Etiquetas

miércoles, 23 de diciembre de 2015

"Un trago antes de la guerra" - Dennis Lehane

"Un trago antes de la guerra" es el primer libro escrito por Dennis Lehane y protagonizado por la pareja de detectives Patrick Kenzie y Angie Gennaro. La acción se desarrolla en Boston, en los barrios obreros de la capital de Massachussets, particularmente en Dorchester. Ambos investigadores mantienen una buena amistad. Kenzie separado después de una primera relación y Gennaro, casada con un amigo común de ambos, pero que su relación transcurre entre palizas, celos y malos tratos. Especializados en encontrar desaparecidos, son contratados por dos políticos importantes para encontrar a la persona que supuestamente robó unos documentos de un despacho. Se trata de la señora de la limpieza, mujer afroamericana que parece cometió la sustracción en el despacho de uno de los políticos. Conforme avanza la investigación, Kenzie y Gennaro tendrán que enfrentarse a las bandas callejeras más peligrosas de la zona. Sus líderes tendrán una directa relación con los documentos y con la mujer que los robó. En medio de todo ello, la conciencia de Kencie lucha en su interior, por descubrir la verdad y hacer justicia o solucionar limpia y rápidamente el caso, para lo que le contrataron.

Lehane tiene la sorprendente capacidad de entrecruzar el desarrollo de la investigación del caso, con la realidad social, racial y política de Boston. La lucha de razas y el racismo, su uso para dominar las calles, el trapicheo y la droga, protagonizan junto a Kenzie y Gennaro esta trama de género negro, perfectamente orquestada. Si bien es cierto, que ambos detectives, consiguen descubrir con cierta celeridad el meollo del caso y bien hubieran podido facilitar la información a los dos políticos que les contrataron, el descubrimiento de un asunto relacionado con el abuso a menores, coloca en el filo de la navaja a nuestros protagonistas. Su idea de la justicia y la defensa de la inocencia, se encuentra por encima de un contrato o de la libertad de algunos miembros de la política, que se creen por encima de la ley.  Todo ello les lleva a introducirse en un mundo de abuso, venganza y lucha por el poder de las calles y el tráfico de drogas. El autor planea constantemente, por una ciudad dominada por políticos corruptos, bandas criminales y terribles luchas raciales, en las que se mezclan la pobreza y el olvido de las autoridades de la situación de los barrios marginales de clase obrera.

Una novela, la primera de la serie, en la que Lehane mezcla el género negro con cierto estilo social y crítico de la realidad de las barriadas de Boston. El resultado es fabuloso, realista y muy efectivo. Con una redacción ordenada , en la que el suspense campa a sus anchas, las tramas hacen que se entrecrucen policías, mafiosos, pandilleros, políticos y periodistas, mientras en la parte más baja, encontramos al ciudadano, el obrero, la ama de casa, los niños que sufren el abuso y la continua guerra de poder entre los grupos antes mencionados. Lehane plasma a la perfección, con la excusa de un caso de detectives, el retrato de una ciudad castigada por todo un conglomerado de estratos de poder. Y en medio de todo ello, Kenzie y Gennaro solo intentan sobrevivir, haciendo lo que creen más justo. De lo mejorcito que he leído de género negro, y que además, me anima a leer más entregas de estos detectives, que ya han sido llevados al cine, en la película "Adios pequeña adios", en la que se traslada a la pantalla la cuarta novela de la serie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario