Etiquetas

jueves, 4 de febrero de 2016

"Sherlock Holmes - La novia abominable"

Tras el tiempo pasado desde la finalización de la 3ª temporada y a la espera del comienzo de la 4ª, los creadores de las serie de Sherlock Holmes, interpretada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, nos obsequiaron con un episodio especial de Navidad, de dos horas de duración. Su particularidad más destacable es que nos sitúa a los protagonistas en la época victoriana, origen literario de las aventuras del detective y su compañero de andanzas. 
"La novia abominable" es el título de esta entrega en la que se investigará el asesinato cometido por una mujer vestida de novia, su muerte y continuas apariciones. Frente a los casos investigados en las tres temporadas anteriores, en las que la modernidad y la tecnología, imperaba en la hipotética vida de Sherlock en el siglo XXI, el caso que nos ocupa, nos traslada directamente con una serie de factores típicos de la época victoriana.  Fantasmas, apariciones, sectas y crímenes llenos de exotismo y supersticiones. Este capítulo recuerda a los orígenes del personaje y lo hace de una manera exquisita. La ambientación funciona muy bien y su puesta en escena es impecable. 
Sin embargo, el capítulo arriesga con el cruce de lo actual, de aquel último capítulo en el que Sherlock es expulsado de Inglaterra y debe tomar un avión. Entre el sueño y la realidad, la paranoia provocada por las drogas y su pulso continuo con Moriarty, juegan al despiste en un capítulo diferente, fresco y en algunos momentos sorprendente. La combinación de estos factores, crea un puzzle, donde si bien, la historia principal es la de la novia abominable, podemos entrever lo que vendrá en una próxima temporada. El equilibrio entre lo moderno y lo clásico, se agradece, en esta entrega que apuesta por la nostalgia del personaje, del auténtico Sherlock Holmes, como creación de Arthur Conan Doyle. Todo ello sin perder el punto logrado y acertado de modernidad que la serie lleva aportando al personaje desde el inicio de la serie. Curioso capítulo, que se disfruta en su independencia, pero ligado a una serie que apuesta por seguir haciéndonos disfrutar de lo lindo. 


2 comentarios:

  1. Hombre, a mí es esta película lo que me ha llevado a ver la serie entera, de la que no tenía ni idea y que me ha parecido muy buena y divertida. No se si los puristas de las series les parecerá buena o no, pero a mí me gusta un "egg"... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocía la serie y había visto las tres temporadas. Este capítulo, como si fuera una película aporta además el punto victoriano de Sherlock, que tanto me gusta.

      Eliminar