Etiquetas

martes, 6 de septiembre de 2016

"Paletos cabrones" - Tomo 1

Jason Aaron es uno de los mejores guionistas de cómic de la actualidad. Su trabajo realizado en "Scalped", serie que se está reeditando ECC en tomos en tapa dura, es uno de los más fuertes y rompedores cómics publicados allá por 2008. En esta nueva historia que acaba de publicar Planeta Cómic, el autor vuelve a profundizar y desarrollar la vida llena de conflictos y luchas de poder en lo más recóndito y apartado de los EEUU. Si en "Scalped" describía las mafias alrededor de los casinos en una reserva india, en el que hoy presento, se sumerge en lo más profundo del sur norteamericano, en pleno estado de Alabama, donde el miedo, la tradición y la fuerza gobierna en un pequeño condado sureño.
La historia se centra en Earl Tubb, en su regreso al pueblo que le vio nacer. Solo necesita tres días para cerrar la casa familiar. Pero el encuentro con un viejo amigo y el encontronazo con los jugadores del equipo local de fútbol y con su entrenador, algo así como el cacique dueño y señor del territorio, hace que decida quedarse un poco más tiempo hasta solucionar ciertas diferencias. El pasado de Earl y la relación con su padre, antiguo sheriff del pueblo, reviven en la mente de este viejo veterano de Vietnam. Una voz interna le dice que desaparezca, pero su otro yo, busca justicia de la mano del recuerdo de su padre, ya fallecido hace muchos años.
Una historia de gran violencia, en la que el poder asentado en el pueblo bajo el miedo y la vieja tradición sureña, soportan el entramado de un guión sustentado por el dibujo de Jason Latour. Este dibujante ya colaboró con Aaron en algún número de la serie "Scalped" y parece que la relación fue buena, resultando esta historia, en la que la fuerza del trazo y el color del dibujo omnipresente en violencia y sangre, casan a la perfección con la trama del justiciero Earl. Su dibujo recuerda mucho al realizado por J.M. Guéra. Colores cálidos, en los que el tórrido sur del sol marca las diferencias, se combinan con grandes encuadres en los que las figuras de los protagonistas llenan las viñetas con su presencia, sudorosa, sucia e insultante.  Un gran cómic, duro en su esencia, que hay que seguir de cerca. Si te gustó "Scalped" no lo dejes escapar. 

2 comentarios: