Etiquetas

lunes, 4 de enero de 2016

"Fargo" - Temporada 2

Mis sentimientos alrededor de la primera entrega de la serie "Fargo, fueron realmente encontrados. Reconociéndole su calidad y el buen hacer de actores y guionistas, no terminé de encontrarme a gusto con la temporada inicial. Sin embargo, las expectativas planteadas sobre la segunda temporada y la seriedad de los creadores de la serie, hicieron que me adentrara en ella, con la mente en blanco y con no pocas ilusiones.
Ambientada en los lugares donde se sitúa la anterior entrega y en un entorno tan cercano, como familiar al día a día de cualquier pueblo del norte de EEUU, esta serie nos vuelve a situar en el estado de Minessota, treinta años antes de la 1ª temporada. Sin embargo, los hechos que se suceden, influirán en los estados de Dakota de Norte y Sur y otros cercanos. Precisamente, una de las curiosidades de la serie, es la aparición de varios cuerpos de policía y sheriff de los distintos lugares y jurisdicciones implicadas en los sucesos que nos ocupan. El primer capítulo nos centra en un motel de carretera, donde un joven, comete un asesinato. Al salir del local, éste es atropellado por una mujer, que sin denunciar el hecho, huye a su casa con el cadáver. A partir de este momento, los acontecimientos se atropellan, haciendo que policías, la mafia de Kansas City y una importante familia de la zona, de orígenes alemanes y turbios oficios, cerquen la pequeña vida anodina de la joven y su marido, carnicero del pueblo.
Esta temporada enlaza con la primera, en un personaje de interés. El sheriff Lou Solverson, interpretado por Keith Carradine en la primera entrega, nos sitúa a finales de los años 70, que es cuando se desarrolla la actual temporada, ocupando el puesto de agente de la ley. Patrick Wilson, encarna el personaje, que está casado y tiene una niña, que en la segunda temporada será también agente del pueblo, mientras que su esposa padece cáncer. Él, iniciará las investigaciones del asesinato cometido en el hotel. Su carácter tranquilo pero seguro, hará que vaya cercando a la joven pareja, interpretados por Kirsten Dunst y Jessie Plemons. Con la ayuda de su suegro, en la pantalla Ted Danson, irá hilvanando un caso complejo, donde no hay cadáver, pero que poco a poco irá acercándole al universo de la familia Gerhardt y al entramado de una guerra de mafias, en la que Kansas City, liderada en Minnesota por el actor Bokeem Woodbine, protagoniza un interés insalvable por el territorio de la matriarca del clan de origen alemán, interpretada por una fantástica Jean Smart. 
La serie tiene cuatro pilares básicos, todos ellos robustos, que regalan al espectador una de las series del año, por su calidad. En primer lugar un fantástico e intrigante guión. En segundo lugar un complejo y completo plantel de actores y actrices, que amalgaman un conjunto de actuaciones profundas, ahondando en la vida y personalidad de cada uno de ellos. En tercer lugar, el mágico y helador entorno donde se desarrolla la historia. Los campos nevados de Minesota, los pueblos, moteles y casas del profundo EEUU, en los que casi nunca pasa nada, presentan un escenario, tan llamativo como rutinario, donde la vida se puede quebrar y encontrar momentos tan terribles, como los sucesos que presenta la serie, incluyendo la masacre de Sioux Falls, auténtico momento sangriento de la temporada. Por último, y no menos importante, la bso y selección de canciones, que completan y cierran el círculo de una producción de alta categoría.
El guión gira alrededor de la vida cotidiana de los protagonistas, y nos traslada las inseguridades y sueños de la joven pareja Blomquist. Mientras, los sucesos y la trama que había arrancado con el atropello del joven en el Motel, se va convirtiendo en un entramado de situaciones que también nos acerca a la interioridades del clan Gerhadt y sus luchas internas por el poder. La irrupción de la mafia de Kansas City, termina por provocar el elemento desestabilizador que acaba por implicar a todos los protagonistas en una historia llena de sangre, venganzas, disparos y traiciones, que hacen de esta temporada un magnífico ejemplo de cómo construir una trama compleja, entretenida, llena de dramatismo y algo de humor, desbordando la vida del día a día de todos los protagonistas, tengan los intereses que tengan. 
En definitiva, una obra maestra, en mi opinión superior a la anterior temporada, con un conjunto importante de actores, tanto principales como secundarios, que completan, dentro de un guión casi perfecto, un placer total para el aficionado a las buenas series de televisión. Recomendable es poco.




7 comentarios:

  1. Lou Ferre La primera temporada tiene mucha calidad pero es que la segunda además le añade mucha valentía y originalidad, excelentes ambas.
    Iñigo algo le pasa las imágenes, no se ven todas, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, lo miro, pero yo las veo bien en mi móvil y ordenador. Voy a echarle un vistazo.
      Gracias.

      Eliminar
  2. No es la mafia de Atlantic City sino la de Kansas City...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé lo sé. He bailado los nombres, incluso poniendo ambos en la reseña. Gracias Gato.

      Eliminar