Etiquetas

jueves, 22 de enero de 2015

"Fargo" - Temporada 1

2014 ha sido un año rico en series. El aldabonazo dado en años anteriores por series de calidad y con argumentos adictivos, ha hecho de la televisión, el nuevo medio en el que el mundo del cine ha buscado un refugio de inspiración y frescura. Dos series han protagonizado cierta competencia en este campo a un nivel notable. La primera, ya reseñada aquí, la magnífica "True Detective". La segunda, aterrizada en España con algo de retraso, es la que hoy presento. La nueva versión de la famosa y cinematográfica "Fargo", creada por los hermanos Coen, ha encontrado un hueco fértil de la mano FX Productions, acercando a la pantalla pequeña, una historia, si bien diferente, cercana a la atmósfera de aquella película.
El argumento gira alrededor de un agente de seguros de un pequeño pueblo de Minesotta, que encontrándose en un hospital tras sufrir un desencuentro con un conocido matón del pueblo, conversa sin saberlo, con un asesino a sueldo. La conversación generará que ciertas circunstancias se sucedan y desencadenen un cambio en su vida. Asesinatos, sospechas y ajustes de cuentas rodean a esta pequeña localidad, en la que dos agentes de policía, entrecruzarán sus vidas, en su investigación rutinaria del caso. Además el asunto tendrá ramificaciones inesperadas que afectarán a otros miembros de aquella comunidad. 
El papel del agente de seguros, hombre apocado, simplón y destinado a vivir en un trabajo pequeño, con una mujer que no le respeta y en una familia donde siempre ha sido el poco querido hermano sin aspiraciones, esta interpretado por Martin Freeman. El misterioso, callado, manipulador y oportunista asesino, se esconde tras la cara de Billy Bob Thorton. Los papeles de los policías de la zona, que pretenden resolver el caso, están caracterizados por Allison Tolman y Colin Hanks. Y por último, en un papel con potencia interpretativa, el dueño de una red de supermercados con un pasado cierta mente misterioso, caerá bajo la interpretación de Oliver Platt. Todos ellos completan un plantel certero de unos personajes bien dibujados, sobre todo en el caso de Freeman y Thorton, que son los que llevan el peso de la serie. 
El otro gran protagonista, es la zona donde se desarrolla la serie. Minesotta y sus poblaciones desperdigadas y nevadas a lo largo del Estado, en las que generalmente no sucede nada, donde los vecinos se conocen y se consideran. Los paisajes blancos, el frío en las respiraciones de los personajes y los horizontes blancos forman el escenario perfecto, continuando la experiencia de la película de los Coen. La serie campa entre la ironía de sus personajes y un guión por momentos, algo surrealista. La normalidad y lo cotidiano choca con los acontecimientos, haciendo que los diversos personajes respondan de manera diferente, aportando a un espléndido guión, la guinda necesaria para completar una historia llena de casualidades, desencuentros y algo de paranoia cómica y dramática. 
En conjunto, una serie bien hilvanada, a la que en mi opinión, quizás le falte algo de ritmo, pero que en su conjunto logra completar un producto curioso, maduro y reflejo de lo que los Coen consiguieron con su película de 1996. Un thiller bien compuesto, centrado en una comunidad pequeña y lejana, que  presenta al espectador, el golpe de efecto y el contraste de los sucesos acaecidos entre la tranquilidad de esta comunidad y la frialdad en los asesinatos cometidos.

4 comentarios:

  1. Varias veces la he visto y me sigue encantando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que te referirás a la película. Extraordinaria. La serie, en mi opinión no es tan buena.

      Eliminar
    2. Perdona, se me olvidó la aclaración.
      Sí es la peli, de la serie no he visto nada, no me llama la atención y eso que por lo que comentas no está mal, pero no me seduce.

      Eliminar
    3. No está mal, pero como he dicho antes me quedo con la peli, sin dudarlo.

      Eliminar