Etiquetas

jueves, 7 de mayo de 2015

"The Walking Dead" - Temporada 5

Otra temporada más de este producto de AMC, proveniente del mundo de cómic, que de la mano de Robert Kirkman, ha acercado el mundo de los zombies a la realidad de las series más exitosas del momento. En esta temporada, y como en ocasiones anteriores, primero se televisaron 8 capítulos, tras los cuales y unos meses de espera, se ofrecieron 8 más... Por cierto, un sistema de medias temporadas, que aunque argumentalmente pueda ser defendible, no me han convencido demasiado, ya que el tiempo de espera es suficientemente largo, como para perder el hilo de la serie. Pero que le vamos a hacer, los temas de producción y estrenos están por encima del bien y del mal.
Tras la temporada en la que el Gobernador acaparaba buena parte del guión, el grupo de supervivientes se disgrega, se separa y emprende la búsqueda de un lugar llamado Términus. Esta localización, sí que aparece en los cómics de Kirkman. El grupo se reúne de manera casi forzada en esta localización, dónde otro grupo humano pugna por sobrevivir de diferente manera a la de nuestro grupo. En esta temporada, se empieza a perfilar la dirección tomada por los cómics. Tras unas primeras temporadas donde el factor más importante está en sobrevivir a la amenaza zombie, los protagonistas, comienzan a encontrar a otros grupos organizados, con los que se interelacionarán, algunas veces de manera violenta y otras más o menos pacíficas. Tras dejar atrás Términus, después de un fuerte enfrentamiento, el grupo vuelve a separarse. 
Aquí es donde los guionistas afrontan las distintas personalidades de los miembros del grupo, ahondando en sus propias circunstancias. Desgraciadamente y como viene siendo habitual, algunos personajes perecerán inexorablemente, tras acercarse peligrosamente a un grupo de policías consolidado en una gran ciudad. Tras ello. los que sobreviven se vuelven a reunir, para continuar viaje. En los últimos capítulos, y recuperando el hilo de los cómics, otra vez, todos los supervivientes terminan llegando a una población protegida, vallada, donde un grupo humano, vive en paz y armonía. Sin embargo y tras alguna discusión para aceptar esta situación, los roces comienzan a enfrentar a los dos grupos. Unos por encontrarse demasiado alejados de la realidad que les rodea. El otro, porque tiene muy cerca las últimas experiencias sufridas ahí fuera. 
La serie, sin duda, ha ganado en agilidad, emoción y argumentalmente ha resultado una de las mejores hasta ahora. Como sucede en los cómics, las tensiones entre los distintos grupos de supervivientes, empiezan a centrar toda la trama, dejando al margen, la existencia casi testimonial de los zombies. Ahora no sólo hay que sobrevivir, ahora también, hay que establecerse y volver a crear la civilización. pero eso vendrá más adelante, y espero que Kirkman no se aparte demasiado de sus excelentes guiones de su creación en cómic. Porque tiene tralla para rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario