Etiquetas

jueves, 23 de junio de 2016

"Regresión"

El regreso del director Amenábar después de 6 años sin estrenar película alguna, esta protagonizado por un thriller de misterio ESTRENADO EN 2015 y relacionado con la aparición en EEUU de gran cantidad de casos de ritos satánicos durante los años 80. En un pequeño pueblo, una joven se refugia en la parroquia y acusa a su padre de realizar con ella una serie de ritos y actos sexuales relacionados con el diablo. Toda la policía de la comarca y sobre todo un detective, se involucran en el caso, en una investigación realizada junto a un psicólogo, que les adentrará en un mundo de oscuridad, misterios y extrañas ceremonias demoniacas. La duda que sobrevuela las declaraciones de la joven, entrará en juegocon el ambiente marcadamente cerrado y malsano de un pueblo señalado por los secretos, las murmuraciones y la creencia en el demonio y todo lo que le rodea.
La premisa de la película resulta muy interesante. La cantidad de noticias, publicaciones y leyendas urbanas aparecidas en los 80 alrededor de la figura del diablo, las sectas y los ritos satánicos, marcaron una época de miedo, obsesión y portadas. Amenábar se introduce en un ambiente rural, fácilmente manipulable y lleno de un profundo sentir religioso acompañado de una desmedida creencia en el maligno y su entorno. El suspense y el misterio rodean las declaraciones de la muchacha interpretada por Emma Watson. Ella sola es capaz de crear en el pueblo una sensación de credulidad y desconfianza entre todos sus habitantes, bajo la sombra de unos ritos que rodean las actividades de una supuesta secta. El detective, encarnado por Ethan Hawk y el psicólogo que lo acompaña en la investigación, cuyo papel protagoniza David Thewlis, personalizan a aquellas personas que aunque van cayendo bajo la influencia de tan aberrantes supuestos hechos, marcan la línea de separación entre lo que realmente pudo suceder y lo que descubren a lo largo de la investigación. El uso del método de la regresión mental en la persona de la joven, es puesto en tela de juicio. La influencia mediática y la sugestión frente a determinadas noticias van marcando el fondo temático de una película, que podría haber sido mucho más inquietante de lo que muestra el director español.
Y es que, en mi humilde opinión, a pesar de gozar de un tema tan interesante, Amenabar no aprovecha la ocasión de filmar una película de calidad. El guión va hundiéndose conforme avanza el metraje. La ambientación resulta creíble y claustrofóbica, sin embargo, algunos momentos del film recuerdan a escenas de películas B de terror. No se si la intención es esa, pero desde luego no me convence en absoluto. Las interpretaciones resultan muy forzadas. Los cabreos del Hawk, interpretando al detective comprometido, carecen de sentido y hasta el más sólido personaje del psicólogo, termina rindiéndose a un guión tan endeble como profundamente engañoso. En definitiva, una oportunidad perdida, como así lo ha demostrado la crítica y público, que no ha terminado de entender una propuesta supuestamente tan interesante como desaprovechada.

2 comentarios:

  1. A mí no me disgustó, pero me resultó una película de echar el rato; no tenía nada realmente sorprendente ni que la hiciera destacar. La cosa es que los giros argumentales... pues no terminal de convencer, ya que uno es previsible y el otro -tal y como han rodado la película- parece un poco forzado/engañoso, pero supongo que eso ya lo sabían y lo mismo es algo buscado (por la propia naturaleza de las "regresiones"). No sé si me explico sin espoilear nada XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te explicas perfectamente. Son giros tan obvios y a veces tan sosos y forzados que se llega a pensar que es aposta... pero me da que no, que el guión es flojo y el montaje malillo.

      Eliminar