Etiquetas

lunes, 31 de octubre de 2016

"El contable"

Gavin O´Connor es un director que cuenta en su carrera con un puñado no muy extenso de películas a sus espaldas. De todas ellas me quedo con su sorprendente y potente "Warrior" reseñada en este blog allá por el año 2013. Su estilo cinematográfico jugaba con escenas de acción y alto contenido físico y el trasfondo de una historia humana bien equilibrada, sobre la que transitaba la trama de la película. Su siguiente película no la he visto. Es un western que llegó a las pantallas antes de éste verano del 2016 y no se ni si se estreno en nuestro país. Recientemente se ha estrenado su último film, protagonizado por Ben Afleck, en el que se enfrenta a un thriller en el que vuelve a jugar con una historia de acción y una experiencia vital que marca la vida del protagonista.
O´Connor nos presenta una historia que juega en dos periodos de la vida del protagonista. Por un lado, en la actualidad, Afleck interpreta a un contable misterioso y especialista en su campo que está siendo investigado por el Departamento del Tesoro por su vinculación a las mafias, blanqueo de dinero y actos fraudulentos económicos. Por otro lado, su infancia marcada por la minusvalía del síndrome de aspergen. Su capacidad de memoria y concentración lo hacen especial. Su padre un militar, le enseñará a controlarse y defenderse en un mundo agresivo y complejo para su hijo, dotado de una percepción numérica especial, pero con un grave trastorno que no le dejaba llevar una vida normal. Este pasaje nos recuerda vivamente aquella película protagonizada por Bruce Willis en la que un chaval autista descubre un secretísimo código de seguridad, titulada Mercury Rising.
Rodada con buen pulso, este thriller entretiene. Aunque resulta algo desequilibrado. Ben Afleck quizás no resulta la mejor elección para encarnar al protagonista, pero cumple bien. Quizás, el argumento termina perdiéndose en una maraña extraña y artificial de intereses que confluyen entre el trabajo del contable, su dedicación hacia los que sufren su misma enfermedad, la relación con una joven contable de la empresa que le contrata y sobre todo, su extraña relación con el mundo del hampa y el lavado del dinero. 
Sin embargo la  película funciona. Las escenas de acción son convincentes y en algunos momentos Afleck es capaz de transmitir. Los actores secundarios, tiene la suficiente entidad para integrarse bien en le film. Anna Kendrick justita, pero J. K. Simmons sin mucho esfuerzo completa su labor en la pantalla con solvencia. John Bernthal, John Lithgow y Jeffrey Tambor bien en sus papeles. No es fácil mantener al espectador entretenido durante dos horas y esta película, sin ser el mejor trabajo de O´Connor, funciona, con todos sus defectos. Suficiente para pasar un rato entretenido, planteando un thriller de acción con buen ritmo que al final se sitúa por encima de la media, dentro de la mediocridad que el género está sufriendo últimamente. De todas maneras, espero mucho más de este director, al que espero le quede cuerda para rato.

viernes, 28 de octubre de 2016

La foto del viernes - Pamplona - Baluarte - Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra

Pamplona.
Baluarte.
Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra.
Vista de frente de lo que parece la proa y quilla del gran buque de la cultura navarra. Nubes, ninguna. Sol, radiante. Líneas y más líneas. Con permiso, la foto aparece descentrada porque me parecía feo y poco justificable cortar la inmensa sombra del edificio que cae sobre la plaza del mismo nombre...

jueves, 27 de octubre de 2016

Desperta Ferro - "Federico el Grande. El auge de Prusia"


Sin duda alguna, el gran protagonista de la Guerra de los Siete años (1756 - 1763) fue el rey Federico II de Prusia y como tal, el nº 24 de Desperta Ferro en su línea de Historia Moderna, le dedica una serie de artículos en los que no solo despeja las circunstancias de su figura, las batallas y sus victorias, sino también las razones que llevaron a Prusia a ser uno de los países más respetados y poderosos desde ese mismo momento.
Como introducción, el primer artículo nos presenta la situación y razones del estallido de la Guerra de los Siete años. Las alianzas entre los distintos países europeos cambiarán hasta conformar un frente común de Francia, Austria-Hungría, Rusia y el Imperio contra Prusia e Inglaterra. La posición de Prusia es sumamente delicada, ya que se encuentra rodeado de enemigos y el apoyo de Gran Bretaña resulta francamente insuficiente. Es aquí donde el margen diferenciador nos lleva a estudiar las pautas que llevaron a Prusia a llevar la iniciativa y convertirse en una máquina militar poderosa. El comienzo de la guerra fue muy comprometido para Federico, con algunas que otras derrotas. Precisamente el siguiente artículo desvela la figura y el mito de Federico, no sólo rey sino también general de su ejército. La manera de selección y reclutamiento de sus tropas, la importancia de la disciplina y la imagen del ejército y sobre todo, la tendencia a nunca estar a la defensiva y prestarse a la ofensiva, marcan las diferencias con su enemigo.
Los dos artículos centrales de este número están dedicados a las dos grandes victorias que disfrutó Federico entre noviembre y diciembre de 1757, ambas frente a los franceses y los austriacos. Sus nombres son ya imperecederos: Rossbach y Leuthen. En estas batallas se puede vislumbrar la capacidad de movimiento y disciplina de las tropas prusianas, así como la iniciativa en el ataque de un ejército con muchos menos efectivos que los de sus enemigos. Importante capítulo el dedicado al arte de la guerra en el siglo XVIII, o como se subtitula, ¿La elegancia de morir? Las premisas del arte de la guerra en este siglo, la formación de las líneas de ataque, el comportamiento en el campo de batalla o los efectos secundarios en la población civil, completan este interesante capítulo. Para terminar, dos artículos más, completan este número: La evolución y significado del uniforme prusiano y la figura de Zieten, uno de los comandantes de los regimientos Húsar de caballería de Federico.
Un fantástico número que si bien sólo desarrolla sendas batallas del año 1757, pone el punto de atención en Federico el Grande y la Prusia que desde esta guerra no dejará de protagonizar la historia de Europa hasta los años previos a la 2ª Guerra Mundial. Como siempre los planos recogidos iluminando las batallas son magníficos y alumbran perfectamente el genio táctico y operacional del gran Federico II.



martes, 25 de octubre de 2016

Navarra - Travesía hacia el Saioa.

El pasado fin de semana acudimos unos amigos a las faldas del Saioa con el afán de cubrir una travesía en la que queríamos subir este monte de 1415 mts. y su vecino el Zirolako. Dicho y hecho, a pesar de saber que tendríamos un poco de agua y viento, no podíamos imaginar que a mitad de subida se nos iban a echar encima nubes bajas que ocultaron ambas cimas, lo que no nos iba a permitir subir con tranquilidad un Saioa castigado por un viento muy fuerte y racheado. Así que nuestro gozo en un pozo. Eso sí, cayeron algunas fotillos para ilustrar una mañana desapacible pero disfrutada de todas las maneras.










lunes, 24 de octubre de 2016

"Luke Cage" - Temporada 1

Ganas, muchas. Interés, superior. Resultado, absoluta decepción. Después de que Netflix se lanzara a llevar a la pantalla la vida y obra de héroes de Marvel como Daredevil o Jennifer Jones, le tocaba el turno a Luke Cage, también llamado Power Man. Junto a la próximamente a estrenar Puño de Hierro, completarán un cuarteto que se fusionará en la serie Los Defensores. Además, parece ser que Punisher también tendrá su serie, dada su importante presencia y buena recepción en la 2ª temporada de Daredevil.
Pero volvamos a la razón de ser de esta reseña, que no es otra, que la 1ª temporada dedicada a Luke Cage. Este personaje ya había aparecido en la entrega de Jennifer Jones. Hijo de un reverendo, exconvicto y dotado de una fuerza inimaginable y una piel de acero, lo encontramos a principio de temporada trabajando en una barbería de Harlem. Su dueño, un anciano llamado "Pop" Hunter, y por cierto, lo mejor de la serie, que en su juventud formó parte de la delincuencia asentada en el barrio, en la actualidad recoge jóvenes descarriados y jugadores de baloncesto en la calle, protegiéndolos todo lo que puede para evitar que entren en el mundo de la delincuencia en la calle. Luke, con un pasado a esconder, barre todos los días el suelo de la barbería y trabaja por las noches como camarero en el club de un peligroso gánster del barrio. Las cosas se van complicando cuando un alijo de armas desaparece de las calles. La guerra por recuperarlas y dominar Harlem, cogerán a Luke Cage en el cruce de la guerra entre bandas, la policía y los capos del barrio.
La serie empieza con fuerza y  con una presentación y estética muy a valorar. La cultura negra de Harlem, inundaba los primeros capítulos. El baloncesto, la música, el ambiente de la peluquería, la música, las personas de quienes hablaban los personajes en la barbería... todo aporta un espíritu afroamericano que conjunta perfectamente con el personaje de Luke y el barrio. El refugio del baloncesto y la barbería, los grupos de apoyo a los jóvenes de la comunidad negra e incluso la labor de lo políticos, dirigida por la concejala falsa y corrupta, llamada Mariah Dillard, por mejorar el modo de vida de la vecindad. Todo funcionaba a la perfección. La inclusión de la policía, en la figura de "Misty" Knight y el caso del robo de armas, así como la figura del gánster que domina a las bandas, personificado por un interesante aunque algo blando "Cottonmouth", congenian muy bien con la figura de Cage, quien a pesar de no querer inmiscuirse en este asunto, las circunstancias le harán intervenir, gracias a su fuerza y capacidad de parar las balas, para solucionar la delincuencia que le rodea. Incluso resulta muy sugerente el capítulo donde se refiere el origen de Power Man... curioso seguro y acertada la aparición, de nuevo en una serie de Netflix, de Claire Temple.
Sin embargo, y todavía no se por qué, la serie en sus capítulo 5 al 8, comienza un suave pero inevitable descenso a los infiernos, para a partir del 9º no tener vuelta atrás. El ritmo baja, la estética inicial desaparece, dos o tres de los personajes con más entidad de la temporada desaparecen y los guiones se vuelven aburridos, lentos y sin nada de emoción. Es más, debo decir que he aguantado solo hasta el capítulo 11 y no logré acabarlo. Sí, efectivamente, no he tenido la paciencia de acabarla. Una verdadera lástima, porque el interés generado por estas series alrededor de Marvel, sufren, desde mi punto de vista un fuerte golpe en su línea de flotación. Yo veo el problema en el empeño obstinado de tener que completar las series con 13 capítulos. ¿Qué necesidad habrá de ello, si con 8 o 9 puedes cerrar un ciclo con mucha, muchísima calidad? Espero que los señores de Netflix tomen buena nota de esto y completen una buena temporada de Puño de Hierro. Más vale.


jueves, 20 de octubre de 2016

"Clase Letal" - Tomo 3

En el anterior tomo de "Clase Letal" dejamos a Marcus y sus amigos enfrentados en una batalla de dos frentes. Por un lado el ataque que junto a sus amigos realizan contra el piso del loco y antiguo compañero de orfanato al que quiere eliminar... y por otro, el despiadado enfrentamiento con la familia mejicana adoptiva de su novia María. La pelea será brutal y sangrienta. Mientras solucionan, con alguna que otra baja, el asunto del excompañero de abusos de Marcus, el asunto de María y su familia traerá más problemas de los que esperaba.

