Etiquetas

lunes, 18 de diciembre de 2017

"De noche, bajo el puente de piedra" - Leo Perutz

Leo Perutz desarrolla a lo largo y ancho de las doscientas ochenta páginas de este libro, una serie de historias acontecidas durante el reinado del emperador Rodolfo II, a caballo de los siglos XVI y XVII, y enlazadas por una serie de personajes, mediante los cuales el lector se sumerge en la vida de Praga. Gentes de la corte, oficiales con ambiciones en el ejército, judíos del ghetto y su gran rabino, comerciantes y artesanos, alquimistas y charlatanes, protagonizan tantas historias como capítulos tiene esta novela, deambulando en diferentes tramas y relatos, que conforme avanzan en su desarrollo y gracias al buen hacer del escritor, confluyen en una trama principal enmarcada entre cuatro grandes protagonistas. Rodolfo II, el gran rabino Loew, el riquísimo judío Meils, y su esposa Esther.

Triangulando entre todos ellos, mediante la inclusión de personajes secundarios dotados de gran juego dramático y cómico por parte de Perutz, el lector se encuentra ante una gran escenario en la Praga en que era la capital no solo del reinado de Bohemia, sino también del Sacro Imperio Romano Germánico. Sin embargo, las historias pequeñas, los hechos más pequeños, son las que, gracias a un buen grupo de personajes pertenecientes a la compleja sociedad de la capital, nos presentan un cuadro cercano y a la vez histórico de su tiempo. La narración corre sin pausa, en un paisaje de tensión entre católicos y protestantes. Los judíos, desde su pequeño ghetto, lleno de calles estrechas y hermosas sinagogas, conforman el espectro de la capital de Rodolfo II, un monarca manirroto, empeñado en comprar arte hasta endeudarse a niveles insospechados, a pesar de su corte y pueblo. Los dimes y diretes entre los cortesanos deseosos de ocupar un puesto, lo más cercano al rey, el juego de poder, así como la búsqueda de crédito y la rocambolesca normalidad en la contratación de alquimistas en el entorno del palacio, completan un extraordinario caleidoscopio en el que, un triángulo amoroso envuelto de cierta magia y complicidad, corona un conjunto de relatos que conforman una extraordinaria novela que refleja un tiempo, conjugando el drama y la comedia.

Leo Perutz crea y presenta, a todos y cada uno de sus personajes dotándolos con personalidad propia suficiente. Su narrativa embauca y juega en sus páginas con un inteligente intercambio entre historia, grandes secundarios, un mucho de comedia, otro poco de drama y sobre todo una impecable capacidad para construir pequeñas historias. Con la lectura de su última página del libro, el lector comprenderá la astucia y la inteligencia del novelista, capaz de refundir pequeño relatos, muchas veces capaces de volar independientemente unos de otros, para completar un rotunda y sólida novela ambientada en la corte de un rey, tan peculiar como Rodolfo II, su corte de arribistas y alquimistas, la vida del guetto judío y un conjunto de pequeños/grandes personajes, cuyas vidas trascurren en Praga, un escenario tan evocador como bello. Una obra llena de comicidad y buena literatura.