Etiquetas

martes, 17 de abril de 2018

"Los muertos vivientes - Muerte segura" - Tomo 28

El pasado tomo nº 28 dejó al lector en mitad de la gran acometida de los rebaños de muertos vivientes provocada por los Susurradores contra Alejandría y aliados. El ataque es total y los defensores apenas pueden redirigir a los miles de zombies que se abalanzan sin remedio contra los muros del refugio a defender. Podríamos decir que en este número se define el final de la gran batalla, que no la guerra, que enfrenta a Rick y sus aliados, con el que ha demostrado ser un gran peligro para cualquier indicio de remontar la vida en un mundo plagado de muerte y destrucción. Sin embargo, como consecuencia de estos hechos, se darán una serie de nuevas circunstancias que marcarán para siempre a algunos de nuestros protagonistas. 
 En primer lugar, se definirá la situación de Negan entre los que un día fueron sus enemigos y sobre todo, su relación con Rick. Los diálogos entre estos dos personajes y alguno de los actos que suceden durante y tras el ataque de los rebaños, quizás marquen un nuevo devenir entre ambos líderes. Por otro lado, Los Salvajes, ahora más independientes que nunca, parece que vuelven a mostrar cierta reticencia a colaborar con los demás grupos de resistentes, para lo cual, la diplomacia deberá mostrarse robusta, para evitar una nueva confrontación. Pero lo que más marca este número es la pérdida de uno de los personajes más significativos y veteranos de la serie. Rirkman ha tomado una decisión que afecta en gran manera a los protagonistas y por qué no decirlo, también a los lectores de la serie. Es más, el guionista y creador, incluye una pequeña carta o misiva justificando la decisión... Es uno de esos momentos clave de una saga que tiene publicados el nada despreciable número de 168 números. 
 Bueno, en conclusión un número definitorio, pero que deja todavía abierto el conflicto con los Susurradores, la situación de los Salvadores, el liderazgo de Alejandría y la reorganización de las demás poblaciones muy afectadas por el ataque. Pero lo que todavía está por ver es la verdadera voluntad de Negan, un personaje que puede cambiar la dirección de sus decisiones en cualquier momento... Porque, en el fondo ¿Quién se fía de él al cien por cien? Yo todavía no lo tengo claro, la verdad.