Etiquetas

viernes, 30 de octubre de 2015

La foto del viernes - París - Royal Palais

París
Patio de Honor del Royal Palais
Instalación de columnas del artista Daniel Buren.
Una metáfora que recuerda a las columnatas de los templos romanos o a un gran juego de damas. 
Un divertido juego de contraste entre el Palacio del siglo XVII y el arte de finales del siglo XX.

jueves, 29 de octubre de 2015

Desperta Ferro - "Zumalacárregui y la Primera Guerra Carlista"

El Nº 18 de la sección de Historia Moderna de Desperta Ferro, está dedicado paralelamente a Zumalacárregui y a la Primera Guerra Carlista. La revista ha tomado como punto de partida la figura del militar carlista para explicar los orígenes, factores ideológicos y militares de un conflicto que llevó, sobre todo a la zona norte de España a una total y cruel guerra civil. Curiosamente y aprovechando esta coyuntura, todo ello se explica desde el punto de vista de la facción carlista, conjugando el contexto con el protagonismo de Zumalacárregui a lo largo de dos años de la contienda, desde 1833 hasta 1835, a pesar de que la guerra durara hasta  1839-1840. La personalidad, capacidad y presencia del general guipuzcoano presentan suficiente tarjeta de visita para rememorar y repasar un conflicto escasamente conocido por el gran público y que sin embargo, bien merece una revisión de la realidad social, ideológica y política del siglo XIX, precedente no muy lejano de nuestra más cercana historia.
Dos artículos presentan al lector, tanto la figura de Zumalacárregui como el contexto histórico en el comienzo de la Primera Guerra Carlista. "Un caudillo carlista ante la crisis del Antiguo Régimen" nos presenta al militar, desde su escasa actuación en la Guerra de la Independencia, su choque con el Trienio Liberal y finalmente su salida/huida de Pamplona para unirse y comandar a los Carlistas de Navarra y País Vasco. Por otro lado " Dios, Patria y Rey, el Carlismo en la España del siglo XIX", propone un razonamiento histórico del posicionamiento de los territorios implicados en el levantamiento, sus bases y organización, frente al gobierno liberal. A este título, luego habría que añadir la defensa de los Fueros, algo tan significativo como primordial hasta la actualidad. Tras esta introducción, los artículos se preocupan de la guerra en sí, en cuatro interesantes apartados. "La organización del Ejército del Norte", donde se puntualiza las dificultades para formar un ejército coexionado, equipado y entrenado, lo suficientemente para poner en dificultades al bando liberal. Primordial la estructuración en Batallones, logrando movilidad a unas tropas conocedoras del terreno que pisan.  "La guerra en el Norte. 1833-1835" explica con un par de magníficos mapas la situación de guerra en Navarra y País Vasco, los encuentros entre las tropas y la consecutivas victorias, de Zumalacárregui frente a varios generales liberales. Como ejemplo de su iniciativa y movilidad, "Las batallas de Mendaza y Arquijas" muestran las posibilidades de uno y otro contendiente, explicando el por qué de la fama del general carlista. Para finalizar este segmento, "Zumalacárregui frente al sitio de Bilbao", remarca la dificultad de la operación en la que murió el guipuzcoano. La decisión de lanzarse sobre Bilbao y no sobre Vitoria, así como determinados conceptos no muy acertados a la hora de plantear el sitio, muestran el declive del general, su muerte y aunque a largo plazo, la derrota de los carlistas. Para finalizar y no menos importante, un duro y esclarecedor artículo titulado "Sin cuartel, brutalidad y violencia en la Primera Guerra Carlista", analiza la realidad de un conflicto entre hermanos, en los que la venganza, la sangre y el odio, mediante fusilamientos, rapiña y ataques a la población civil, sitúa esta guerra como una de las más crueles de la historia de España.
Francamente, tanto el personaje como el conflicto, me han tenido toda la vida interesado. El hecho de ser navarro, hace que entre mis antepasados, en la historia de mi ciudad y mi comunidad, queden muchos recuerdos de los conflictos carlistas. Es por ello, que considero acertadísima la elección de una temática que, perteneciendo a la historia de nuestro pasado, resulta en ocasiones poco conocida. Con buen criterio, Desperta Ferro, sigue desarrollando una visión tan extensa como interesante de la historia política y militar, de la que en ningún momento hay que desprenderse. Interesantísimo acercamiento que recomiendo visitar de manos de este número.


martes, 27 de octubre de 2015

"Operación Overlord" - Omaha Beach - Tomo 2

Norma editorial acaba de publicar el 2º tomo de la trilogía dedicada a la Operación Overlord, es decir, al famoso Día D, código con el que se identificaba la operación de la invasión de Normandía, que tuvo lugar el 6 de junio de 1944. En esta entrega, los autores plasman con sus viñetas el asalto a la playa denominada como Omaha por las fuerzas de desembarco norteamericanas y la fiera defensa de la costa que realizaron unas inferiores tropas alemanas. La acción transcurre desde horas antes de la operación, hasta el final del día, en que la punta de lanza aliada se adentra dos kilómetros en la costa de Normandía. A pesar de que la acción aliada tuvo gran cantidad de contratiempos y no logró profundizar en la costa tal y como se preveía, el desembargo fue un completo éxito y logró afianzar las playas, para luego ya no dar marcha atrás en la búsqueda de la derrota de la Alemania nazi.




Para esta ocasión los creadores de la serie han contado con un nuevo dibujante. Christian Dalla Vechia no se aleja en exceso del trabajo de Davide Fabri. En su caso aligera un poco los trazos, angulando las facciones y utilizando líneas más ligeras y nítidas. De la misma manera que el anterior número, el detalle de los dibujos, la exactitud en uniformes, armamento e ingeniaría militar, llega a niveles de gran calidad. Sin duda, el dibujo y el colorido es lo mejor de la serie. Los grandes cuadros de batalla, la playa frente a los barcos y bombardeos, la intimidad de los bunkers, el pavor de las lanchas de desembarco, están muy bien trasladadas al papel y logran presentar una imagen fiel a la realidad a lo sucedido en Omaha Beach. La intrusión de generales reconocidos y en particular, del periodista Frank Cappa, logra aportar un halo de realismo interesante.

En el lado contrario no puedo evitar dedicar alguna frase al guión. Sin duda, el hándicap del cómic. Mero acompañante de las viñetas, los diálogos son endebles y flojos, y las historias todavía carecen de menos profundidad que el la entrega primera. Bien es verdad, que este tomo podría perfectamente funcionar sin ningún diálogo. Las imágenes trasladadas a sus páginas son suficientes para presentar la historia al lector. Por todo ello, no doy mayor importancia a la blandura de un diálogo perfectamente prescindible. Creo que es un buen número. Estéticamente imponente, peca de menos detalle y valentía en su dibujo, pero aporta realismo a uno de los momentos más importantes del famosos Día D. Solo queda ver que nos ofrecerá el tercer y último número de la trilogía sobre la Operación Overlord.

lunes, 26 de octubre de 2015

"Whiplash"

Un joven y prometedor músico de jazz que toca la batería consigue entrar en la clase magistral del mejor conservatorio de Nueva York, dirigida por el excéntrico y estricto profesor, Terence Fletcher. Desde el mismo instante en el que se conocen, el profesor demuestra que por encima de todo está la disciplina, el trabajo y el afán de superación. La cuestión, es que sus métodos para lograr que sus alumnos logren la perfección que él busca, son dictatoriales, abusivos y despreciativos. Un pulso tenso, un tira y daca, una tensión insoportable, se extenderá sobre la relación de ambos personajes, en su búsqueda del summun en la manera de tocar el instrumento, la batería,  del que está enamorado el joven Andrew Neiman. La mediocridad no entra en sus mentes y la perfección es su meta.

Realmente hay un protagonista más en esta película dirigida por el nobel  Damiel Chazelle. El jazz es el centro sobre el que giran profesor y alumno. Su amor por este estilo musical llega a niveles insondables. Uno por su capacidad de sufrimiento y sacrificio. El otro por su ilimitada exigencia y rigidez a la hora de alentar a sus alumnos la mejor interpretación. Sin embargo, el hecho de desear encontrar un músico excepcional, una genio de la interpretación, llevarán al personaje interpretado por J. K. Simmons a  la tiranía más cruel e inhumana. Bien es verdad que, si el alumno, encarnado por el joven Miles Teller, pasa por el filtro tiránico de su profesor, es porque quiere lograr llegar a lo más en la música jazz, no solo por él mismo, sino por su padre y familia, que parecen no considerar la carrera del chaval lo suficientemente importante. Aquí encontramos dos personas, que coinciden en sus deseos, interpretan su sitio en el mundo y anhelan cosas parecidas. Simplemente uno de ellos lleva la batuta, demostrando su autoridad y el otro, pretende hacer ver a su profesor que lo merece.
Compleja, durísima y maravillosamente filmada película, donde se mezclan las aspiraciones humanas, el amor por el jazz y la visión de los límites a los que una persona puede llegar a traspasar para conseguir, pese a las maneras, llegar a conseguir lo que se desea. Un juego de apuestas y de retos en los que el sudor, el trabajo, el sacrificio y hasta la sangre se perfilan como protagonistas. Las sensaciones del espectador tras ver este film, pueden ser rotundas y contradictorias. La dureza del papel de Simmons, donde la crueldad y la falta de piedad por sus alumnos llega a ser exagerada, puede producir asqueo y malestar por una película que no esconde ni niega el mensaje que pretende trasladar el director. Así mismo, la reacción frente a la posición de Teller, puede resultar inadmisible por la devoción y servilismo del alumno para llegar a convencer al profesor de su calidad como músico. Desde luego, la película no puede dejar indiferente a nadie. 
Respecto a la factura del film, hay que reconocer que es impecable. El montaje y el sonido, acompañado de una grandiosa banda sonora, son memorables y elegantes. La capacidad de la cámara de interpretar las miradas, los gestos, en general situados en escenas de interior y muchas veces nocturnas, provocan un toque hipnótico, combinado con los acordes del jazz y los solos de batería. Respecto a las interpretaciones, que decir de un Simmons inconmensurable y merecedor del Oscar obtenido como actor secundario. Teller, no desmerece en absoluto un trabajo complejo, incluso más que el del veterano actor. Su actuación también la encuentro memorable. Promete el muchacho. En definitiva una película compleja, muy dura y no para el gusto de todos los públicos, no solo por estas razones, sino también por la complejidad que arrastra la música jazz. Pero precisamente por esta razón, la película, con sus limitaciones y características no deja de ser una rara y exótica joya. 

viernes, 23 de octubre de 2015

La foto del viernes - Soria - Río Duero

El río Duero a su paso por Soria.
Qué belleza... 
Un recuerdo a Machado y sus poema "Orillas del Duero"

ORILLAS DEL DUERO, Antonio Machado


¡Primavera soriana, primavera
humilde, como el sueño de un bendito,
de un pobre caminante que durmiera
de cansancio en un páramo infinito!

     ¡Campillo amarillento,
como tosco sayal de campesina,
pradera de velludo polvoriento
donde pace la escuálida merina!

     ¡Aquellos diminutos pegujales
de tierra dura y fría,
donde apuntan centenos y trigales
que el pan moreno nos darán un día!

     Y otra vez roca y roca, pedregales
desnudos y pelados serrijones,
la tierra de las águilas caudales,
malezas y jarales,
hierbas monteses, zarzas y cambrones.

     ¡Oh tierra ingrata y fuerte, tierra mía!
¡Castilla, tus decrépitas ciudades!
¡La agria melancolía
que puebla tus sombrías soledades!

     ¡Castilla varonil, adusta tierra,
Castilla del desdén contra la suerte,
Castilla del dolor y de la guerra,
tierra inmortal, Castilla de la muerte!

     Era una tarde, cuando el campo huía
del sol, y en el asombro del planeta,
como un globo morado aparecía
la hermosa luna, amada del poeta.

     En el cárdeno cielo vïoleta
alguna clara estrella fulguraba.

El aire ensombrecido
oreaba mis sienes, y acercaba
el murmullo del agua hasta mi oído.

     Entre cerros de plomo y de ceniza
manchados de roídos encinares,
y entre calvas roquedas de caliza,
iba a embestir los ocho tajamares
del puente el padre río,
que surca de Castilla el yermo frío.

     ¡Oh Duero, tu agua corre
y correrá mientras las nieves blancas
de enero el sol de mayo
haga fluir por hoces y barrancas,
mientras tengan las sierras su turbante
de nieve y de tormenta
y brille el olifante
del sol, tras de la nube cenicienta!...

