Etiquetas

lunes, 12 de enero de 2015

"Mac Coy" - Integral 1

Una de las lecturas que de niño me acercaron al mundo de los cómics, fueron las aventuras del sargento de caballería Mac Coy. Guionizadas por el francés Gourmelen e ilustradas por el maestro Palacios, los tomos que se publicaron a lo largo de los años setenta y primeros años de los ochenta, ocuparon mi imaginario infantil, alrededor de los extensos paisajes desérticos de Arizona y Nuevo México, y la vida diaria de los componentes de un lejano fuerte fronterizo de la caballería norteamericana.


La editorial Ponent Mon, se ha propuesto publicar en tomos magníficamente presentados todas las aventuras de este soldado de fortuna. El que hoy presento es el primero de ellos, que enmarca los cuatro primeros volúmenes de la colección. "La leyenda de Mac Coy", "Un tal Mac Coy", "Trampas contra Mac Coy" y "El triunfo de Mac Coy". En estos primeros números, los autores nos sitúan a finales de la Guerra de Secesión norteamericana. El bando del sur gasta sus últimas balas en una guerra civil que les llevará a una derrota total. El 17º de caballería, bajo el mando del general Hood, lucha por unirse al ejército confederado y huir de la amenaza nordista. El teniente Mac Coy, dibujado con el rostro prestado por el actor Robert Redford, se presenta voluntario para realizar una serie de misiones suicidas. Es aquí cuando comienza a fraguarse la leyenda de nuestro protagonista. A lo largo de estos cuatro primeros números, Mac Coy y los que en futuros capítulos protagonizarán junto a él sus aventuras, el sargento Charlie y el soldado Maxy, disfrutarán de una serie de aventuras en territorio mejicano, mientras la guerra en EEUU, termina, con la definitiva victoria de los unionistas. Caza tesoros, exconvictos, bandoleros, apaches, franceses y juaristas, ocuparan página tras página este primer volumen, que acaba, con el paso de Río Grande, hacia un país diferente al que abandonaron y ante un futuro incierto, que marcará el inició de su nueva relación con el ejército. Pero eso sucederá en el próximo número. 

El tono desenfadado y a veces cómico, marcarán estas primeras páginas de Mac Coy. Un guión lleno de aventuras, jugará con un contexto histórico real, en el que la situación de México, enfrascada en una guerra civil y con la presencia de las tropas legionarias francesas que en defensa del trono de Maximiliano, lucharán por una guerra perdida contra los juaristas. Si a esto añadimos a  los grupos apaches, que campan a sus anchas a lo largo de la frontera y a desertores, bandoleros y gente de baja ralea, el conjunto conforma un escenario complejo y completo para situar a nuestro aventurero en las páginas tejidas por el guionista Gourmelen. El estilo de Palacios, aporta gran colorido a unas páginas llenas de sangre, desiertos y paisajes inmensos. Con un trazo libre y desgarbado, el ilustrador juega con unos colores que abusan de rojos, naranjas y amarillos, creando una sensación de monocolor, que con los años irá relajándose. El dominio de las vestimentas, uniformes y ambientes en el territorio fronterizo, aportan un equilibrio con la historia que resulta marca de la casa. La conjunción de ambos creadores, ha conformado un cómic, que en mi opinión es uno de los más entretenidos y básicos de los años setenta, en la cultura del cómic en nuestro país. Disfurtémoslos y agradezcámos el empeño de la editorial por recuperar a un personaje, casi olvidado en la actualidad.



3 comentarios:

  1. Siguiendo con los parecidos razonables, también el primer Blueberry tomaba su rostro (y sobre todo su nariz) de otro actor, Jean Paul Belmondo.

    ResponderEliminar
  2. Un dibujo que cuanto mas a la distancia se vea mas real parece la imagen. Lastima algunos rostros en gestos muy historietizados por lo exagerados en su expresion o si mas que dibujos son cuadros...

    ResponderEliminar