Sus actuaciones y decisiones no siempre acertadas en la vida actual de Marcus, sus escarceos con María, el intento de reencuentro con Maya, sus diferencias irreconciliables con Vicktor y otros asuntos, harán que se pierda en un desenfrenado viaje alrededor de las drogas, el sexo incontrolado y cierta autodestrucción, que le llevará a enfrentarse con prácticamente todo su entorno. Se siente solo y abandonado, sus abusos le llevarán a no fiarse de nadie y a perder todas sus amistades, para encontrarse al final de este tomo en un final sin salida... pero eso ya será otra historia.
El cómic sigue contando con un guion potente, lleno de sugerencias hacia la droga, el sexo y la violencia. Sin embargo, no olvida el corazón de los personajes, sobre los que también sobrevuela su deseo por entablar una relación que, de alguna manera, les haga sentar la cabeza, aunque sea sentimentalmente hablando. Pero lo que más me llama la atención de esta serie es el dibujo y la estructura de sus viñetas. Colores neutros pero con los que juega a las mil maravillas, una gran sensación de movimiento y acción, y una arquitectura explosiva y llena de dinamismo en cada una de las páginas de este cómic, hacen de sus páginas auténticos ejercicios de equilibrio y riesgo. En mi opinión, uno de los mejores cómics de la actualidad sin duda, a pesar de cierto aire adolescente que parecía que marcaba su presentación. Sin embargo, la madurez de los diálogos y las motivaciones de los personajes y sobre todo, el ejercicio de la violencia, lo remarcan como un producto con calidad y potencial fuera de dudas.


martes, 18 de octubre de 2016

"Patria"

Mucho había leído en prensa y en medios especializados sobre la publicación de este libro. Su visión del País Vasco en la época del terrorismo, se embarcaba en un análisis de la realidad, fundamentalmente vasca, antes del cese de violencia por parte de ETA, el punto de vista del autor en apoyo de las víctimas y sobre todo, el microuniverso de la sociedad vasca, en la que vecinos, familias y conocidos se encontraban enfrentados, muchas veces en silencio, frente a la presión axfisiante y terrorífica del nacionalismo más violento e intransigente. Tenía muchas ganas de leer algún libro al respecto. Soy navarro y desgraciadamente nuestra tierra también se ha visto salpicada por el salvaje ataque de ETA a nuestras instituciones, representantes políticos, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y personas normales de la calle, civiles, que directa o indirectamente han sufrido en sus carnes la devastadora violencia etarra. 

Fernando Aramburu plantea la novela en mismo momento en el que ETA anuncia el cese definitivo de la violencia armada en 2011. Una mujer mayor, viuda de un empresario asesinado por ETA decide volver a su pueblo y visitar su casa, abandonada años antes tras enviudar. Su intención remover conciencias y sobre todo buscar, exigir, que el asesino de su marido le pida perdón. A partir de ese momento, la narración viaja de adelante hacia atrás, localizando en aquella población a dos familias, ambas conocidas entre sí, amigos y vecinos. Una, la familia de la víctima, la otra, la familia del terrorista. Con el fondo inalterable, siempre presente del atentado sufrido por el Txato, un empresario de la zona, Aramburu, realiza un ejercicio diáfano, inquebrantable, de cotidianidad, sufrimiento y enfrentamiento soterrado, silencioso. Dos familias se resquebrajan bajo la influencia de ETA, en su día a día, mientras las vidas de los miembros de esas familias, transcurren en una realidad vital. Como si la situación que se desarrollaba en ese pueblo y en tantos y tantos lugares del País Vasco alrededor de ETA, fuese un factor más, normal pero trascendente en la vida cotidiana de esas familias. 

En más de 600 páginas el autor es capaz de desarrollar con frialdad, pero sin lejanía; con serenidad, pero sin apartar lo ojos; acusando, pero no justificando; los años de violencia y desencuentros que se han mantenido en la sociedad vasca. No busca razones para explicar esta situación, porque quizás, aunque las haya no se sustentan por ningún lado. En aquellos años, para algunos, todo estaba justificado. Pero lo que sí refuerza y argumenta, sin paliativos, sin pelos en la lengua, es la presencia real, inmutable y perenne de las víctimas. En este caso, de una víctima muy particular, quizás más sencilla de comprender, pero no por ello, en absoluto, de menor entidad. El empresario vasco, nacionalista, asesinado por los más cercanos a su entorno, vilipendiado y apartado por lo más violento y retrógrado del pueblo, cae muerto a tiros en una calle. Este es el hecho, pero además, en la memoria subsisten amenazas, pintadas, requiebros y sobre todo soledad. Creo, sin duda, que el autor ha pretendido personalizar en el Txato y su familia a todas la víctimas provocadas por la barbarie y la ceguera de ETA.

