Etiquetas

jueves, 26 de octubre de 2017

"La patrulla perdida"

"La patrulla perdida" podría ser el primer gran éxito cinematográfico de John Ford. Dirigida en 1934, cuenta la historia de una patrulla británica durante la I Guerra Mundial, cuyo oficial es abatido por un francotirador árabe en el desierto de la antigua Mesopotamia. Sin plan escrito ni órdenes dictadas, se encuentran perdidos en las arenas ardientes, hasta que llegan a un pequeño oasis, donde son cercados por los tiradores árabes.
De escasamente 65 minutos de duración, la película juega con la tensión de los soldados, que en ningún momento llegan a ver al enemigo. Mientras pasan calor, sed y sensación de abandono, el director aprovecha para contarnos las historias personales de sus protagonistas, sus miedos y esperanzas. Los actores están bien cincelados, comenzando por un potente y sólido Victor McLaglen, en el papel del sargento que debe tomar el mando tras la muerte del oficial. Ejercerá de padre, amigo y superior jerárquico. Un curioso Boris Karloff, interpretará otro de los papeles principales, quizás el más llamativo de todos. Su perfil de creyente casi fanático, con una biblia en la mano, crea situaciones de auténtica tensión en el grupo ya de por sí zarandeado y presionado por al situación en el oasis. Los demás soldados, desde un joven adolescente, pasando por un campechano militar recién casado o un cabo ya veterano y fiel a su uniforme, ocuparán el metraje de esta cinta, en la que el director juega con los paisajes interminables del desierto.
Si bien, John Ford no logra crear el porte de las típicas películas británicas, en las que soldados del Imperio son los protagonistas, la caracterización y profundidad humana de los personajes, muestra la capacidad que el director desarrollará en películas posteriores. Su guión, tiene un tempo sosegado, a veces edulcorado con un guión algo inocente, pero logra crear la tensión que busca transmitir al espectador. Un film bélico, ya convertido en clásico, que es una muestra del análisis de personajes que serán sello de calidad en las películas de Ford.