Etiquetas

jueves, 30 de marzo de 2017

"Camino de Perdición"

Tras su espléndido debút cinematográfico con su película "American Beauty" con la que maravilló a propios y extraños, Sam Mendes estrenó en 2002 una historia menos rompedora, más lineal, pero igualmente llena de calidad y elegancia en su propuesta. Michael Sullivan, mano derecha del Sr. Rooney, líder de un clan irlandés, durante los años de la Depresión y periodo de entre guerras en EEUU, es fiel a su protector y buen padre de familia. Durante la visita a un socio contrabandista de whisky, junto al hijo del Sr. Ronney, los acontecimientos se aceleran y se produce un asesinato, del que por desgracia es testigo el hijo de Sullivan. A partir de éste momento y debido a la inestabilidad y debilidad de el heredero del clan, la vida de Sullivan y su hijo se convertirá en una huida hacia la venganza y el acercamiento de ambos proscritos.
Debo puntualizar que en los últimos 15 o 20 años, de vez en cuando, el cine norteamericano recupera historias que nos recuerdan los años de la prohibición y las mafias, logrando realizar películas de auténtica calidad. Sin duda, es un género conocido, querido y bien tratado en una cinematografía que se toma estos temas como parte inherente a su historia más cercana. Sam Mendes quiso acercarse a esta temática, remarcando tres de los factores que casi siempre ha dominado en su carrera como director. 
Por un lado, los guiones, bien construidos, en los que los actores pueden mostrar sus dones interpretativos. Las tramas están construidas con un buen ensamblaje y dejan fluir las escenas frente a un espectador que en general termina por dejarse llevar. En este caso la historia sobre Sullivan y sus encuentros y desencuentros con la mafia, en la que se juega con la fidelidad a sus protectores y su amor a la familia, con cierto aroma conseguir hacer justicia en su persona, se junta con la historia paralela de acercamiento con su hijo, en contraposición con la relación del Sr. Rooney y su heredero. Las relaciones familiares en los irlanderes católicos, son muy robustas y forman parte de la clave de la película. El descubrimiento por parte del hijo de Sullivan, del oficio del su padre, marcará un cariño redireccionado por su huida hacia ninguna parte. Si a esto, sumamos la visión de la venganza, Mendes habrá conseguido plantear en su guión unas bases más que sólidas.
En segundo lugar, resulta clave la elección de los actores, algo de lo que el director siempre puede presumir. Tom Hanks y Paul Newman realizan unas interpretaciones medidas, sublimes... La actuación de Newman fue su última aparición en la gran pantalla y le valió la nominación a mejor actor secundario. No puedo olvidar el trabajo del joven Taylor Hochelin y la notable y desasosegante interpretación de Jud Law, casi siempre en estado de gracia.
Por último y básico en su filmografía, es el dominio de Mendes en el apartado técnico de sus película. En este caso, sin duda la fotografía es un actor principal en la cinta. Ganadora del Oscar de aquel año, el trabajo de Conrad L. Hall es brillante. Si a esto sumamos la banda sonora de Newman, un diseño de producción elegante y perfecto, y el tratamiento perfeccionista del sonido y de los efectos sonoros, tenemos un conjunto de características que solo suman a la dirección y trabajo de un gran e intimista director. Espero que tras su incursión, no del todo acertada en mi opinión, en el personaje de James Bond, Mendes vuelva sus ojos a sus orígenes para volver a presentarnos, como nos tenía acostumbrados, grandes historias envueltas en su halo de elegancia y perfección.

martes, 28 de marzo de 2017

"Sherlock" - Temporada 4

Cuarta y parece que última temporada de esta serie dedicada a un Sherlock Holmes ambientado en el presente e interpretado pro el ya carismático Benedict Cumberbatch y su inseparable compañero Watson, encarnado por Martin Freeman. Como suele ser habitual, la temporada constó de tres capítulos de largo metraje. Después del parón de la serie en 2014 y el episodio especial de la Navidad de 2015, este terna de capítulos cierran y muy bien el recorrido de los personajes a lo largo de sus temporadas. Tampoco voy a negar, que aunque en general ha tenido un nivel alto, sobre todo en lo que se refiere a producción, montaje y actuaciones, es cierto que, debido a la valentía de los guionistas, también ha gozado de cierta irregularidad a nivel de trama en alguno de sus capítulos. Pero su modernidad y pericia lo compensa de pleno.
El comienzo de la temporada 4ª me dejó un pelín frío, con el desarrollo de la historia centrada en el matrimonio de Watson y especialmente en el pasado de su esposa, Mary Morstan. Si bien la trama busca un desenlace que provoque de manera abrupta cierta colisión entre Sherlock y Watson, quizás el caso y el método que gira en torno al personaje interpretado por Amanda Abbington, se desvíe de cierta línea narrativa asumida por la serie en los casos del insigne detective.  Sin embargo, esto se subsana con un excelso segundo capítulo, en el que vemos a Sherlock volcado en la investigación de un asesino múltiple. Aquí sí que reconocemos la brillante, paranoica y compleja mente del brillante Holmes. Además aprovecha para introducir un nuevo personaje femenino, al que poco a poco iremos descubriendo hasta concluir la temporada en un tercer capítulo en el que toma protagonismo la familia de Sherlock y su pasado lleno de recuerdos y desencuentros de la infancia. Mantiene un interesante juego de rol y pistas junto a su hermano Mycroft, en una peculiar partida por sobrevivir, en la que no podía faltar la larga sombra de Moriarty.
En definitiva una despedida que conforma un estilo, una calidad y un sello propio en esta producción británica, que difícilmente podremos olvidar, básicamente por la increíble labor de un Cumberbatch intachable. Quedará marcada en nuestra mente su interpretación, así como la de su compañero Freeman. Ambos han logrado recuperar y modernizar a unos fantásticos Holmes y Watson, en un juego de casos, pesquisas y locura, magníficamente rodados. Bravo.

lunes, 27 de marzo de 2017

"Odiseo. El Retorno" - Valerio Massimo Manfredi

Más de un año después de la lectura de su primera parte, he afrontado con ilusión la lectura del segundo libro de Manfredi dedicado a la figura de Odiseo y en este caso a su regreso a su hogar, Itaca. El escritor traslada el poema del ciclo troyano dedicado al regreso del rey Odiseo, a una redacción más cercana narrativamente hablando, en la no solo se narran las aventuras y desventuras que tuvo que pasar  el protagonista en su trayecto a casa, sino también una historia llena de sentimiento, interiorización y una mística propia de una época como la Edad del Bronce tan oscura como atractiva. 

Como bien sabéis, tras la destrucción de Troya, Odiseo junto a sus guerreros supervivientes, embarca en siete naves para regresar a su tierra natal. En el trayecto, cruzan una niebla densa y misteriosa para llegar a una isla donde él y parte de sus hombres son hechos prisioneros por un cíclope llamado Polifemo. Gracias a su astucia, logran escapar no sin antes, herir en el único ojo del gigante. Mientras embarcan y huyen de la isla, el cíclope, hijo de Poseidón, lanza al hijo de Laertes una maldición que lo perseguirá durante toda la travesía y evitará durante más de diez años que pueda regresar a Itaca con su mujer e hijo. A partir de este momento, Odiseo y sus hombres sufrirán grandes desventuras, naufragios y peligros. Llegarán a una isla poblada de gigantes caníbales, cruzarán el mar bajo el canto de las sirenas, se enfrentarán a remolinos, tormentas y monstruos marinos e, incluso, Odiseo tendrá dulces y secretas relaciones con Circe y Calipso. Pero solo él sobrevivirá a todos estos peligros, gracias a la ayuda de la diosa Atenea, llegando a tierra de los Feacios, donde disfrutará de sus reyes, grandes anfitriones y del cariño de la bella Nausícaa. Finalmente, gracias a este pueblo de navegantes, logra regresar a Itaca, eliminar a los pretendientes de su hermosa esposa Penélope y disfrutar de su hijo Telémaco y su padre Laertes. Sin embargo, es aquí donde Manfredi se desvía de la línea más oficial tomando  como premisa el Canto XI, para cumplir la profecía que en la puerta del Hades le vaticinó Tiresios. Deberá recorrer un largo recorrido con un remo al hombro, para anular la maldición que sobre él pesa... Cumplirá su otra Odisea por tierra, hasta llegar a las tierras de los hielos y encontrarse con sus hombres y con su destino.

Manfredi, vuelve a tomar la figura de Odiseo para narrar en primera persona su viaje de vuelta a casa. El autor entrecruza los fantásticos sucesos que sufre en sus carnes el protagonista, con intensos soliloquios en los que el recuerdo de su familia, la fuerte alianza de hermandad que le une con sus hombres y la estrecha relación que disfruta con su diosa Atenea, quien le protege en distintos momentos de la novela. La maldición lanzada por Polifemo le persigue en cada momento, línea y párrafo del libro. Si bien la primera parte del libro pueda resultar simplona, conforme el autor avanza en la historia, su personaje y la narrativa que lo rodea gana en profundidad y consistencia. La humanidad del personaje se aferra al recuerdo de su amada Penélope y el regreso a su reino. Es cierto, que el ritmo y la narración resulta más intimista y personal que la que protagonizó la primera entrega de la guerra de Troya. Sin embargo, no por ello, la novela pierde intensidad y estilo narrativo, que en mi opinión sigue resultando poderoso y firme en su redacción.

La impresión que me produce su lectura es que el escritor, pretende plasmar en la figura de Odiseo un cambio generacional y de época histórica. Como bien dice en la "nota del autor" al final del libro, la estancia en Troya y la vuelta de los reyes a sus tierras, produce una serie de cambios, que provocan la serie crisis de la Edad del Bronce. La muerte de una generación completa de jóvenes y la desintegración de algunos de los reinos debido a la ausencia de sus líderes y sus guerreros, dice Manfredi, es uno de los signos claros que junto a terremotos y otros factores, pudieron llevar a oscurecer una época dorada de la historia. La metáfora de lo sucedido a un Odiseo deseoso de volver a su tierra y las dificultades que tuvo en su camino, refleja una crisis, en la que ni los dioses, a pesar de perdurar en el imaginario de esos pueblos, pudo evitar.

Odiseo vuelve a Itaca, se comporta siempre como un líder, durante y después del trayecto, prevaleciendo en él el deber como rey y marido. Su venganza es cruel y sanguinaria, pero como dice en el libro, es también lícita, a pesar de ahogar en sangre su palacio y hogar. Tras ello, no duda en purgar su maldición, curiosamente para cumplir un destino ya conocido. Pero como hombre duda, sufre y sobre todo siente. Una figura tan grande en el imaginario del mito de Homero, como humana en la literatura de Manfredi. Buen colofón, que completa este segundo libro, recomendable para adentrarse en el mito, gracias a la humanización del personaje realizada por el escritor. 

jueves, 23 de marzo de 2017

"Divorce" - Temporada 1

HBO recupera con la serie Divorce a Sarah Jessica Parker en un género con el que disfrutó de excelentes críticas con la exitosa serie Sexo en Nueva York. Y la apuesta ha sido acertada, ya que su interpretación fue candidata al Globo de Oro de este año a mejor actriz de serie comedia.
La trama gira alrededor de un matrimonio al que los años han hecho mella en su relación. El altercado entre una pareja de amigos durante una fiesta a la que habían sido invitados, provoca una serie de chispazos que les lleva sin remedio camino al divorcio. Precisamente el desarrollo personal, familiar y profesional gira alrededor de todo lo que provoca, primero un distanciamiento, después una separación y finalmente el comienzo de los trámites para el divorcio. Las reacciones de ambos conyuges va cambiando conforme pasa el tiempo y cada uno de ellos responde de manera diferente a la crisis por la que están pasando. Pero además, su entorno les afecta, sus amigos les condicionan, los negocios les llevan a tomar algunas decisiones claves en su vida y la familia es prácticamente lo único que les hace mantener la cabeza fría, mientras los abogados que les representan, les llevan sin remedio hacia una guerra por la defensa en sus intereses en el divorcio al que se enfrentan.
Los diez capítulos en los que se divide la serie juegan con las bondades de una comedia agradable y el mal rollo que produce la separación de una matrimonio, tanto para ellos como para su entorno más cercano, dígase hijos, abuelos y amigos. Quizás los desencuentros muchas veces irracionales provocan más de una sonrisa y sobre todo, las figuras de los abogados presentan la torna más cómica de la serie. Pero en el fondo tanto en su vida familiar como profesional, el drama de la separación provoca auténticas situaciones de ruptura y desesperación. En fin, nos encontramos con una serie que trata los entresijos del divorcio de Frances y Robert, interpretados por unos fantásticos y muy acertados Sarah Jessica Parker y Thomas Harden Church, y juega con la combinación del drama de una separación complicada y a veces no deseada, con los recursos cómicos de ciertas situaciones tan divertidas como a veces increíblemente absurdas.

martes, 21 de marzo de 2017

Daredevil - Volumen 2 - Marvel Saga 28 - "Hardcore" - Tomo 9

El recién publicado tomo 9 de Daredevil de Marvel Saga engloba los números del Volumen 2 USA 51-55, que son los correspondientes a las grapas números 56-60 de Marvel Knigths publicados en España en el año 2004. La edición recién publicada lleva el título "La búsqueda de la visión" y tiene la particularidad de que la guioniza y dibuja el propio David Mack. Abre un paréntesis en la serie liderada por Bendis e incluye en estos cinco números un argumento que juega con los recuerdos de la joven Maya López, llamada Eco y su relación con Daredevil, así como su pasado como miembro de la sociedad de los indios nativos americanos y la relación de su padre con Kingpin. 
Mack retoma la trama lejana en la que Daredevil tuvo una relación con una joven india sorda con poderes llamada Maya López. Pupila de Kingpin, no conocía la doble personalidad Murdock/Daredevil y en un momento dado, Kingpin acusó a Daredevil de haber matado al padre de la joven. Maya disparó a su padrino y huyó lejos de su amante. En esta entrega, la joven regresa a Nueva York, pero se encuentra al héroe en embarcado en una nueva relación sentimental y decide regresar a la reserva donde se refugiaba su padre y otros nativos. Allí realiza una revisión de sus vida mediante métodos tradicionales indios, ahondando en su pasado y sus miedos. 
Mack vuelve a realizar un dibujo lleno de simbología, cuadros clásicos, collages y textos presentados en todas direcciones y posiciones. La imagen se complementa con frases sueltas que comunican lo mitológico y mágico con la realidad de Maya, hasta tal punto que sorprende la aparición de Lobezno, encarnado en un espíritu ancestral nativo. El mensaje de los pensamientos y visiones de Maya/Eco presenta la interiorización en su pasado y presente, alejándose de la línea argumental de esta serie de Daredevil, pero aportando una visión diferente de lo que para Mack es un cómic. Más profundo y simbológico de lo que nos tiene habituadas las historias de Daredevil, resulta sorprendente en su presentación. No es un cómic al uso. Visualmente es un pequeño álbum con un punto muy artístico. Merece leerlo con calma aunque reconozco que puede no ser del gusto del gran público... Diferente sí, interesante también.




lunes, 20 de marzo de 2017

"Logan"

La última entrega de Lobezno en el cine, allá por el año 2013, en mi opinión fue bastante decepcionante e incluso se llegó a escuchar en los mentideros del mundo del cine, que Hugh Jackman no volvería a encarnar en solitario al superhéroe de Marvel. Posteriormente, ya en 2014, con la entrega de los X-Men, Días del Futuro Pasado, los número mejoraron con una película más redonda y convincente. Sin embargo, Jackman no quería abandonar el personaje que le ha llevado a la fama, sin conseguir un cierre que mereciera la pena. Y dicho y hecho. De la mano de un director James Mangold, mucho más centrado y acertado en la dirección que en la anterior entrega, el círculo del tándem Jackman/Lobezno se cierra con una película crepuscular, humana y llena de homenajes.
"Logan" toma prestado de películas como Mad Max, Terminator o de la más clásica y homenajeada en esta cinta, Raíces Profundas. Su trama se centra en el año 2029. Ya no quedan mutantes vivos y Logan sobrevive como conductor de limusinas en la frontera con Méjico. Junto a un albino con poderes para rastrear a sus congéneres y a un muy castigado Dr. Xavier, su único fin consiste en mantenerse escondido y sobrevivir no solo a su propia existencia como mutate sino a una enfermedad que le come sus entrañas. La aparición de una niña a la que Charles Xavier quiere proteger de quienes la persiguen, hace que Logan tenga que enfrentarse a un mundo en el que él es un superviviente extraño y peligroso para los que viven a su alrededor. El origen de la niña le recuerda el suyo propio y aunque no lo desea, decide acogerla y emprender una huida hacia un sueño quizás inexistente.
La han catalogado de western crepuscular, quizás por su homenaje emocionado a "Raíces Profundas". Desde luego es una película en la que lo físico y lo violento la hace tomar distancia de la saga que hasta ahora protagonizaba Jackman. No ser localizados está por encima de todo. La oscuridad y el continuo sufrimiento de unos personajes perdidos y perseguidos en un mundo en el que ya no son reconocidos ni aceptados, convierte esta cinta en un ejercicio polvoriento y solitario de supervivencia en un entorno hostil al que ya no dominan. Incluso si olvidáramos por un instante que nos encontramos en un película en la que los protagonistas son mutantes, la cinta funcionaría... Logan, en solitario, se embarca en la defensa de la niña, no solo por que se vea reflejado en ella, sino porque también refleja un futuro al que el ya no representa, en el que quizás ya no estará...
Por supuesto, las escenas de acción pueblan esta película... y sin duda no solo resultan francamente bien realizadas, sino que además elevan en esta película el nivel de violencia y sangre que habíamos visto hasta ahora en la saga. Choca de alguna manera las reacciones violentas de la joven a la que Logan protege... Su manera salvaje de luchar para sobrevivir no ahorran al espectador ni un ápice de dureza y desesperación. En este aspecto, la película goza de maestría en las coreografías de los diferentes enfrentamientos. Pero además, el sentimiento y la idea de sentirse perdidos y perseguidos sin piedad ocupa gran parte de una trama en la que Logan sabe que saldrá perdiendo no solo ante sus enemigos, sino también frente a su propia debilidad y al paso del tiempo. Su relación con Charles Xavier, recuerda a la de un padre y un hijo. Ambos emprenden una huida, en la que Lobezno solo quiere seguir adelante, escapando de un destino que no tardará en alcanzarle, mientras el Dr. Xavier, casi rendido y agotado, prefiere esperar un destino al que quizás no pueda esquivar. Y mientras, su misión de salvar a la niña, solo les puede llevar hacia la esperanza de algo incierto, quizás inexistente.
Sin duda la mejor entrega de la saga de Lobezno, en la que Mangold se redime de su anterior dirección, aportando destellos de algunas de sus anteriores películas, como "El tren de las 3.10" o "Copland", donde los protagonistas son personas normales con debilidades físicas y perdedores. En "El tren..." Bale encarna a un cojo y padre, en "Copland", Stallone interpreta a un sordo incomprendido y ahora Logan se encuentra enfermo y perseguido... Este detalle ahonda en la lucha de sus protagonistas con tanta carga emocional y humana que se gana al espectador, aun sabiendo que su futuro es tan incierto como improbable. Y esta marca propia de Mangold resulta en "Logan" tan efectiva que humaniza al personaje dotándolo, junto a un gran Charles Xavier, de gran sentido en su historia. Bien por Hugh Jackman y por Patrick Stewart. Por cierto, perturbadora la niña protagonista... Buen colofón, muy bueno.

viernes, 17 de marzo de 2017

La foto del viernes - Sevilla - Metropol Parasol

 
Sevilla.
Metropol Parasol.
Construido en 2011 tras años de conflictos y retrasos, esta gigantesca pérgola diseñada por el berlinés Jürgen Mayer y situada en la Plaza de la Encarnación, forma parte del paisaje de la ciudad, para disgusto de algunos. Mi impresión fue muy positiva por el juego de formas, sombras y luces creadas a lo largo y alto de esta mole de 150 por 70 metros. Imprescindible acceder a su mirador, arquitectónicamente impresionante, como las vistas que desde él se pueden disfrutar de toda Sevilla. 

jueves, 16 de marzo de 2017

Desperta Ferro - "El Cid"

El Cid es un personaje que se encuentra situado en nuestra memoria e imaginario entre la figura histórica y la leyenda heredada a lo largo de los siglos. Como protagonista del Cantar del Mío Cid, pasando de figura ensalzada durante la dictadura de Franco a protagonista de la superproducción cinematográfica liderada por Bronston e incluso personificado en unos inolvidables dibujos animados que presentaban la vida del joven Cid, Rodrigo Díaz de Vivar, de una manera u otra, Rodrigo Díaz de Vivar, ocupa un lugar preeminente en nuestro propio "olimpo" patrio. El nº 40 de Desperta Ferro en su rama de Historia Antigua o Medieval se atreve a presentarlo como el protagonista meramente histórico indiscutible de este mes.
Como bien indican los articulistas de este número, la figura del Cid se ha redescubierto históricamente de manera más detallada y profunda en las últimas décadas. El estudio de las fuentes, la investigación en bibliotecas, los estudios genealógicos, así como una nueva generación de estudiosos, ha hecho que se conozcan más datos sobre su paso por la historia a lo largo de la segunda mitad del siglo XI. Para plantearlo y situarlo en su contexto histórico, el primer artículo presenta al lector la situación de la península en aquel siglo. Por un lado tras la muerte de Fernando I de León y la división de su reino entre sus hijos, y por otro, la caída y desaparición del califato de Córdoba, la consolidación de las diferentes Taifas, hasta la llegada de los almorávides. En este contexto de cambios, surge la aparición de diferentes caballeros y sus mesnadas, entre ellos y despuntando un extraordinario Cid, que en su afán de servicio y también de consolidación de su posición territorial, jugarán una importante baza en los diferentes conflictos fronterizos y en la pugna por dominar los diferentes territorios. Las alianzas entre cristianos y musulmanes estarán al orden del día. 
Qué mejor que presentar al lector, por medio de su presumible árbol genealógico, de la ascendencia del que hasta hace pocos años parecía ser un caballero no especialmente bien situado socialmente, para demostrar su cercana relación familiar con algunas de las casas reales principales del momento. Este árbol genealógico resulta protagonizar el mejor y más completo artículo de este número. Verdaderamente interesante. En el siguiente se ocupa de las diferentes campañas militares del Cid, en las que su especial conocimiento estratégico y el poder militar que representaba, le llevó de batalla en batalla por media península. Sus alianzas con la Taifa de Zaragoza, sus riñas y diferencias con Alfonso VI y el empeño por Valencia, ocupan su vida guerrera. Echo en falta, ahondar más en las razones que le llevaron en dos ocasiones a ser desterrado por Alfonso VI, así como la realidad de sus posteriores reconciliaciones. Pero en general el artículo responde a las expectativas que genera su figura. Además se complementa bien con la posterior explicación de las importantes victorias en Morella (1084) y Cuarte (1096). Para acabar este número, los articulistas se adentran, sin profundizar en exceso, en analizar la figura del Cid en el Cantar que lleva su nombre y en otras figuras caballerescas paralelas a la figura de Rodrigo, que compusieron el mito de aquellos señores guerreros y fronterizos del siglo XI. Para finalizar, se completa con un análisis de las tácticas y armamento de las fuerzas en liza.
Un número atractivo, algo irregular en los artículos, que a pesar de plantear discursos interesantes, sobre todo en sus dos primeros textos, no termina de ahondar en el personaje. Hecho en falta más datos sobre su relación con Alfonso VI y con las diferentes Taifas por las que deambuló ofreciendo sus servicios. Me da la impresión de que conforme se avanza en la lectura de este número, el personaje termina por difuminarse para volver a su lugar en ese "olimpo" patrio que he nombrado al principio de esta reseña. Por lo demás, fantásticos, como siempre, los mapas que acompañan los textos así como las diferentes ilustraciones. 





martes, 14 de marzo de 2017

"Clase Letal" - Tomo 4

Nueva entrega de la serie Clase Letal en este cuarto tomo, creación de guionista Remender, el dibujante Craig y el colorista Boyd. Vaya equipo compenetrado que tenemos en la que yo creo que es una de las series más rompedoras, dinámicas y brutales de la actualidad. Sin ahondar en el contenido del cómic, las portadas por si solas son una maravilla y Norma las presenta con un diseño de mates y brillos combinados que son una gozada para la vista.

En esta entrega, los alumnos de la escuela de asesinos se enfrentan al fin de curso. El último exámen resulta ser una caza asesina en la que todos y cada unos deben matar a sus contrincantes y sobrevivir a esta cacería. Los alumnos pertenecientes a las diversas mafias y familias de asesinos del mundo se protegen entre ellos y organizan la búsqueda y exterminio de los alumnos que han deambulado durante el curso de manera solitaria y sin grandes apoyos. El grupo de amigos y cercanos al protagonista Marcus, intenta superar sus discrepancias desarrolladas en los números anteriores, organizándose en pequeños grupoas para lograr su supervivencia. El caso es que la situación tan desesperada de este último examen de curso les lleva a unos a traicionar a sus amigos y a venderse al mejor postor por llegar vivo a la mañana siguiente. La lucha por liderar, asesinar, sobrevivir y sacar la mejor puntuación, convierte al último día de curso en una auténtica sangría, en la que todo el mundo clama "sálvese quien pueda". Como siempre las composiciones, el colorido y la acción desarrollada en las viñetas completan otro tomo de gran calidad.

lunes, 13 de marzo de 2017

"Expiación" - Ian McEwan

Con qué gusto y disfrute leí el libro que hoy reseño. Aunque no debería haber sido así, había visto la película estrenada en 2007 y, desde entonces, planeaba en mi cabeza echar mano del libro, que por cierto, ya tenía en casa en la pila de libros pendientes de leer. Y por fin, este verano, lo agarré y no lo solté hasta terminarlo. Literatura en mayúsculas, sin duda alguna.

La historia se desarrolla en tres partes más un epílogo. La primera se desarrolla en una villa británica en 1935. Las otras dos, en 1940, en Londres y en Dunkerque durante la retirada alemana tras la invasión alemana de Bélgica y Francia. La narración desarrollada en las primeras páginas, más o menos la mitad del libro, cuenta los hechos sucedidos en la casa de los Tallis en el caluroso verano de 1935. Briony se encuentra preparando una obra de teatro para representar ante su hermano y un amigo de visita en la casa familiar. Así mismo, la familia recibe a los hijos, dos gemelos y una adolescente llamada Lola, de la hermana de la señora de la casa, debido a que sus padres se encuentran en un periodo previo a al separación. El Sr. Tallis, trabaja en Londres y no suele acudir dormir a la villa del campo, debido a su trabajo. Cecilia, la hija mayor de los Tallis, tras estudiar en la universidad goza de unas aburridas vacaciones. El último y uno de los más importantes personajes de la novela, es el joven Robbie Turner, hijo de una viuda que trabajó en la casa y desde niño, apadrinado por la familia Tallis, quien le paga los estudios y formación. Durante 24 horas, McEwan presenta de manera portentosa el preludio del hecho que marcará el futuro de la familia y sus allegados. Durante la noche del día en cuestión y tras la cena, un acontecimiento, romperá la línea que separa la vida monótona y segura de los protagonistas, sobre todo de Robbie, de un provenir truncado y falto de aspiraciones. En medio de todo esto, la decisión tomada por la joven Briony, marcará la dirección en la vida del trío protagonista.

Tras este acontecimiento, la novela viaja a 1940. Cecilia es una casi veterana enfermera en el Londres prebélico, tras haber roto con su familia, y Brionny, sigue el mismo camino, ingresando como aprendiz de enfermera también en Londres. Pero el paso que le lleva a tomar esta dirección esta sensiblemente relacionado con los sucesos acaecidos en 1935 y sobre todo con la decisión que tomó aquella ardiente noche de verano. Paralelamente, Robbie forma parte del ejército británico destinado en Francia y que tras la invasión alemana, se retirará inexorablemente hacia Dunkerque en una huida que marcaría los postreros años de guerra en Inglaterra.

McEwan presenta un fantástico escenario de la sociedad británica de los años 30. Sus personajes forman parte de un entramado familiar, lleno de cotidianidad, ambivalencia y normas de una sociedad tan clasista como conservadora. El autor se sumerge a la perfección en el salto de la infancia a la adolescencia del personaje de Brionny. Sus deliberaciones sobre lo que piensa, sobre su interpretación de lo que observa desde sus ojos curiosos y ansiosos por absorber información y  plasmarla en su ansiada búsqueda de una carrera literaria, en la que vuelca sus experiencias y su imaginación. El paso de una visión inocente, predominante en la infancia, a la percepción de detalles, gestos y miradas, que con la llegada de la adolescencia, surgirán en la protagonista, llevará al personaje a un complejo divagar en su carácter y percepción, lleno de fluctuaciones y derivas, en relación al entorno de la casa familiar y lo que sucede a su alrededor. El estudio pormenorizado de los personajes, sus personalidad, la descripción del entorno, no solo físico, sino también psicológico, marcarán la primera parte de la novela, que tendrá como colofón el acto criminal sucedido en la villa de los Tallis y su interpretación. Sin duda, estas 200 páginas llegan a un alto nivel literario, tanto en lo referido a su narrativa, como a la creación y presentación de los personajes que se presentan.

Las dos siguientes partes del libro, como he dicho antes, nos trasladan a 1940. Por un lado, Robbie, vive la retirada aliada a Dunkerke. La narración define el horror de la guerra, la huida hacia ninguna parte, desesperada, no solo de los soldados, sino lo que resulta más desgarrador, de los civiles. Los ataques de la aviación alemana y las columnas interminables, atascadas en los pueblos y caminos, marcan la vivencia de Robbie, que junto a dos compañeros, sobreviven en el fragor de una estampida hacia el mar. En un segundo lugar, encontramos a Cecilia y Brionny en Londres. Su huida, esta vez de un pasado familiar que marcó su futuro aquella noche de 1935, se sucede mientras Londres prepara la ciudad para una época de guerra y resistencia. Los hospitales se preparan para lo que vendrá tras la invasión alemana en Francia. Es conmovedora la preparación de las enfermeras, que bajo la mirada atenta de las hermanas encargadas de formarlas, van integrándose en la vida hospitalaria, sobre todo cuando comienzan a recibir a los primeros heridos llegados del continente. Estados dos tramos de la novela, en mi opinión no alcanzan el nivel psicológico de su primera parte, pero resultan más ágiles y descriptivos a nivel de acción, en detrimento de una creación psicológica ciertamente protagonista en la primeras páginas del libro. Interesantes sin duda, marcarán la frontera hacia el epílogo del libro, desde el que se nos descubrirá el destino de los protagonistas. Lo que fue y pudo ser. La realidad o lo que podría haber sido.

Una lectura, en definitiva, llena de detalles, contrastes, sentimientos, deseos y penalidades, definidas por el destino de sus protagonistas, que vino marcado por un hecho y su interpretación. Literatura de alto nivel, en la que McEwan se zambulle sin restricciones en la mente de los personajes. Una gran novela, de la que me ha sorprendido y he disfrutado de su redacción pausada, detallada e inflexible en su análisis de la sociedad de una época marcada por los vetos, los formulismos y las apariencias. Desgarradora, sin duda alguna.

viernes, 10 de marzo de 2017

La foto del viernes - Navarra - Embalse de Leurtza

Navarra.
Embalse de Leurtza
A escasos kilómetros de Elizondo, pueblo en el que se localiza la película "El guardián invisible", película que he reseñado esta semana, se encuentra este enclave declarado Área Natural Recreativa. Un frondoso y mágico hayedo domina la zona. Esta zona boscosa, en la que la niebla y la lluvia recrean el paisaje de un cuento de hadas, aparece en la película mencionada, aportando un marco incomparable de misterio y belleza.

jueves, 9 de marzo de 2017

Billions - Temporada 1

Cuando la premisa de una serie estrenada en televisión no consigue llamarte la atención, decides darle una oportunidad y termina creándote cierto síndrome de adicción, significa que algo muy grande funciona en su producción, casting y planteamiento. 
La trama gira alrededor de dos personajes a primera vista antagonistas. Uno, Rhoades, fiscal de Nueva York encargado de la persecución de corruptos, empresas y personas que delinquen en el complejo mundo de las finanzas y los grandes intereses empresariales y la bolsa de Wall Street. Enfrente Axelrod, un triunfador, creador y gestor de fondos de valores y propietario de una de esas empresas de inversión que juegan en el salvaje y a veces sucio mundo creado por el más puro capitalismo. Y para completar la tensión, en medio de ellos dos, la esposa del fiscal que a su vez es la encargada del departamento de trainer psicológico, de motivación y resolución de crisis en el personal de la empresa de Axelrod.
Si a esto añadimos una vida sexual atípica en el matrimonio de Rhoades y su mujer, un pasado oscuro en la creación del imperio económico del triunfador Axelrod, la investigación de su actividad empresarial por parte de la fiscalía y el FBI y como no, un juego de fidelidades y traiciones entre los más cercanos aliados de ambos protagonistas, tenemos en manos un auténtico culebrón tan interesante y emocionante como adictivo. Las excentricidades de ambos personajes, sus lealtades y caprichos, en ningún momento superan su superlativo ego personal y afán de victoria sobre su oponente, llegando a superar el enfrentamiento personal al mero ejercicio de sus profesiones y obligaciones. 
Para motivar más aún el interés por esta serie, dos actores que gozan de carisma para interpretar a Rhoades y Axelrod. Paul Giamatti y Damian Lewis, acompañados de sus parejas en la ficción, Maggie Siff y Malin Akerman, completan un elenco inteligente y funcional, que hace de esta serie uno de los descubrimientos de la temporada. Tal es así que escasamente a un mes de finalizar su primera entrega en Movistar +, se estrenó la segunda temporada, debido a lo bien que ha funcionado en nuestro país esta serie.



martes, 7 de marzo de 2017

"El guardian invisible"

Antes de empezar y sobre todo, avisar que no he leído ni el primer libro ni ninguno de los que conforman la trilogía escrita por Dolores Redondo en la que se ha basado esta película recién estrenada en los cines. Por lo que me entenderéis cuando os digo que mi reseña va a ser mera y directamente referida a la película. En todo caso al final de la misma explicaré algún punto que frente a mi desconocimiento de la novela, comenté con Natalia, mi mujer, quien sí la ha leído y por lo que sé, también la ha disfrutado.
Respecto a su trama, ya es de todos conocido, que se ambienta en un pueblo de Navarra llamado Elizondo, donde aparece el cadáver de una adolescente en extrañas circunstancias. Amaia Salazar, inspectora de la Policía Foral es la encargada de investigar el caso, ya que ella es oriunda de la zona y conoce el entorno y a sus vecinos. Poco a poco, mientras escarba en su pasado y el de su familia, la investigación va centrándose alrededor de un asesino metódico y múltiple, que se mimetiza con un paisaje tan montañoso como mágico, lleno de mitos y tradiciones ancestrales, en los que la montaña, el valle y las incesantes lluvias, cobran protagonismo junto al propio Elizondo. El director, Fernando González Molino, se acerca con buen pulso a la trama principal de la película, presentando a sus dos protagonistas con una gran peso presencial en la pantalla. Por un lado la inspectora Salazar. Por otro el Valle del Baztán, donde se encuentra Elizondo y donde suceden los hechos y la investigación.
Marta Etura interpreta a una mujer de perfil serio, parca en palabras, observadora y especialmente comprometida con sus casos. Casada con un norteamericano, trabajó con el FBI en EEUU tras huir de su pasado familiar, del que iremos conociendo escabrosos detalles durante el metraje de la película. Singularmente, la trama de su pasado familiar tiene un gran peso en el perfil del personaje y el caso. Esto resulta muy positivo a la hora de reconocer a la protagonista, en sus fortalezas y debilidades. Su personaje resulta robusto y compacto ante el espectador, en absoluto plano, ya que goza de claros oscuros y su carácter impera en la investigación de los asesinatos. Marte Etura cumple bastante bien su papel, aportando presencia y personalidad propia a su personaje. El segundo protagonista es el Valle de Baztán. Absoluto y omnipresente, sus robledales y hayedos, la profundidad de sus bosques, la niebla casi perenne y la inmensidad de colores, contrastada con la continua lluvia que cae en la zonas, hacen de su presencia algo tan necesario como indispensable, para facultar el guion y el escenario perfecto, aportando al paisaje del aporte de misterio necesario. En este aspecto la fotografía y montaje resultan notables.
Respecto al desarrollo de las tramas, la personal y la de la investigación, avanzan paralelas a buen ritmo, aportando el suspense necesario para no perder el interés por la película. Quizás hay dos momentos en los que, intuyo por necesidad de aclarar el guion y no ralentizar la investigación, se presenta al espectador un diagnóstico criminal y psicológico del caso excesivamente impostado y casi dictado. Es un factor que chirría un pelín con el trascurso del guion, por lo general bien construido. Por lo demás, la presentación de los personajes resulta clara en su premisa y suficientemente interesante en algunos casos, como para aportarles un halo de misterio muy jugoso. Sobre todo me han llamado la atención el buen hacer de unos siempre convincentes Elvira Minguez y Frances Orella. Insuperable el pequeño papel de un gran Ramón Barea. Natural y convincente como un excomisario de la Policía Nacional. El debutante Juan Carlos Librado "Nene", sin resaltar, cumple como el policía foral compañero de Amaia.
Aquí es donde regreso al principio de mi reseña para retomar el asunto de que no he leído el libro de Dolores Redondo en el que se basa la película. Y es que había un asunto al que no dejaba de dar vueltas al salir del cine. Si no lo sabéis os lo adelanto, en estas novelas de misterio ambientadas en Elizondo, existe un trasfondo mítico y de leyenda. Las tradiciones mágicas de la zona imperan en el subconsciente de los habitantes del pueblo. Según me comentó mi mujer Natalia, este trasfondo, sobrevuela continuamente la novela, de una manera intuitiva, jugando con las sombras de un paisaje misterioso y en las leyendas que se cuentan de padres a hijos. Precisamente este misterioso entorno mágico aporta, también en la película un escenario acorde a los asesinatos. Pero la cuestión es que me parece que esta aportación en la película resulta demasiado obvia, demasiado física. Creo que en el caso de la película resta misterio, acercándose peligrosamente a lo sonrojante... ¿Era necesario modificar una creación casi invisible, como dice el título de la novela y película, en algo tan visible? Creo que no. Ustedes decidirán.
Por lo demás la película cumple su cometido. Entretiene, mantiene bien el suspense y contiene una buena estructura y argamasa policial y de investigación que liga muy bien con el infierno interno de la protagonista y el pasado de su entorno más cercano y familiar. En el fondo, esto es lo que más me ha interesado del film, más allá de la peculiaridad del caso del asesinato y su investigación.