Etiquetas

jueves, 19 de enero de 2017

"The Night Of" - Temporada 1

Un joven norteamericano de origen pakistaní, se lleva sin permiso el taxi de su padre para acudir a una fiesta. En su recorrido y mientras intenta encender la luz de "ocupado", se sube al vehículo una joven con la que entabla relación, acaba tomando drogas y acostándose en su apartamento. Al despertar al día siguiente e intentar despedirse de ella, descubre que ha sido salvajemente acuchillada y huye a toda velocidad. La policía te detiene por una infracción de tráfico y al llevarlo a comisaría, se le termina relacionando con la joven asesinada. Un abogado de baja estopa, acostumbrado a defender a prostitutas y traficantes además de pasearse por comisaría, atenderá su caso, llevado por el convencimiento de que el joven es inocente.
Así trascurre el primer capítulo de esta miniserie, en la que se desarrolla el caso del asesinato, su investigación y su juicio. Riz Ahmed, al que recientemente hemos visto en "Rogue One" interpreta al joven pakistaní. Su papel ofrece un perfil complejo, ya que el joven actor debe mostrar ante las cámaras la evolución del personaje, un joven que salió de casa con la idea de pasar un sábado noche de fiesta, que es acusado de asesinato, llevado a prisión, en la que debe compartir su vida con asesinos, traficantes y hombres de lo más peligrosos y que además sufre la criminalización de su caso por la televisión, por causa de su origen y religión musulmana. 
Así mismo, el otro gran personaje de la serie es el abogado, interpretado por un carismático y espléndido John Turturro. Bien es verdad que, en un principio, ese papel lo hubiera ocupado el fallecido James Galdolfini, productor en el momento crear la serie en 2012. De todas maneras, hay que apuntar que Turturro no solo cumple, sino que borda su papel, encarnando a un abogado de medio pelo, defensor de causas pequeñas, ratón de comisarías y conocedor de todos los vericuetos del proceso habitual en la policía y juzgados. Su carácter callado, sus alergias a los gatos y la enfermedad de la piel que le atosiga durante toda la serie, además de su carácter bondadoso y fiel defensor de la noción de la presunción de inocencia, hacen de él un personaje rico en detalles y matices. Francamente, Turturro ha sabido aprovechar este caramelo creando una actuación de las que se recordarán este año. De los actores y actrices secundarios, llamo la atención en un sorprendente Bill Camp en la piel del policía que realiza la investigación. Tan sutil como constante, su interpretación en la piel de policía me gustó mucho.
La miniserie no solo pretende contar al espectador el proceso frío del procedimiento de la investigación llevada a cabo por la policía, el abogado defensor y la fiscalía. Tiene también, el valor de presentar las injerencias, manipulaciones, errores de procedimiento o las injusticias que se comenten por razones que son tan externas como injustas, como el origen, la piel o la religión del acusado. Y eso, manteniendo la capacidad de suspense necesario, ya que el propio espectador no conoce si el acusado es o no inocente... algo que en principio, a la defensa no le importa demasiado, ya que el peso de demostrar si lo es o no debe ser de la acusación... en base, por supuesto, a las pruebas, testimonios e investigación policial. Además, esta producción hace hincapié en la dureza de la prisión, sobre todo para un chaval sin antecedentes que pone por primera vez los pies en una institución tan oscura como irremediablemente terrible. La evolución del personaje, sus primeros contactos y acercamientos con otros presos, hacen mella en su imagen y por qué no también en su conciencia y mentalidad. Otro punto de vista interesante que no se debe escatimar a la hora de valorar la serie.
Sin embargo, esto no sería posible sin una dirección y un montaje excelsos. El primer capítulo es una genialidad, por cómo presenta los hechos, los pasos de los protagonistas en aquella fatídica noche y sus reacciones conforme se suceden los acontecimientos. Nada deja de tener importancia y sobre todo lo que sucede en este primer capítulo se basará las posturas de policía, abogado defensor y fiscal. Una pequeña obra de arte, con uno de esos montajes que uno no puede olvidar. Con esto y, sobre todo, la interpretación de un magnífico Turturro, tenemos una miniserie que no dejo de recomendar y que por esas injusticias de la vida se fue de vacío de la entrega de  los Globos de Oro de este año.

2 comentarios:

  1. En cuanto acabe de ver "Pure Genius", seguiré con "Sherlock" y luego ya cataré esta que comentas, pues me has despertado curiosidad!

    😚😚

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará seguro. Yo también tengo pendiente terminar Sherlock.

      Eliminar