Pero además, la novela va mucho más allá, porque engloba en su narración el día a día de los miembros de esas familias, sus relaciones, vidas íntimas y profesionales. Siempre con el fondo y recuerdo del poso, el soplo axfisiante del terrorismo, Aramburu realiza un estudio social en base a las dos generaciones que protagonizan la novela. Desde la propia figura del cachorro etarra, formado en la calle a base de participar en la Kale Borroka, o la víctima, pequeño empresario vasco dedicado al transporte de mercancías, o su viuda, o la madre del asesino, intransigentemente nacionalista, pasando por los demás familiares, que haciendo verdadero equilibrismo vital, continúan sus vidas en una realidad de éxitos y fracasos, amores y desamores, aciertos y desaciertos. Todos ellos forman el entramado de una novela contundente, rotunda y sólida. Los diálogos a veces endiablados, conllevan una lectura ágil pero atenta. Las conversaciones y encuentros de los protagonistas, llevan de manera inexorable a la esperanza y a la reconciliación. Porque aunque el tiempo no lo cura todo, si cierra heridas, suaviza ánimos, pero nunca, nunca debe concluir en el olvido, sobre todo el de las víctimas del terrorismo.




lunes, 17 de octubre de 2016

"Un domingo cualquiera"

1999. Oliver Stones estrena en los cines la que quizás sea una de sus últimas grandes películas dirigida hasta el momento. En este caso, su ojo crítico se lanza sobre el mundo del fútbol americano, su entorno, el precio del poder y del dinero que se fragua a su alrededor y los intereses, tanto deportivos, como publicitarios y el valor de la fama de los deportistas.
En este caso la película se embarca en la trayectoria del equipo franquicia de Miami, los Sharks, donde un reputado entrenador interpretado por Al Pacino, dirige la plantilla desde hace más de veinte años. Tras la muerte del propietario, le hereda al frente del club su hija, una joven y valiente empresaria, encarnada por la entonces interesante Cameron Díaz. El descubrimiento en la plantilla de una naciente estrella en la posición de quarterback, interpretado por Jamie Foxx, la edad y lesiones de la plantilla y la falta de victorias pondrá al entrenador Tony D´Amato en serias dificultades frente al club y ante sus jugadores.
Así visto, no parece que nos encontremos con un film que se diferencie en exceso de los que hemos podido ver a lo largo de la historia del cine en el género del cine deportivo. Sin embargo, Stone tiene la gran capacidad de aportar varios factores a favor de su película. Por un lado un grupo actoral plagado de figuras. La presencia de Al Pacino es fundamental. Sin duda 1999 será uno de sus grandes años, con el estreno además de la presente película de la magnífica El Dilema. Además Stone cuenta con un notable Jamie Foxx, en el que es su primer papel principal, los veteranos Dennis Quaid o James Wood, la participación de dos grandes estrellas del cine clásico como son Anne Magret y Charlton Heston, una sorprendente Cameron Díaz y los secundarios Jim Brown, Matthew Modine o Aaron Eckhart.
Por supuesto, nada de esto funciona si no se disfruta de un gran guión que es capaz de plasmar en la pantalla el complejo mundo del fútbol americano. Las ligas americanas juegan tanto en el campo como en los despachos. Los equipos generan mucho, mucho dinero en publicidad, como de la misma manera, exige a las ciudades donde juegan que aporten infraestructuras y apoyo. La importancia de obtener renta de los jugadores, tanto deportiva como económica, pone en tela de juicio los resultados, la edad y las lesiones. Además Stone no olvida la vida privada de jugadores en la que, algunos de ellos muy jóvenes, gozan de grandes ingresos y placeres. El entrenador debe conjugar egos, juego, disciplina, equipo y resultados, bajo la atenta mirada de patrocinadores, prensa y propietarios del club. Todo ello está magníficamente plasmado en un guión lleno de detalles, frases magníficas y diálogos llenos de segundos sentidos, ira e ilusión. Impagables las escenas de Al Pacino a lo largo y ancho de todo el metraje.
Pero no debemos olvidar el tercer pie de la película. Me refiero al montaje y fotografía, unidos ambos en un mismo esfuerzo por crear con gran realidad y fidelidad el mundo del fútbol americano. Las escenas de los partidos son impresionantes así como un montaje lleno de saltos y cambios de escenas rodadas con auténtica maestría. Todo ello conjugado en la dirección de su director, conforma una de las mejores películas del género rodadas hasta ahora. Sin duda una radiografía tan crítica como real de un mundo en el que las individualidades, a pesar de ser importantes para ganar, no son nada sin la participación y generosidad de un grupo humano, de un equipo. Es éste el gran mensaje de una película que no dejo de ver de vez en cuando. Impresionante el discurso del entrenador Tony D´Amato en el vestuario en el partido final.


viernes, 14 de octubre de 2016

La foto del viernes - Pamplona - Esperando al autobús bajo la lluvia.

Pamplona.
Antes de ayer. Día lluvioso. Ya cayendo la noche. Parado con el coche en un semáforo, miré a mi derecha y vi a esta pareja esperando al autobús urbano, sentados en un escaparate de una conocida cadena de tiendas de moda. Dicho y hecho. Saqué el móvil, enfoqué hacia la pareja sin bajar la ventanilla goteada por la lluvia y apreté suavemente el disparador, obteniendo la instantánea que hoy viernes protagoniza la foto del viernes. 

jueves, 13 de octubre de 2016

"Ray Donovan" - Temporada 4

Cuarta temporada de "Ray Donovan" y seguimos en un circuito imparable de situaciones extremas, peligro y desavenencias de los Donovan. Algunos de sus miembros tendrán problemas familiares, difíciles de afrontar. Y cómo no, otros se mezclaran en sucios asuntos de mafias, robos y chantaje. Ray Donovan sigue solucionando los problemas de sus clientes, pero en este caso, como en otras ocasiones, esto solo le llevará a contraer más compromisos y a tomar medidas radicales, para salvar su situación y proteger a su familia.
Tras enfrentarse a la mafia armenia, Ray Donovan acaba en la anterior temporada gravemente herido. El padre Romero lo deja bajo el cuidado de Héctor Campos, campeón de boxeo, antigua víctima de pederastia, ex adicto y que mantiene una relación amor/odio con una hermana más que problemática. Esta será una de las tramas principales de la temporada. Ray Donovan se recupera, sin embargo, el tiroteo y la eliminación de los armenios llama peligrosamente la atención de la policía y de la mafia rusa. Una galerista de la ciudad, sobrina de un importante capo ruso, se interpondrá en la vida de Ray. Paralelamente, la familia sigue con sus problemas de convivencia. Los hijos de Donovan buscan su camino,  Bridget abandona el hogar materno para luego volver y Conor muestra más que interés por los negocios de su padre y las armas. Bunchy, a pesar de haberse casado felizmente y ahora padre de una criatura, tiene que apoyar a su esposa que cae en una profunda depresión postparto. Por otro lado Terry, se aprovecha de la amistad y negocios de Ray con Héctor Campos y logra relanzar el gimnasio, mientras ficha a un joven delincuente, muy prometedor en el boxeo. Por otro lado, Abby se entera que tiene una enfermedad que si bien está controlada, deberá enfrentarse a ella. No sabe si hacerlo sola o compartirlo con la familia. Por último y no menos importante, Mickey Donovan, fuera de la ciudad, decide dar un golpe en un casino. 
Como podéis observar, los Donovan no descansan. Los problemas con los que se encuentran terminan por fusionarse en un punto sin salida, localizado en los dos últimos capítulos de la temporada. Y así como en otras ocasiones, la desunión de la familia era la tónica general, en este caso, los Donovan tendrán que aliarse contra un frente común... la mafia rusa. Esta temporada ha reunido calidad, tramas complejas y situaciones de alto riesgo para los protagonistas, sin embargo, tengo que apuntar, que mientras que su desarrollo ha reunido la misma estructura sólida de otras ocasiones, en este caso, el final de temporada se ha producido de una manera un tanto acelerada y tramposa. No me ha terminado de cuadrar que lo sucedido a lo largo de once capítulos se solucione de la manera tan sencilla y simple con la que lo han concluído los protagonistas. Con ser una serie plena en aciertos, creo que en esta ocasión no ha sabido terminar una trama de por sí muy compleja de limpiar. Aún así, la solvencia de los actores, la profunda personalidad de los caracteres, la rotundidad de los guiones y las diferentes líneas dramáticas, hacen de esta serie una de las más solventes y robustas de la actualidad. 