     ¿Y el viejo romancero
fue el sueño de un juglar junto a tu orilla?
¿Acaso como tú y por siempre, Duero,
irá corriendo hacia la mar Castilla?


jueves, 22 de octubre de 2015

"Operación dulce" - Ian McEwan

En esta novela, Ian McEwan, nos lleva de viaje, a Inglaterra, a principios de los años 70. El IRA, la crisis del petróleo, las huelgas de los mineros, la Guerra Fría y el miedo a tener cientos de espías prosoviéticos en la administración británica, forman un paisaje, sobre el que sobrevuela la protagonista, Serena Frome. Hija de un obispo anglicano, buena estudiante, comienza y no por elección personal, la carrera de matemáticas en la universidad de Cambridge. Tras licenciarse, se relaciona con un maduro hombre que le acompaña en su pasión por la literatura, en una historia de amor, que le llevará a fichar por el MI5 británico. A partir de este momento, la vida de Serena se verá trastocada por un círculo vicioso en el que predominan los hombres, las mentiras y la literatura.

Con una prosa embriagadora y rica en largos debates internos de la protagonista, McEwan relata en este libro varias tramas. La primera y gancho de la novela, es la historia de espionaje. Una Inglaterra en la que el miedo al comunismo y a lo soviético, no hace más que crear una gran telaraña en la que ni siquiera los unos confían en los otros y donde, en definitiva, la democracia debe salir triunfante, aún sirviéndose del engaño, los secretos y la traición. En segundo lugar, el inevitable estado casi caótico de una nación enferma, en la que lo mineros, el problema irlandés y el IRA y sus diferentes ramas, y el caos económico del país, sirven de trasfondo continuo en el devenir del servicio de inteligencia, sus miembros y la propia Serena Frome. Pero sin duda, la línea principal se sitúa en la figura de la protagonista. McEwan se traslada con gran eficacia  al cerebro de la joven, hurga en sus sentimientos, en su búsqueda inquebrantable del amor. La literatura forma parte de la historia, como si fuera un personaje más. Los gustos literarios de Serena, la trama y por ende, la serie de pequeños relatos intercalados en el texto (cuya razón de ser, no puedo explicar sin entrar en detalles que destriparían la historia), crean un microcosmos en el que los libros y la manera de escribir, marcan el ritmo, el fin y las consecuencias de esta adictiva novela.

El libro, su narrativa y cómo nos presenta al personaje principal y el entorno que la rodea, es una auténtica delicia. Es capaz de hacerte viajar al Londres de los 70, caminar por sus calles, empatizar con los diferentes protagonistas... y mientras tanto, McEwan disfraza, solapa con gran inteligencia la trama de espionaje, pretendidamente principal. Yo veo más una gran historia de amor, de amor íntimo y también carnal, con sus engaños, secretos y mentiras. La historia de espías, del servicio secreto es una excusa para contarnos la capacidad de relación de Serena, de convivir con su entorno en su momento, en su vida. Y paralelamente, encontramos una historia de AMOR a la literatura, con mayúsculas. Los clásicos, los escritores británicos de los 60 y 70, el género del relato corto, tan desconocido pero tan grande y lleno de calidad en la historia de la literatura, coprotagonizan esta novela de suspense disfrazado de la búsqueda de Serena de un lugar en el mundo en el que pararse y vivir.

Sin embargo, tengo un pero... y lo revelo, porque no es una razón para no leer el libro, más bien un aviso, un detalle y además totalmente personal. Si sus primeras 360 páginas están llenas de calidad, armonía y una gran narrativa, debo decir que sus 30 últimas páginas me resultaron una decepción. Fue como disfrutar de una agradable caminata por el monte y al llegar a la meta, al final del camino, largo y lleno de belleza, encontrarte con que, lo que querías encontrar, no estaba, era otra cosa... te decepcionas. Quizás no haya entendido el mensaje, a lo mejor el escritor no supo acabarlo de otra manera o simplemente, así tenía que ser. Aún así reconozco que la novela vale la pena, su narrativa es potente y el sentimiento y humanidad que sudora, es brillante. Ustedes decidirán.

martes, 20 de octubre de 2015

"Fear The Walking Dead" - Temporada 1

Aprovechando el éxito de la serie The Walking Dead, Robert Kirkman se propuso llevar a la televisión una serie en la que se presentan los días en los que aparece la epidemia que convertirá a la gente en zombies. Para ello creó la serie que hoy reseño que también ha sido estrenada en AMC. La trama gira alrededor de una familia. La serie consta de solo seis capítulos.
Los sucesos que rodean el surgimiento de la enfermedad y su transmisión irán surgiendo sin que la población sea informada. Pequeños focos de una misteriosa enfermedad se van mostrando a los ciudadanos de manera oscura y misteriosa, sin ninguna información de los medios y las autoridades. Mientras, la vida sigue para esta familia, en la que los padres viven sus segundas nupcias, tienen una hija adolescente a la que no entienden y un hijo drogadicto que cuando le viene en gana desaparece de casa. A partir de los sucesos que rodean a la familia y las situaciones que se dan en su propio hogar, surge una trama en la que el fin, es mostrar al espectador la respuesta de la población ante el desconocimiento y el pánico frente a la epidemia.
Es indudable la capacidad con que durante años, The Walking Dead, ha sido capaz de acercar a los hogares la historia de los supervivientes en un mundo lleno de zombies y muerte. Los primeros capítulos de cada temporada de esta serie han sido los estrenos más vistos en televisión. Era normal que surgiera una, digamos precuela, a la situación de invasión de los zombies o muertos vivientes. Además la serie contaba con una base exitosa, en los cómics de Kirman, algo sobre lo que trabajar en cuestión de guión y personajes. Y hasta ahora lo ha hecho muy bien. 
Sin embargo tengo que decir, que Fear The Walking Dead ha sido una completa decepción. Empezando por el ritmo de la serie, unos personajes, supuestamente complejos, que resultan totalmente planos en la pantalla, cierta incoherencia en un guión desequilibrado y blando, y sobre todo, unos actores que ni de lejos han logrado empatizar con el espectador. El hecho de mostrar una familia excesivamente compleja, en la que nadie se lleva bien y cada uno de ellos hace lo que le viene en gana, conforman un guión flojo y artificial, que unido a un ritmo lento y poco atractivo, han hecho de esta serie, en mi opinión, uno de los fiascos de la temporada. 
De los actores, llamaría la atención sobre Kim Dickens. Su trabajo en Treme han hecho de ella uno de los valores más importantes en lo que respecta a series. Lástima que los directores no hayan sabido sacar de esta gran actriz ni la mitad  de lo que ofreció en las estupenda serie de HBO. Su pareja en la ficción, Cliff Curtis, se pierde en un papel blando y poco creíble y la aparición de Rubén Valdes, que podía haber salvado un plantel mediocre, se pierde en una paranoia en su papel, bastante incomprensible. No digo nada de los hijos, perdidos en sus estereotipados y pretendidamente complejos personajes. En definitiva, floja y aburrida presentación de una temática, a la pro interesante, pero quizás peligrosamente de moda, a la que no han sabido sacarle lo mejor. Quedémonos con la serie original, que siguiendo el curso del cómic, promete grandes capítulos en un futuro más que inmediato.

lunes, 19 de octubre de 2015

Desperta Ferro - "Los Tercios. 1600 - 1660"

Siguiendo la sana costumbre de publicar cada cierto tiempo un nº especial, Desperta Ferro, ha editado la segunda parte de un importante trabajo global dedicado a los Tercios españoles. Sirve de perfecto complemento al número especial que trató sobre su situación y funcionamiento en el siglo XVI. En este caso, se refiere a la etapa que va desde el año 1600 al 1660, en pleno reinado de Felipe III y Felipe IV. Este periodo abarca o engloba los años de crisis de una España agotada por las guerras, en estado de quiebra económica y con graves conflictos que lo ocupan en varias zonas del mundo. Sin embargo, los investigadores que han realizado los artículos, apuestan por una situación no tan caótica como se ha podido pensar hasta ahora. La decadencia del país no fue tan brusca como se pretende pintar. La crisis de una monarquía presionada por varios de sus flancos, fue menos acelerada de lo que se piensa. Entre otras razones, los esfuerzos militares, la reorganización estratégica y sobre todo, el espíritu de una tropa difícilmente de rendir, fueron los frenos necesarios para evitar el estrangulamiento total. Si bien la situación en Flandes, Alemania, Italia y Francia fue en distintos momentos difícil de superar, tanto por el gasto humano como económico, fueron los conflictos internos de Portugal y Calaluña, los que no permitieron a España solventar con soltura y eficiencia sus encuentros en el extranjero. Demostración de la solvencia de esta resistencia es que en estos años, los Austrias apenas había cedido territorio a sus enemigos. Otra cosa es que la prevalencia de España sobre los demás, se desequilibrara sobre todo frente a Francia, deudora de un dominio militar a partir de la mitad del siglo XVII.
Para mostrarnos todo este panorama, este número especial de Desperta Ferro, nos plantea las diferentes fases y situaciones de este periodo en varios interesantísimos artículos. Dos de estos, "El principio del ocaso" y "La gran estrategia de la monarquía" nos enmarcan la geopolótica de la situación heredada por los Austrias Menores (Felipe III y IV) y como afrontan sus reinados, frente al pulso por la hegemonía europea. Un segundo grupo de artículos, se refieren a la organización militar, valorada desde el punto de vista de las ordenanzas, administración, reclutamiento y tácticas. Estos son, "Ordenanzas militares del siglo XVII", "Los Tercios en combate", "Ejército multinacional...", "La ciudad errante" y "El reclutamiento en el siglo XVII". Dos artículos tratan sobre operaciones militares puntuales, el primero "El asedio de Breda. 1624-1625" y el segundo "La campaña del Duque de Feria. 1632-1633). Y por último, el número especial se complementa, con distintos artículos que tratan distintos factores socioculturales de la época. Estos son "Los enemigos de la monarquía vistos desde España", "Pintura militar y propaganda política" y "El destino del soldado".
En definitiva, como suele ser habitual, soberbio número que aclara, difunde y estudia la situación de España y sus posesiones en una época que deviene en el declive de un reino, hasta ahora invencible, que se ha visto implicado en guerras y conflictos europeos e internos. Su política, estrategia y posición frente a todo ello, es sujeto de un estudio serio y pormenorizado por parte de Desperta Ferro, que como siempre, acierta en la elección de los articulistas, con un enfoque diverso y muy enriquecedor.


viernes, 16 de octubre de 2015

La foto del viernes - Viena - Museo Leopold

Viena
Exterior del Museo Leopold, donde se encuentra la mayor colección de obras del pintor Egon Schiele.
Contrastes en el centro cultural de Viena.

jueves, 15 de octubre de 2015

"Momentos estelares de la humanidad" - Stefan Zweig

Sin duda el libro más famoso de Stefan Zweig, "Momentos estelares de la humanidad" es un conjunto de relatos históricos situados en momentos claves de la historia. Como dice el autor "Lo que por lo general transcurre apaciblemente de modo sucesivo o sincrónico, se comprime en ese único instante que todo lo determina y todo lo decide". Catorce puntos en la historia, catorce protagonistas, quienes con una decisión tomada en un minuto, en un segundo, consiguen marcar un página importante, un hito en la inmensidad de la historia.

Sin embargo, no encontramos meras narraciones históricas, con cierto aire épico y sublime. Zweig aporta literatura y profundidad humana al mero hecho histórico. Su completo conocimiento del alma humana, sus deseos e intereses, hacen de estos relatos, auténticas radiografías de los personajes que la protagonizan. A éste fondo literario y universal, le unimos la fantástica manera de contar del autor cada una de las escenas. Ahondando en la personalidad de los sujetos de estos hitos históricos, Zweig no solo narra los hechos sucedidos, sino que se adentra en el por qué y las razones que les pudieron llevar a tomar las decisiones que les situaron en un lugar de la historia. Esta fusión de fondo y forma, crea un conjunto de pequeñas joyas literarias, que trasladan al lector a un buen número de situaciones con las que disfrutar y extasiarse con la historia de la humanidad.

El autor viaja desde la antigua Roma de Cicerón del 44 a.C., hasta la visita del presidente Wilson a la Europa de postguerra en 1919. Entre medias nos lleva de viaje, en sus distintos capítulos a la Bizancio de 1453, al descubrimiento del Pacífico en 1513, al Londres de Haendel de 1741, a la Francia revolucionario de 1792, al 18 de junio de 1815 en Waterloo, al viaje realizado por Goethe en 1823, a la fiebre del oro en California en 1848, a San Petersburgo, a la colocación del telégrafo en el océano Atlántico en 1858, a los últimos días de Tolstoi en 1910, al Polo Sur en 1912 o al viaje de Lenin a Rusia en 1917. Todos ellos, momentos en los que determinados personajes, unos más conocidos que otros, toman decisiones que marcarán un instante histórico que perdurará con los años.

Tras leerlos detenidamente, concebimos en nuestra mente un conjunto regular, complejo y muy coherente de ciertos hitos. En algunos de ellos, el autor, usa poesía, en otros la forma teatral, aunque la mayoría se ve instrumentado por la forma del relato corto narrativo. Es bien cierto, que Zweig profundiza en ciertos personajes más que en otros. Sin duda, al autor se siente muy identificado con algunos de ellos. Cicerón, Haendel, Goethe, Tolstoi o Wilson, son aquellos en los que más se sumerge en sus personalidades, llegando a trasladar su pensamiento a sus actores. El momento histórico en el que son escritos estos relatos, 1927, marca un periodo de entreguerras en los que el deseo de paz y de no repetir los errores de la Primera Guerra Mundial, se ven trasladados a algunos de los relatos, en los que la idiosincrasia  y ciertos pensamientos del autor más actuales, se trasladan a otros momentos de la historia. Otros de los relatos, parecen más la consecución de unos hechos y actos, sin más interés que contar el suceso histórico, pero eso sí, con literatura y narrativa, marca de la casa.

