Etiquetas

jueves, 5 de abril de 2018

Daredevil - Volumen 2 - Marvel Saga 52 - "El Diablo en la galería D" - Tomo 15

Este tomo nº 15 de Daredevil de la colección Marvel Saga publicado por Panini Cómics reúne los números del Volumen 2 USA 82-87, cuyas grapas fueron publicadas en 2007 en España.  En nuestro país, esta historia de seis capítulos de la serie ordinaria fue publicada en seis grapas que fueron numeradas del nº 12 al 17 de la edición de Marvel Knigths: Daredevil Volumen 2. Con estos números comienza la etapa de Ed Brubaker al guion y Michael Lark al dibujo.
Pues tal como acabamos en el anterior número, nos encontramos con Matt Murdock en la cárcel, acusado de ser Daredevil. A la espera del juicio, está confinado en una celda de seguridad, pero esta situación esta a punto de terminar, por que se encuentra en el objetivo del FBI y sobre todo, de un buen número de enemigos. Algunos de ellos se enfrentan con él con la intención de asesinarlo. Otros se ofrecen a ayudarle. Pero Matt se encuentra en una auténtica lucha interna mientras en el exterior, en su territorio, otro Daredevil sigue actuando en las calles. Foggy Nelson no sabe qué hacer para proteger a su compañero y cliente, y sin quererlo será el foco de atención de la historia. Esta situación provoca en Matt y su entorno carcelario, una auténtica situación de guerra, de la que no quieren perderse detalle Kingpin, Bullseye o el mismo Punisher. 

La entrada en la serie de Ed Brubaker no podía ser más acertada. El universo de la prisión, sus peligros, la participación de las bandas, los guardias corruptos y la soledad de sus pasillos, muestran el perfecto escenario en el que plantar a Matt frente a sus miedos y juegos de venganza. Su lucha interior sigue provocando sus dudas por seguir de parte de la justicia o dejar salir su espíritu vengativo y más duro. Brubaker refleja muy bien en un buen número de diálogos, la tesitura en la que se encuentra y la participación de sus amigos y colaboradores, además de la entrada en escena de algunos viejos enemigos a los que no tendrá más remedio que acercarse. Gran guion que viene acompañado de un dibujo muy potente y sólido de la mano de Michael Lark, con el que logra crear el ambiente oscuro, sucio y peligroso que traspira la cárcel, auténtico protagonista de estos números. Ambos creadores casi hacen olvidar la labor de Bendis y Maleev, por su rotundidad y buen hacer. Y a buen seguro que la trama todavía promete nuevas sorpresas para los números que están por llegar. Muy muy recomendable.