lunes, 10 de octubre de 2016

"Los muertos vivientes - No hay vuelta atrás" - Tomo 25

El descubrimiento del ataque realizado por los Susurradores y sus terribles huellas descubiertas por Rick y los suyos, hacen tambalearse la relativa paz que habitaba las comunidades de supervivientes. El golpe deja, además de importantes bajas, honda huella en varios de los habitantes de Alejandría y La Cima, y provoca una mezcla de odio, venganza y furia que, a duras penas, Rick podrá controlar. Las controversias en el liderazgo del protagonista, así como las profundas heridas provocadas por el salvaje ataque, harán que el delgado equilibrio de poder esté a punto de quebrarse. Sin embargo, Rick todavía maneja una baza con la que intentar mantener la paz entre las comunidades. La influencia de Negan, aún entre barrotes, hará que Rick tomé una nueva decisión frente a la amenaza, tanto exterior como interior de las comunidades.
En este tomo, Kirkman, presenta en un guión especialmente trabajado, las difíciles decisiones que debe tomar Rick para controlar el miedo y el odio de su comunidad, provocado por el salvaje y duro ataque de los Susurradores. El deseo de la comunidad por realizar un ataque incontrolado contra sus atacantes, obliga al líder a enfrentarse a sus compañeros, con tal de evitar un nuevo desastre provocado por no medir bien sus fuerzas y debilidades. Pero ésto le hace parecer débil, lo que lleva a algunos supervivientes a enfrentarse a él. Difíciles decisiones las que tiene que tomar junto a sus más cercanos colaboradores, a los que también deberá convencer que lo que él cree es lo mejor para todos. Sin embargo, algo ha cambiado cuando el propio Rick se acerca a su enemigo y prisionero Negan...
Quizás estamos vislumbrando un cambio en la línea de actuación de la serie. Algo tan aterrador como la influencia que Negan pueda llegar a mantener sobre el protagonista y sus compañeros. Interesante y mucho el derrotero que va tomando el cómic... Mucho.




viernes, 7 de octubre de 2016

La foto del viernes - Viena - Palacio de Schonbrunn - Jardines

Viena.
Palacio de Schonbrunn.
Jardines. Una de las innumerables estatuas y conjuntos escultóricos que adornan los impresionantes jardines de la residencia de verano de la familia Imperial Austro-Húngara.

jueves, 6 de octubre de 2016

"Los días en Birmania" - George Orwell

George Orwell, conocido y admirado por sus novelas "Rebelión en la granja" o "1984", durante su juventud, fue miembro de la Policía Imperial India en Birmania. Sin duda, esta experiencia marcó su vida, localizando su opinión social y política en una postura anti colonialista, cercana a los débiles y con una posición comprometida, que lo marcará a lo largo de su vida y obra. Precisamente, su estancia en Birmania sirve de base para la novela que hoy reseño. 

