Etiquetas

martes, 1 de marzo de 2016

"Jessica Jones" - Temporada 1

Después del estreno y éxito de la serie Daredevil, producida conjuntamente por Marvel y Netflix, la idea de ambas productoras, era seguir tratando, a una serie de héroes de menor entidad y más cercanos a la normalidad de los humanos. Además de Luke Cage y de  Puño de Acero, la figura de Jessica Jones, resaltaba sobremanera, para ser la siguiente protagonista de una temporada de 13 capítulos. Dicho y hecho, a finales de 2015 se estrenó esta serie en la se cuenta la vida en Nueva York, de una joven que tiene como poder, una fuerza fuera de lo normal. Sin embargo, su pasado oscuro y desgraciado, hace que se esconda y se reconvierta en una detective privada. Su carácter solitario, su adicción al alcohol y su intención de no utilizar sus poderes para resaltar sobre una sociedad, que en el fondo teme a las figuras de los super héroes de Nueva York, como a Los Vengadores, hacen de ella un ser independiente, marcado por un hecho desgraciado en su pasado, vinculado a un hombre, llamado Kilgrave.
Con esta nueva temporada, Netflix vuelve a retomar la temática de los superhéros desde el punto de vista más mundano y oscuro, con su visibilidad marcada en sus relaciones con sus vecinos, amantes y amigos. Mientras, la historia se entrecruza con uno de los villanos más malvados y manipuladores de la franquicia, Kilgrave. Su poder, no es otro que ordenar y hacer a las personas bajo su influencia, que hagan todo que les manda, generalmente para uso propio. Su personalidad está trastocada, enferma y juega con un carácter egocéntrico, marcado por su adicción hacia la propia Jessica Jones. Todo ello, hará que el entorno de la joven se vea trastocado y manipulado por esta mente egocéntrica y caprichosa. Sin duda uno de los puntos fuertes de la serie, es la interpretación del actor David Tenant, contundente en la forma y profundamente demente en su fondo. El papel de Jessica Jones, es interpretado por la actriz  poco conocida Kristen Ritter. Aporta ambigüedad, dureza y un temperamento perdido entre sus casos detectivescos, la desgracia que le persigue y su poder.
A lo largo de la serie, estos protagonistas se rodean de otros personajes, como el ya mencionado Luke Cage, Trish Walker o Will Simpson. El primero es otro personaje dotado de poderes, En este caso, con una piel de acero indestructible. Es uno de los personajes clave de esta serie y del universo que Netflix ha empezado a construir, en base a las historias de Marvel. Trish Walker, es aquí la hermana de adopción y amiga de Jessica, pero en Marvel se identifica con Gata Infernal, aunque en la serie no pasa de ser una mera y fiel aliada de la protagonista. Caso aparte es Will Simpson. En la serie, es un policía que en su pasado formó parte del programa de super soldados, Arma Plus. Su poder se consigue gracias a la ingesta de unas pastillas que lo convierten un arma casi indestructible, pero muy desequilibrada,  llamándose en los cómics de Marvel, Nuck. Si sumamos dos o tres más personajes más a la serie, entre los que encontramos un vecino de Jessica que también fue manipulado por Kilgrave y por otro lado, la abogada de la protagonista, tenemos el universo complicado y retorcido de una Jessica Jones, que no encontrará descanso ante la persecución enferma de su enemigo Kilgrave.
La serie esta dirigida con buen pulso, remarcando los bajos barrios de Nueva York, los enredos de abogados y prensa, tan importantes en el Universo Marvel y sobre todo, con una oscuridad y un uso de la noche y de las debilidades de los personajes, que la convierte en un producto muy atractivo. Sin embargo, he de remarcar que los trece capítulos de esta serie, me han resultado algo desequilibrados. Creo que sobran capítulos en la historia, alargando en exceso alguna de las tramas. Podría haber quedado más redonda con tres o cuatro capítulos menos. Eso sí, debo decir que, los capítulos 9º, 10º y 11º son una auténtica bomba y resultan indispensables para remontar el ritmo lento del conjunto. Comparada con Daredevil, flojea algo en el guión, a pesar de contar con uno de los villanos más interesantes y retorcidos de la franquicia. En general se deja ver, por su calidad, las interpretaciones y el trasfondo de la historia, pero como decía, la temporada se me hizo larga...

2 comentarios:

  1. Me gustó esta serie, Aunque comparándola (como no) con Daredevil es más flojita, los villanos, tanto Kilgrave como Kinpin se salen, sobre todo este último. Buena reseña Iñigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Coincido contigo. Daredevil es mucho más redonda, más oscura... mucho más...

      Eliminar