Etiquetas

lunes, 25 de enero de 2016

"Los ocho odiosos"

Y se estrenó la última película de Tarantino, "The Hateful Eight", traducida en España, "Los Ocho Odiosos"... y qué mal suena este título. Bueno, a lo que vamos. En este caso, Tarantino repite el género del western, situando la trama años después de la Guerra Civil norteamericana. Un cazarecompensas, interpretado por Kurt Russell, se traslada en una diligencia por Wyoming con una prisionera, encarnada por Jennifer Jason Leight, por cuya entrega, aspira a cobrar una sustanciosa recompensa en un pueblo llamado Red Rock. En el camino, se topa con dos personajes, un oficial nordista de color y un exsoldado sudista que dice ser el nuevo sheriff de Red Rock, ambos interpretados por Samuel L. Jackson y Walton Goggins. Todos ellos, pararán en una posada llamada La Merceria de Minnie, refugiándose de una fuerte tempestad de nieve. Allí se encontrarán con cuatro desconocidos, el verdugo de Red Rock, un general sudista, un mejicano que trabaja en la fonda y otro vaquero, encarnados por Tim Roth, Bruce Dern, Demian Bichir y Michael Madsen. Y hasta aquí puedo contar.
La película se puede dividir en tres partes claramente diferenciadas. Una de ellas, se desarrolla en la diligencia. Las otras dos en la posada. Dentro de estas dos segundas, en una primera, terminan por presentarse los diferentes personajes y en la segunda, la trama se desarrolla hasta el final de la película. Tarantino, distribuye el film en capítulos, como suele ser habitual en sus películas, dando a cada uno de ellos su título correspondiente. Lo que debe quedar claro, es que el director, presenta a los personajes con cuenta gotas, de una manera sibilina, donde todos ellos pueden ser lo que dicen o no serlo. De ahí la intensidad de los diálogos y las diferentes narraciones o explicaciones que hacen cada uno de ellos, sobre el por qué de su estancia en aquellas colinas nevadas. Desde luego, Tarantino juega al ratón y al gato con el espectador, recordándonos en muchos momentos a la novela "Los diez negritos" de Agatha Christie. Es más, no son precisamente ocho, los personajes que en un momento dado ocupan la posada en medio de la ventisca. Entre otros, hay que contar al conductor de la diligencia.
La dirección de Tarantino, a nivel técnico es soberbia. Tanto la fotografía en exteriores como la utilización de la cámara en el interior de la Mercería de Minnie, gozan de gran calidad. Los grandes paisajes montañosos de Wyoming, con la diligencia recortando el horizonte, resultan espectaculares y sirven de homenaje, en el primer tramo de la película, sin duda alguna, a "La diligencia" de John Ford. En el interior de la posada, los diferentes encuadres y un montaje muy interesante, creando infinidad de ángulos en poco espacio, realzan los diálogos y el suspense que traspira la película. Porque sin duda nos encontramos con una película de misterio y suspense pura y dura. 
Todo ello se sustenta en dos claves importantes en la carrera de Tarantino. Por un lado el guión. Y es aquí donde veo algunas debilidades en una película que dura casi 170 minutos. Por supuesto que tratándose de Tarantino, el guión forma la columna vertebral de la película. Sin embargo,  en este caso, veo que la parte de la diligencia se hace especialmente larga, resultado incluso pesada.  En los diálogos de la posada, encuentro algunos fantásticos y llenos de brillantez, pero otros me resultaron anodinos o de simple relleno. De ahí que una de las primeras impresiones que me produjo "Los Ocho Odiosos" es de cierto desequilibrio en su estructura, algo, que por otro lado, no es demasiado extraño de encontrar en la filmografía del director, en los últimos años.
La segunda clave, sin duda, es la elección de los actores, casi siempre muy acertada. Sin duda, destaca sobre todos ellos, la sombra del fantástico Samuel L. Jackson. Sobre el descarga Tarantino el peso de un personaje enigmático, duro y muy complejo. Tras él, la única mujer de la lista, una Jennifer Jason Leight, que completa un papel desagradable y lleno de aristas. Aunque Kurt Russell, ocupa un importante papel en al película, su personaje resulta más plano, siendo superado en algunos diálogos por el histriónico y exagerado personaje de Walton Goggins. A partir de aquí, los demas actores ocupan un plano secundario, no en el guión, pero si en su participación en los diálogos. Veo a un Madsen apagado y sin carácter. Tim Roth me recuerda demasiado en su físico al gran Christoph Waltz, y esto va en su detrimento. Bruce Dern, a pesar de su presencia y calidad, goza de un papel más estrecho y Demian Bichir cumple con nota uno de los papeles más misteriosos y oscuros de la película. Quizás el número de actores y su intervención en un guión muy largo, hace que no se disfrute de todos ellos por igual.
Mención especial, la banda sonora de Morricone. A mi me gustó. Le aporta misterio y tensión. Le va a las mil maravillas a la película. Otra cosa es que choque en una película de Tarantino, por su ortodoxia. Creo que será el único premio que se lleve en la carrera por los Oscar. Es un film bien realizado estilísticamente, con un montaje notable y un uso de la cámara y la fotografía de alto nivel, pero que peca de desequilibrado por su duración, especialmente en la parte de la diligencia, y encuentro algunos diálogos intrascendentes y anodinos. Aún así es más o menos lo que esperaba de Tarantino, aceptando que resulta una buena película de suspense, creándose un ambiente de tensión continua y en la que, como no, sobra sangre y lo macabro. ¿Será que me estaré haciendo mayor?

6 comentarios:

  1. No voy a decir decepcionante, porque esperábamos algo así, pero está claro que no es el mejor Tarantino, al menos para mi gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO es lo mejor, cierto. Irregular y desequilibrada,. Aún así la capacidad de manejar la cámara como los ángeles, eleva el nivel de esta cinta, tanto en exteriores como en el interior de la posada. Técnicamente está muy bien.

      Eliminar
  2. Pues yo me divertí, mucho además, gocé de las interpretaciones de Goggins, Jackson y Jason Leigh, me encantó Bichir y me sorprendió Russell, del que tenía serias dudas, aunque coincido que su personaje es bastante plano.

    La fotografía, como comentas, es excepcional y el clima de tensión que logra crearse entre los personajes en aquella curiosa "mercería", acrecentado por la bso de Morricone, también son dignos de mencionar. Tú lo has dicho, técnicamente es brutal y tiene pasajes que sólo Tarantino consigue, por mordaces, por viscerales y por ese toque suyo que lo hace distinto al resto.

    Puede que haya lagunas y algo de paja, pero es un film que a mí no me ha decepcionado en absoluto.

    Salud, Iñigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacía tiempo Dimitri. Bienvenido.
      Yo no salí decepcionado, porque me encontré una película típicamente de Tarantino. Eso seguro. Pero dentro de su cinematografía, no es la más redonda.

      Eliminar
    2. Demasiado, lo sé, he estado un poco desconectado, pero espero ponerme al día y volver a la acción.
      Feliz año!
      No, no es la mejor de su filmografía, pero sigue teniendo momentos brillantes que no encontrarás en otras películas.

      Eliminar
    3. Pues aquí estaremos para leerte de nuevo.

      Eliminar