Localizada en los años 20 del siglo XX, presenta al lector un pequeño poblado birmano, donde un pequeño grupo de europeos protagonizan un pequeño micro universo en el que se plasma la visión, claramente crítica del autor, contra el colonialismo británico. El protagonista es un hombre que trabaja en una empresa de explotación de madera. Sus vecinos y compatriotas británicos lo forman, el subcomisario de la zona, el jefe de policía, el jefe forestal y un par de empresarios de la madera, de los que uno vive con su esposa en la colonia. La vida es aburrida y se desarrolla alrededor de un decadente Club en el que solo pueden entrar las personas de raza blanca, a excepción del personal de servicio. Allí se relacionan, beben y huyen del calor, la humedad y el contacto de los nativos de la zona. La única relación que mantienen con los birmanos o los indios que viven en el pueblo, es por su situación de servilismo o servicio para con los británicos. La trama se complica básicamente en torno a dos factores. Por un lado la conspiración de un funcionario birmano contra un doctor indio, buen amigo del protagonista del libro. Este funcionario pretenderá hundir socialmente al doctor y conseguir la plaza en el Club, propuesta por el subcomisario para admitir a un nativo entre los europeos. Por supuesto esta situación  creará roces importantes entre los colonos y marcarán una serie de complicadas situaciones en el pueblo. En segundo lugar, la llegada de una joven soltera, sobrina del matrimonio de madereros, provocará una inesperada inestabilidad en la vida social de todos ellos.

Orwell plantea prácticamente todas las críticas posibles al colonialismo británico. Por un lado la lucha de clases, la posición social y las difíciles situaciones creadas ante la búsqueda de una esposa, con la que formar un matrimonio de conveniencia que le asegure una posición económica en una sociedad tan machista como clasista. Por otro lado, la relación de superioridad y despotismo del colono británico frente a la nación nativa. Los abusos, maltratos y el odio exasperado contra los originarios birmanos, es incluso más cruel que frente a los indios. La novela plantea con despiadada crueldad, el trato y el desprecio hacia quienes muchas veces, ven al colono como un ser superior e intocable. Pero algo más profundo navega a lo largo de la novela. La situación de soledad, inconformismo y incomprensión del protagonista en un mundo ajeno, en el que no se encuentra a gusto. Su independencia y visión de la libertad chocan de frente con lo encorsetado y falso de la vida en la colonia. Su curiosidad por la cultura birmana y el trato, a veces, cercano con los nativos es incomprendido y criticado por su entorno. De alguna manera y en su búsqueda de cariño y amor, sus intereses se mezclarán y le enfrentarán con sus compatriotas, degenerando en un drama humano complejo e inherente a su situación personal y a los hechos sucedidos en aquel remoto lugar de Birmania.

Orwell describe a la perfección la vida cotidiana de este pequeño y convulso grupo de británicos, presentando al lector el día a día de su convivencia, sus pensamientos y sentimientos en un entorno a veces hostil. Las consecuencias de cualquier mínimo cambio en su anodina vida cotidiana, puede generar una quiebra en las relaciones entre ellos y frente a la comunidad nativa a la que odian y desprecian. Una obra de juventud, pero que apunta el compromiso del autor con su entorno, algo que marcará literariamente y por supuesto en su experiencia vital, la vida y obra de George Orwell.

martes, 4 de octubre de 2016

Guipúzcoa - Chillida-Leku

Recientemente se ha presentado en el Festival de Cine de San Sebastián un documental dedicado al escultor Eduardo Chillida, fallecido en 2002. Precisamente gran parte de la filmación se desarrolla en Chillida-Leku. Su casa, taller y el terreno en los prados de Zabalaga, que lo rodea, se convirtió en un importante complejo de exposición alrededor de su vida y obra. Lamentablemente en diciembre del 2010 tuvo que cerrar al público por problemas económicos debido a la crisis. Actualmente parece ser que el Gobierno del País Vasco intenta impulsar la nueva apertura del museo, mediante la intervención de la administración pública, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo respecto a la inversión a realizar y a una solución sobre su viabilidad.

Tuve la inmensa suerte de visitarlo antes de su cierre y aprovechando el estreno del documental, he recuperado algunas fotografías de aquel mágico lugar. Espero que os gusten.