Etiquetas

domingo, 23 de noviembre de 2014

Jack Ryan. Operación Sombra"

En un afán por recuperar el personaje de Jack Ryan, tras los malos resultados de "Pánico Nuclear" interpretada por Ben Afleck en 2002 y recordando los buenos tiempos en los que, primero Alec Baldwin y sobre todo, después Harrison Ford, encarnaran al analista de la CIA creado pro Tom Clancy, este año se ha presentado una nueva producción cinematográfica. Con la idea de reinterpretar al agente, la película nos retrotrae a los orígenes y de Ryan
Tras ver en televisión los atentados del 11 de septiembre, Ryan decide enrolarse en los Marines y formará parte de la invasión de Afganistan, donde es gravemente herido. En su rehabilitación, además de comenzar una relación amorosa con su doctora, la CIA lo fichará como agente especialista en los mercados financieros mundiales. En sus investigaciones localizará ciertos movimientos bursátiles y de divisas que le indicarán, que desde Rusia, se esta preparando un ataque financiero y algo más, contra la sociedad norteamericana. Sus jefes decidirán enviarlo a Moscú para investigar el asunto.
Los productores han intentado renovar al protagonista, haciendo que lo encarne en pantalla, el héroe de las últimas entregas de "Star Trek". El actor Chris Pine, rejuvenece al personaje, pero no logra, en mi opinión dotarlo del carácter y chispa que se merece. Por otro lado, el esfuerzo por dotar a la película de cierto nivel interpretativo, se puede observar en la elección de sus compañeros de reparto. Kevin Costner y Keira Knightltey, consiguen con sus interpretaciones correctas, elevar de alguna manera la calidad de la cinta. Kenneth Branagh, como actor, aparece demasiado hierático y plano, a pesar de que, en su papel de director de la película, el mismo haya querido dar cierta entidad noble y profunda a un personaje, tan malogrado como repetido hasta la saciedad en la pléyade de malos del cine actual.
La película funciona como el típico producto de acción y suspense de sábado por la tarde, pero si tenía aspiraciones por lograr resucitar al Jack Ryan entre los cine adictos, no lo ha conseguido, realizando una película más, de las que tanto estamos acostumbrados a ver en la actualidad. Buenos, buenísimos agentes, contra malos malísimos terroristas que hacen que el mundo occidental esté la borde de su destrucción. Demasiado manido.


2 comentarios: