Etiquetas

lunes, 10 de abril de 2017

"John Wick"

Keanu Reeves decidió hace tiempo, interpretar una o dos películas al año. Bien es verdad, que la calidad de sus últimos films, no es la de antaño y que la selección de papeles, resultan la mar de peculiares. En su momento ya reseñé su película de 2013, "La leyenda del samurai". Un año después, protagoniza la película que hoy reseño. Dirigida por un par de nuevos e independientes directores, su trama no resulta de por sí, nada especial ni novedosa. Un asesino a sueldo de mafia rusa, ya retirado, enviuda tras morir su mujer de una lenta enfermedad. En su vida, solo queda un Buick clásico de los 70 y un pequeño perrito cachorro, ultimo recuerdo de su esposa fallecida. Tras sufrir un asalto en su casa, en el que matan al perro y roban su coche, el ex asesino, decide volver a coger sus armas para buscar venganza, por la pérdida de los más importantes recuerdos de su mujer.
Como podéis observar, una trama sencilla, ya muy manida y especialmente repetida en el ámbito del género del cine de acción. Sin embargo, los directores David Leitch y Chad Stahelsky, aportan a la película un diseño elegante, buenas y coreografiadas escenas de acción y sobre todo, un carácter muy peculiar y distintivo del protagonista. Llama la atención el buen uso de la cámara y la contundencia y el buen montaje en las escenas de acción y tiroteos. Reeves tuvo que prepararse a conciencia, tanto físicamente como en la práctica de técnicas de tiro. El resultado es muy impresionante y aporta calidad a una película, que de por sí no resalta por su trama. Además, el film está tratado con elegancia, otorgando al mundo de los asesinos y la mafia, cierta deontología, como por ejemplo sucede en el hotel donde los profesionales de este oficio, pueden reunirse y hospedarse, sin miedo a ser atacados durante su estancia. Si lo hicieran, deberían ser fuertemente castigados. 
En definitiva, una película al uso, típica del género de acción y mafia rusa, que resalta por el tratamiento elegante y muy trabajado de los directores y como no, por el carácter peculiar y especial del protagonista. Comentar la interesante, aportación de William Dafoe y una selección de canciones muy atractiva. Sin ser llamativa, es un producto que ha dado buen resultado y Reeves, ya esta preparando la segunda parte de lo que posiblemente se convierta en una trilogía. A mi me apetece y mucho. Ya veremos.