Etiquetas

lunes, 2 de febrero de 2015

"Borgen" - Temporada 1

Cada vez es más normal la llegada a nuestras televisiones de alguna serie de calidad producida en países nórdicos. Su forma de contar historias, la excelente producción y los medios empleados en algunas de sus series, hacen que sea interesante visionarlas. La última en aterrizar en Canal + es "Borgen". El nombre de la serie proviene del palacio donde se sitúan los tres poderes del estado en Dinamarca, el Parlamento, el despacho del Primer Ministro y la Corte Suprema.
La trama gira alrededor de la líder del partido moderado, una mujer del pueblo, con una familia unida y de carácter cercano y mediador. Debido a una escándalo cercano al actual Primer Ministro, perteneciente al partido liberal y a la repercusión en el partido laborista, líder de la oposición, nuestra protagonista, se ve aupada en las elecciones a liderar el gobierno del país. Para ello tendrá que pactar con los diversos partidos del arco iris político de Dinamarca.
De estilo abierto y dialogante, la nueva Primera Ministra tendrá que afrontar su minoría en el Parlamento, escándalos, problemas sobre la igualdad de sexo en el poder, las influencias en los contratos del gobierno, la publicación de secretos y la repercusión de su vida familiar en la gobernación del país y viceversa. Todo ello al orden del día en la realidad de nuestro entorno político, tanto en España como en el resto de Europa. Contará con un asesor de prensa, algo conflictivo pero, en cierta manera eficiente. Y además, sufrirá de cerca el acoso de la prensa que busca la transparencia de lo que sucede alrededor del poder ejecutivo, para conocimiento de los ciudadanos del país.
Efectiva por su naturalidad, la serie muestra la cara y cruz del poder y de los equilibrios que se debe buscar para gobernar un país. Lo privado y lo público, el interés particular y general y la presión de gobernar con acuerdos con otros grupos ideológicos, muestran la dificultad del día a día. A esto se suma, las dificultades creadas en el entorno familiar de la protagonista, que sufrirá las dificultades de la dedicación a su trabajo y la pérdida de cercanía con los suyos. Una serie interesante, con interpretaciones correctas, siendo notable la de la actriz principal, y sobre todo una trama bastante realista, a veces, desgraciadamente muy cercana a nuestro día a día. 

2 comentarios:

  1. ¿Alguien se imagina la que se armaría aquí si se hiciese una serie con idéntica trama? La pondrán de roja, o de facha, de que la financian oscuros intereses, de que los de izquierda o derecha quedan retratados así o asá, de etc, etc, etc... :-D

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me recuerda un poco a Newsroom. Es decir. En el caso de Borgen, han colocado a una presidenta moderada, pero desde mi `punto de vista, es más proclive a tirar hacia políticas más de izquierdas. En Newsroom, el presentador es republicano pero termina defendiendo pareceres demócratas. Los creadores de las series juegan con este juego de guión... Desde luego en este pías todavía no es posible hacer una serie sobre la política y los políticos.

      Eliminar