Etiquetas

jueves, 30 de abril de 2015

Desperta Ferro - "Liberty or death! La independencia de EEUU 1775 - 1776"

El nº 15 de la sección de Historia Moderna de la revista especializada Desperta Ferro, nos lleva de viaje a 1775 y 1776, cuando en las Colonias Americanas, un grupo de sus representantes, pugnaban entre la reconciliación con la City y la independencia total. Durante casi dos años y en distintos congresos mantenidos, las posiciones terminaron por inclinarse por la segunda y más radical opción. Si a esto unimos, el factor bélico, en el que en los primeros choques con las tropas británicas, los coloniales llevaron cierta ventaja, todo confluye en el 4 de julio de 1776, día en el que se declara la Independencia de EEUU.
Este número plantea, entre otros, un artículo de fondo en el que se explica la difícil conversión de las milicias coloniales en un verdadero y oficial ejército norteamericano. La labor encomiable y compleja de George Washington, quien tuvo que modificar la mentalidad de unos milicianos, que si bien se presentaban en armas con todo el valor y la voluntad deseada, por otro lado, no deseaban alejarse de sus hogares y granjas, fue clave. Una vez reconstituido el ejército, la labor de mando y liderazgo resultó más sencilla para el general. Militarmente hablando y tras las victorias en Ticonderoga y Boston, el punto de inflexión se encontraba en Nueva York. En poder de los coloniales, su situación en cuanto a la defensa era compleja. Sin una flota digna de defender las aguas que rodean la ciudad, los ingleses presionaron y lograron tomarla y conseguir su tan deseada victoria. Los independentistas, estaban al borde del precipicio, ante lo cual, Washington, tomó la iniciativa en la campaña de New Jersey, logrando equilibrar la guerra, dando un importante paso a su favor y el de las 13 Colonias. 
En otros artículos de éste número, los responsables de la editorial, plantean el complicado conflicto que se dio en los ciudadanos de los territorios en guerra. Su fidelidad, luchaba entre la lealtad al rey Jorge y el deseo de independencia. Los valores, los factores económicos, las raíces profundas de los nuevos norteamericanos y los deseos de libertad, hicieron que se produjeran graves conflictos dentro de las propias comunidades de los territorios.  Para terminar, dos interesantes artículos, uno sobre la Armada británica en el conflicto y su importancia estratégica y como no, uno de los asuntos, en mi opinión, más interesantes y diferenciadores de esta guerra, que es la participación de los "Hessianos", tropas de origen alemán, que actuaron como aliados de los casacas rojas, y dejaron un halo de leyenda y sacrificio.
En definitiva un fantástico número dirigido por el flamante nuevo director de la sección de Historia Moderna, Javier Veramendi B., que disfruta de excelentes articulistas, como viene siendo habitual, plagado de planos y mapas de los conflictos y que, sobre todo, goza de la inclusión de las extraordinarias ilustraciones de Don Troani, uno de los máximos artistas del género histórico de EEUU. No queda más que esperar con tremenda ilusión el próximo número, dedicado en exclusiva a la batalla de Waterloo de 1815.




martes, 28 de abril de 2015

"La casa de Eld" - R. L. Stevenson

La editorial Eneida en su sección llamada Confabulaciones, publica obras, sobre todo relatos cortos, poco conocidos, de autores clásicos, que se caracterizan por nuevas traducciones y cuidadas ediciones. Son libritos, de poca extensión, que regalan al lector, momentos literarios llenos de profundidad, magia y lecturas más desconocidas de grandes escritores.

En este caso, nos encontramos con un conjunto de relatos de Robert L. Stevenson, el famoso autor de "La isla del tesoro" y de "El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde".  Este escritor nacido en Escocia, murió a los 44 años en las Islas del Pacífico sur, víctima de una tuberculosos. Sus obras están repletas de aventuras, como sucede con "Flecha Negra", otras navegan entre las historias de miedo y fantasía y las dedicadas a fantásticos viajes por mar en navíos majestuosos... Un ejemplo de este último es la poco conocida "En los Mares del Sur". 

La recopilación de relatos de este librito titulado "La casa de Eld" precisamente como se llama el primero de los cuentos que aparecen en él, engloba historias que se encuentran dentro de los dos géneros. Casas misteriosas, aventuras en las islas de Hawai, la vida, aparentemente normal de un molinero, fábulas sorprendentes con cierto halo de leyenda, completan un libro encantador, lleno de pequeños relatos autoconclusivos. Tratan sobre temas de honda profundidad humana, como la vida, la esclavitud, el deseo, las necesidad, el amor y la persona en sí, se envuelven de misterio, fantasía y una pizca de suspense y terror. Algo que marca cada uno de los cuentos, es que al terminarlos encuentras su moraleja, completando un maravilloso conjunto de experiencias fantásticas, en los que personajes normales y mundanos, hacen que viajemos entre la fantasía del escritor y el día a día de los protagonistas de estos relatos. Delicioso librito, de apenas 150 páginas absolutamente recomendable.


lunes, 27 de abril de 2015

"Queen & country"

Estando de escapada por Madrid, como suele ser habitual, tengo la necesidad de visitar alguna buena tienda de cómics. En esta ocasión me acerqué a Elektra Cómics, un verdadero templo para el coleccionista, muy cercano a Gran Vía. Casualmente, esta vez, me llamó la atención, ver un pack tirado de precio, perfectamente envuelto en plástico, con los 8 números de esta serie que hoy presento. Obviamente cayó en mis garras.


La serie se desarrolla en Londres, donde una Sección de Operaciones Especiales Británica, se encarga de los asuntos más secretos y sucios del gobierno. Este departamento, tiene agentes infiltrados en todo el mundo y un equipo de tres agentes, llamados Monitores, listos para acudir de inmediato a cualquier misión que se les ordene. Asesinatos, secuestros, espionaje y seguimientos, son las tareas que deben asumir, para servir a si país. Por supuesto los asuntos personales, deben quedar fuera de la oficina y sus misiones. Greg Rucka, el creador y guionista de la serie, ha elegido a una joven agente llamada Tara Chance, para ser la protagonista de las historias que aquí se cuentan.

Su creador ha elegido que toda la colección sea dibujada e ilustrada en blanco y negro, y para ello ha contado con la colaboración de un dibujante diferente para cada uno de los ocho números de que consta la colección. Artistas como Steve Rolston, Leandro Fernández, Jason Shawn Alexander, Carla Speed MacNeil, Mike Hawthorne, Mike Norton o Chris Samnee, plasmado negro sobre blanco, no solo los momentos de acción y tensión que engloban estas páginas, sino también, las conversaciones, discusiones y reuniones, que se producen continuamente como fondo de cada una de las misiones asignadas a los Monitores. Porque sin duda nos encontramos con uno de los guiones más sólidos del género de espías y terrorismo del mundo del cómic. Los agentes deben viajar y acometer misiones casi suicidas en Afganistán, Pakistán, Irak y en países más cercanos del entorno de Europa, donde el espionaje tanto político como económico está al orden del día.
Greg Rucka no olvida retratar el trasfondo psicológico y personales de los personajes y particularmente de Tara Chance. No solo la localiza en los largos momentos de soledad que sufre en los descansos de sus misiones en un mísero apartamento de Londres, sino que también nos plasma las tensiones familiares que mantiene con su madre. Si a esto añadimos las relaciones cruzadas entre los miembros de la Sección especial, desde sus compañeros de puesto, hasta sus superiores, tenemos una amalgama compleja y una trama llena de traiciones, dudas, desconfianzas y sobre todo mucha soledad interior. Rucka hila a la perfección las tramas, entrecruzando los momentos de acción, con largos diálogos en los que la política mundial pende de un hilo, ya sea por los intereses políticos, económicos y estratégicos de las grandes potencias mundiales, y su problemática con el terrorismo internacional.





domingo, 26 de abril de 2015

"The Fall" - Temporada 2

Como ya dije en su momento, la primera temporada de esta serie no terminó de convencerme. La actitud hierática de Gillian Anderson en el papel de la policía Stella Gibson, la complejidad de la enmarañada trama del asesino Paul Spector y de los problemas políticos de Irlanda del Norte, en mi opinión no contribuían a que disfrutara de sus capítulos. En este segunda temporada, a pesar de que el argumento se ha vuelto algo más lineal y sencillo, el ritmo y la actitud de la protagonista siguen sin convencerme.
La evolución en los capítulos en esta segunda temporada, ha terminado por ocuparse más de la figura del psicópata interpretado por un cada vez más convincente Jamie Dorman, dejando aparte, la compleja trama de la situación de las mafias y los independentistas norirlandeses. Esta claro, que la difícil y compleja política de apaciguamiento en el Irlanda del Norte, no aportaba demasiado a la serie. Para ello, sus creadores, se volcaron más en plantear la relación entre Spector y la joven cuidadora de su hija, Katie, enriqueciendo de manera importante el entorno familiar y social del, por otro lado, ya identificado y perseguido, asesino de mujeres. Además y para calentar el acercamiento entre Stella y Spector, la investigación se acerca tanto a su resolución, que termina por transparentar cierta admiración o deseo de la inspectora por el delincuente. El problema, es que esta línea roja, interesante para la trama, termina por romperse y acercarse peligrosamente al esperpento. 
Es por ello, que aunque en esta temporada se hace un esfuerzo considerable por centrar el argumento y complicar de manera interesante las relaciones entre los protagonistas, lamentablemente termina por entrar en ciertos aspectos titubeantes, faltos de emoción y realmente artificiales. Si a esto unimos la total falta de ritmo de la serie y el rostro aburrido y helado de Gillian Anderson, este producto no termina de cuajar entre mis series favoritas. Habrá tercera temporada... Y habrá que ver hacia dónde se encamina, aunque creo que irremediablemente la serie se precipita al final de su corta vida.

jueves, 23 de abril de 2015

"Anatomía de un asesinato"

