Etiquetas

lunes, 18 de mayo de 2015

"Vengadores. La era de Ultrón"

Inevitablemente la segunda entrega de la saga de Los Vengadores, iba a ser el centro de atención de los cinéfilos, marvelianos y aficionados a las pelis de superhéroes. Por varias razones, el papel de esta entrega, venía cargado de páginas y páginas de la prensa especializada, tanto por factores meramente cinematográficos, de planteamiento de adaptación del cómic a la pantalla y su relación con las demás películas de Marvel o simplemente por una razón de nº de entradas e ingresos de taquillas. El resultado, desde estos puntos de vista es variado, dependiendo la lente con la que se mira. Económicamente parece que está funcionando bien. En la cuestión de su calidad, ciertas dudas sobrevuelan el producto. 
Empecemos por el argumento. Los Vengadores, en un ataque a una fortaleza de Hydra, recuperan el Cetro de Loki. Al llevarlo a su base y mientras lo investigan, Banner y Stark deciden extraer un ente inteligente que podría llevar al mundo a la paz definitiva, Ultrón. Sin embargo, este adquiere independencia, poder y escapa de la Torre de los Vengadores, provocando una crisis mundial que podría llevar a la destrucción del mundo. Estos acontecimientos están a punto de provocar la ruptura del grupo de héroes, creando una situación insostenible y desconocida para ellos, que creará una nueva visión de su misión en el mundo. A groso modo, y de manera resumida este el fondo de la trama, que sin embargo, hará que afluyan pequeñas historias y subtramas, más complejas y desde mi punto de vista más interesantes. Con esto, quiero decir, que la trama principal del origen y acciones de Ultrón, me parece tan banal como entretenida, mostrando su importancia como nexo de unión de las historias paralelas, más humanas y cercanas.
Particularmente me refiero a la relación entre Viuda Negra y Banner. La búsqueda de Hulk de su sitio en el planeta, su necesidad de no ser visto como un peligro, su incontrolable  inseguridad en si mismo y su poder, intentan ser equilibradas por el acercamiento emocional y cariñoso de la Viuda. Su conversaciones y miradas, creo que aportan humanidad a la película. Así como el personaje de Ojo de Halcón. En su afán de proteger su intimidad y a la vez, cumplir su deber en el grupo, le llevan a esconder a su familia, hogareña y querida donde las halla. Su naturaleza le pedirá asumir riesgos con la sombra del recuerdo de su entorno familiar. Estas dos tramas equilibran la hiperacción de una película, en la que por primera vez, personajes como Iron Man, el Capitán América o Thor, pierden peso, diluyéndose en un océano de acción y fuegos artificiales. En este caso, ni siquiera Tony Stark parece divertido. El Capitán pierde enteros, frente a su anterior papel, en el Soldado de Invierno y Thor, inevitablemente necesita a Loki, su alter ego por antonomasia. 
Respecto a los nuevos personajes me referiré primero a Ultrón. Este ente inteligente, doliente, vengativo, con un punto de ego creador y a  la vez perdedor. Si bien, en un principio, resulta prometedor y complejo, se desinfla conforme avanza la película. Desgraciadamente, termina hundiéndose en una serie de frases hechas y no termina de tener la entidad suficiente para derrotar a los Vengadores, como por otro lado suele ser así en el universo cómic. Todo malo, malísimo, quedará siempre al límite de su victoria, sin conseguirla. La cuestión, está en otorgar al personaje la suficiente personalidad y profundidad... que en este caso creo que no se ha conseguido. La Bruja Escarlata, ofrece exotismo, magia, aunque no termina de aportar gran cosa en esta entrega, pero promete. Por último Visión. El ente surgido a partir Ultrón y lo mejor de la aportación de Thor y su poder, es el nuevo personaje más interesante de la película. Su perfil y su visión del mundo del futuro, creo que puede ser una gran aportación a Los Vengadores.
En definitiva, un producto, en mi opinión algo más flojo que su anterior entrega. Excesivo en fuegos artificiales, sobre todo en su escena inicial, se ha quedado en algunos tramos corto en guión, a excepción de las dos subtramas que ya he comentado. Ha perdido frescura y se va acercando a una fase del Universo Marvel, francamente peligrosa, por la intrusión de universos paralelos, poderes extraterrestres, que a lo mejor nos alejarán de aquel aporte tan humano y más cercano de sus primeras entregas. Un riesgo que la franquicia deberá afrontar  a la llamada de la taquilla y de los ingresos. Puro entretenimiento, con algunos peros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario