Etiquetas

martes, 29 de septiembre de 2015

Desperta Ferro - "Cartago debe ser destruida"

Año 146 a.C. Cartago es tomada al asalto por las tropas de Escipión Emiliano. La ciudad es arrasada y destruída, sus habitantes masacrados y los supervivientes vendidos como esclavos. Los estertores de una gran civilización, que durante más de cien años ha combatido contra Roma por el dominio del Mediterráneo, han terminado. Cartago y el mundo cartaginés han sido totalmente aplastados. Desperta Ferro, narra las razones, causas y circunstancias que se sucedieron durante los años de mitad del siglo II a.C. Muchos son los acontecimientos que provocaron esta situación. La presión númida de Masinisa por hacerse con territorios de la capital cartaginesa, el compromiso ante Roma de no participar en ninguna guerra sin su permiso previo, la capacidad de reacción económica de un estado castigado tras su derrota en la 2ª guerra púnica, pero que fue capaz de remontar su economía y comercio, ante los ojos de una Roma suspicaz, vengativa y traicionera, son algunos que se explican en este número muy interesante que hoy reseño. 

En su primer artículo, se retrata la situación de Roma y Cartago a mediados del siglo II a.C. Como he dicho antes, a pesar de la carga de los pagos y compromisos de Cartago frente a Roma tras la 2ª guerra púnica, Cartago se restablece con fuerza, sobre todo en el entorno económico. Paralelamente Roma, está pasando por un proceso de regeneración en la República. Una nueva clase de senadores u "hombres nuevos" se hace hueco en una sociedad castigada terriblemente tras las guerras sufridas en el entorno de Roma. Catón el Viejo es una de esas figuras de importancia que mediante sus discursos e influencias acercó al imaginario romano la necesidad de destruir Cartago, buscando un enemigo frente al que volcar todo el interés de la República. Tras explicar a continuación, la fabulosa recuperación de Cartago en el periodo de la primera parte del siglo II a.C. los editores de la revista, pasan a analizar la posición provocadora y de presión ejercida por el territorio Numida y el liderazgo de Masinisa, que fue la excusa perfecta y buscada por Roma para declarar la guerra a Cartago. Antes de enfrascarnos en la campaña en sí, la revista, presenta al líder, al que iba a ser el vencedor de la campaña, Escipión Emiliano. Hijo natural de Emilio Paulo, vencedor en Macedonia y adoptado por la familia de los escipiones, fue digno sucesor de su abuelo adoptivo, Escipión el Africano, vencedor en la 2ª guerra púnica frente a Anibal. Conocedor de las tácticas militares y veterano de Hispania, este general fue una de las claves en la derrota de Cartago. Finalmente en sus tres últimos artículos, los articulistas elegidos, nos presentan la situación de Cartago, con sus defensas y barrios, y las diferentes campañas que durante tres años, tuvieron lugar en sus alrededores, hasta que finalmente la ciudad es tomada y destruida. Cabe reseñar la grandísima calidad de los planos de una ciudad que fue la envidia del Mediterráneo. Sus puertos, los barrios en sus colinas y los templos de sus dioses aparecen representados, frente al acoso y el avance de las legiones bajo Escipión. 

Nos encontramos ante uno de esos número de Desperta Ferro imprescindibles para conocer los derroteros de la historia, presentando la victoria de unos, en este caso una cada vez más poderosa Roma, y la total destrucción de un pueblo que estuvo a punto de dominar el Mediterráneo y que terminó por claudicar ante el pulso con sus enemigos durante más de cien años. Gran número, sin duda.

lunes, 28 de septiembre de 2015

"Transparent" - Temporada 1

La serie que hoy presento es uno de esos productos televisivos que si bien tratan un asunto sensible, complejo y que perfectamente podría caer en lo banal, ofensivo o incluso esperpéntico, ha sabido mostrar al espectador, a lo largo de diez capítulos de 25 minutos cada uno, con sensibilidad y delicadeza, algo tan real y presente en nuestra sociedad como es el transexualismo y la mal llamada "salida del armario" del protagonista.
Jeffrey Tambor interpreta con absoluta maestría a un maduro padre de familia. Con gran merecimiento ha ganado el reciente premio Emmy al mejor actor de serie/comedia. Sus hijos ya mayores, con severas inseguridades y complicaciones en su vida, han encauzado más o menos sus vidas. Separado de su mujer, ya unida a otro hombre, ahora enfermo, hace muchos años, ha decidido dejar ver al mundo su auténtica personalidad y su verdadera sexualidad. En una decisión nada fácil y que ha escondido durante toda la vida, ha dado el paso frente a su entorno, de presentarse tal como es, como la mujer que siente ser. Por supuesto, todo ello, es recibido por su familia de diferentes maneras. En diferentes flashbacks, se muestra al espectador, la vida paralela que muestro protagonista llevaba, mientras educaba a sus hijos, amaba a su mujer y acometía el día laboral con diligencia, todo ello extremadamente complicado y controvertido en su vida de sentimiento y realidad de mujer. Los acontecimientos que le rodena al tomar la decisión, le llevan a dejar su casa e instalarse en un complejo de apartamentos con personas con la misma sexualidad, donde sin duda, el encontrará su independencia. Sin embargo el no quiere perder a su familia y su relación. Todo ello conllevará diferentes reacciones en sus hijos, que se plantearán su vida sexual, sentimental y de pareja, creando algunos quebraderos de cabeza en su entorno y familia.
Transparent, no es una comedia al uso... tampoco es un drama. Es una realidad, con sus momentos divertidos, con su sensibilidad profunda y creíble de una realidad que hace tambalear el mundo del protagonista y sus entorno. La decisión del padre, hace que unos hijos que se han dejado llevar por la comodidad y la seguridad de sus decisiones tomadas en la vida, les haga replantearse, con cierta comicidad, pero sin perder de vista la realidad de sus reacciones, su sitio en el mundo, al respecto de sus parejas y amistades. Todo ello esta plasmado con una sensibilidad especial. El tratamiento algo complejo de la transexualidad y la realidad sexual de cada uno de los protagonistas, está planteada desde el máximo respeto a las decisiones personales. Esta visión crea cierto cariño y empatía por lo que se ve en la pantalla. Una serie increíblemente humana que se apoya en la gran interpretación de un comedido y fantástico Jeffrey Tambor. Imprescindible para sensibilizar al mundo de la compleja realidad de la transexualidad y la libertad sexual, en este caso, a lo mejor algo edulcorada, planteándola con cierto romanticismo, lo que de todas maneras, no quita calidad y seriedad en el trato sobre está realidad social.



