Etiquetas

domingo, 23 de agosto de 2015

"Misión imposible: Nación secreta"

Mientras la FMI es investigada y eliminada como estructura de intervención, debido a la petición del director de la CIA en la Comisión de Investigación creada en EEUU tras los últimos casos de la Agencia, Hunt es atacado en Londres, por quien el piensa que es el Sindicato. Con la ayuda de su equipo y de una agente doble del MI6, intentará descubrir a los miembros de esta organización secreta, que pretende desequilibrar la paz mundial, gracias a un nutrido grupo de ex agentes internacionales.
No soy seguidor de la saga de Misión Imposible. La primera me gustó mucho, pero el horripilante ejercicio de dirección que protagonizó John Woo en la segunda, me hizo declinar definitivamente el seguimiento de las demás películas que se han estrenado hasta ahora. Si a eso añado, mi poco cariño por Tom Cruise, al que considero poco dotado para la interpretación y muy, muy forzado en la mayoría de sus actuaciones, no creo que sea difícil entender mi posicionamiento. Sin embargo, con la quinta película de Misión Imposible, tengo que resarcir un producto que, en mi opinión, ha generado una de las mejores películas de acción y entretenimineto de este año.
Desde luego hay que agradecer a las redes sociales que sirvan como instrumento generador de interés hacia algunas películas. Por obra y gracia de facebook me lancé al cine para disfrutar, que lo hice, de ésta última entrega de Misión Imposible. Y me gustó por varios factores. En primer lugar, su perfecto uso de la acción y del misterio a lo largo de toda la película. El equilibrio creado entre ambos factores, aúpa a la trama a niveles de puro entretenimiento. Si a esto añadimos una excelente resolución por parte del director, en varias escenas de acción, tenemos un resultado muy logrado. En segundo lugar, el fuerte feeling entre los actores de la saga. Los secundarios que forman parte del equipo de Tom Cruise, es decir, Jeremy Renner, Simon Pegg y Ving Rhames, forman un grupo coexionado, natural y rotundo, tanto en las escenas de acción como en los diálogos entretenidos y locuaces. Muy interesante también, en este caso, la inclusión de la agente del MI6, interpretada por una sorprendente y espléndida, Rebecca Ferguson, que aporta belleza, clase y la fuerza femenina de una agente al nivel de Hunt. Sumar un villano solvente e interesante, cierra el círculo.
Algunas escenas resultan brillantes, sobre todo, la que se sitúa en la ópera de Viena, filmada y desarrollada con muy buen pulso, creando momentos de auténtico suspense y con un montaje notable. Con respecto a escenas de acción, sin duda la persecución con motos en Marruecos está excelentemente rodada. Y llamar la atención, sobre la larga escena final registrada en Londres, en una noche oscura, en las calles con niebla de la capital británica... Muy acertada.
Si bien es cierto, que da la impresión, que esta entrega se acerca sospechosamente al estilo de las películas de James Bond, debo decir, que este acercamiento le ha venido muy bien al producto, aunque creo que también resulta algo peligroso, por las meras comparaciones. Sin embargo, ha resultado bien, está dando buenas ganacias, y creo que Cruise puede estar orgullosso de su última película, en la que también debo decir, se ha dado más protagonismo a sus compañeros secundarios, lo que aporta más diversidad e interés. Próximamente se prepara la nueva entrega de James Bond y una nueva película de Bourne. Ya pueden espabilar, porque la última nueva película de Misión Imposible ha puesto el nivel alto, muy alto. Ya veremos, No hay nada mejor que una fuerte competencia. Le pasó a Bond en su momento, tras la propuesta nueva de Bourne y supo contestar brillantemente con "Casino Royal". Veremos que pasa a partir de ahora.



2 comentarios:

  1. Muy buena reseña. Si esta película te ha gustado, te recomiendo que veas también la cuarta de la saga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me han dicho. Así que en pocos días caerá... gracias.

      Eliminar