Etiquetas

martes, 1 de diciembre de 2015

"W.E.S.T." - 5. Megan. - 6. Seth.

Hacía varios años que la editorial Norma tenía pendiente publicar un nuevo número de las aventuras de W.E.S.T. un equipo especial de detectives, al servicio del Departamento de Estado norteamericano a finales del siglo XIX y bajo el control directo del presidente Theodore Roosevelt. Tras la reciente publicación del nuevo tomo, he podido descubrir que la razón de su retraso es que la historia editada se compone de dos partes, que originalmente fueron publicadas en EEUU de manera separada y con un espacio de casi tres años entre ambas. Por ello, acierto de Norma en su decisión de publicar las dos partes de la trama en un solo tomo, y numerándolos como 5 y 6 de la colección.
W.E.S.T está formado por una serie de agentes especiales que se dedican a investigar casos extraños y complicados asuntos. El viejo oeste, Cuba y las nuevas grandes ciudades han sido escenario de sus investigaciones, en las que seres ocultos y misterios extraños han llevado hasta el extremo a sus protagonistas. Coordinado por Richard Clayton, reciben las instrucciones del Presidente de los EEUU. Su lider es Morton Chapel, un británico dispuesto a enfrentarse con todo lo divino y lo humano. Joey Bishop y Bart Rumble son sus hombres duros, pistoleros y asesinos profesionales, tan fieles como contundentes. Kethryn Lennox, el componente femenino del equipo, es una joven psiquiatra que aporta un punto de vista diferente sobre los complicados asuntos de los que se ocupan. Por último, Angel Salvaje, un indio cristiano, exorcista y hombre de confianza de Chapel.
La historia deambula en los recuerdos de la muerte de la mujer de Chapel en 1888. Madeleine tenía poderes curativos con los que imponía las manos, pero con el tiempo una especie de presencia diabólica la manejaba a su albedrío, provocando un día su muerte a manos de Chapel, ante los testigos ojos de su hija Megan. Tras esta experiencia, su hija quedó en una situación de trance, hasta que años después, en 1908, un hecho reavivó en Megan, la posesión de un ser llamado Seth, a la que Chapel y sus demás compañeros deberán enfrentarse. Unas viejas minas serán el escenario en el que la lucha del bien y el mal destrozarán la vida de todos los miembros del equipo.
El guión de Dorison y Nury, además de siniestro, directo y misterioso, aporta la visión de la magia, la psiquiatría y las fuerzas ocultas, propia de finales del siglo XIX y principios del XX. Pero es el dibujo de Christian Rossi lo que de verdad aporta calidad y estilo al cómic. Sus líneas claras, el poco uso de color, en tonos pastel y la espectacular capacidad de trasladar paisajes, escenarios y la realidad de aquella época en Norteamérica, realza un trabajo especialmente vistoso y elegante. Realmente ha valido la pena esperar esta nueva publicación. Todo un cómic de lujo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario