Etiquetas

miércoles, 3 de agosto de 2016

"Strangers Things" - Temporada 1

He tenido no una grata, sino una gratísima sensación al visionar esta serie de ocho capítulos recién estrenada en Netflix. Un producto que ha ido llegando al telespectador gracias al boca a boca, una serie de la que se están contando maravillas. Pues dicho y hecho, una tarde de domingo, nos sentamos la familia delante del televisor y nos dejamos llevar por esta historia que no solo resultó interesante, sino que tenía el acierto de rememorar aquellas películas de los años ochenta, protagonizadas por jóvenes chavales que se involucraban en vibrantes historias de misterio en las que el suspense, lo fantástico y la aventura acompañaban sus correrías.
Se ha hablado mucho y se hablará de las influencias de las que se alimenta esta serie. Películas como "Cuenta conmigo", "Los Goonies", "Poltergeist" o "ET" y muchas más, pueblan el imaginario de este producto, en el que la desaparición de un chaval, provoca en sus amigos una búsqueda en la que se cruzarán con una joven desconocida con poderes sorprendentes, un edificio vallado dependiente de un oscuro departamento de los EEUU y un misterioso ente que deambula por un bosque cercano al pueblo. El planteamiento recuerda a esas maravillosas aventuras de las películas de Spielberg. La historia se nutre de un grupo de chavales, en este caso interesados en el juego de rol  de "Dragones y Mazmorras". Por supuesto aparecen los típicos abusones del colegio y el guaperas del pueblo. Al respecto de los familiares, unos padres son despistados y no se enteran de nada, otros, preocupados con los chavales y sus necesidades, se juegan la vida implicándose por ellos. La figura del hermano mayor comprometido figura también en la trama. Por supuesto no podía faltar, esos hombres del Gobierno, que ocultan algún extraño proyecto tan típico en la época de la Guerra Fría de Reagan y las investigaciones del más allá o los extraterrestres. Si a esto unimos el juego de una tercera dimensión donde extraños seres saltan desde su mundo a nuestra dimensión a su libre albedrío, tenemos el cocktel perfecto para lograr un producto lleno de entretenimiento y diversión.
Pero todo este batiburrillo no tendría sentido sin un buen guión y una dirección que sepa conjuntar tantos factores en casi ochos horas de metraje. Los hermanos Duffer son los directores de una interesante película, realizada en 2015, titulada "Hidden. Terror en Kingsville". Ya entonces su capacidad de generar suspense y crear un thriller de terror interesante y con un factor de sorpresa curioso, hacían prever cierto potencial en su carrera. Sin embargo, "Strangers Things" supera con creces lo visto antes en su cinematografía. El guión resulta adictivo y fresco, a pesar de su herencia ochentera, calibrando con gusto y pericia todo el imaginario de las películas de las hemos hablado y añadiendo ciertos elementos del cine de terror más modernos. Parece que realmente se sienten a gusto con un producto de varios capítulos en los que desarrollar las tramas y los personajes con más profundidad.  
Otro gran acierto es la lección de actores y actrices. En el lado femenino, Wynona Ryder cumple, en un papel de una madre algo perdida en su vida, pero totalmente volcada en sus hijos. David Harbour toma un papel principal, después de aparecer como el eterno secundario, bordando el personaje del sheriff del pueblo. Los chavales son otro cantar. Extraordinarios en su papel, derrochan naturalidad y frescura, logrando actuaciones y escenas francamente divertidas. Pero sin duda el gran descubrimiento es la joven Millie Bobby Brown. Maravillosa en su papel de la chica misteriosa, sobre la que gira la trama de la serie. Sus gestos y su mirada profunda me cautivaron.
En definitiva una gran serie que revisita las producciones mágicas y deslumbrantes de los años ochenta, con las que crecimos una generación de niños y adolescentes, y gracias a las cuales muchos de nosotros amamos el cine. Una gozada de producción que recomiendo fervientemente ver y disfrutar.



4 comentarios:

  1. Me alegro que no te haya defraudado, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era imposible que lo hiciera. La vimos en casa en una tarde noche de domingo sin parar más que para ir al baño y preparar merienda. Perfecta.

      Eliminar
  2. Grandísima y enorme serie. Hacía falta un producto así para que los jóvenes descubran el ambiente en que nos criamos nosotros, con todas las referencias a pelis de nuestra época y a nosotros, traernos recuerdos imborrables y más que nostálgicos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar