reales sucedidos en la invasión.
Durante la entrada de las tropas japonesas, un maquillador norteamericano de una funeraria de Nankin, acudirá a la Catedral católica para preparar el entierro del sacerdote titular. Por las circunstancias de la guerra, coincidirá en el recinto católico con una niñas chinas de la escuela de la Catedral y un grupo de prostitutas del barrio rojo, que han buscado refugio en el templo. La llegada de los japoneses, hará que los acontecimientos lleven a nuestros protagonistas a buscar como salvarse y huir de la zona de guerra.
La película se divide en dos partes. La inicial, en la que se cuenta como se desarrolla la batalla en la ciudad, entre escombros y ruinas, mientras los protagonistas intentan llegar a la seguridad de la iglesia católica. Las escenas de combate están muy bien dirigidas y logran un realismo que llama la atención por su dureza.
Una vez que todos los implicados se encuentran dentro del recinto católico, surgirán asperezas, equívocos y desencuentros, hasta que los soldados japoneses irrumpen en la Catedral. En ese momento, el norteamericano, las niñas y las prostitutas, no buscarán otra cosa que evitar la deshonra, las violaciones y el horror que los japoneses están infringiendo en esos momentos en la ciudad.
Zhang Yimou se adentra en una película más de fondo, más humana, que en sus películas anteriores, donde la estética y el ritmo tenían más peso dentro de su estilo cinematográfico. Parece que busca quitarse de encima aquellas bellas escenas de películas como "La maldición de la flor dorada", "La casa de las dagas voladoras" o "Hero", acercándose a una historia más cercana a la realidad de un pueblo chino oprimido, que en este caso sufre la barbarie del ejército japonés que irrumpe, con su pretendida superioridad, con la mayor violencia y barbarie posible. Sin embargo en las escenas bélicas, si que podemos observar cierta estética, así como en algunos momentos dentro de la Catedral, pero sin duda, su estilo cede el paso a la historia real, más humana y durísima de los protagonistas.
Reseñable el papel del norteamericano, interpretado por un Christian Bale en racha, que aunque algo irregular, nos presenta un personaje, descreído en el inicio de la peli, pero implicadísimo al final de la misma. Aparte, elogiar las interpretaciones de los papeles femeninos chinos, ya sea encarnando a las niñas o a las prostitutas. Todas ellas son el foco de atención de la película, como las personas a las que hay que evitar el sacrificio por la intrusión de los soldados japoneses.
Sin llegar a la calidad y profundidad de "La ciudad de vida y muerte" dirigida en  2009 por Lu Chuan, "Las flores de la guerra" nos cuentan un episodio de la invasión de Nankin, lleno de valor, sufrimiento y emociones. Quizás no profundiza en exceso en el drama global de la invasión, pero se nota que Zhang Yimou busca la excusa de un argumento real, para acercarnos al horror provocado por los japoneses. Choca algunas escenas las relacionadas con la pretendida relación entre el americano y una de las prostitutas, pero, en general, no deja de ser una película emotiva, real y que nos recuerda las atrocidades cometidas en aquella ciudad en 1937. 



2 comentarios:

  1. No he visto la peli, así que no sé qué tal queda reflejada la novela en el guión. El libro es muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La peli se deja ver... Interesante si que es, pero si me dices que la novela es muy buena, la película, a nivel de cine, no la calificaría de muy buena.

      Eliminar