En 1959 Otto Preminger llevó a la pantalla el guión adaptado de la novela de Robert Traver, seudónimo del escritor y Juez de profesión John D. Voelker. La película nos cuenta el juicio desarrollado contra un militar, que mató a tiros al supuesto violador de su esposa. El abogado defensor elegido por el acusado, se llama Paul Blieger y fue el Fiscal de la zona hasta las últimas elecciones. A partir de aquí, el insigne letrado, tratará de defender al militar, para lo que tendrá que utilizar su gran dialéctica y un punto de humor muy interesante.
Nos encontramos con una película del género de juicios, de esas que han hecho historia en el cine americano. De extensa duración, casi 160 minutos, este trabajo de Preminger, sin embargo, no es el típico film de investigación. Las sombras sobre lo sucedido, no dejan de cubrir la consecución del juicio, ni siquiera al final de la película, remarcando la duda que sobrevuela sobre la verosimilitud del hecho que provoca la actuación del acusado. He aquí lo novedoso y especial. En ningún momento el personaje encarnado por un sublime James Stewart, investiga sobre la verdadera inocencia o no de su defendido. Como abogado defensor, se preocupa de defender la versión del militar que mató al presunto violador de su esposa, según él mismo, en un arrebato incontrolable de locura. Para crear todavía más dudas, la pareja encarnada por Lee Remick y Ben Gazzara, no gozan precisamente de un halo de ética o moralidad. Ambos divorciados anteriormente y amantes de las juergas, juegan entre los celos de él y los flirteos de ella. El director, presenta dos execrables delitos en un mismo caso, el asesinato, hecho principal del juicio, y por otro la presunta violación, que nuestro abogado pretende demostrar, para justificar un hecho explosivo, como parece ser, este asesinato.
Si observamos con interés el desarrollo de la película, el tema tratado es bastante espinoso, en una sociedad enclavada a finales de los 50. Me interesa más el tratamiento de la violación, así como el objeto del delito, la mujer, en este caso, de dudosa ética. Sin embargo, el abogado, aún teniendo dudas, se dedica exclusivamente a buscar una justificación legal del hecho del asesinato, mientras el director plantea la violación como un hecho culturalmente menor, pero de gran hondura delictiva, algo que pretende demostrar casi de pasada, durante el extenso metraje. He aquí lo importante de la temática, por otro lado valiente y nada inocente.
Respecto a los actores, como he dicho, aplaudir a James Stewart en uno de esos papeles memorables. Su interpretación del exfiscal, necesitado de trabajo, justo defensor y vehemente cuando se necesita, que goza del derecho y de su aplicación y de su mayor hobbie, la pesca, es meritoria. Junto a él, un personaje tipicamente secundario del cine de oro norteamericano. Un viejo abogado, borrachín, pero bueno, sincero y adorable, interpretado por un loable Arthur O´Donnell. Respecto a Gazzara y Ramick, qué decir que no se vea en la pantalla. Mujer fatal y militar celoso, suman una mezcla explosiva en la pantalla. Puntualizar la aparición del juez, personaje sorprendente, por su pretendida inocencia y su jovial locuacidad. Un personaje simpático que rebaja la tensión de un juicio complejo. 
Una joya cinematográfica, que trata un tema duro y sensible como la violación, sin tapujos. Los actores y actrices excepcionales y por supuesto, la dirección de Oto Preminger maravillosa, tanto en la dirección de personajes, como en el uso del blanco y negro y el movimiento de la cámara. Sus personajes siempre, en esta y otras películas, son complejos y profundos, definiendo su cine como uno de los más intemporales y geniales de la historia. "Anatomía de un asesinato" estuvo nominada para 7 Oscars. Aquel año 1959, le tocó bregar con "Ben-Hur". El resultado lo conocemos todos. Ah, por cierto, además gozó de la banda sonora compuesta e interpretada por el genial y sublime Duke Ellington. Gran broche, sin duda.

martes, 21 de abril de 2015

Murcia - VI Encuentros Hislibris - 3ª parte

Como colofón a un fin de semana en Murcia inolvidable, tengo que apuntar, en una última entrada, que no sólo se entregaron los premios literarios, se presentó el libro recopilatorio de relatos históricos y se celebraron unas mesas redondas, sino que también, todos los asistentes, tuvimos la oportunidad de conocer algunos de los lugares más representativos e interesantes de Murcia.  Aunque me perdí la jornada del domingo, entre otras, la visita a la Catedral, en la que el Ayuntamiento de Murcia tuvo a bien, poner a nuestra disposición una guía oficial de la ciudad, el sábado nos aprovechamos de un buen amigo de nuestra anfitriona Akawi, quien realizó la gran labor de aguantarnos y enseñarnos algunos de sus lugares preferidos de la ciudad. 

Fulgencio S. García (de cuclillas a la izquierda de la foto), es escritor, guía turístico y un gran aficionado a la historia y enamorado de su ciudad. Miembro de la asociación Molineta Literaria, nos mostró con gran elocuencia y desparpajo los secretos y la historia de dos lugares emblemáticos de Murcia, el Real Casino y los restos de la muralla árabe de Santa Eulalia, descubiertos no hace muchos años, a 5 metros bajo la actual ciudad. 

A continuación recopilo algunas fotos (de móvil) de ambas visitas, que posiblemente nos recordarán durante muchos años, las horas que disfrutamos de la hospitalidad de Murcia. Nos vemos el próximo año... o antes, en unos próximos encuentros hislibreños.

Real Casino










 Muralla de Santa Eulalia (nº4 en el plano)
















lunes, 20 de abril de 2015

Murcia - VI Encuentros Hislibris - 2ª Parte

La 2ª jornada de los encuentros hislibreños de este año 2015, fue protagonizada por la presentación del libro resultado del VII Concurso de Relato Histórico Hislibris. Es uno de los concursos más interesantes del ámbito literario histórico. Se caracteriza por su carácter libre y abierto. La presentación de los relatos se realiza en el foro de la Web Hislibris, en donde todos los colaboradores y participantes, ejercerán de jurado en la primera fase del concurso. Tras este paso, en el que se eligen libremente los 40 mejores, será un jurado oficial, apadrinado por la editorial Evohé, el que de manera secreta y objetiva decidirá cuales merecen ser integrados en el libro y cual de ellos será el ganador. 

Este año he tenido el honor de formar parte del jurado oficial junto a cuatro compañeras, asiduas de la web, conocidas como Semíramis, Nausica, Lucie y CalpurniaT. Por desgracia, estas dos últimas, no pudieron asistir en persona al acto, pero si estaban en espíritu y en palabra. Por otro lado, tengo que citar que la portada del libro en el que se han aglutinado los relatos finalistas ha sido realizada por la ilustradora Sandra Delgado. Ha sabido solucionar a la perfección una dificultad añadida. Porque ante la gran igualdad y calidad de los relatos presentados,  este año nos hemos visto obligados a otorgar el premio a dos relatos. Sus títulos son "Paz Tibi" de Likine y "Nieve sobre el cerezo" de Akane. Por supuesto agradecer el esfuerzo y tremenda ilusión de Javier Baonza, que con su editorial Evohé permite dar oportunidad para que cada uno de los relatos vea la luz en este fantástico libro. Inmediatamente antes de la presentación del libro y los comentarios sobre los relatos, Urogallo y Javi, organizaron una emboscada muy divertida para homenajear a uno de los fundadores de la web, que cumple diez añazos. Richar las pasó canutas, pero creo que fue el momento más divertido de la tarde.

Los relatos se desarrollan en distintos periodos históricos. La riqueza con la que los autores nos trasladan a distintos siglos, juega a favor de un libro en el que la variedad de la temática histórica resulta plenamente enriquecedora. Las historias nos trasladan a Venecia, Japón, Itaca, Santander, Londres, Tel Aviv, Filipinas, China o el lejano oeste norteamericano... Sus protagonistas son tan dispares como Jack el destripador, el Barón Rojo, Telémaco, Mulán, Dalí, Lorca o Buñuel... La entrega de los premios y los comentarios del jurado tuvieron lugar en el Café Zalacaín de Murcia. Tuvimos la suerte de disfrutar de alguno de sus creadores, que nos explicaron con sus propias palabras, el por qué de sus relatos y alguno de sus secretos. Likine, Mr Gado o Javi, desarrollaron sus explicaciones para deleite de los allí concentrados. Los títulos y autores ganadores son los siguientes:


  • 1º Nieve sobre el cerezo, Violeta Otín
  • 1º Pax tibi, Carlos Polite
  • 3º Cabalga el fuego, David Calvo
  • 4º El Rey David, Roberto Migoya
  • 5º A grandes males, grandes remedios, Ricardo Aller
  • 5º Esta dinamita no puede explotar, Leandro Herrero
  • · Aquella selva dejada de la mano de Dios, Raúl Borrás San León
  • · Ausentes, J. L. Flores
  • · Cadenas perpetuas, Eugene Aglipou
  • · Dime qué hay allí donde me llevas, Juan Luis Gomar
  • · El traidor, Pedro Álvarez
  • · Fuego de noche, hielo de día, Vidal Fernández Solano
  • · La batalla de la montaña negra, Violeta Otín
  • · Muerto el perro, Alberto Puyana, Edu de la Iglesia y Rafa del Toro


  • Aunque no tengo fotos propias, ya que desgraciadamente para mis nervios, estaba en la mesa del jurado, varios compañeros y compañeras de Hislibris me pasaron algunas fotos de la preparación del acto, del momento tan celebrado y de la posterior cena. Con su permiso, ahí van algunas...