Sublime en recorrido, sentida en profundidad y siempre con la característico estilo tan humano y sensible de escribir de tan insigne autor. No estaría de más que este libro entrara en el circuito escolar como lectura obligatoria. Con relatos cortos, instructivos, tanto históricamente como literariamente, lograrían captar al estudiante hacia el gusto por la cultura y el conocimiento humano, reglas básicas en las que se tendría que basar la educación de cualquier país democrático y actual.

miércoles, 14 de octubre de 2015

"The Imitation game"

A comienzos de la 2ª Guerra Mundial, el recién creado Servicio de Inteligencia MI6 británico, selecciona a un grupo de mentes privilegiadas para intentar descifrar el código llamado "Enigma" utilizado por los alemanes para ocultar todo su sistema de comunicación. El que era, en aquel momento, el instrumento codificado más eficaz y secreto del mundo, será objeto de una carrera de fondo con la que los aliados puedan acortar la guerra que asola Europa. 
El matemático Alan Turing, es el protagonista interpretado por Benedict Cumberbatch, en una película en la que se desarrolla su compleja personalidad, marcada por su oculta homosexualidad, en aquel momento declarada como delito en Inglaterra. Paralelamente y sobre todo en su primera mitad, la trama analiza el descifrado de "Enigma" y su proceso de estudio, así como la labor del Servicio de Inteligencia Británico ante tan grande empeño y su posterior tratamiento de la información conseguida. Además, de indagar en el tratamiento de las diferentes personalidades, fines y posicionamiento de los personajes principales ante la situación tan complicada y sus relaciones personales.
La película dirigida por Morten Tyldum realiza un interesante acercamiento a la realidad social, militar y científica del momento. La ambientación resulta bastante convincente y se acompaña de una BSO compuesta por un más que notable Alexandre Desplant. Su guión adaptado fue premiado en los Oscar de ese año. Todo ello, además de una generosa y bastante convincente interpretación de Cumberbatch, hacen de esta cinta un producto a priori interesante y atractivo.
Sin embargo, tras visionarla casi un año después de su estreno y con unas expectativa algo elevadas, no puedo dejar de decir, que creo que la película no logra adentrarse en el cerebro y la personalidad del científico con total amplitud ni éxito. A pesar de todos los para bienes que he comentado anteriormente, el film de Tyldum me ha resultado algo pesado en ritmo, demasiado ligero para lo que el tema desarrolla, sobre todo comparado con la capacidad y buena interpretación del actor principal. Pienso que el guión resulta algo pobre. No termina de ahondar en el desciframiento de "Enigma". El director no logra presentar al espectador, ni de cerca, el trabajo de los científicos. Por otro lado, la figura de Turing resulta demasiado endeble, superficial... No logramos descubrir la realidad de su persona y deseos, hasta prácticamente el final de la película. La presentación del personaje histórico resulta más excéntrica y casi esperpéntica que humana. Para finalizar y muy a mi pesar, encuentro el ritmo de la película y el tratamiento del suspense, flojo y muy irregular. En definitiva, se me hizo laaaarga y aburrida. Es una pena que el trabajo de Cumberbatch y los demás actores, sobre todo, una solvente Keyra Knightley queden tan desvaídos en su resultado final. Demasiado premio, en unos Oscar en los que estuvo nominada a 8 estatuillas. En mi opnión decepcionante.


martes, 13 de octubre de 2015

"Los muertos vivientes - De susurros a chillidos" - Nº 23

Tras disfrutar del pasado nº 22 de la colección, como ya comenté en su reseña correspondiente, me dio la impresión de que se planteaba un nuevo rumbo en la vida y aventuras de Rick y sus compañeros supervivientes. Efectivamente, éste número, avanza en un contexto nuevo y esperanzador que, sin embargo, resulta ser un mero espejismo, en un mundo todavía inmerso en miedo, desconfianza y muerte.
En el tomo que nos ocupa, surgen dos líneas paralelas, ambas importantes en el devenir de las poblaciones supervivientes, que sin duda alguna, plantearan más de un serio problema a las comunidades emergentes. Por un lado, se desvela la existencia de un grupo de personas, que disfrazados de muertos vivientes, se mueven por diferentes territorios, camuflados entre ellos. Uno de sus miembros, una joven, es capturada y llevada a uno de los campamentos, donde conocerá a Carl. Algo, en el joven Grimes cambiará en su interior, y le hará comportarse ante la chica de una manera extraña y nueva para él. Por otro lado, algunos de los pobladores de las diferentes comunidades no están muy de acuerdo con la capacidad de liderazgo de Rick y no confían en las personas a las que ha puesto al mando. Mientras y acabando el número, la serie nos muestra a la mujer que se encuentra al mando del grupo recién descubierto que se camufla entre los muertos vivientes. Las leyes sobre las que se rigen no dejan de ser misteriosas y terribles.
Para terminar, confirmar lo interesante de la nueva línea argumental de la serie, que aunque a primera vista, parezca llevar a los protagonistas a una cierta clama, augura terribles consecuencias en la historia. Estoy deseando leer el siguiente número.


jueves, 8 de octubre de 2015

"Better call Saul" - Temporada 1

Tras la terminación de la serie "Breaking Bad" muchos nos quedamos huérfanos de un producto de calidad, de una manera de construir historias y de un estilo increíble de presentar personajes y ambientes de gran interés. Precisamente, uno de los protagonistas secundarios de la serie protagonizada por Walter White, el encarnado por el actor Bob Odekirk, ese abogado de asuntos imposibles, fue recuperado por los creadores de la serie Gilligan y Gould.  La trama nos cuenta los orígenes del abogado Saul Goodman. Su pasado dentro de la pequeña delincuencia y timos, lastra el comienzo de su carrera profesional, en la que tiene que hacer frente a pequeños delincuentes, la falta de dinero y la situación esperpéntica de su hermano, socio abogado de una gran firma, con la que tiene ciertas diferencias. Solo su amistad con una joven abogada en la que se apoya más de una vez a lo largo de la serie, le da algún pequeño respiro.
Los puntos fuertes del conjunto de diez capítulos, siguen siendo sus personajes, la puesta en escena, el guión y los magníficos planos y movimientos de cámara, marca de la casa. Situaciones complejas, que a veces llegan a lo histriónico y una serie de subtramas que juegan con la pericia del protagonista, completan una serie en la que Saul pugna con su entorno por hacerse un hueco en la abogacía local. Su pasado de timador, se entremezcla con su deseo de hacer las cosas bien, utilizando la legalidad como vía de sobresalir en su carrera. Sin embargo cierta picardía de la que no puede desembarazarse, le acompaña continuamente en los asuntos de los que se hace cargo. Su moral lucha por sobresalir por encima de su deseo de crecer y auparse frente a su hermano, la competencia y su propia personalidad. Una de los baluartes con que cuenta la serie, es la aparición de Mike, aquel hombre que trabajaba para Saul y que le solucionaba problemas en "Breaking Bad", interpretado por Jonathan Banks. Qué gran acierto recuperarlo en su papel de expolicía retirado, que atiende la cabina del parking del juzgado. Su papel crece conforme avanza la serie y precisamente el capítulo en el que se cuenta cómo llegó a al ciudad y en que circunstancias es de lo mejor de la serie.
En definitiva, una gozada poder seguir disfrutando de un producto que ha heredado de "Breaking Bad" personajes, buenos guiones y sobre todo una manera de filmar y presentar al espectador historias, tan especiales como casi inverosímiles y a su vez inteligentes. Ahora solo queda que "Better call Saul" sepa navegar solo e independientemente de su antecesora. Espero con mucha ilusión la segunda temporada.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Madrid - Caixa Forum - Alvar Aalto. Arquitectura orgánica, arte y diseño

La otra gran exposición que tuve la suerte de disfrutar en Caixa Forum de Madrid fue la dedicada al arquitecto finlandés Alvar Aalto. Esta muestra, al contrario de la dedicada a los Mochicas, que a día de hoy ya está clausurada, seguirá abierta hasta enero de 2016. Aalto es uno de los máximos exponentes de la arquitectura mundial. Sus propuestas siempre han sido vanguardia de estilo, diseño y modernidad. La exposición se compone de mobiliario, maquetas de sus edificios más emblemáticos y dibujos y fotografía.