domingo, 27 de septiembre de 2015

"Batman: Black and White" - Tomo 1

Hace casi veinte años, en 1996 se hizo realidad un proyecto desarrollado por DC Cómics para publicar un conjunto de historias cortas que tuvieran como protagonista a Batman y además, estuvieran ilustradas en la gama de colores del blanco y negro. La idea no surgió, como una mera recopilación de aventuras e historias del personaje, sino que lo grandioso del proyecto, fue aunar a dibujantes y guionistas de conocido renombre para conjuntar su trabajo en una colección del enmascarado de Gotham.
 

Dicho y hecho. Dibujantes y guionistas como Bruce Timm, Joe Kubert, Frank Miller, Richard Corben, Klaus Janson, Matt Wagner, Bill Sienkiewicz, Brian Bolland, Archie Goodwin, Jan Strand, Chuck Dixon Dennis O´Neil o incluso Katsuhiro Otomo, hicieron realidad uno de los cómics más heterogéneos y brillantes de los años noventa. La capacidad de inventar diferentes historias en las que Batman o algunos de sus coprotagonistas más conocidos, ocupan apenas ocho o diez páginas creando situaciones espectaculares y humanas, junto a los distintos pinceles de grandes artistas, forman un conjunto tan recomendable como imprescindible. El colorido monocromático en blancos, negros y grises, no hace más que aupar el nivel oscuro y misterioso de las historias de Batman a niveles insospechados.



Tanto talento junto, hizo que este recopilatorio ganara el premio Will Eisner en 1997 y el premio Harvey en 1998. ECC decidió el pasado mayo de este año, reeditar este volumen, en una edición llena de extras y bocetos, digna de formar parte de toda biblioteca y colección que se digne. No dejes pasar esta ocasión y hazte con él. Imprescindible.   


jueves, 24 de septiembre de 2015

"El Duelo" - Joseph Conrad / "Los Duelistas" - Ridley Scott

Si bien "Los duelistas" de Ridley Scott era una de mis películas favoritas desde hace muchos años, el texto original en el que se basó el guión estaba pendiente de lectura. Recientemente me he hecho con este relato corto, de apenas 120 páginas, en las que Joseph Conrad, uno de mis escritores predilectos, plasmó en papel, el permanente duelo por honor, entre dos húsares franceses, entre los años 1801 y 1816, justamente durante el periodo de ascenso, triunfos y caída de Napoleón Bonaparte. No he podido evitar realizar una reseña conjunta de dos obras excelsas, en sus respectivos géneros y por ello, de manera paralela, intentaré analizarlas en duetto.
Empezaré por el relato, escrito por Conrad en 1907. Como ya he adelantado, la trama girá alrededor de un par de oficiales húsar al servicio de Napoleón. El teniente D´Hubert es enviado por su general para detener al teniente Feraud debido a la herida grave producida al sobrino de un conocido ciudadano de Estrasburgo en un duelo. El hecho de que D´Hubert encuentre a Feraud en la casa de una dama muy conocida, provoca en el impetuoso teniente, una ofensa, que aunque difícil de justificar, llevará a provocar un acelerado duelo entre ambos oficiales. A partir de este hecho y en diferentes ocasiones, ambos hombres cruzarán sus espadas a lo largo del Europa, a la vez que Napoleón se hace dueño de ella, hasta su declive y exilio en Santa Helena. Conrad presenta un relato lleno de honor, caballerosidad, disciplina militar y mucho de testarudez, a la vez que remarca, la diferencia de carácter, origen y mentalidad de ambos contendientes. A pesar de la injusticia de la situación, debida al empecinamiento de uno de los oficiales, el honor y la discreción hace gala de ambos. Es curioso el paralelismo de la relación de ambos y el devenir de Napoleón, que aún siendo el fondo la situación de una Europa en guerra, Conrad, de manera magistral es capaz de acercarnos al escenario de las guerras que asolaron el continente bajo la sombra del Emperador. Con diálogos sugerentes y un gran dominio del relato, el autor describe a la perfección los sentimientos de ambos contendientes, ya sea previo a sus duelos, en momentos de los descansos de las campañas militares o en el sublime texto en el que describe la retirada de los franceses en Rusia. En definitiva, un relato que pinta el entorno europeo, mediante los pinceles delicados que describen las personalidades de los dos protagonistas y sus sentimientos ante el honor, el deber y su posición de oficiales de Napoleón y Francia. Una obra, aunque corta, llena de sentimiento, delicadeza y buen hacer.
En 1977, un joven director, llamado Ridley Scott, presentó en el Festival de Cannes, su obra prima, basada en este relato de Conrad. No solo ganó el premio al mejor director novel, sino que comenzó una carrera imparable, situándole entre los directores más reconocidos del último cuarto de siglo. Contó con la participación de dos actores relativamente conocidos, Keith Carradine y Harvey Keitel, ambos norteamericanos. Resaltar, que a pesar de tratarse de una película de corte clásico, la interpretación de ambos es logradísima, a pesar de lo dispar de su origen. Ambos representan a la perfección el carácter militar de un oficial húsar, su honor y deber, así como su confidencialidad en los asuntos que rodean al duelo y su causa, además de marcar perfectamente las diferencias de carácter y sentimiento por la causa que defienden en el ejército. Sin olvidar la diferencia de clase, origen e ideología de ambos, más remarcado en la película que en la novela. La ambientación del film, es sencillamente maravillosa, no solo en el vestuario, sino en la utilización de escenarios e interiores. Magníficos. La bso sencilla, pero motivadora y muy acertada con el tiempo histórico de la novela. Pero hay dos factores realmente importantes a la hora de valorar la versión cinematográfica. Por un lado en gran pulso en la cámara de Scott, que es capaz de trasladar a la pantalla, casi página a página las letras de Conrad, adornando cada una de las escenas con paisajes, lugares y ambientes perfectos. Por supuesto, el director se toma la licencia de incluir una pequeña historia de amor de D´Hubert con una "mujer del ejército". Me refiero a las mujeres que acompañan a la armada francesa durante las campañas y se convierten en amantes de oficiales y soldados. Sin molestar en absoluto, este añadido, remarca más si cabe la personalidad del oficial. El segundo gran logro de la película es un extraordinario uso de la fotografía e iluminación, tanto interior como exterior de todos y cada uno de sus planos. Frank Tidy, director de fotografía, enmarca verdaderos cuadros de gran belleza, logrando encuadres tan hermosos como perfectos, sobre todo en sus exteriores. Si a esto añadimos el uso de la luz natural y la conformación de luces y sombras en los planos interiores, conseguimos un conjunto que logran un altísimo nivel técnico.
El conjunto de todo ello, convierte a "Los duelistas" en una perfecta versión de uno de los relatos más conocidos y celebrados de Conrad. Tanto el libro como la película, son indispensables y casualmente se complementan a la perfección, exigiendo a lector y cinéfilo, una lectura conjunta que sin duda, elevará a ambas obras a alturas notables. Imprescindibles ambas.


martes, 22 de septiembre de 2015

"Penny Dreadful" - Temporada 2

Tras una magnífica primera temporada, estaba deseando poder visionar la segunda de esta serie situada en el Londres de finales del siglo XIX. Protagonizada por los personajes más característicos de aquellas historias oscuras y góticas de la Inglaterra Victoriana... Dorian Grey, Frankenstein, el Hombre Lobo, junto a otros personajes, se adentran en un universo, que si en su primera entrega se encontraban ante el misterio de los vampiros, en esta que hoy reseño, se enfrentan a la brujería y al diablo en persona.
El mundo de las brujas monopoliza la trama principal de la temporada. Vanesa Ives se ve inmersa en su enfrentamiento con el mal, esta vez personalizado en una bruja y sus hijas. El pasado de Vanessa se presenta en forma de recuerdos, mientras la bruja, interpretada por Helen McCrory, representando un papel muy protagonista, pretende hechizar a Sir Malcon, con la intención de arrinconar al personaje de Eva Green. Mientras y con la ayuda del Dr. Frankenstein, el pistolero Ethan Chandler, el egiptólogo Ferdinand Lyle y el Sembene, Vanesa intenta interpretar y traducir la que podría ser la clave de todo lo que le sucede.
En tramas paralelas, pero no por ello menos importantes, Victor Frankenstein, revive a la prostituta Pipper. Si en un principio, la Criatura pretendía que fuera su pareja, Piper vuelve a la vida con un afán diferente, más libertino y con la idea de vengarse de todos aquellos clientes que pasaron por su cama. Dorian Grey, mientras disfruta de una aventura amorosa con un bello travesti, se cruzará en su camino, focalizando en su alianza una propuesta que quizás veamos en la 3ª temporada. Por otro lado, Scontland Yard sigue de cerca a Chandler, como sospechoso principal de los últimos asesinatos en la taberna cerca del río. La Criatura conseguirá un oscuro trabajo en un misterioso y aterrador Museo de Cera, sin saber lo que se oculta entre tanto escenario tenebroso. Todo ello, girará alrededor de la trama principal enfocando la visión de las brujas, sus hechizos y bajo el poder del mismísimo diablo.
Con un argumento tan evocador y unos personajes tan  interesantes, esta segunda temporada se me ha hecho un pelín lenta y cansina, sobre todo en algunas de las historias. Además y os aseguro que sin ser nada remilgoso ni puritano, la utilización del erotismo y del sexo, en algunos momentos me ha parecido realmente innecesario, poco provocador y hasta cierto punto empalagoso. Si a esto, unimos algunos diálogos sosos y una planificación de la historia de las brujas con demasiada "tramoya", incluyendo los horrorosos decorados de su castillo, no me queda más que decir, que he quedado algo decepcionado de la presente temporada. Salvo, entre otras cosas, los brillantes diálogos entre el inspector de Scontland Yard y Chandler, el fondo de la historia del pasado de Vanesa con su maestra en artes de brujería, además de los encuentros de la Criatura con la misma Vanesa, profundos y altamente emotivos. En definitiva, temporada algo desequilibrada, confiando que la tercera se más coexionada y entretenida.


lunes, 21 de septiembre de 2015

"La fiesta del Chivo" - Mario Vargas Llosa


Después de terminar de leer esta novela de Vargas Llosa, no escondo que estuve varios minutos asimilando los tres días de profunda y adictiva lectura apasionada. Inmediatamente acudí al ordenador para descubrir más sobre la vida del dictador Trujillo, su entorno, vida y las circunstancias de su muerte. Tras estudiar su figura, llegué a la conclusión de que Vargas Llosa no solo había escrito una monumental novela, sino que además, mediante una literatura de gran nivel, un vocabulario amplio y extraordinario y un profundo uso del lenguaje, nos había ido biografiando, a expensas de todos los protagonistas de la novela, la vida del sanguinario dictador y de las consecuencias de su gobierno en República Dominicana y sus habitantes durante los 31 años de tiranía, como si de una novela histórica se tratara.
 
El escritor plantea al lector tres líneas argumentales. La primera se desarrolla alrededor de Urania, la hija del ex Presidente del Senado "Cerebrito" Cabral, hombre venido a menos en los últimos años de la dictadura. Tras salir del país en 1961, decide volver a la isla, 35 años después para rememorar un hecho que marcó su vida y su relación con su padre. La segunda línea de la trama, navega en el último día de vida del General Trujillo, desde la mañana al despertar, hasta su muerte. En estas páginas, Vargas Llosa nos hace un exhaustivo análisis del personaje, sus colaboradores, intereses, vicios y debilidades. En definitiva, una auténtica disertación biográfica y personal del tirano. Y por último en la tercera línea argumental, desarrolla a los actores del atentado con el que se acabará con la vida del general. Siete protagonistas de un magnicidio, con sus razones, causas y sentimientos, en los que no solo se presentan sus personalidades en singular, sino también el entorno de una nación aprisionada por el poder y el control sanguinario y anticomunista de Trujillo. En definitiva, presenta una descripción de una sociedad que lleva bajo la bota militar del dictador 31 años. 
 
Vargas Llosa va desarrollando en capítulos alternos las tres lineas, logrando presentar ante el lector el panorama de Santo Domingo en 1961, como desarrollo y resultado de todos los años de dictadura. Presenta hechos de su dictadura de manera más o menos ordenada, que van desde la lucha anticomunista de Trujillo con el apoyo incondicional de los EEUU, la resurrección económica del país, la modernización del ejército, el control del poder por los órganos más cercanos del general, el dominio de las calles y los habitantes de República Dominicana, gracias al servicio secreto, sus matones y pistoleros, la posterior caída en desgracia con EEUU, tras el atentado contra Betancourt o el secuestro de Galindez, el temido y definitivo levantamiento de la Iglesia, antes aliada, que por medio de una Carta Pastoral se enfrenta al dictador por su ruptura continua de los derechos humanos, hasta terminar con un boicot total de los países americanos contra la economía del país. Todos y cada uno de estos factores son desarrollados en el libro, mediante las experiencias de la gran variedad de personajes que aparecen en la novela. Determinados hechos en la vida de ministros, agentes del servicio secreto, pelotilleros, militares afines y otros que no lo son tanto, miembros ilustres de familias bien situadas, jóvenes ilusionados con un país nuevo y un montón más de protagonistas, sobrevuelan sobre la dureza, injusticia, salvajismo y sangría provocada en el país, por el gobierno de Trujillo y su camarilla fiel. Por cierto, Trujillo, un dictador, al que sus allegados llamaban "Jefe", sus seguidores "Benefactor" y los más, en privado y lejos de los oídos del largo brazo armado del general, "El Chivo".
 
Literariamente, el libro es monumental. El lenguaje, la exposición lineal y transversal de los hechos, la elección de las palabras y frases con las que, con gran dureza, describe determinadas situaciones sin ahorrar en realismo y la bonita y clarividente manera de escribir y describir, marcan la obra de Vargas Llosa como uno de los cenits literarios en castellano de los recientes veinte años. La trama, llena de cruces argumentales, recovecos en la historia, recuerdos y momentos actuales, no pierde al lector, sino que lo traslada con eficacia y facilidad, a la descripción de un hecho puntual sucedido a Urania, que es la excusa perfecta para escribir un libro complejo, amplio y general de la realidad de un país. La manera de extrapolar lo que le sucedió a Urania, con las historias de los justicieros que mataron a Trujillo y la realidad de aquellos que le rodearon, conforma un conjunto de sensibilidades, crueldades y realidades, en las que una persona, un actor secundario, un Presidente de marioneta, llamado Balaguer, parece tomar protagonismo ante los actos crepusculares sucedidos en el libro.
 
Sin duda un libro que hay que leer y releer. Deja un hondo sentimiento de haber leído una obra maestra y demuestra que la literatura es capaz de desvelar la crueldad de un mundo deseado para sí mismo, por un endiosado Trujillo y que se tiene por salvador de la nación, cuando solo es una mera visión egoísta de los peores sentimientos y los más bajos valores del ser humano. Insisto, monumental novela.

domingo, 20 de septiembre de 2015

"Foxcatcher"

Comenzaré diciendo que la película me ha parecido perturbadora. Que una trama, inicialmente tan sencilla y además dedicada al mundo del deporte se transmute, conforme avanza el metraje, en un drama psicológico, tan humano como tenebroso, me provocó cierto transtorno y despiste sobre el género cinematográfico al que pudiera pertenecer "Foxcatcher". Sin duda se encuentra enclavado en cine dedicado al deporte, en este caso a la lucha libre. Sin embargo las características de los personajes, especialmente los encarnados por Tatum y Carell, dirigen la película hacia senderos cercanos a tramas psicológicas que tratan con dureza y sin maquillaje, la oscura realidad de los seres humanos, su envidias y consecuencias, alcanzando niveles importantes de perturbación... además, teniendo en cuenta que se trata de hechos que sucedieron realmente. Pero, me estoy adelantando, mostrando mis comentarios, sin previamente, comentar el argumento, aunque sea por encima.
Los hermanos Dave y Mark Schultz fueron campeones olímpicos de lucha libre en los Juegos de los Angeles, defendiendo la bandera norteamericana. En 1987, ambos siguen entrenando con la intención de competir en los mundiales de Francia de ese mismo años y en los juegos de Seul de 1988. Sin embargo, la larga sombra del hermano mayor, hace que Mark acepte la invitación de un excéntrico millonario, llamado John du Pont y muy aficionado a la lucha, para entrenar en las instalaciones de Foxcatcher, su extensa propiedad en el campo y seleccionar un equipo para convertirse en los defensores de los EEUU en los próximos campeonatos. A partir de este momentos y sin la presencia de Dave, su hermano, que en el fondo ha sido el único amigo y familia de Mark, el poderoso e hipnótico du Pont, formará parte de la vida y las decisiones que tome en adelante el joven luchador. Las consecuencias de todo ello, influirán en la vida de ambos hermanos y en la esencia y realidad del oscuro y complejo millonario.
Francamente, debo recalcar en primer lugar la gran capacidad actoral que han ofrecido los tres actores protagonistas. Por un lado, los hermanos, interpretados por Channing Tatum y Mark Ruffalo. Si su caracterización es buena, su reconstrucción física y de coordinación, como deportistas de lucha libre, es increíble. Sus movimientos han debido necesitar de mucho entrenamiento y preparación física. Pero es que además, especialmente Tatum, ha sabido llevar a la pantalla la compleja interiorización del deportista, intentando equilibrar en la pantalla, su deseo de ganar en competición, su amor por su hermano y la adoración casi mesiánica por un John du Pont, tan influyente como destructivo. Precisamente, el excepcional trabajo de Steve Carell es una de las grandes sorpresas del film. El cambio radical de género,  dejando la comedia para participar en una producción dramática, imbuyéndose de mucha concentración, en un papel lleno de recovecos, aristas y detalles, hizo que estuviera nominado en los Oscar de 2014. Su caracterización aporta intensidad a una interpretación convincente, en la que el rico millonario, a base de dinero, influencia y poder, es capaz de crear su personal universo alrededor del mundo de la lucha libre a su propia medida. Increíble, desosegante y perturbador. Yo no supe si odiarlo o compadecerlo.
En definitiva, una película que si bien resulta un pelín larga y en determinados momentos algo lenta, es capaz de infundir al espectador la compleja realidad del mundo de la lucha libre, acentuado por la incursión de un rico solitario, amargado y pagado de sí mismo, que utilizando su afición a este deporte, su patriotismo y amor a la la bandera, creará a su alrededor un mundo tan irreal como dramático. Convincente como desasosegante drama. 






jueves, 17 de septiembre de 2015

"Arrowsmith"

Recientemente, ECC ediciones ha reeditado en tapa dura, los seís números del cómic "Arrowsmith", publicados en 2004 y escritos por Kurt Busiek y dibujados por Carlos Pacheco. No es casualidad, ya que el cómic se desarrolla en el año 1915, en plena 1ª Guerra Mundial de un mundo muy parecido al nuestro, en el que la magia, seres fantásticos y prodigios misteriosos, conviven con las trincheras, los duelos en el aire y el ataque de grandes masas de soldados.
Los autores han planteado en viñetas, las circunstancias que movieron a unos jóvenes norteamericanos a unirse a un cuerpo especial del ejército para acudir a Europa y participar junto a los aliados en la guerra contra los alemanes. Hasta aquí, todo normal. La idealización de la guerra y la lucha por la libertad de unos jóvenes, que ven muy lejos la confrontación, el entrenamiento para aprender las tácticas y dominar la instrucción, las dificultades con otros compañeros y las lealtades a los mandos, se mezclan con la realidad de una guerra brutal y realista, donde la muerte, la pérdida de amigos, la incomprensión y la visión de la injusticia de semejante holocausto, invaden unas mentes que en absoluto están preparadas para semejante barbarie.
Sin embargo, Busiek y Pacheco, sin perder la perspectiva sobre la primera confrontación mundial, trasladan los hechos a un mundo imaginario, en el que la magia tiene un protagonismo muy importante en la guerra. Además, el mundo no solo está poblado humanos. Otros seres fantásticos, comparten países con otros nombres y participan en una guerra, donde los bloques y aliados son parejos a los de 1914. Las máquinas de guerra no tienen sitio en los campos de batalla, ya que la magia no funciona cerca del hierro y el acero. Aún así, los hombres pueden volar y celebrar duelos aéreos y bombardeos terribles y destructivos. En las trincheras, bestias y monstruos, se unen a los hombres en su afán de destruirse mutuamente, mientras los dioses mitológicos, observan con pena, la destrucción del mundo. Mientras, los intereses de los mandos militares es el mismo que en la realidad. Destruir, mandar hombres al matadero de las trincheras y vencer en la guerra, haciendo lo que hiciera falta.
Uno de los mayores valores de este cómic es el aspecto visual. Con una ambientación muy fidedigna en sus grandes rasgos, Pacheco tiene la capacidad de entremezclar la realidad con un mundo fantástico y extraordinario, creando unos cuadros francamente impresionantes, bañados de fantasía, seres extraños y grandes paisajes bélicos. Si a esto añadimos el guión de Busiek, en cierta manera pacifista y lleno de mensajes en pro de la libertad, el honor y la paz, , encontramos un tomo que sabiamente mezcla la realidad de una guerra terrible, con un universo diferente, lleno de imágenes sorprendentes y llenas de brillantez e imaginación.


martes, 15 de septiembre de 2015

"1992" - Temporada 1

En 1992 se dieron en Italia una serie de circunstancias que provocaron un movimiento social, político, jurídico y económico, que provocaron una revolución en las raíces de una sociedad especialmente marcada por la corrupción. La serie que hoy reseño, trata precisamente de los acontecimientos que se dieron a lo largo de este año, tomando como protagonistas a un agente publicitario de probado éxito, un ex militar afiliado a la nueva Liga Norte, una modelo que busca desesperadamente trabajar en televisión, un policía enfermo de sida, que trabaja a su vez en un grupo especial de la fiscalía, que lucha contra la corrupción y una joven heredera de un imperio empresarial.
Los creadores de 1992 juegan de manera temporal con las circunstancias que rodean a estos personajes, tomando como base dramática varios factores realistas que se dieron en Italia durante aquel año. El nuevo partido la Liga Norte, entra por primera vez y de manera contundente en el Parlamento italiano, ejerciendo una fuerte oposición al gobierno socialista y al otro gran partido, los liberales. Su presión sin tapujos, aportará mucha tensión a la política del país. A esto hay que añadir, la creación por parte de fiscales y jueces de una grupo especial que persigue eliminar la corrupción de los políticos italianos, mediante la investigación directa a los grandes empresarios del país, sospechosos de realizar fuertes pagos para conseguir sus intereses en obras públicas y asuntos de ámbito general. Mientras la política y su honradez queda en entre dicho, el espectador, dirigido por el publicista innovador, protagonista de la serie, vislumbra en el horizonte a un prometedor empresario, dueño de un canal de televisión. Este va despuntando en el país, generando una nueva manera de ver con positividad una Italia que se hunde entre la corruptela de políticos y empresarios... me refiero a Berlusconi. 
Paralelamente y en un segundo plano, aparecen temas tan de la época como el sida y su propagación, debida al tráfico de sangre y su utilización, las fiestas en las que despampanantes chicas jóvenes se mezclan con empresarios para conseguir un papel de figurante en la televisión, verdadero trampolín al mundo del famoseo. La guerra de Irak y la situación de los veteranos, el cambio de favores en cualquier entorno, la visión de la política y la publicidad y como no, la participación en la sociedad italiana de la lacra terrorista y delictiva de la mafia, con amenazas, corrupción y atentados contra los defensores de la justicia. 
Todo ello conforma, esta serie notable, llena de recuerdos de los años 90, en los que parte de la sociedad solo pensaba en el triunfo, las fiestas y el dinero, dejando aparte la moral, el sentido de la vida  y los valores más humanos. La droga campa a sus anchas, el nivel económico lleva a la sociedad al fin de disfrutar la vida lo más posible, mientras, todo se vende y todo se compra. Los creadores logran plasmar en la pantalla la realidad de una Italia en crisis, de la que surgirá un hombre llamado Berlusconi, en su momento deseado y querido que marcará el devenir del país...  Los actores y actrices, forman un conjunto coherente y realista de las situaciones sociales y personales de la época, generando buenas actuaciones. Un producto muy interesante, que a lo mejor baja ligeramente su ritmo conforme llega el final de la serie, pero que en conjunto logra transmitir las sensaciones, recuerdos y realidades de Italia en aquel año 1992.



lunes, 14 de septiembre de 2015

"Los siete pecados capitales del Imperio Alemán en la IGM" - Sebastian Haffner

Si hasta ahora, los libros que he leído sobre las causas de la Primera Guerra Mundial, navegaban entre las opiniones en las que se inculpaban a prácticamente todos los interesados, eso sí, cargando las pilas más en unos que en otros, dependiendo quién fuese el autor del ensayo, en este caso, no hay ninguna duda sobre la intención del autor. Sebastián Haffner no tiene el más mínimo inconveniente en culpar únicamente del comienzo de la guerra y de una serie de decisiones que le llevaron a su propia derrota, al propio Imperio Alemán y para ello, escribió este libro en el que se explayó e intentó defender su postura a lo largo de siete principios a los que llama siete pecados capitales. A lo largo de siete capítulos y dos epílogos, justifica su postura, sin ningún tipo de piedad en su análisis, puntualizando mil aristas, incompetencias y culpables, situando el punto de mira, siempre en el lado alemán.

A grandes rasgos los pecados son los siguientes.

1º Alemania provocó la guerra, lanzándose hacia la pretendida supremacía en Europa mediante tres elementos: Esnobismo, nihilismo y transtorno de la propia percepción, lo que le llevó a enfrentarse a Rusia, Francia e Inglaterra, por su afán de dominio continental y marítimo.

2º Austria se lanzó a la guerra por Serbia impulsada por Alemania. Esto le llevó inexorablemente a la guerra contra Francia y Rusia. Sin embargo se podía haber evitado la intervención de Inglaterra. El Plan Schlieffen no solo no consiguió superar a Francia, sino que rompiendo la neutralidad de Bélgica, hizo que Inglaterra entrara en la guerra.

3º Observando el transcurso de la guerra durante 1914-1915, Alemania podría haber alcanzado un acuerdo de paz en 1916 en unas condiciones aceptables. Su negativa a devolver los territorios anexionados de Bélgica y Polonia, la llevaron a renunciar a la paz, por una total pérdida del sentido de la realidad. 

4º Si con el Plan Schlieffen Alemania pretendía dejar a Francia fuera de combate y lo que consiguió fue que entrase Inglaterra, con la introducción de la guerra submarina sin cuartel, con la que quiso sacar a Inglaterra de la guerra, consiguió que entrase EEUU y este hecho fue definitivo.

5º Según el autor la bolchevización de Rusia fue, en parte, consecuencia de una política consciente y muy meditada por parte de Alemania. Con el tiempo, el autor asegura, que se ha demostrado que fue un error más, porque no aprovechó la situación hasta sus últimas consecuencias.

6º Y continuando con el anterior punto, a pesar de la salida de Rusia de la guerra y encontrarse Alemania con un solo frente, ésta no fue capaz de impulsar con todos los medios humanos la guerra en occidente, manteniendo y ampliando su dominio en el este, a base de implicar a casi un millón de soldados. Alemania impuso su dominio desde el océano glacial hasta la frontera persa, desde el Vístula al Don, pero perdió la guerra en occidente.

7º Finalmente, el autor personaliza en Ludendorff el último pecado, por el hecho de no reconocer la derrota a tiempo y su continua búsqueda de falsos culpables o chivos expiatorios, aportando al imaginario alemán la famosa idea de la puñalada por la espalda. Esta fue la puntilla y a la vez, la causa de un país incapaz de reconocer la realidad y asumir el propio fracaso.

Tras esta exigente y compleja explicación de sus puntos de vista, el autor, en el primer epílogo, realiza un acercamiento francamente valiente y a la vez peligroso, entre la Alemania de la IGM y de la IIGM y la situación extraordinaria y compleja de la Alemania Federal de 1964. Sin embargo, posteriormente y repasando sus teorías, en un último epílogo realizado en 1981, reconoce haber sido excesivamente aventurado en su apreciación, descolgándose de sus afirmaciones sobre la Alemania Federal de los 60.

Desde luego resulta un ensayo subjetivo, en el que el autor simplifica la complejidad de la primera guerra en una serie de planteamientos claramente peyorativos para Alemania. De lectura interesante, no deja de ser un libro sesgado y muy crítico con el Imperio Alemán de principios de 1914-1918.

domingo, 13 de septiembre de 2015

"Arma Letal"

Allá por 1987, Richard Donner, en la cúspide de su carrera como director de cine, tras sus estrenos dos años antes de "Los Goonies" y "Lady Halcón", se aventura en el género policial. Su apuesta personal, se basa en la acción trepidante, momentos divertos y diálogos rápidos y chispeantes y en la pareja de antagonistas protagonistas, Mel Gibson y Danny Glover. Y acierta de pleno, dando como resultado una serie de películas, que serán durante muchos años, auténticos éxitos de taquilla. Dos años faltan para que cumpla 30 de su estreno, convirtiéndose en un clásico del cine de acción y comercial de los años 80.
Tras la muerte, en un aparente suicidio de una joven prostituta, dos policías diferentes, tanto por edad, filosofía y los métodos de investigación, formarán una singular pareja. Riggs, un agente exmilitar, interpretado por Gibson,  es un pendenciero y suicidad policía, que sufre la muerte de su joven mujer. Murtaugh, un veterano policía afroamericano, con una familia asentada y bien avenida, tiene otra idea de la función policial. Ambos, se verán mezclados en una gran operación de tráfico de droga, organizada por antiguos miembros de las fuerzas especiales en Vietnam. Sus sistemas para enfocar la investigación, chocarán en un principio, para conseguir después ensamblar las pistas y afianzar un sólida amistad. 
Esta película fue una de las pioneras en el juego de los films protagonizados por una pareja de policías divergentes. Sus diferencias en sus personalidades, dan un juego del que Donner supo sacar un gran partido, creando escuela para futuras sagas policiales y películas de género. Poner en la pantalla, un joven policía blanco con actitudes violentas y suicidas, junto a una tradicional veterano de color, metódico y cauto, todo ello ensamblado con un guión cuajado de chistes y momentos de comicidad, son el aditamento perfecto que el director aportó a una buena película de acción y policial. Si a esto añades, un malo, malísimo, una buena ración de tiros y una trama explosiva, ya tienes el conjunto perfecto para lograr una taquilla más que contundente. Por supuesto los actores clavan sus papeles,y si ya Gibson, era más que conocido, la película le catapultó al total estrellato. 
Sin embargo, hay factores más dramáticos o serios, que no podemos dejar pasar en este film. En los 80, la heroína hacia estragos en norteamérica, la prostitución y el cine pornográfico, eran grandes negocios, a lo que hay que añadir, la filosofía de vida y el ideal del sueño americano vivido en los EEUU. Una de las ideas que Donner, aflora constantemente en sus películas de la saga, es la lucha contra el racismo y las diferencias raciales, sobre todo con los afroamericanos. Hay una escena, en la que tras explotar una casa donde vivía una testigo, amiga de la fallecida, unos chavales de color, son las únicas personas que han podico ver al individuo que puso la bomba. En un momento dado, un crío le dice a otro... "No les digas nada, que dice mi madre que la policía mata a los negros en las calles..." Desgraciadamente, 30 años después, encontramos al orden del día en los telediarios, escenas en las que la policía ha matado a determinados jóvenes de color en las calles de varias poblaciones de EEUU...  
Una película entretenida, que suelo desempolvar de mi colección de dvd´s de vez en cuando y de la que disfruto una barbaridad. Todo lo que se ha dirigido después, tras treinta años, introduciendo en las tramas, historias policiales de dos agentes con personalidades antagónicas, proviene de este producto de Richard Donner. Y por cierto, la pareja de Gibson y Glover, inigualable. Film lleno de acción, tiroteos, chistes acertados y un producto de total evasión.

jueves, 10 de septiembre de 2015

"Clase Letal" - Tomo 1

Impactante, agilísimo, profundo, colorido, letal... Estos son los calificativos que se me ocurren tras leer el primer tomo del cómic "Clase letal" publicado este julio. De cierta apariencia en su dibujo al estilo Manga, con una estructura de viñetas muy bien diseñada, junto a un uso inteligente del color y una historia sugerente y más profunda de lo que parece a primera vista, los creadores de este cómic, apuestan por la radicalidad de una historia en la que el protagonista es un joven, llamado Marcus, incomprendido, asocial y desesperado. A partir de esta premisa, el cruce con otros personajes no tan diferentes a Marcus, lo llevarán en volandas a buscar una salida a una vida que daba por inútil y desesperada.
La historia nos presenta a un joven huérfano que vive en las calles, bueno no vive, sobrevive. La mendicidad, pequeños hurtos, son el único sustento del muchacho. Los recuerdos de sus padres, el correccional donde vivió hace años y conoció a algunos personajes misteriosos que aparecerán a lo largo del cómic, forman un imaginario que enloquece y no deja descanso al joven vagabundo. En un momento dado, un grupo de jóvenes lo reclutan y lo trasladan a una escuela secreta de asesinos, en la que todos sus alumnos son hijos y ahijados de grandes familias de delincuentes, mafias y bandas de todo tipo. No sabe por qué se encuentra allí. Le dicen que tiene potencial, pero eso no le basta. Los primeros acercamientos a otros alumnos, ciertas aventuras que le acercarán a la muerte y a sus disciplinas, comenzarán a completar el mundo más cercano a Marcus... Todo debe tener un comienzo, lo que no sabemos es su desarrollo, pero la serie promete y mucho.
¿Qué diferencia a esta serie de otras del estilo, en la que los protagonistas son asesinos inadaptados, jóvenes rebeldes y los miembros más oscuros de la sociedad criminal? El uso inteligente, mucho, de los dibujos, en lo que la acción se representa de manera muy lograda. El colorido, lleno de colores básicos, junto a la estructura aparentemente alocada de los cuadros de viñetas, pero muy pensada, logran una forma adictiva en el papel, que automáticamente capta al lector. Pero todo esto se quedaría en agua de borrajas, sino estuviera acompañado de un guión sólido y éste es uno de esos casos. Los pensamientos continuos de Marcus, su visión de la sociedad y de su propio destino y las conclusiones a las que va llegando conforme conoce a sus nuevos compañeros de viaje, logran profundizar, no solo en el propio personaje, sino en ideas y teorías en las que la vida, su sentido y la sociedad, marcan el sentido de su propio ser y su entorno. Frases lapidarias siembran de sentencias los bocadillos del cómic, y esto potencia una obra, que da al impresión puede ser uno de las sorpresas del año. Recomendable es poco, no solo su estética sino también un guión muy trabajado y mas profundo de lo que parecería a primera vista.