Etiquetas

jueves, 18 de mayo de 2017

"Big Little Lies"

Cuando leí la sinopsis y el elenco de la esta mini serie de HBO estrenada en marzo de este año 2017, me entraron serias dudas al respecto de la trama, el sentido y sobre todo la terna de actrices principales. Nada más equivocado. La historia se centra en una pequeña localidad norteamericana, en la que familias de alto standing viven y conviven entre ciertas envidias, afán de protagonismo y no pocas excentricidades. Nichole Kidman vive una aparentemente perfecta vida junto a su atractivo marido y sus dos hijos. El personaje de Reese Witherspoon mantiene un continuo pulso con sus entorno por acaparar siempre el protagonismo. Shailene Woodley encarna a una joven y madre soltera, preocupada por su hijo y la estabilidad en su nuevo hogar. Dos hechos marcan la trama de la serie. Uno de ellos sucedido en el primer día de colegio en las aulas que comparten todos sus hijos. El otro y mirando a un futuro más o menos cercano que se resolverá al final de la serie, un grave incidente ocurrido en una fiesta en el colegio de sus hijos sirve de línea de conducción alrededor de sus vidas.
Ambos hechos cruzan sus caminos creando situaciones de amistad y enfrentamiento, más que personales entre las protagonistas, sus parejas y el entorno del colegio. Las mentiras piadosas, la falsa actitud frente a los conocidos, las relaciones de pareja, unas más aparentes que otras y otras más sentidas que unas, o la manida sensación de ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio, copan cada uno de los siete episodios de la serie. Pero sobre todo nos transporta a no tan los cotidianos y dolorosos problemas, no tan infrecuentes, de las relaciones de pareja y padres e hijos, así como el tan problemático asunto del maltrato. No es casualidad que el director sea Jean-Marc Valleé, quien ha realizado películas tan interesantes como Dallas Buyers Club, Alma Salvaje o Demolition. A cada minuto que pasa, la serie nos adentra en la personalidad compleja y llena de aristas de las protagonistas. Unas, preocupadas por un pasado del que no pueden escapar y otras, enfrentadas a un problema actual en el que están atrapadas. Es tal la miseria humana y moral que transmite que la trama y el transcurrir de los capítulos duele. El drama cotidiano, hipócrita y mentiroso pisotea en muchas ocasiones lo que realmente une a algunos de los protagonistas, mientras, paralelamente, otros se aferran de manera suicida a lo que creen desesperadamente y les está destruyendo poco a poco. También es una historia de amistad y derrota, de enfrentamiento y unión.
Sin quitar mérito al director, quien realiza un auténtico trabajo de encaje entre las distintas tramas, con todas aristas, recovecos y oscuridades, sin duda hay que atender al rotundo trabajo de las intérpretes. Nichole Kidman realiza uno de sus más completos, complejos y serios trabajos de su carrera. Conforme pasan los capítulos, es capaz de sobrecoger con sus miradas el alma del espectador. Reese Witherspoon, con un papel aparentemente más superficial, encarna otra gran interpretación, acompañada de una Shailene Woodley menos sorprendente pero también convincente. Pero no solo Kidman, Witherspoon y Woodley completan una actuación tan notable como francamente humana y sentida. Les acompañan a la perfección Laura Dern y Zoe Kravitz además de una serie de buenos actores, impecables en un no tan segundo plano como pareciera, aún reconociendo que nos encontramos con una serie marcadamente femenina, no solo por su forma sino también por su fondo.
Sin duda una serie a la que han calificado erróneamente en algunos foros como comedia negra o drama comedia. En absoluto. Su capacidad de evolucionar desde un primer capítulo aparentemente irónico e intrascendente, a una serie de historias dolorosas tan humanas como posiblemente cotidianas, hacen de ella uno de los ejercicios más inteligentes por plasmar algunos de los problemas más serios y graves que rodean a la sociedad egocéntrica y falsa más actual. No solo es recomendable verla con calma e interés, sino que creo que es absolutamente necesaria y saludable para darnos cuenta y desvelar las muchas mentiras en las vivimos en nuestro alrededor sin apenas inmutarnos y sin dejar de mirar a nuestro propio y egoísta ombligo. Si además disfrutamos de sobresalientes actrices, que mejor que mejor. Estamos ante una de las mini series de la temporada, por muuuuuucho.


2 comentarios:

  1. Me la han recomendado mucho. Así que es la siguiente que veré.
    Que tengs un buen día, Iñigo

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te sorprenderá. LAs interpretaciones son maravillosas.
      Ya queda poco para el finde... Que llegue bien.

      Eliminar